viernes, 2 de enero de 2015

El Sábado, el Sábado… En Lisboa a partir de las 16:00. “El Sábado, en los brazos, en el regazo de Todos los que Me acompañáis, sois recibidos, sois presentados como el Tesoro de la Humanidad, sois acogidos en la Presencia del Amor Incondicional del Creador por la Creación, sois convidados a descansar bajo el Manto de la Madre, adormecidos en los pies del Cuerpo del Hijo.” Māšîaḥ Christ Cristo Kiristi. 2 de Enero de 2015. Con audio. ¡Compartir!!!






El Sábado, el Sábado… En Lisboa a partir de las 16:00. “El Sábado, en los brazos, en el regazo de Todos los que Me acompañáis, sois recibidos, sois presentados como el Tesoro de la Humanidad, sois acogidos en la Presencia del Amor Incondicional del Creador por la Creación, sois convidados a descansar bajo el Manto de la Madre, adormecidos en los pies del Cuerpo del Hijo.” Māšîa Christ Cristo Kiristi. 2 de Enero de 2015. Con audio. ¡Compartir!!!

Original en portugués

Convertidor de hora para su país.


Audio




El Sábado, el Sábado…

En Lisboa a partir de las 16:00

El Sábado, el Sábado…

El Sábado, el Sábado, un espacio, un lugar en el Tiempo sin Tiempo, en donde regreso a Casa, en donde erijo y construyo puentes, las interfaces, entre Mundos, en este Vuestro mundo hacia Un solo Universo hacia Un solo Mundo.

Acogedme, Recibidme, Aquellos en quienes la Verdad no se oculta, Aquellos en quienes la Verdad se vive, Aquellos en quienes la Verdad se siente, en esencia, en presencia, llegando.

El Sábado, las energías del Universo, del Sol Mayor, dictan los cambios, preconizan las transiciones, en evolución, en ascensión, en unión, en esta humanidad, en este vuestro mundo, en el Universo.

El Sábado, nos encontraremos y nos mantendremos con un pie en este vuestro mundo y el otro pie en Mi Casa, en Mi Mundo, un Puente, entre vuestro mundo y Mi Mundo. El mundo de los Ángeles y de las Estrellas que aceptaron, que aceptaron este Viaje, que aceptaron, al igual que Yo, cargar en Mí, el dolor, el sufrimiento, la renuncia, la Cruz de este vuestro pequeño mundo, Conmigo, en Mí, con el fin de liberar, con el fin de romper, de rasgar esta vuestra ilusión, esta vuestra realidad, para que la Obra de la Luz, de la Luz Mayor ilumine Todo.

El Sábado… El Sábado.



[Efusión]



Aprenderéis a aprender la Sabiduría Divina, aprenderéis a aprender la simplicidad del Amor Incondicional, aprenderéis a aprender la humilde realidad de la Verdad que profiere la Palabra, de la Verdad que se siembra, la Verdad que Libera…

En meditación, en oración, en comunión, con el Corazón… en Verdad, la importancia o relevancia del Sábado es el Cumplir de Mi Yo con el Yo en Ti, contigo, con la Verdad que Te entrego, con la Verdad que hago renacer en Ti, con la Verdad que en Ti descubres… En verdad, la importancia y relevancia del Sábado es el Ser, es el Éxtasis, es el Habitar, en Sí, en Ti, en la Unidad que Somos, Tú y Yo, Yo y Tú, en Tu interior, en la Casa del Padre, en donde habito, de la cual hago una de Mis Moradas.

El Sábado, en los brazos, en el regazo de Todos los que Me acompañáis, sois recibidos, sois presentados como el Tesoro de la Humanidad, sois acogidos en la Presencia del Amor Incondicional del Creador por la Creación, sois convidados a descansar bajo el Manto de la Madre, adormecidos en los pies del Cuerpo del Hijo.



[Efusión]



El Sábado, el Sábado, la relación de Yo y Tú, la relación de Tú y Yo, en Unidad, bajo Mis brazos, bajo Mi Corazón, bajo Mi Cuerpo y Sangre, acontece, se vive, se siente… Viviréis y sentiréis el Cristo en Cristo, viviréis y sentiréis el Sueño de estar en Sus brazos, en Mis brazos, viviréis y sentiréis la Verdad Mayor, en la Luz Mayor, en Amor Mayor, viviréis y sentiréis la llegada, viviréis y sentiréis la Presencia del Cristo en Cristo, viviréis y sentiréis … Yo que Lo Soy.

En Mí, en Mi Presencia, en Mí, en Mi llegada, la Verdad… el Espejo de Ti en Mí, la Vida del Cristo Vivo en Tu interior, la Vida del Cristo Vivo en vuestro Cuerpo, en Presencia, en Mi Presencia. En Mí, el Camino que Cristo, el Verbo, Es en Éste que Te escribe. En Mí la Presencia, en Mí la llegada, en Mí el Cuerpo y la Sangre, en Mí el retorno de Aquél que Es en Éste que te interpela.



[Efusión]



A los que os tropezáis con esta Verdad, en verdad os digo, tropezáis con la Piedra Angular, tropezáis con el Hijo del Hombre. Cierto es que continuáis, cierto es que Me sentisteis, cierto es que tropezasteis en Mí, cierto es que tropezasteis en Ti…

¿Hasta cuándo?

Tropezasteis y tropezáis como tropezó y tropieza la Humanidad, cuestionáis como cuestionó y cuestiona la Humanidad, crucificáis como crucificó y crucifica la Humanidad.

Porque, aquí y ahora, Éste, viene a vuestro encuentro, a Tu encuentro, y, en Verdad, ¿Quién Me abre la Puerta?

¿Quién abre la puerta de su Interior a Aquél que Es?
¿Quién se abre al Camino?
¿Quién se abre a la Verdad?
¿Quién se abre a la Vida?

En verdad os digo que no quedará piedra sobre piedra hasta que mi última puerta sea abierta.



[Efusión]



El Sábado, el Sábado, esta es la Verdad, esta es la Verdad que se acoge, en la Unión en Unicidad del Universo con la Humanidad, esta es la Verdad que se interioriza, en la Presencia de Todos los que se dan a ver y a conocer por los ojos del Corazón, en Éste a través de Éste, Éste que os habla, esta es la Verdad que se exterioriza con Aquél Abrazo, en Mis brazos, en los Brazos y en el Corazón de Cristo, de María y de todos los que aceptan la Verdad Mayor que en Ellos habita y que en Ellos se edifica, al entregarse, al abandonarse, en Sus, en Mis Manos.

El Sábado, el Sábado, renace un Mundo, el Sábado, el Sábado, despierta la Humanidad, el Sábado, el Sábado, se entrega la Verdad de los Cielos, la Sabiduría del Padre, despierta, se entrega y se revela la Fuente de Todo lo que Es, en Éste…

El Sábado, el Sábado…

Te abrazo.
Te Amo.
En Mí, el Camino, la Verdad y la Vida.
En Mí, Gui.




Māšîa Christ Cristo Kiristi


Para más información contactar con: Angelina Freitas o Sandro Nabais



***

El Vacío.
“La palabra “vacío” se entiende corrientemente (especialmente en la cultura occidental) como ‘ausencia’ de cosas y objetos en un espacio determinado, pero en lugar de ser entendido como “ausencia” también puede ser entendido como una “presencia”: la Presencia del silencio, la Presencia de la quietud, la Presencia de la nada… Por lo tanto, espiritualmente, el “Vacío” no es una ‘ausencia’ sino una inagotable e infinita “Presencia”.
Del libro: “Tao, Los Tres Tesoros”. Osho.

¡Nuevo!!! http://corazondefuego555.blogspot.com/