miércoles, 27 de mayo de 2015

La rectitud del carácter y la personalidad del alma ciertamente fertilizan el suelo de la receptividad. La rectitud es vivir dentro de las perpetuas y Eternas Virtudes, valores, las verdades del Patrón Perfecto de la Trinidad del Paraíso. Micael de Nebadon. ¡Compartir!!!



Micael de Nebadon




La rectitud del carácter y la personalidad del alma ciertamente fertilizan el suelo de la receptividad. La rectitud es vivir dentro de las perpetuas y Eternas Virtudes, valores, las verdades del Patrón Perfecto de la Trinidad del Paraíso. Y estas virtudes, valores, veracidades o verdades… revelan el correcto uso de vuestra voluntad y mente, vuestra atención y consciencia… vuestra adoración y reconocimiento… vuestra apreciación y aceptación… vuestro alineamiento y lealtad con el otorgamiento de la vida del Padre Dios. Yo lo llamo a Él Padre porque Él… Ella…. Es la Causa sin Causa que ha traído a la existencia a todo y a todos… en todas partes. Todos son expresiones vivas de Su Pensamiento Inmaculado. Todo es Pensamiento… Pensamiento Divino hecho manifiesto a través de la plena Palabra de expresión de la Segunda Fuente y el Acto Infinito de la Tercera Fuente. Estas tres Personas Infinitas han traído todo… como una deidad revelada y siendo revelada.

Estas son Mis Bienaventuranzas de la Vida. Estas Virtudes, valores y verdades conducen al discípulo hacia la victoria. Y cuando se combinan con la comprensión del Otorgamiento de la Trinidad del Paraíso y el Otorgamiento del Espíritu de la Consciencia… entraréis al Reino del Cielo… asegurando y estableciendo vuestro cuerpo inmortal y vida pura.


Micael de Nebadon



Libro de Urantia para leer en línea:

Cuadernillo Venid como Aspirantes

Traducciones al español en:





“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo”
Lucía Montaño Ferrer