sábado, 30 de mayo de 2015

Vuestra comprensión de la Idea de Dios, el Padre/Madre/Hijo y el Espíritu es el primer paso hacia nuestra asociación para vivir nuestro compañerismo. Esto comienza a traer una emancipación intelectual en la consciencia de la mente del buscador. Esta es la etapa del buscador. Micael de Nebadon. ¡Compartir!!!



Micael de Nebadon





Vuestra comprensión de la Idea de Dios, el Padre/Madre/Hijo y el Espíritu es el primer paso hacia nuestra asociación para vivir nuestro compañerismo. Esto comienza a traer una emancipación intelectual en la consciencia de la mente del buscador. Esta es la etapa del buscador.

A continuación, esta idea fomenta vuestro retorno hacia un ideal puro y deseo verdadero de encontrar a Dios, vuestra Fuente de Vida… convirtiéndoos justo como Él/Ella Es. La elevación hacia las actitudes eternas a través de las bienaventuranzas trae un cambio en la cooperación, en la receptividad y colaboración con el Espíritu Invisible de Otorgamiento. Estas bienaventuranzas son la rectitud de las Virtudes de Dios, valores y verdades que conducen hacia la victoria del Reino de Su Soberanía. La consciencia del alma es nacida más plenamente dentro de la personalidad y consciencia del individuo. Esta es la etapa y la fase del aspirante.

Finalmente, nuestro ideal… cuando cae en cuenta… atrae al aspirante más allá de simplemente una mayor realización de nuestro ideal. Esta etapa final es el florecimiento de un verdadero discipulado soberano con el Otorgamiento de la Trinidad del Paraíso. El discípulo camina con un mayor actualizado amor , sabiduría, y poder… al unísono con el Espíritu del Padre. El discípulo… en su caminar consciente… está experimentando los grandes beneficios y bendiciones de cumplir con la ley de su vida, y viviendo más completamente la voluntad, identidad, y naturaleza del Padre Universal.


Micael de Nebadon



Libro de Urantia para leer en línea:

Cuadernillo Venid como Aspirantes

Traducciones al español en:



“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo”
Lucía Montaño Ferrer