lunes, 8 de junio de 2015

Mi Ideal madura vuestra confianza y fe y las actitudes de cooperación hacia la religión más pura del Reino. Nuestro Ideal se construye sobre una relación personal espiritual con el Padre Universal. Trae adelante dentro de cada corazón humano la Supremacía de las virtudes, valores y verdades, validadas por la Autoridad Suprema de una genuina experiencia religiosa personal; una comunión espiritual recíproca… una receptividad que se desarrolla desde la pura y simple confianza y fe en el Poder y Presencia del Padre. Micael de Nebadon. ¡Compartir!!!


Micael de Nebadon



Mi Ideal madura vuestra confianza y fe y las actitudes de cooperación hacia la religión más pura del Reino. Nuestro Ideal se construye sobre una relación personal espiritual con el Padre Universal. Trae adelante dentro de cada corazón humano la Supremacía de las virtudes, valores y verdades, validadas por la Autoridad Suprema de una genuina experiencia religiosa personal; una comunión espiritual recíproca… una receptividad que se desarrolla desde la pura y simple confianza y fe en el Poder y Presencia del Padre.

Nuestro Ideal no es solamente el portador de vuestra emancipación intelectual de las eras de errores conceptuales equivocados de la incomprensión de Dios. Ni tampoco Nuestro Ideal está basado sobre ciertas meditaciones metafísicas y místicas, ni en fenómenos de vislumbres momentáneos. Es la consecuencia de las Estaciones de la Cruz Iluminada desde el interior de cada alma, corazón y mente humana de un recuerdo y un reconocimiento, una realización y revelación, la restitución y regeneración en Nuestros Valores Espirituales, Virtudes Eternas, y Verdades Perdurables Eternas.

No podéis intentar solucionar, formular, definir, y dogmatizar la fe y la confianza. Debe ser personal, viviente, original, espontánea, y puramente espiritual. Tampoco es la reverencia por la tradición ni una creencia intelectual que podáis sostener como un credo sagrado, sin embargo, Nuestro Ideal es una experiencia sublime y personal… una profunda convicción que os sostendrá en un estado perpetuo de seguridad y certeza interior, paz en el hacer Su Voluntad y la vivencia de Su Camino.

Vuestra fe será tan real y tan totalmente abarcadora que limpiará absolutamente cualquier duda espiritual y destruirá efectivamente cada deseo conflictivo y todas las obstrucciones en una percepción intuitiva y perspicaz de vigilancia y guía del Padre, Su Consciencia y Cuidado. Nada será capaz de apartaros del anclaje espiritual de esta fe y confianza pura. Incluso cuando seáis confrontados en una aparente derrota o en medio de una decepción y una descorazonadora desesperación, os pondréis de pie calmadamente en la Divina Presencia elevada por vuestra voluntad de cumplir la voluntad y vivir Su Plan. Vuestra mente será intoxicada de Su Amor y Confianza. Vuestra fortaleza y sentimiento absoluto de invencibilidad y de plenitud espiritual.

Nuestro Ideal os da el conocimiento de vuestra autoridad y poderes divinos dándoos una lealtad inquebrantable a la Voluntad del Padre. Esta magnífica fe será imperturbable incluso por las apariencias de cualquiera de las oposiciones.

Debéis cultivar esta pureza de mente y carácter que os conduce a una expresión espontánea del alma de vuestra experiencia religiosa personal con Dios. La relación con el Padre Universal es el impulso floreciente y confianza creativa que despierta todo los impulsos genuinos y únicos en la personalidad y en la expresión del alma.

Os ofrezco fortaleza y esperanza a través de la aplicación de nuestro Ideal Viviente, maximizando vuestros potenciales de toda la vida.


Micael de Nebadon



Libro de Urantia para leer en línea:

Cuadernillo Venid como Aspirantes

Traducciones al español en:





“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo”
Lucía Montaño Ferrer