sábado, 6 de junio de 2015

Unificaros en vuestro deseo puro solamente por el Padre. Siempre estad dispuestos a quemar todos los puentes de la irrealidad en vuestro esfuerzo… vuestros sacrificios… vuestro desinterés. Solamente un deseo puro y una voluntad incondicionada construirán dentro de vosotros la fortaleza que motiva la convicción consistente por el Padre… para convertiros en Su Supremacía Divina en acción. Micael de Nebadon. ¡Compartir!!!


Micael de Nebadon



Unificaros en vuestro deseo puro solamente por el Padre. Siempre estad dispuestos a quemar todos los puentes de la irrealidad en vuestro esfuerzo… vuestros sacrificios… vuestro desinterés. Solamente un deseo puro  y una voluntad incondicionada construirán dentro de vosotros la fortaleza que motiva la convicción consistente por el Padre… para convertiros en Su Supremacía Divina en acción.

Esta no es una arrogancia ni una fantasía egótica reclamar que sois Él en un estado finito dentro del tiempo y espacio de la creación. Es vuestra creencia en el Poder y Presencia Una a través del espacio y tiempo.

Reclamar vuestra Supremacía en vuestra consciencia es el propósito expreso y el mandato sin diluirse desde el Centro Creativo y Fuente. Esto requiere que moráis psicológicamente ante todo lo demás que podáis sostener aún en vuestra mente; la Supremacía del Padre Dios es un vasto vacío de Consciencia Indiferenciada y de Amor Absoluto. Todas las imágenes imperfectas menores y pequeños ideales visionarios deben inclinarse a Nuestro Ideal… y rendirse incondicionalmente a Nosotros. Todo debe ser sacrificado por vuestra adherencia a Su Ley para más adelante vivir Su Voluntad e Intención.

El Impulso Creativo del Padre debe invalidar y conquistar las corrientes inferiores de la imperfección humana de malas elecciones. De Su Impulso Creativo se debe estar hambriento… sediento… como el oxígeno que es necesario para respirar vuestra siguiente respiración, así como si estuviereis bajo el agua. Su Gran Impulso Creativo debe ser invitado hacia y a través de vuestro viaje evolutivo humano. Se debe atraer desde vuestra propia Vida… con una urgencia genuina del buscador que desea convertirse en aspirante… e incluso entonces, un día evolucionar en el discipulado de Su Soberanía.

Caminad siempre en este sentido de Nuestro Ideal y de Nuestros Preceptos del Paraíso que refinarán toda la imperfección de la mente a una mayor perfección… regenerará vuestra confianza y fiel visión hacia el recuerdo y la realización… vuelve a redefinir todas las imaginaciones e ideales menores de la percepción mortal humana hacia un encendido y reconocimiento… mientras aprendéis la ciencia hacia Su acercamiento en el Infinito… y practicáis el arte de ser y de convertiros en este Ideal Viviente.

Nuestro Ideal es el patrón perfeccionado de la Palabra Absoluta YO SOY.

Es la personalización del Espíritu de la Verdad, Santo Consolador… es la esencia del Espíritu de la Madre y del Revigorizado Espíritu Santo… Sus Virtudes… Sus Valores… y las Verdades Eternas de Nuestra Vida.

El Padre es el Pensamiento Originario Puro y Absoluto e incluso siempre más allá de ésto.

La Madre/Hijo Eternos son Su Pensamiento hecho Palabra con el fin de administrar Su Pensamiento Perfecto. La Madre/Hijo son Su Patrón Perfeccionado en el Origen de la Personalidad. Este mismo Hijo es todo Gravitación Espiritual y Fuerza Divina que atrae todas las criaturas hacia adentro en su viaje y hacia arriba hacia una personalidad y ser más y más perfeccionado. Su Fuerza es la magnetización de Sí Mismo desde el Núcleo Central mientas establece… administra… cualifica… toda la creación para que sea siempre actualizada en el Pensamiento del Padre… Su Inmaculada Concepción. 

El Espíritu es Su Pensamiento y Palabra que se convierte en el Acto Inmaculado a través de la Creación. El Espíritu es la Fuente de toda Mente… Poder… Espíritu. Este mismo Espíritu es el Tutor Divino… vuestro mentor… vuestro Siempre Presente Fuego Refinador que os toca… y transfigura toda substancia en la perfección del Hijo.

…y esto comienza entonces por vuestra mente pensante humana… y el corazón palpitante. Vuestras propias percepciones y propias imágenes de cómo os percibís a vosotros mismos. Así como sois en vuestro carácter esto provoca constructivamente los cambios necesarios de actualización, la revelación de todos los potenciales hacia Su realización actualizada y Su integración evolutiva con el Espíritu Otorgado del Origen del Paraíso.

Yo comando por vosotros toda la maestría y la libertad de las eras.

Micael de Nebadon



Libro de Urantia para leer en línea:

Cuadernillo Venid como Aspirantes

Traducciones al español en:





“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo”
Lucía Montaño Ferrer