domingo, 23 de agosto de 2015

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon. Capítulo 5 CURACIÓN Y PLENITUD. III. El Guía a la salvación (Parte 1) ¡Compartir!!!


Todo lo que está ocurriendo en la civilización, amados… estas cosas son meramente el reflejo de la consciencia colectiva. Sin embargo, como individuos, tú puedes impactar este sistema equivocado del mundo a través de tu transfiguración del error…

Micael de Nebadon.

Asociación Soberana con Micael de Nebadon en Google+ ¡Entra aquí y Únete!!!
The Yoga of Impregnation

Donaciones:

Traducciones al español: 


Capítulo 5
CURACIÓN Y PLENITUD.
III. El Guía a la salvación (Parte 1)

1. La manera de reconocer a tu hermano es reconociendo al Espíritu Santo en él. 2He dicho ya que el Espíritu Santo es el puente para la transferencia de la percepción al conocimiento, de modo que podemos usar los términos como si en verdad estuviesen relacionados, pues en Su Mente lo están. 3Esta relación no puede por menos que estar en Su Mente porque, de no ser así, la separación entre las dos formas de pensar no se podría subsanar. 4El Espíritu Santo forma parte de la Santísima Trinidad porque Su Mente es parcialmente tuya y también parcialmente de Dios. 5Esto necesita aclararse, no con palabras sino mediante la experiencia.

2. El Espíritu Santo es la idea de la curación. 2AI ser un pensamiento, la idea se expande a medida que se comparte. 3Al ser la Llamada a Dios, es asimismo la idea de Dios.4Puesto que tú formas parte de Dios, es también la idea de lo que tú eres, así como de lo que son todas Sus creaciones. 5La idea del Espíritu Santo comparte la propiedad de otras ideas porque obedece las leyes del Universo del que forma parte. 6Se refuerza al compartirse. 7Se expande en ti a medida que se la ofreces a tu hermano. 8Tu hermano no tiene que ser consciente del Espíritu Santo en él o en ti para que se produzca este milagro. 9Puede que él se haya desentendido de la Llamada a Dios, tal como tú lo hiciste. 10Este desentendimiento se subsana en ambos a medida que tomas conciencia de la Llamada a Dios en él, reconociendo de esta forma su existencia.

3. Existen dos formas diametralmente opuestas de ver a tu hermano. 2Ambas tienen que encontrarse en tu mente porque tú eres el perceptor. 3Tienen que encontrarse también en la suya, puesto que lo estás percibiendo a él. 4Mira a tu hermano a través del Espíritu Santo en su mente, y reconocerás al Espíritu Santo en la tuya. 5Lo que reconoces en tu hermano lo reconoces en ti, y lo que compartes, lo refuerzas.

4. La Voz del Espíritu Santo en ti es débil. 2Por eso es por lo que debes compartirla. 3Tiene que hacerse más fuerte antes de que puedas oírla. 4Es imposible que la oigas dentro de ti mientras siga siendo tan débil en tu mente. 5No es que de por sí sea débil, sino que está limitada por tu renuencia a oírla. 6Si cometes el error de buscar al Espíritu Santo únicamente en ti, tus pensamientos te asustarán, ya que al adoptar el punto de vista del ego, estarás emprendiendo un viaje que le es ajeno al ego utilizándolo a él de guía. 7Esto no puede sino producir miedo.





Asociación Soberana con Micael de Nebadon en Google+ ¡Entra aquí y Únete!!!

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon - Grupo en Facebook

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon - Grupo en Google+

A Course in Miracles with Micael de Nebadon - Facebook

A Course in Miracles with Micael de Nebadon – Google +

Foundation for Inner Peace





“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo”
Lucía Montaño Ferrer