sábado, 29 de agosto de 2015

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon. Capítulo 5 CURACIÓN Y PLENITUD. V. El uso que el ego hace de la culpabilidad. ¡Compartir!!!



Para estar alineado y con la aventura cooperativa con el Espíritu de la Madre Universal, debes trabajar en la clasificación de lo falso y de lo verdadero. Este es tu poder y autoridad para indagar e identificarte con la Verdad. Solamente la Verdad y el Amor permitirán que florezcas en la túnica de la inmortalidad… la expiación del Espíritu fusionándose con el alma-personalidad y el cuerpo

La expiación es tu Segundo Nacimiento en la Ciudadanía Universal. Para entrar en el Reino del Universo, debes… se requiere que, pases a través de tu expiación; porque no permitiremos que entres en nuestros dominios hasta que te hayas sometido a la Llama de la Vida dentro de ti… completamente, devotamente, y decididamente.

Micael de Nebadon.


La Familia Universal de Micael de Neadon en Google+
¡Entra aquí y Únete!!!
The Yoga of Impregnation

Donaciones:

Traducciones al español: 


Capítulo 5
CURACIÓN Y PLENITUD.
V. El uso que el ego hace de la culpabilidad

1. Tal vez algunos de nuestros conceptos se vuelvan más claros y significativos para ti si aclaramos el uso que el ego hace de la culpabilidad. 2El ego tiene un propósito, al igual que el Espíritu Santo. 3El propósito del ego es infundir miedo porque sólo los que tienen miedo pueden ser egoístas. 4La lógica del ego es tan impecable como la del Espíritu Santo, ya que tu mente tiene a su disposición los medios para ponerse de parte del Cielo o de la tierra, según elija. 5Pero una vez más, recuerda que ambos se encuentran en ti.

2. En el Cielo no hay culpabilidad porque el Reino se alcanza por medio de la Expiación, la cual te libera para que puedas crear. 2La palabra "crear" es apropiada en este contexto porque una vez que el Espíritu Santo deshace lo que tú has hecho, se restaura el residuo bendito y, por consiguiente, éste continúa creando. 3Lo que es verdaderamente bendito es incapaz de producir culpabilidad y sólo puede producir dicha. 4Esto hace que sea invulnerable al ego porque su paz es inexpugnable. 5Lo verdaderamente bendito no es susceptible de ser alterado debido a la plenitud de la que goza. 6La culpabilidad siempre altera. 7Todo lo que genera miedo produce disensión porque obedece las leyes de la división. 8Si el ego es el símbolo de la separación, es también el símbolo de la culpabilidad. 9La culpabilidad es más que simplemente algo ajeno a Dios. 10Es el símbolo del ataque contra Dios. 11Este concepto no tiene ningún sentido, excepto para el ego, pero no subestimes el poder que el ego le aporta al creer en él. 12Esta es la creencia de donde procede toda culpabilidad.

3. El ego es la parte de la mente que cree en la división. 2¿Cómo iba a poder una parte de Dios separarse de Él sin creer que lo está atacando? 3Hablamos anteriormente del problema de la autoridad y dijimos que se basa en el concepto de que es posible usurpar el poder de Dios. 4El ego cree que eso es lo que tú hiciste porque cree que tú eres él. Si te identificas con el ego, no podrás sino percibirte a ti mismo como culpable. 6Siempre que le hagas caso al ego experimentarás culpabilidad y temerás ser castigado. 7El ego es literalmente un pensamiento atemorizante. 8Por muy ridícula que sea para una mente sana la idea de atacar a Dios, nunca olvides que el ego es demente. 9Representa un sistema de conceptos ilusorios y habla en su nombre. 10Hacerle caso a la voz del ego significa que crees que es posible atacar a Dios, y que has arrancado una parte de Él y te has apoderado de ella. 11De ahí procede el miedo a las represalias externas, ya que el sentimiento de culpabilidad es tan intenso que tiene que ser proyectado.

4. Todo lo que aceptas en tu mente se vuelve real para ti. 2Es tu aceptación lo que le confiere realidad. 3El permitirle la entrada al ego en tu mente y entronarlo allí, es lo que lo convierte en tu realidad. 4Eso se debe a que la mente es capaz de crear realidad o de fabricar ilusiones. 5Dije anteriormente que tienes que aprender a pensar con Dios. 6Pensar con Él es pensar como Él, 7lo cual produce dicha -y no culpabilidad porque es algo natural. 8La culpabilidad es un signo inequívoco de que tu pensamiento no es natural. 9El pensamiento que no es natural va siempre acompañado de culpabilidad porque es la creencia en el pecado. 10El ego no percibe el pecado como una falta de amor, sino como un decidido acto de agresión. 11Esto es necesario para su supervivencia porque, tan pronto como consideres que el pecado es una insuficiencia, tratarás automáticamente de remediar la situación. 12Y lo lograrás. 13Para el ego eso es la perdición, pero tú tienes que aprender a verlo como tu emancipación.



La Familia Universal de Micael de Neadon en Google+
¡Entra aquí y Únete!!!

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon - Grupo en Facebook

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon - Grupo en Google+

A Course in Miracles with Micael de Nebadon - Facebook

A Course in Miracles with Micael de Nebadon – Google +

Foundation for Inner Peace


“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo”
Lucía Montaño Ferrer