sábado, 17 de octubre de 2015

Reconciliación en la Armonía Perfecta. El Amor reconciliador del Padre es Pura Omnipotencia… la Fuerza Singular de la Existencia que vincula y sostiene a toda la creación conjuntamente. Su Amor es el único poder redentor que cambia la oscuridad y el conflicto en Luz y Armonía. Su Reino eclipsa a todos los seres, creaturas y cosas. Todos los planetas sistemas y galaxias y universos moran dentro de la Palma de Su Mano. Él/Ella está fuera de toda creación conocida, y también Es el Cuerpo de aquella creación, siendo que ÉL da un paso hacia afuera de Sí Mismo desde el Núcleo Central. Micael de Nebadon. ¡Compartir!!!




Reconciliación en la Armonía Perfecta.

El Amor reconciliador del Padre es Pura Omnipotencia… la Fuerza Singular de la Existencia que vincula y sostiene a toda la creación conjuntamente. Su Amor es el único poder redentor que cambia la oscuridad y el conflicto en Luz y Armonía. Su Reino eclipsa a todos los seres, creaturas y cosas. Todos los planetas sistemas y galaxias y universos moran dentro de la Palma de Su Mano. Él/Ella está fuera de toda creación conocida, y también Es el Cuerpo de aquella creación, siendo que ÉL da un paso hacia afuera de Sí Mismo desde el Núcleo Central.

… y muchas, muchas órdenes de seres participan todos en la organización de este Cuerpo Uno, enviando hacia afuera el resplandor de este Amor y Misericordia a todos aquellos que recibirán… quienes preparan un lugar dentro de sí en su consciencia para crear receptividad… porque el recibir no está siempre disponible a menos que tu hayas reconciliado todos los errores destructivos y obstrucciones personales… con Su Amor… a través del Espíritu Infinito y del Espíritu Creativo del Universo… y las Huestes del Cielo del Planeta…

…mientras logras esta reconciliación de tu propia creación de la separación con el simple Poder de Su Ley… trayendo orden fuera del caos, Armonía fuera de la desarmonía, Comprensión fuera de la confusión. Estas malas elecciones de vidas pasadas serán evaporadas en Su Poder Redentor del Amor.

Diariamente… el Reino del Cielo será absorbido en tu consciencia personal a través de la orientación de tus pensamientos y sentimientos, tus acciones, devociones y atención. Todo estará bien mientas acoges Su Ley y Orden… mientras que aplicas correctamente Su Gran Ley, porque es una Ley que organiza en todos y cada uno la protección de Dios. La Ley está construida sobre Su Amor… esta Omnipotencia del Espíritu del Padre/Hijo… en la medida que las Tres Personas del Infinito alcanzan a la creación desde el Núcleo de Su Perfección.

Todo dentro de los universos se está alineando y está siendo reorganizado en Su Perfecto Pensamiento Ideal; porque este es el Patrón del Núcleo del Paraíso al que toda vida está destinada a alcanzar. Y tú, aquí en este Planeta de mundo físico, estás trabajando hacia tu redención personal y reorganizándote en la Concepción Perfecta… Este Perfecto Pensamiento Ideal… que es lo que nosotros denominamos la Inmaculada Concepción. Para renacer de nuevo a través de la iniciación de la Ciudadanía Universal… hacia la Inmaculada Concepción. Este es el camino natural y puro de las eras que surgirá para aquellos que siguen Mi camino simple… astutamente y con obediencia de corazón y mente.

He regresado a revelar el camino de la Verdad para ti, y para iluminar tu avance terrestre… tu carrera progresiva… hacia completar la graduación para aquellos que recibirán y que están más que dispuestos a tomar su cruz personal de malas elecciones fuera de la naturaleza inferior de la humanidad, para cargar esta cruz como los buenos pastores sobre el Camino Real de la Paternidad de Dios y la Hermandad de todos los seres en todas partes.

Toma Mi Mano, amado de Mi Corazón, y caminarás dentro de la Presencia del Consolador y de Mi Influencia Espiritual.

Micael Sananda Esu
Aka Micael de Nebadon.




La Familia Universal de Micael de Neadon en Google+
¡Entra aquí y Únete!!!
The Yoga of Impregnation

Donaciones:

Traducciones al español: 


***
“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo en mí”
Lucía Montaño Ferrer