domingo, 11 de octubre de 2015

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon. Capítulo 7. LOS REGALOS DEL REINO. La curación como reconocimiento de la verdad (Parte 2). ¡Compartir!!!



Cree tú… hijo e hija desplegándose en nuestro universo… cree en Mi llegada entre ustedes. Aquél o aquella que creen con gran coraje y convicción de fe… la plenitud de corazón y una mente deseosa de llegar hasta el final Conmigo… Me mostraré a Mí Mismo a ellos. Revelaré en mayor y formas más sutiles Mi regreso en la carne. Cree e invita Mi Espíritu de Verdad, Santo Consolador; porque se Me ha dado todo el poder del Cielo y de la Tierra para guiarte… despejar tu camino hacia una mejor abundante vida en riqueza de consciencia y circunstancias… y para hacer tu camino hacia la maestría de tu existencia… mientras deseas avanzar en la progresión evolutiva hacia su culminación.

Regreso a reunir a aquellos que se han estado preparando para ir hasta el final con la Madre… la Administración Celestial Planetaria… y Yo.

Permanece pendiente de los asuntos de la agenda del Padre. Busca comprender su Ley y su aplicación en tu vida. Toca sobre la comprensión de una voluntad más elevada. Abre tu mente y suelta todas las obstrucciones hacia tu carrera avanzando sobre la Tierra.

Nuestra Asociación Eterna y compañerismo Soberano espera tu entrada.

Michael del Nebadon.



Capítulo 7
LOS REGALOS DEL REINO
La curación como reconocimiento de la verdad (Parte 2)

 Todas las capacidades deben entregársele, por lo tanto, al Espíritu Santo, Quien sabe cómo usarlas debidamente. Las usa exclusivamente para curar porque únicamente te conoce en tu plenitud. Al curar aprendes lo que es la plenitud, y al aprender lo que es la plenitud, aprendes a recordar a Dios. Te has olvidado de Él, pero el Espíritu Santo entiende que tu olvido tiene que ser transformado en una forma de recordar.

El objetivo del ego es tan unificado como el del Espíritu Santo, y por ello sus respectivos objetivos jamás podrán reconciliarse en modo alguno ni desde ningún punto de vista. El ego siempre trata de dividir y separar. El Espíritu Santo, de unificar y curar. A medida que curas, eres curado, ya que el Espíritu Santo no ve grados de dificultad en la curación. Curar es la manera de desvanecer la creencia de que existen diferencias, al ser la única manera de percibir a la Filiación como una sola entidad. Esta percepción, por lo tanto, está en armonía con las Leyes de Dios, aun cuando tiene lugar en un estado mental que no está en armonía con el Suyo. La fuerza de la percepción correcta es tan grande que pone a la mente en armonía con la Mente de Dios, pues se encuentra al servicio de Su Voz, la cual mora en todos vosotros.

Pensar que puedes oponerte a la Voluntad de Dios es un verdadero desvarío. El ego cree que puede hacerlo y que puede ofrecerte su propia "voluntad" como regalo. Mas esa voluntad no te interesa. No es un regalo. No es nada en absoluto. Dios te ha dado un regalo que simultáneamente tienes y eres. Cuando no lo usas, te olvidas de que lo tienes. Al no recordarlo, no sabes lo que eres. Curar, por consiguiente, es una manera de abordar el conocimiento pensando de acuerdo con las leyes de Dios y reconociendo su universalidad. Sin este reconocimiento, haces que esas leyes no signifiquen nada para ti. Aun así, Sus leyes siguen teniendo sentido, ya que encierran todo el significado que existe, el cual está contenido en ellas.


Busca primero el Reino de los Cielos porque ahí es donde las leyes de Dios operan verdaderamente; y no pueden sino operar verdaderamente porque son las leyes de la verdad. Pero busca sólo eso, puesto que no puedes encontrar nada más. No hay nada más. Dios es el Todo de todo en un sentido muy literal. Todo ser existe en Él, que es todo Ser. Por lo tanto, tú existes en Él, ya que tu Ser es el Suyo. Curar es una manera de olvidar la sensación de peligro que el ego ha sembrado en ti, al no reconocer la existencia de éste en tu hermano. Esto refuerza al Espíritu Santo en ambos porque significa que te has negado a darle validez al miedo. El amor sólo necesita esta invitación. El amor llega libremente a toda la Filiación, al ser lo que la Filiación es. Cuando despiertas al amor, estás simplemente olvidando lo que no eres, lo cual te capacita para recordar lo que sí eres.


La Familia Universal de Micael de Neadon en Google+
¡Entra aquí y Únete!!!

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon - Grupo en Facebook

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon - Grupo en Google+

A Course in Miracles with Micael de Nebadon - Facebook

A Course in Miracles with Micael de Nebadon – Google +

Foundation for Inner Peace



La Familia Universal de Micael de Neadon en Google+
¡Entra aquí y Únete!!!
The Yoga of Impregnation

Donaciones:

Traducciones al español: 


***
“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo en mí”
Lucía Montaño Ferrer