viernes, 2 de octubre de 2015

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon. Capítulo 7. LOS REGALOS DEL REINO. El último paso. (Parte 2). ¡Compartir!!!


Construye tu vida sobre lo real y verdadero, el absoluto inmutable y el Ser Eterno comprendiendo las Virtudes de la Madre del Universo. Estos son los nutrientes para la mente… para evolucionar tu mente de las dependencias que se materializan hacia las dependencias del Espíritu; volviéndose plena y completamente dependiente sobre el Padre Universal… Su Espíritu de Vida… Su Espíritu Otorgado de tu propia consciencia. Desenmaraña esas malas cualidades que has puesto en movimiento. Oblígate a ti mismo a adherirte a la Ley del Ser en donde encontrarás tu protección a través de la Gracia y la Misericordia; porque construirás tu vida sobre una “roca sólida” el establecimiento de la seguridad y estabilidad de la Fuerza de Dios… que es tu destino… tu destinación avanzada… la terminación y graduación de tu carrera evolutiva terrenal y logro.

Micael de Nebadon.



Capítulo 7
LOS REGALOS DEL REINO
El último paso (Parte 2)


Yo le di al Reino únicamente amor porque creí que eso era lo que yo era. Lo que tú crees ser determina los regalos que haces, y si Dios te creó extendiéndose a Sí Mismo hasta dar lugar a lo que eres, sólo puedes extenderte a ti mismo tal como Él lo hizo. Sólo la dicha aumenta eternamente, pues la dicha y la eternidad son inseparables. Dios se extiende hacia afuera, más allá de todo límite y más allá del tiempo, y tú que eres co-creador con Él, extiendes Su Reino eternamente y más allá de todo límite. La eternidad es el sello indeleble de la creación. Los eternos son felices y viven en paz eternamente.

Pensar como Dios es compartir Su certeza acerca de lo que eres, y crear como Él es compartir el Amor perfecto que Él comparte contigo. Hacia esto te conduce el Espíritu Santo, para que tu dicha sea total porque el Reino de Dios es íntegro. He dicho que el último paso en el redespertar al conocimiento lo da Dios. Esto es verdad, pero es difícil de explicar con palabras porque las palabras son símbolos, y lo que es verdad no necesita explicación. El Espíritu Santo, no obstante, tiene la tarea de traducir lo inútil a lo útil, lo que no tiene significado a lo significativo y lo temporal a lo eterno. El Espíritu Santo puede, por consiguiente, decirte algo acerca de este último paso.

Dios no da pasos porque Sus obras no se realizan de forma gradual. No enseña, porque Sus creaciones son inalterables. No hace nada al final, porque Él creó primero y para siempre. Debe entenderse que la palabra "primero", cuando se aplica a Dios, no es un concepto temporal. Él es el primero en el sentido de que es el Primero en la Santísima Trinidad. Es el Creador Principal porque creó a Sus co-creadores. De ahí que el tiempo no le ataña a Él ni a lo que Él creó. Por lo tanto, el "último paso" que Dios dará fue cierto al principio, es cierto ahora y será cierto eternamente. Lo que es eterno está siempre presente porque su ser es eternamente inmutable. No cambia al aumentar porque fue creado para expandirse eternamente. Si no percibes su expansión significa que no sabes lo que es, ni tampoco Quién lo creó. Dios no te revela esto porque nunca estuvo oculto. Su luz jamás estuvo velada porque Su Voluntad es compartirla. ¿Y cómo iba a ser posible que lo que se comparte plenamente se hubiese ocultado primero para luego ser revelado?


La Familia Universal de Micael de Neadon en Google+
¡Entra aquí y Únete!!!

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon - Grupo en Facebook

Un Curso en Milagros con Micael de Nebadon - Grupo en Google+

A Course in Miracles with Micael de Nebadon - Facebook

A Course in Miracles with Micael de Nebadon – Google +

Foundation for Inner Peace



***
“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo”
Lucía Montaño Ferrer