miércoles, 4 de noviembre de 2015

Un Curso de Milagros en el Colegio de Salvington. Capítulo 8. EL VIAJE DE RETORNO. El tesoro de Dios (Parte 2). Micael de Nebadon. ¡Compartir!!



Comprende tu mente; porque este instrumento no es tu identidad, sin embargo es tu transporte hacia la libertad mientras te acoplas con tu Imaginación, Identificación y Visualización a nuestro Ideal con Convicción Fervorosa de tu Visión Interior, y de las Virtudes y Poderes de las C’s – Cooperación, Consagración, Concentración, Consistencia, Consideración, Conceptualización, Coordinación y algunas otras pocas más.

Desarrolla esta mente entregando tu relación con la Madre del Universo… pídele a ella sus influencias a través delas Huestes Celestiales. Invítala a tejer en ti Sus Virtudes y Valores… en la exquisita preparación necesaria para recibir del Padre y del Consolador del Padre Hijo.

Estoy alagado por tu devoción y dedicación a nuestra Herencia Universal y Causa Eterna

Micael Sananda Esu




Capítulo 8
EL VIAJE DE RETORNO
El tesoro de Dios (Parte 2)


Tu función es aumentar el tesoro de Dios creando el tuyo. Su Voluntad hacia ti es Su Voluntad para ti. Él no te negaría la capacidad de crear porque en ello radica Su dicha. Tú no puedes hallar dicha excepto como Dios lo hace. Su gozo estriba en haberte creado a ti y Él te extiende Su Paternidad para que tú puedas extenderte tal como Él lo hizo. No comprendes esto porque no lo comprendes a Él. Nadie que no acepte su función puede entender lo que ésta es, y nadie puede aceptar su función a menos que sepa lo que él mismo es. La creación es la Voluntad de Dios. Su Voluntad te creó para que tú a tú vez creases. Tu voluntad no fue creada aparte de la Suya, por lo tanto, tiene que disponer lo mismo que la Suya.

La idea de una "voluntad reacia" no tiene sentido por ser una contradicción intrínseca que en realidad no significa nada. Cuando piensas que no estás dispuesto a ejercer tu voluntad en conformidad con la de Dios, no estás pensando realmente. La Voluntad de Dios es puro pensamiento, y no se puede contradecir con pensamientos. Dios no se contradice a sí mismo, y Sus Hijos, que son como Él, no pueden contradecirse a sí mismos ni contradecirse a Él. Su pensamiento, no obstante, es tan poderoso que pueden incluso aprisionar a la mente del Hijo de Dios si así lo deciden. Esta decisión hace ciertamente que el Hijo de Dios no conozca su función, aunque ésta nunca le es desconocida a su Creador. Y puesto que no le es desconocida a su Creador, él siempre la puede conocer.

La única pregunta que jamás debieras hacerte es: "¿Deseo saber lo que la Voluntad de mi Padre dispone para mí?" Él no te lo ocultará. Me lo reveló a mí cuando se lo pregunté, y así, supe lo que Él ya había dado. Nuestra función es colaborar juntos porque separados el uno del otro no podemos funcionar en absoluto. El poder del Hijo de Dios reside en todos nosotros, pero no en ninguno de nosotros por separado. Dios no desea que estemos solos porque Su Voluntad no es estar Solo. Por eso creó a Su Hijo, y le dio el poder de crear junto con Él. Nuestras creaciones son tan santas como nosotros, y nosotros que somos los Hijos de Dios, somos tan santos como Él. Por medio de nuestras creaciones extendemos nuestro amor, aumentando así el gozo de la Santísima Trinidad. No comprendes esto porque, aunque eres el tesoro de Dios, no te consideras valioso. Como resultado de esa creencia no puedes entender nada.

Yo soy consciente del valor que Dios te otorga. Mi devoción por ti procede de Él, pues nació del conocimiento que tengo de mí mismo y de Él. No podemos estar separados. Lo que Dios ha unido no se puede separar, y Dios ha unido a todos Sus Hijos en Sí Mismo. ¿Cómo ibas a poder estar separado de tu vida y de tu Ser? El viaje a Dios es simplemente el redespertar del conocimiento de dónde estás siempre y de lo que eres eternamente. Es un viaje sin distancia hacia una meta que nunca ha cambiado. La verdad sólo puede ser experimentada. No se puede describir ni explicar. Yo puedo hacerte consciente de las condiciones que la facilitan, pero la experiencia en sí forma parte del ámbito de Dios. Juntos podemos satisfacer sus condiciones, pero la verdad vendrá a ti por su cuenta.

Lo que la Voluntad de Dios ha dispuesto para ti es tuyo. Dios le ha dado Su Voluntad a Su tesoro, para quien esa Voluntad es su propio tesoro. Allí donde esté tu tesoro allí estará tu corazón, tal como el Suyo está allí donde se encuentra Su tesoro. Tú, a quien Dios ama, eres completamente bendito. Aprende esto de mí, y libera la santa voluntad de todos aquellos que son tan benditos como tú.



La Familia Universal de Micael de Nebadon en Google+
¡Entra aquí y Únete!!!

Un Curso en Milagros en el Colegio de Salvington - Grupo en Facebook

Un Curso en Milagros en el Colegio de Salvington - Grupo en Google+

A Course in Miracles at Salvington College - Facebook

A Course in Miracles at Salvington College – Google +

Foundation for Inner Peace



***
“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo en mí”
Lucía Montaño Ferrer