viernes, 20 de noviembre de 2015

Un Curso en Milagros. Capítulo 9 LA ACEPTACIÓN DE LA EXPIACIÓN La aceptación de la realidad (Parte 3) Iniciativa Mundial y Misión Globlal de Micael de Nebadon. ¡Compartir!!!


Adora y reconoce la perfección del Padre que es tu Vida… sin embargo también debes aceptar y hacerte consciente de tu propias imperfecciones personales… Comprendiendo las V’s

Comprender el Protocolo Universal de los Circuitos Infinitos del Paraíso. A través de los cuales viajarás a través del gran abismo de la mortalidad hacia la inmortalidad.

Comprender y aplicar y luego vivir de una nueva forma es lo que te ofrezco… de acuerdo con tu Autoridad… Tu Autoría. Estos Siete Poderes para que escribas tu destino actualizándolo.

… mientras preguntas y permites… Yo caminaré en un esfuerzo más concertado contigo… ayudando a cada uno a aplicar el Espejo de los Velos en la Paternidad Primordial Una de Dios.

Cristo Micael de Nebadon


Capítulo 9
LA ACEPTACIÓN DE LA EXPIACIÓN
La aceptación de la realidad (Parte 3)

Cuando le pides al Espíritu Santo lo que te podría hacer daño Él no puede contestarte porque no hay nada que te pueda hacer daño, y, por lo tanto, no estás pidiendo nada. Cualquier deseo que proceda del ego es un deseo de algo que no existe, y solicitarlo no constituye una petición. Es simplemente una negación en forma de petición. El Espíritu Santo no le da importancia a la forma, ya que sólo es consciente de lo que tiene significado. El ego no puede pedirle nada al Espíritu Santo porque no existe comunicación entre ellos. Tú, en cambio, puedes pedirle todo porque las peticiones que le haces a Él son reales, al proceder de tu mente recta. ¿Negaría el Espíritu Santo la Voluntad de Dios? ¿Y podría dejar de reconocerla en Su Hijo?

No te das cuenta de la enorme cantidad de energía que desperdicias negando la verdad. ¿Qué le dirías a alguien que se empeña en intentar lo imposible, creyendo que lograrlo es tener éxito? La creencia de que para poder ser feliz tienes que tener lo imposible está en total desacuerdo con el principio de creación. Dios no pudo haber dispuesto que tu felicidad dependiese de lo que nunca podrías tener. El hecho de que Dios es Amor no requiere que se crea en ello, pero sí requiere aceptación. Puedes ciertamente negar los hechos, pero no puedes hacer que cambien. Si te tapas los ojos con las manos, no podrás ver porque estarás interfiriendo en las leyes de la visión. Si niegas el amor, no podrás conocerlo porque tu cooperación es la ley de su existencia. No puedes cambiar las leyes que tú no promulgaste, y las leyes de la felicidad fueron creadas para ti, no por ti.

Cualquier intento de negar lo que simplemente es tiene necesariamente que producir miedo, y si el intento es fuerte producirá pánico. Querer imponer tu voluntad en contra de la realidad, aunque es imposible, puede convertirse en una obcecación, a pesar de que ése no es realmente tu deseo. Mas examina el resultado de esta extraña decisión. Estás dedicando tu mente a lo que no deseas. ¿Cuán real puede ser esa dedicación? Si realmente no deseas eso que persigues, es que nunca fue creado. Y si nunca fue creado, no es nada. ¿Puedes realmente estar dedicado a lo que no es nada?

Dios en Su dedicación a ti te creó dedicado a todo, y te dio aquello a lo que estás dedicado. De otra manera no habrías sido creado perfecto. La realidad lo es todo, y tú lo tienes todo porque eres real. No puedes crear lo irreal porque la ausencia de realidad es temible y el miedo no es algo que pueda ser creado. Mientras sigas creyendo que es posible tener miedo, no podrás crear. Dos órdenes de realidad que se oponen entre sí privan a la realidad de todo significado, y la realidad es significado.

Recuerda, pues, que la Voluntad de Dios es posible ya, y que nada más lo será nunca. En esto reside la simple aceptación de la realidad porque sólo eso es real. No puedes distorsionar la realidad y al mismo tiempo saber lo que es. Y si la distorsionas experimentarás ansiedad, depresión y finalmente pánico, pues estarás tratando de convertirte a ti mismo en algo irreal. Cuando sientas esas cosas, no trates de buscar la verdad fuera de ti mismo, pues la verdad sólo puede encontrarse dentro de ti. Di, por lo tanto:

Cristo está en mí, y donde Él está Dios tiene
que estar, pues Cristo es parte de Él.



¡Entra aquí y Únete!!!

Un Curso en Milagros en el Colegio de Salvington - Grupo en Facebook

Un Curso en Milagros en el Colegio de Salvington - Grupo en Google+

A Course in Miracles at Salvington College - Facebook

A Course in Miracles at Salvington College – Google +

Foundation for Inner Peace


La Familia Universal de Micael de Neadon en Google+
¡Entra aquí y Únete!!!
The Yoga of Impregnation

Donaciones:

Traducciones al español: 


                                                                       ***
“YO SOY el Fuego Blanco Puro de  la Perfección de Cristo en mí”
Lucía Montaño Ferrer