martes, 1 de diciembre de 2015

Comprendiendo nuestro Yoga en el Seminario del Colegio de Salvington. Mikis - Michalis Balaouras. Con audo. ¡Compartir!!!

He tenido el privilegio de compartir mi experiencia y comprensión de nuestro Yoga con Micael, luego él lo editó y lo corrigió en esta publicación, que explica el Yoga y la Séptuple Autoridad.

Me hicieron falta en la última conferencia del 28 de noviembre. Desafortunadamente la olvide y verdaderamente lo lamento. He escuchado la grabación y la encontré muy, muy útil y era lo que necesitaba escuchar.

Los amo a todos

Mikis - Michalis Balaouras



Comprendiendo nuestro Yoga en el Seminario del Colegio de Salvington.

Audio


Bendiciones para todos y cada uno… de su más querido amigo y compañero aspirante.

De parte de Micael y por mi propia inspiración quiero compartir cómo trabajo los ejercicios del Yoga del Seminario del Colegio de Salvington, que es el “Verdadero Yoga de los Ejercicios de Abrazar la Eternidad”.

El Yoga es la manera en cómo trabajamos en el Seminario del Colegio de Salvington para abrazar diariamente la eternidad y es solamente un aspecto de lo que Micael ha llamado nuestro Espíritu Otorgado de la Consciencia. Las EEE’s (EAE: Ejercicios de Abrazar la Eternidad), que tienen siete poderes de libre albedrío y que  son el Yoga del Reino de Micael, para prepararnos para expandir el Reino del Padre en nosotros y a través de nosotros

Practico nuestro Yoga, tal vez, más o menos dos o tres veces a la semana personalmente; pero como es recomendado por Micael, sería óptimo practicarlo cada segundo día.

Casi siempre utilizo los ejercicios cuando siento que llegan nuevas ondas de Energías de mi Presencia Crística y necesito moverlas distribuirlas a través de mi estructura celular y atómica.

Nuestro Yoga es utilizar el poder de la Impregnación, y es un complemento excelente y necesario para impregnar, integrar y distribuir el Espíritu del Padre Dios que es la Voluntad de Dios deseando manifestarse más plenamente a través de todos nuestros cuatro cuerpos inferiores: mental, emocional, físico y etérico.

Entonces… cuando me despierto en la mañana, coloco alguna música de meditación y me posiciono con mi espalda recta contra la pared detrás de mí. Estiro mis piernas y las abro para poder dejar un espacio para cuando estiro mi cuerpo completo entre las piernas.

En ese momento invito la Presencia de la Madre Universal y Su Espíritu Santo, al Santo Consolador de Micael, la Presencia del Espírito del Padre, el I AM(AI AM = Yo Soy).

Pido a mis amados hermanos y hermanas mayores de las Huestes Celestiales que compartan Su Resplandor conmigo.

Luego comienzo a tomar respiraciones profundas con el fin de alistarme para este ejercicio queriendo entregarme con la más plena atención y dedicación.

En la primera fase de nuestro Yoga en Salvington, comienzo a estirarme entre mis piernas. No me empujo a mí mismo totalmente hacia abajo al comienzo, pero gradualmente me doblo más y más hacia abajo, sostengo mi respiración con ciertos intervalos. Esto puede ser un proceso algo doloroso, porque cuando me estiro físicamente estoy moviendo y distribuyendo las Energías de la Luz. Estoy trabajando para transfigurar gradualmente mi campo de densidad humana hacia un mayor y más avanzado Campo de Receptividad y toda la purificación de la materia de mi vibración inferior; es un proceso arduo algunas veces como bien lo saben. Estoy digiriendo las ondas de Amor, y es, como lo experimento, una disciplina exigente que me reta muchos días.

Practico este estiramiento alrededor de 15 a 25 minutos… Todo depende del tamaño de los fragmentos de la Divina Presencia del Padre que llegan.

En la segunda fase me exijo a mí mismo a entregarle a cada parte de mi cuerpo inferior mi enfoque más completo diciendo: “en este momento me ordeno a mí mismo a entregar toda mi atención de mi cuerpo mental”. Permanezco alrededor de 3 a 5  minutos en cada cuerpo: el mental, emocional físico y etérico.

Durante esta fase continuamente digo “I AM (AI AM) la Presencia de Mí Mismo desplegándose”.

Esta fase está creando quietud en mi cuerpo mental y emocional, y al mismo tiempo he estado experimentando un gran cambio al observar todo los pensamientos y sentimientos inferiores mientas fluyen. Yo practico las 3R’s del: Reconocimiento, Soltar (Releasing) y Redimir, mientras vuelvo a capturar aquellas malas elecciones; por ejemplo me digo a mí mismo:

“Reconozco que tengo disgustos en mi cuerpo emocional, tomo mi posesión completa mientras te ofrezco todo a Ti, Padre Mío, con mi deseo de elevar estas energías al estado Original de Vida Pura”…

Siempre escribo después de la práctica del Yoga cuales malas elecciones he observado en esta segunda fase porque verdaderamente aporta una gran oportunidad para estar consciente de qué es lo que está sucediendo con aquellos cuerpos inferiores nuestros.

En la tercera fase hago algo similar a lo de la segunda fase, pero ahora me vuelvo consciente de mis cuerpos más elevados, la Mente de Cristo, el Depósito del Cuerpo Causal, y nuestro Más elevando punto de Individualidad, el I AM (AI AM) del Otorgamiento del Espíritu del Padre y la Presencia. Luego tomo uno por uno, y nuevamente, dedico más o menos 4 a 5 minutos a cada uno. Durante este proceso me repito a mí mismo:

“I AM (AI AM) el Fuego Blanco Puro de la Majestuosidad del Amor”.

“I AM (AI AM) el Fuego Blanco de la Perfección de Cristo”.

La Mente Infinita de Cristo es la Mente del Espíritu Infinito del Paraíso en la creación. Es el Océano de Su Supremacía. Él está en todo nuestro alrededor, como nosotros, y es nuestra Más Elevada y Verdadera Mente en contraste con nuestra mente inferior. Es ésta Mente con la que nos alineamos más plenamente mientras transfiguramos nuestra mente inferior y naturaleza humana.

Nuestro Cuerpo Causal está ubicado encima de nosotros, en las octavas más elevadas de la Luz, es en donde todas nuestras energías constructivas y que siempre utilizamos, están almacenadas en la Eternidad.

La Presencia del Padre es Su Espíritu, entregado en nosotros para emerger gradualmente dentro de nuestra personalidad y en nuestros cuatro cuerpos inferiores. El Otorgamiento de Su Espíritu es Su Vida, y es nuestro Ser Eterno el que debe ser atraído hacia debajo de nuestra existencia mortal humana con el fin de gradualmente, acelerar y refinar nuestra forma temporal, hacia la Forma Eterna que sostiene - como lo dice Micael -  las Capacidades Eternas. Es la Vida de este Principio del Padre que se derrama y expande con Sus Propias Energías Puras, porque provienen de la Fuente y del Centro; continuamente está recorriéndonos en nuestra forma humana. En la medida que trabajamos los Poderes de nuestro Libre Albedrío de la Consciencia con los Ejercicios de Abrazar la Eternidad, y mientras practicamos el Yoga de la Impregnación, nuestro campo de densidad, este campo se vuelve más sintonizado y alineado vibratoriamente para entrar al Reino del Padre; Su Espíritu Otorgado del Paraíso, la Luz y Vida de Él, puede llegar a través y descender hacia nuestros cuerpos inferiores mientras practicamos estos ejercicios y la disciplina del Yoga. Sus energías son la Vida y Consciencia que nos sostienen a todos con Su Vida a cada segundo de nuestra existencia, para que podamos existir, sentir, pensar, actuar y movernos.

Ahora… en la cuarta fase de nuestro Yoga, que en realidad es solo el sexto poder de la Impregnación con los Ejercicios de Abrazar la Eternidad – nuestra preparación para la candidatura de la Triple Expiación o iniciación en el Segundo Nacimiento; Invito la Substancia Eterna de la Presencia del Padre para impregnar mi Campo de Receptividad para encarnar aún más Mi Potencial y Divina Naturaleza.

Repito: “I AM (AI AM) el Fuego Blanco Puro, La perfección de Cristo y la Majestuosidad del Amor”.

Visualizo interiormente la Pureza del Fuego Blanco en la medida que desciende desde adentro y de encima de mí; continúo decretando con plena expectativa confidencia, determinación y la confianza de la visión de fe en mi relación con el Espíritu Otorgado, el Padre dentro de mí aquí. Siento Sus Energías como unas sensaciones vibratorias en y a todo mí alrededor y que están transfigurando mis densidades y refinándome en todas las formas.

Cuando completo esta fase, estoy listo para enfrentar el día y para vivir con más armonía con el Padre en mí y a todo mí alrededor en todo y en todas partes. Soy la Consciencia viviente del Yoga la unificación en mi consciencia.

Busco oportunidades en mis alrededores en donde pueda permitir Mi Resplandor tocar toda la Vida alrededor de Ella Misma. Para permanecer en Servicio… Para practicar la Divinidad… para estar más dispuesto a Sacrificar los impulsos inferiores, deseos y tendencias con el fin de ser de mejor uso para el trabajo Divino en mí, a través de mí, para mí, y como Yo.

Me parece que nada de este trabajo con las EEE’s (EAR: Ejercicios de Abrazar la Eternidad) y su acompañamiento con el Yoga de la Impregnación y la cosecha de todo lo que he sembrado en tiempos pasados, sean de utilidad, a menos que pueda compartir todo esta renovada fortaleza, Amor y Poder con toda la Vida a mi alrededor. Permaneciendo en Servicio con Nuestro Padre permitiéndole derramar a través mío aquí, Su Gloria y Poder, para ayudar a los demás. Esto me aporta verdadera felicidad al darme, darme y más adelante darle la oportunidad al Padre para que expanda y siga expandiendo el Reino de Su Soberanía, estableciendo Su Armonía y sanación para todos…

Así que queridos amigos, como se habrán dado cuenta, la Ciencia de nuestro Yoga en Salvington es verdaderamente los Ejercicios de Abrazar la Eternidad en donde el sexto poder de la Impregnación nos aporta esta manera descrita arriba, para incorporar más las Energías y la Presencia del Reino en nuestras vidas diarias. Se vuelve una muy buena experiencia de transfiguración para que podamos entrar y volvernos más plenamente actualizados.

Entonces, para tener claridad aquí y repasar, nuestro Yoga en el Seminario del Colegio de Salvington es una parte de nuestros Ejercicios de Abrazar la Eternidad para entrar en el Reino. Las EEE’s (EAR) que están conformadas por estas siete partes:

1.       Invocación y Adoración Pura incorporando las Divinas Beatitudes de Adoración, Reconocimiento, Aprecio, Aceptación, Responsabilidad, Consciencia, Afecto, Alineación, Lealtad, Atención Amor que Todo lo Consume y Devoción. Éstas ciertamente crecen y maduran nuestro carácter, consciencia y la relación con el Padre del Paraíso.

2.      Instrucción a través de Cristo Micael y el Espíritu de la Madre en ambos Su expresión física mientras Él permanece con nosotros físicamente aquí, y Eternamente, a través del maestro y guía de Su Espíritu de Verdad, Santo Consolador.

3.      Indagación es observar más de cerca nuestras malas elecciones y transfigurando nuestros errores diariamente a través de nuestro diario y preguntando para tener la oportunidad de que se nos muestren nuestras condiciones mal elegidas a través de los Reflejos Divinos y el Espejo de la Vida.

Luego, seguir con los pasos de las Tres R’s de cumplir con la Ley del Padre en el reconocimiento de las condiciones mal calificadas, liberando a los demás de la historia exterior y la apariencia contextual como habiendo sido la causa de las malas calificaciones, redimiendo el Karma más elegido pidiendo al Padre el retorno hacia nosotros de lo que hemos sembrado en el pasado que está mal alineado con Su Voluntad. Estamos así tomándonos un tiempo para abrazar nuevamente las energías desagradables que han surgido en nosotros. Esto – como lo ha explicado Micael – es nuestro prerrequisito para cumplir con la Ley de nuestra Vida. Para volver a experimentar y abrazar nuevamente los karmas… las “notas y las pizcas”… las malas elecciones que hemos puesto en movimiento.

4.      Identificación con el Espíritu Puro de Padre, Su Naturaleza y Consciencia.

5.      Visión Interior es percibir el Ideal del Otorgamiento de la Trinidad del Paraíso y comprender los Poderes del Otorgamiento de la Consciencia que se nos ha entregado, con el fin de poder elegir que el Padre Universal establezca Su Perfección en nosotros. La Visión Interior es sostener el Ideal hacia el cual nos estamos moviendo nosotros mismos hacia Su Inmaculada Concepción en nosotros. Este es el Diseño Divino Original de la humanidad para su progreso, avance y para que se convierta.

6.      Impregnación es el Yoga Real del Seminario de Colegio de Salvington, conjuntamente con los otros seis poderes de nuestro Otorgamiento de Consciencia, para cambiar gradualmente nuestro campo de densidad hacia el Campo de Receptividad… y luego posicionándonos para aceptar la experiencia como un sello nuevo en el Campo de la Inmortalidad; Micael se refiere a esto algunas veces como la Prenda Sin Costuras de la Iluminación Inmaculada.

La Impregnación es la práctica de la respiración para el Descenso del Fuego Cósmico del Espíritu Santo de la Madre… esto sucede a través de nuestro propio Espíritu Otorgado por el Padre con el Resplandor y apoyo de  las Huestes Planetarias.

Este sexto poder del Otorgamiento de nuestra Consciencia – Impregnación – debe ser combinado junto con los otros poderes de los Ejercicios de Abrazar la Eternidad diariamente.

La Impregnación es esencial para permitir que el Espíritu del Padre/Hijo pueda impregnarnos como mortales con Su Vida Eterna; preparándonos para ser candidatos para nuestra Triple Expiación de la Transfiguración, Resurrección y Ascensión. Esto significa nuestra Iniciación Eterna hacia la Ciudadanía Universal… el Segundo Nacimiento del Abrazo Eterno para entrar el Reino de los Cielos; así como es llamado por Micael.

7.      La Invitación es nuestro séptimo poder del Otorgamiento de la Consciencia del Padre en nosotros, es nuestra invitación al Espíritu del Padre/Hijo para compartir nuestra vida con Él; para que traigamos Su Vida aquí con nosotros, La invitación es nuestra bienvenida y la receptividad para contar con Micael, el Espíritu de la Verdad, Santo Consolador, para que venga y nos enseñe, guiándonos hacia una mayor Verdad, para intensificar y recordarnos de nuestro compañerismo mutuo con Micael, más allá de la vida física. La Invitación construye el permiso para que el Espíritu del Padre pueda tener mayor control y armonía para establecer Su Reino. La Invitación permite a las Huestes Planetarias hacer descender en nosotros el Espíritu Infinito de la Madre, el Espíritu Santo.

Para establecer Su Vida en y a través de la vida mortal humana como nos fue entregada a nosotros con el regalo del libre albedrío, para heredarla y hacerla nuestra en la existencia. Es el camino que Cristo Micael explica para entrar al Reino.

Es siempre – como lo ha compartido Micael – nuestra decisión de elección de nuestro libre albedrío, si deseamos compartir nuestra personalidad humana y vida mortal con la Vida Eterna e Infinita del Otorgamiento del Espíritu del Padre Universal en nosotros.

El Poder de la Invitación es nuestro decreto diario, es estar dispuesto a cooperar y gobernar nuestra elección de libre albedrío, para compartir nuestra vida con el Padre con el fin de que pueda entrar y expandir Su Reino aquí abajo físicamente.

Con la práctica de los Poderes de Abrazar la Eternidad, estamos eligiendo cumplir con la Voluntad del Padre. Nos estamos convirtiendo - así como nos lo comparte Micael - el Propio Director Gobernante I AM (AI AM).

La Invitación atrae el Descenso del Fuego Cósmico del Espíritu Santo Infinito hacia nuestra vida humana… alineando vibratoriamente nuestra mortalidad con el potencial de la unión de la Inmortalidad con el Espíritu del Paraíso.

Consideren que, con la Invocación estamos alcanzando hacia lo alto y hacia adentro el Padre dentro y encima de nosotros… la Invitación es el Poder que tenemos en nuestra consciencia natural para hacer descender en nosotros aquí en la forma física mortal… el Espíritu del Padre/Hijo…para anclar Su Perfección en nosotros.

La Invitación está enfocada hacia poder tener la Refinación del Fuego de Purificación, que en realidad es el Amor Omnipotente, que establece las influencias vibratorias más elevadas en nosotros.

Estos “Fuegos” están altamente impregnando cambiando todo aquello que está en oposición al Amor… hacia Su Amor.

En la medida que trabajo con el Poder de la Invitación, los junto con todos los demás poderes de la Visión Interior e Impregnación, Identificación e Indagación, Invocación e Instrucción.

Los Fuegos son las Llamas de las Huestes Planetarias que reúnen el Espíritu Infinito de la Madre, la Presencia de las Energías Divinas que cualifica Su Presencia, con ciertas Virtudes y Valores particulares, cualificadas constructivamente.

Todos estos ejercicios en el Colegio han sido esenciales y de un apoyo inconmensurable en mi aprendizaje de la Identificación con Nuestra Consciencia y Naturaleza Crística… y en el cumplimiento de la Gran Ley a través de la Indagación, porque ha purificado y limpiado mi consciencia personal, hacia más semejanza con la Consciencia Crística Universal, porque también he despejado mi naturaleza inferior aún más, mientras me vuelvo consciente de mis cuerpos inferiores.

Solamente puedo motivarlos para que practiquen el Yoga porque encuentro que es un beneficio muy elevado para mi bienestar y expansión hacia una mayor expresión del potencial del Cristo I AM (AI AM).

Les envío a cada uno mi más profundo amor y aprecio por estar aquí conmigo en este proceso de aspirante con Micael, la Madre Universal y las Huestes y por nuestra Candidatura para el Segundo Nacimiento en el Abrazo Eterno.


~ Mikis
michalis@sovrnty.org



La Familia Universal de Micael de Neadon en Google+
¡Entra aquí y Únete!!!
The Yoga of Impregnation

Donaciones:

Traducciones al español: