jueves, 17 de diciembre de 2015

SAINT GERMAIN - DISCURSO II. 6 de octubre de 1932. Autor: Godfré Ray King Título en español: LOS DISCURSOS DEL “AI AM” (Llamado también 'El Libro de Oro de Saint Germain'). Con Audio. ¡Compartir!!!



NOTAS SOBRE LA PALABRA ‘I AM’

Saint Germain dice en el capítulo -2- del libro ‘La Presencia Mágica’

Transliteración del I AM en español AI AM

La Palabra Sagrada “AI AM”, que aparece repetidas veces en este libro, significa ‘Yo Soy’, traducida al idioma español. Pero siempre que por necesidad de traducción o comprensión del texto aparezca ‘Yo Soy’ en lugar de ‘AI AM’, recuérdese que sólo sustituye el significado puntual ‘Yo soy’, y nunca su esencia, vibración, poder, ni sonido.

‘Yo Soy’ no es el nombre original de Dios, ni contiene la vibración ni poder que mueven a las Potestades Celestiales, ni a los Seres de los Elementos, a cumplimentar una orden, como cuando es dada en el nombre del ‘AI AM’.

Recuérdese que ciertas vibraciones de los sonidos tienen efectos fulminantes y específicos sobre la materia. Un sonido agudo puede romper una copa de cristal. Un batallón a paso rítmico puede hundir un puente, etc.




Audio


SAINT GERMAIN - DISCURSO II. 6 de octubre de 1932

Autor: Godfré Ray King Título en español: LOS DISCURSOS DEL “AI AM” (Llamado también 'El Libro de Oro de Saint Germain') 


INVOCACIÓN:


¡Tú, Infinita Omni-Penetrante Presencia! ¡Tú, Magno Maestro interno en cada forma humana! Reconocemos y aceptamos Tu Plena Presencia manifiesta dentro de estas formas, y dentro de la forma humana de cada individuo que Dios generó. Damos alabanzas y gracias de que al fin hayamos llegado a ser conscientes de esta Magna Presencia hacia Quién nos volvemos, y reconocemos la Plenitud de la Actividad de Dios, el “AI AM”  de todas las cosas. Saludos para todos ustedes.

DISCURSO

Cuando Jesús dijo: “AI AM  la Resurrección y la Vida” Él emitió uno de las más poderosas Expresiones que se puedan hacer. Cuando Él dijo: “AI AM”, no se refirió a la expresión o forma externa, o personalidad, sino que se refería a la Poderosa Presencia Maestra -Dios Interno-, porque Él dijo repetidamente: “Yo por mí mismo no puedo hacer nada. Es el Padre dentro -el AI AM’- el que hace las obras”. Nuevamente dijo Jesús: “AI AM’  el Camino, la Verdad y la Vida”, dando reconocimiento al Uno y Único Poder –Dios en Acción dentro de Él-. De nuevo dijo Él: “AI AM’  la ‘Luz’ que ilumina a cada hombre que llega a este mundo”, iniciando cada expresión de importancia vital con las palabras - “AI AM”- . Considerar “AI AM” como cualquier cosa y toda cosa que uno desea ser, es uno de los más poderosos medios de liberar el Poder Interno de Dios, el Amor, Sabiduría y Verdad, y activarlos en la experiencia externa.

Nuevamente, refirámonos a Su Expresión Más Poderosa, quizá una de las más grandes jamás pronunciadas en la expresión externa: “AI AM’  la Puerta Abierta que ningún hombre puede cerrar”. ¿No ven cuán vital es esto, cuando revisan con conocimiento de causa estas Poderosas Expresiones? Cuando uno reconoce y acepta plenamente “AI AM” como la Poderosa Presencia de Dios en sí mismo –en acción-, uno habrá dado el mayor de los pasos hacia la liberación. Ahora fíjense. En la emisión de la Verdad de que, “AI AM’  la Puerta Abierta que ningún hombre puede cerrar”, si lo pueden entender, tienen la llave que permite atravesar el velo de la carne, portando con ustedes toda conciencia imperfecta que han generado o acumulado; y la pueden transmutar. En otras palabras, pueden elevar esa conciencia hacia la Perfección en la cual han puesto el pie. Todo énfasis que se ponga es poco para advertirles de la importancia de considerar tan a menudo como sea posible el “AI AM”, como la Poderosa Presencia Activa de Dios en uno, en su hogar, en su mundo, y en sus negocios o asuntos. Cada aliento que toman es Dios en Acción en ustedes. Su habilidad para expresar o emitir pensamientos y sentimientos, es Dios actuando en ustedes. Ustedes, por tener libre albedrío, son los responsables de cualificar la energía emitida en sus pensamientos y sentimientos, y de cómo esta energía actuará para ustedes. Nadie puede decir: “¿Cómo sabré calificar esta energía?”, porque todo el mundo conoce la diferencia entre los pensamientos, sentimientos y acciones constructivas y destructivas.

El estudiante que está recibiendo enseñanza, debería analizar constantemente el motivo existente detrás de la pregunta, para detectar si hay en el motivo un sentimiento de orgullo intelectual, arrogancia o testarudez de la mente y el cuerpo externos. Si hay un motivo solapado de argüir y probar como errónea la enseñanza, en lugar de recibir las Bendiciones y Verdad pretendida, el individuo habrá cerrado la puerta inconscientemente, por el momento, a su habilidad de recibir el bien que se le ofrece.

Quiero recordar a los estudiantes de nuevo, a pesar de sus opiniones personales con relación a la Verdad, que Yo he probado durante muchos siglos estas Enseñanzas condensadas, que ahora se hacen públicas. Si alguien quiere recibir el mayor beneficio posible y la comprensión que contienen, que será absoluta y cierta libertad y liberación, escuche con mente enteramente abierta, y con la conciencia de que el “AI AM”  -que es la Presencia Activa de Dios en uno- es su certera habilidad para recibir, aceptar, y aplicar sin límite la Enseñanza que se está publicando, con una Radiación que la acompaña. La cual capacitará a ciertos estudiantes, en este momento, para comprender estas sencillas, aunque poderosas Aserciones de la Verdad para su gran bendición y Libertad.

Durante muchos siglos se ha advertido a la humanidad: “No se puede servir a dos amos a un tiempo”. ¿Por qué es esto así? Primero: porque hay solamente Una Inteligencia, Una Presencia, Un Poder, que pueden actuar, y esa es la Presencia de Dios actuando en uno. Cuando uno se vuelve hacia la manifestación externa, y da toda clase de poder a expresiones y apariencias, se está sirviendo a un falso maestro usurpador; porque la expresión externa sólo puede expresarse y tener apariencia usando la Poderosa Energía de Dios. La habilidad que uno posee para levantar una mano, y la Vida que fluye a través del sistema nervioso de su forma externa, es “Dios en Acción”, en su cuerpo, a través de su mente.

Queridos estudiantes, prueben a usar estos sencillos medios como un recordatorio de Dios en Acción en ustedes. Cuando comiencen a bajar una calle, piensen por un instante: “Puedo caminar por medio de la Inteligencia de Dios y Su Poder, y por medio de Su Inteligencia sé a dónde voy”. De este modo, verán que no es posible continuar sin comprender que cada movimiento que hagan es Dios en Acción. Cada pensamiento en su mente es Energía de Dios, que les capacita para pensar. Cuando saben que esto es un hecho –y no se puede discutir-, ¿por qué no adorar, dar plena confianza a, creer en, tener fe en, y aceptar, esta Poderosa Presencia de Dios en Acción en ustedes, en lugar de mirar hacia las expresiones externas, que están revestidas, cualificadas y coloreadas por el concepto externo o humano de las cosas, en lugar de la Única Poderosa Presencia que capacita a ese ser externo para que se exprese?

Toda forma externa y sus expresiones asociadas son tan sólo la experiencia de la Vida por la cual el individuo puede descubrir -mediante sus propias experiencias-, la Verdadera Fuente de su Ser; y llegar de nuevo a la Plenitud de la Perfección, a través del Autoconsciente conocimiento obtenido. La experiencia externa de la Vida es tan sólo un cambio constante, una película en movimiento, que la mente externa ha creado en su pretensión (imaginación) de ser el Verdadero Actor. De este modo se fija la atención tan constantemente en lo externo, que solamente contiene imperfección, por lo que los Hijos de Dios han olvidado su propia Divinidad y deben retornar a Ella de nuevo. Dios es el Dador, el Receptor, y el Don, y es el Único Propietario de toda la Inteligencia, sustancia, energía y opulencia que existe en el Universo. Si los Hijos de Dios quisieran aprender a dar por el gozo de dar, tanto que sea Amor, dinero, servicio, o cualquier otra cosa, abrirían de par en par la puerta a tan basta opulencia, que sería imposible desear una simple cosa en la expresión externa.

Lo desafortunado de la humanidad es su idea de reclamar la propiedad de toda maravillosa Bendición de Dios, lo que ha causado tal desenfrenado egoísmo e inaudita condenación de unos contra otros; cuando hay tan sólo Un Amor actuando, Una Inteligencia, Poder y Sustancia, y esta es Dios en cada individuo. El Aviso que se debería poner delante de cada estudiante e individuo es que se guarde o proteja contra el deseo de la forma externa de reclamar poder para sí mismo. Si en cada acto de la personalidad, se le diera el mérito total a Dios, no podría por menos que ocurrir transformaciones increíbles en la vida de quien diese, de este modo, pleno mérito y poder a donde éste pertenece. Raramente tiene habido una correcta comprensión sobre suministro y demanda. Hay positivamente abundante abastecimiento disponible omnipresente, pero se debe hacer la demanda de ello, antes de que la Ley del Universo permita que llegue a la expresión y uso del individuo.

El individuo, por tener libre albedrío, debe conscientemente, con plena determinación, hacer la petición, y ésta no puede fallar en cumplimentarse y llegar a expresarse, no importando lo que sea, en tanto el individuo mantiene una firme y determinada conciencia. Esta simple expresión, usada con sincera determinación: “AI AM’  la gran Opulencia de Dios hecha visible para mi uso ahora y continuamente”, traerá al individuo todo cuanto pueda usar.

El elemento limitador, del que parecen estar ajenos muchos estudiantes, es que ellos inician bien la declaración de esta Verdad, como la acabada de expresar, pero antes de que hayan pasado algunas horas, si se analizaran concienzudamente, encontrarían una solapada duda o miedo en sus sentimientos. Naturalmente, esto neutraliza en amplio grado, la fuerza o energía constructiva empleada, que garantizaría el cumplimiento del deseo o demanda. Una vez que un estudiante puede llegar a ser consciente de que cada deseo correcto o anhelo, es Dios en Acción, propulsando su energía hasta obtener un completo logro, y ésta es siempre Auto-sostenida, él debería hacerse consciente del Ilimitado Amor, Poder e Inteligencia que posee con los cuales conseguir cualquier propósito dado.

Con este sencillo conocimiento, la palabra fracaso sería completamente barrida de su mundo, y en un muy corto tiempo lo sería también de su conciencia; porque vería que él está manejando Poder e Inteligencia que no puede fracasar. De este modo, los estudiantes e individuos llegan a su Pleno Dominio como lo pretende Dios. Nunca pretendió el Gran Omnisapiente, Omni-Amoroso Padre que cualquiera de sus hijos careciera de una simple cosa necesaria; pero a causa de que ellos permitieron que su atención se fijase en la apariencia externa, que es similar a las arenas movedizas del desierto, consciente o inconscientemente se separaron en muy alto grado de esa Gran Opulencia e Inteligencia.

Esta Gran Opulencia es su derecho de nacimiento, que cada uno puede recuperar, si de nuevo se vuelve hacia el “AI AM” , que es el Principio Activo de Dios, por siempre dentro de uno mismo, como la Única Fuente de Vida Activa, Inteligencia y Opulencia. Siempre, a través de las edades, hubo ciertos estándares de conducta necesarios para el estudiante que desea elevarse más allá de ciertos logros. Uno de estos es la conservación y gobierno de la Fuerza de Vida a través del sexo. Para un individuo que ha estado usando esta energía sin ningún pensamiento de gobernarla, decirle que debe cesar de usarla, o cortarla, como si dijéramos, sin la comprensión del por qué, -que es una correcta actitud de conciencia-, sería simplemente la supresión de una energía que fluía en una dirección errónea. Cualquier estudiante que desee gobernar esto, encontrará esta sencilla expresión muy eficiente -usada con comprensión- para cualquier cosa particular que pueda presentarse.

Esto, normal y naturalmente, gobernará el flujo de la Energía de Vida y la devolverá a sus canales naturales. Ella es la Poderosa expresión de Jesús: “AI AM  la Resurrección y la Vida”. Esta expresión no sólo purificará el pensamiento sino que es la más poderosa, elevadora fuerza ajustadora que puede usarse para la corrección de lo que es la mayor de las barreras para la obtención de la Suprema Altura Espiritual. Cualquiera que comience a sentir el Impulso Interno de corregir esta condición sexual, y use esta expresión fervorosa y continuamente elevará esta maravillosa corriente de energía hasta el centro más elevado del cerebro, como era el propósito original. Entonces él encontrará su mente inundada con las ideas más maravillosas, con abundante Poder sustentador, y con habilidad que llega a expresarse y ser usada para bendecir a toda la humanidad.

Pido a todo estudiante que pruebe esto, y observe los resultados en su propia mente y cuerpo. Sientan profundamente esta expresión de Jesús: “AI AM’  la Resurrección y la Vida”. Repítanla tres veces, tanto de forma audible como silenciosamente, y observen la elevación de conciencia que experimentarán. Puede haber algunos que necesiten probar esto varias veces, con objeto de sentir la asombrosa elevación que otros experimentan en el primer intento. Esto les mostrará en una pequeña escala lo que se puede conseguir mediante su uso continuo. Hay solamente un medio de superar o salir de una cosa no deseada, y ese es que después de conocer lo que se tiene que superar, se retire la atención externa completamente de ello, fijándola firmemente sobre la expresión anterior de Jesús.

Cualquier condición de la experiencia externa que uno desea superar, puede ser conseguida prontamente mediante el uso de esta expresión; lo mismo que para cambiar el flujo de una energía mal dirigida. Yo tuve una estudiante que sintió en Impulso Interno de redirigir esta Magna Energía, y el uso de esta sencilla expresión tan sólo, la capacitó, con poca ayuda, para ascender su cuerpo. En un año, tuvo lugar una maravillosa transformación en su entera apariencia externa. Parece increíble que en las ‘expresiones’ registradas, acreditadas a Jesús, que son solamente una parte de lo que Él realmente hizo público, tan pocos seres humanos percibiesen la poderosa importancia de estas maravillosas Palabras de Sabiduría.

En ningún tiempo de la historia del mundo se han dado tantas Expresiones Poderosas como enseñó Él. Cada una de éstas, cuando se usan concienzudamente, contienen en su interior la Radiación asociada y el logro que Él obtuvo. Ustedes no sólo tienen este poder del “AI AM”, sino que además tienen la añadidura de Su Ayuda individual, cuando usan estas Expresiones de Él. Uno debería considerar a menudo el verdadero significado de estas Poderosas Expresiones de Jesús. Cuando ya de nuevo comprenden que su pensamiento, sentimiento, y expresión del “AI AM” pone en marcha el Magno Poder de Dios dentro de ustedes, -sin límite-, entonces reciben eso sobre lo cual fijan su deseo.

No debería ser un conflicto para el estudiante ver y comprender que la apariencia externa es tan sólo una creación distorsionada del hombre, al reclamar que lo externo es la fuente de poder; cuando un momento de reflexión le llevaría a comprender que hay tan sólo Un Amor, Inteligencia y Poder que puede actuar, y eso es Dios. Lo humano, o defectos externos, o las discrepancias, nada tienen que ver con la Perfección Omnipresente de Dios, porque cualquier cosa imperfecta es la creación del concepto externo de la humanidad. Si el hombre quisiera volverse hacia el “Poderoso AI AM” dentro de él, sabiendo que Dios es todo Perfección y que toda la apariencia externa es tan sólo creación humana, derivada del mal uso del Poder de Dios; él vería de una vez que si reflexiona sinceramente y acepta  la Perfección de Dios, obligaría a manifestarse en su Vida y experiencia esta Magna Perfección.

No hay medios posibles de traer esta Perfección a la mente, cuerpo y expresión externa de uno, excepto conociendo y aceptando la Poderosa Presencia Activa de Dios en sí mismo. Tal reconocimiento pleno obligará a este Poder Interno a propulsar esta Perfección de Dios en la experiencia visible externa de uno. Digan a los estudiantes: “AI AM’ (Yo estoy) haciendo públicas estas Expresiones de la Verdad como Mensajero de esta Verdad, que producirán resultados positivamente, si uno se adhiere a ellas y las usa”.

Los estudiantes piensan que las cosas no funcionan porque ellos hacen hoy una cosa y a la semana siguiente olvidan todo. El deseo por la Luz y la Verdad es la Presencia de Dios en el deseo, propulsándose a Sí Misma a manifestarse en acción. Para obtener iluminación usen la expresión: “AI AM’  la plena comprensión e iluminación de esta cosa que quiero saber y comprender”. El día en que abran sus ojos para ver alguno de estos Maravillosos Seres Ascendidos, el gozo durará por toda la eternidad. Si uno no toma la actitud de que: “Yo tengo la habilidad de hacer esto”, nunca en el mundo puede lograr esa cosa que desea hacer. En el momento en que uno expresa: “AI AM’  la Resurrección y la Vida”, en pensamiento y sentimiento, inmediatamente hace retornar toda la energía de su Ser hasta el centro del cerebro, que es la Fuente de su Ser. Uno no puede subestimar el Poder contenido en esta Expresión. No hay límite a lo que uno puede hacer con ella. Fue la Expresión más usada por Jesús en Sus pruebas más difíciles. Sepan siempre que cuando decretan una cosa constructiva, es Dios en ustedes impulsándoles a hacerlo. Es lo más tonto del mundo preguntar: “¿Ha probado usted esto en su propia experiencia?”. Cada individuo debe probarlo por sí mismo, o no significará nada para él. Nada significa jamás realmente algo para nadie, hasta que lo usa o prueba. El sentimiento lleva consigo una cierta visión cohesistente. Uno siente a menudo una cosa con tal claridad que realmente la ve desde el Punto de Vista Interno. Cuando ustedes entren en el Estado Ascendido, pensamiento, sentimiento, visión, y color se manifestarán casi simultáneamente. Sonido armonioso es quietud. Esta es la razón por la que la música encantadora es la más sosegadora en sus efectos, mientras la música ruidosa es justo lo opuesto.

BENDICION:


Tú, Magno, Majestuoso, Victorioso “AI AM”, damos alabanzas y gracias por nuestra comprensión de Ti, como Dios Actuando en nosotros; y con Tu Poderosa Presencia y Radiación nos llevas a sentir la Magna Importancia de Tu Poderosa Verdad y Maravillosa Presencia. Mientras meditamos en Ti, permite que Tu Magna Radiación nos llene con esa Conciencia Comprensiva para conocer y aplicar Tus Aserciones de Verdad cada vez más perfectamente. Damos alabanzas y gracias por Tu Magna Perfección y Verdad para todos aquellos que Te buscan con firmeza.



  
Nuestras Comunidades de Luz y Vida están diseñadas para Sanar... Bendecir... Prosperar... Educar... Informar.... Iluminar... progresivamente.

Micael de Nebadon
Micael Sananda Esu
Espíritu de la Verdad, Santo Consolador

FAMILIA UNIVERSAL DE CRISTO MICAEL
Y EL ESPIRITU DE LA MADRE, NEBADONIA

Navegando las Sociedades de Micael de Nebadon

Traducciones al español: