sábado, 26 de diciembre de 2015

SAINT GERMAIN. DISCURSO VI. 20 de octubre de 1932 . Autor: Godfré Ray King Título en español: LOS DISCURSOS DEL “AI AM” (Llamado también 'El Libro de Oro de Saint Germain') ¡Compartir!!!



NOTAS SOBRE LA PALABRA ‘I AM’

Saint Germain dice en el capítulo -2- del libro ‘La Presencia Mágica’

Transliteración del I AM en español AI AM

La Palabra Sagrada “AI AM”, que aparece repetidas veces en este libro, significa ‘Yo Soy’, traducida al idioma español. Pero siempre que por necesidad de traducción o comprensión del texto aparezca ‘Yo Soy’ en lugar de ‘AI AM’, recuérdese que sólo sustituye el significado puntual ‘Yo soy’, y nunca su esencia, vibración, poder, ni sonido.

‘Yo Soy’ no es el nombre original de Dios, ni contiene la vibración ni poder que mueven a las Potestades Celestiales, ni a los Seres de los Elementos, a cumplimentar una orden, como cuando es dada en el nombre del ‘AI AM’.

Recuérdese que ciertas vibraciones de los sonidos tienen efectos fulminantes y específicos sobre la materia. Un sonido agudo puede romper una copa de cristal. Un batallón a paso rítmico puede hundir un puente, etc.
***




Audio


SAINT GERMAIN. DISCURSO VI 20 de octubre de 1932

Autor: Godfré Ray King Título en español: LOS DISCURSOS DEL “AI AM” (Llamado también 'El Libro de Oro de Saint Germain') 


INVOCACIÓN:

¡Tú Magna, Infinita Presencia! Creadora de todo lo que existe, siempre majestuosa en Tu Presencia Conquistadora, damos el Poder solamente a Ti. Retiramos por siempre todo el poder que le hemos dado a las cosas externas, y permanecemos serenos en Tu Majestuosa Presencia, Amor, Sabiduría, y Poder. Conociendo que “AI AM’ (Yo estoy) aquí, y AI AM’ (Yo estoy) allí, y AI AM’ (Yo estoy) en todo lugar, entonces AI AM’ (Yo estoy) sereno en Tu Majestuosa Presencia, manifestando Tu Amor, Sabiduría, Poder y Juicio: porque tengo mi previsión y veo mucho más allá de las posibilidades humanas”. Doy alabanzas y gracias porque ahora y por siempre reconozco y acepto solamente Tu Magna y Victoriosa Presencia en todas las cosas, en mi Vida, mi mundo, mi mente y mi cuerpo. Doy alabanzas porque he colocado alrededor de cada forma Tu Círculo Mágico, Invencible e Impenetrable para toda cosa diferente a Ti. Permanezco en guardia sobre mi Vida, cuerpo, mente, mundo y asuntos, para que nada se manifieste que sea diferente a Ti. Te damos gracias.

DISCURSO

Recuérdenle constantemente a la actividad o conciencia externa que cuando Yo digo I (Yo), “AI AM” (Yo estoy) usando el Infinito Poder Divino. Cuando digo “AI AM”  he puesto este Poder en movimiento o acción para conseguir exitosamente cualquier idea que sea, que haya sido mantenida en la conciencia, o sobre la que haya mantenido la atención. Los estudiantes sinceros no deberían olvidar esto ni durante una simple hora, hasta que la Verdad se llegue a fijar de tal modo en la actividad externa que ésta actúe automáticamente. Por tanto, verán cuán perfectamente ridículo es decir: “AI AM’ (Yo estoy) enfermo, AI AM’ (Yo estoy) financieramente atascado” o que parece haber una carencia de algo. Les digo que no pueden estar afectados por nada de esto con el uso del “AI AM”. Úsenlo pues. Cuando parecen haber cogido un resfriado no es necesario que les digan que usen un pañuelo. Entonces ¿por qué precisan que se les recuerde que la actividad externa sólo dispone de un Poder con el cual manejarse, y que éste es la “Presencia AI AM” -Dios en uno-?

Lo desafortunado acerca de los estudiantes sinceros es que ellos no meditan demasiado a menudo sobre esta Verdad, para que su maravillosa Presencia entre en actividad. Sepan que: “AI AM’  la Majestuosa Presencia Victoriosa llenando todos los puestos oficiales”, y conózcanlo con certeza en sus mentes. Si alguno de los estudiantes toma control y usa esto, tal estudiante será bendecido por hacer eso. Guárdense ustedes mismos constantemente en el contacto externo, para no aceptar inconscientemente la apariencia de las cosas, o el miedo de los así llamados financieros. Dios gobierna su mundo, su hogar, sus negocios, y esto es todo con lo que ustedes están concernidos.

No teman jamás estar peleando con su imaginación por el hecho de sentir la proximidad de la manifestación plena de la Magna Presencia Individualizada. ¡Regocíjense! Crean en la Magna Presencia que sostiene en Su abrazo toda cosa de este mundo que puedan desear o usar. Ustedes no dependen de las cosas externas. Con esta entrada gozosa a este Magno Poder y Presencia que lo contiene todo, ¿no ven que podrán ser abastecidos de todo, si se acabara toda cosa? Quiero que sientan, acepten gozosos, y conozcan con todo su Ser ahora, que el Poder de precipitación no es un mito. Es real.

Aquellos  que profundizan lo suficientemente en este sentimiento, tendrán la precipitación de toda cosa que deseen. Ha habido niños castigados por ver Seres Angélicos, y por manifestar Percepción Interna. Son sus padres los que deberían ser castigados, y bien por eso; por osar interferir con la Libertad-dada por-Dios a estos niños. Si los mayores viviesen más en la consciente imagen y aceptación de estas Magnas y Grandes Presencias, de las cuales duda la mayoría de la humanidad, sentirían su Presencia y su elevadora y sostenedora inteligencia.

¡Mis amados! Si repentinamente nos encontramos necesitando coraje o fuerza, digamos: “AI AM’ (Yo soy-estoy) ahí, surgiendo y abasteciendo esto instantáneamente”. Si necesito armonía en mi mente o cuerpo, entonces digo: “AI AM’ (Yo estoy-soy) ahí, suministrándolo instantáneamente”, y no necesito esperar. No presten atención al mundo o a los individuos que no comprenden estas cosas. Continúen, regocijándote en la Presencia activa y visible, precipitada en su Vida y uso de toda cosa que deseen. Nuestro así llamado sentido común, nos debe decir que a no ser que esperemos, aceptemos y nos regocijemos en la ‘Presencia’ de la cosa que queremos, ¿cómo, en el nombre de Dios, esperamos conseguirlo?

El pobre, insignificante ser-externo se pavonea diciendo: “Yo soy muy importante para prestar atención a esas chiquilladas o cuentos de hadas”. Bien, pues permítanme decirles que un día, el individuo que dice esto, solamente estará demasiado contento cuando escuche estos cuentos de hadas, y llene su mente con estas ideas para que ellas se puedan manifestar. En cada instante de su contacto externo con el mundo de las finanzas, donde quiera que existe una condición negativa que parece tocar su mundo en algún modo, tomen la firme postura de: “AI AM’  la precipitación y Visible Presencia de cualquier cosa que Yo desee, y ningún hombre puede interferir con ella”.

Esta es una Magna Verdad. Cuando Yo hablo de precipitación en esta manera, no sólo quiero decir a través de lo invisible, sino a través de cualquier canal, porque todo es una precipitación; hay solamente una ligera diferencia en la actividad. Cuando reconozco quien “AI AM” (Soy), entonces he entrado en el “Gran Silencio”, dentro del cual está la Más Grande Actividad de Dios. Este reconocimiento debería traer grandes revelaciones al individuo, si él se adhiere a ello con aceptación gozosa. En su experiencia externa, el uso de cualquier actividad desarrolla su fortaleza hasta una cada vez mayor eficiencia, ¿no es así? Si uno puede aplicar esto en la actividad externa, ¿no ven cuánto más importante resulta con la Actividad Interna?

Cuanto más se use tanto mayor será el poder que se pone en ello. Sepan que ustedes pueden hacerlo mucho más poderosa y rápidamente con las cosas Internas Espirituales que con las cosas externas, porque con el Espíritu el Poder actúa instantáneamente. No hay espera cuando actúa el “AI AM”. El hecho de que acepten el desarrollo del sistema muscular con el ejercicio, debería hacerles comprender que el mismo esfuerzo aplicado al ejercicio y reconocimiento del Poder Interno, produciría naturalmente mucho mayores resultados. Por ejemplo, se supone que el hombre realiza ciertos ejercicios físicos con objeto de desarrollar sus músculos.

Yo posibilité que mis estudiantes muchas, muchas veces, desarrollasen poderosos músculos en un cuerpo simétrico y bello, sin tener que realizar un simple ejercicio para lograrlo. Ocurre lo mismo con el ejercicio de sus Facultades Internas para que manifiesten el Poder Interno. En todo desarrollo, tanto que sea Interno como externo, la primera parte del ejercicio es mental. Aquí, debemos saber que hay solamente un Poder y Energía a usar, que viene de la “Presencia Divina AI AM” en ustedes. Por lo tanto el ejercicio de sus Facultades Internas es necesariamente mental -llamada mental- pero Yo les digo que es Dios en acción, porque ustedes no pueden formar un pensamiento sin la Inteligencia y Energía de Dios para hacerlo. Por lo tanto, su actividad mental es la Energía de Dios en acción. Ahora podrán ver cuán fácil y posible es producir un cuerpo físico fuerte sin elevar una mano en ejercicios físicos para lograrlo.

Muchos científicos, médicos, hombres y profesores de cultura física, negarán esto, pero les aseguro que ello tan sólo se debe a que ellos no son conscientes de, o no han llegado a pensar profundamente sobre la energía o poder que está actuando; porque no puede tener lugar ninguna clase de actividad excepto mediante el uso de la energía y el poder Internos. Los individuos permiten que las dudas y miedos les invadan y sobrecojan, cuando se trata de reconocer estas Grandes facultades, que son libres para usar en cualquier momento. Pueden ver que ellas tan sólo están sumergidas, como si se dijera, por lo externo, como un corcho que ha sido empujado debajo del agua, el cual, cuando es liberado por un pequeño esfuerzo, se eleva a la superficie para ser usado.

Debo decir que es positivamente lamentable ver fervorosos estudiantes pasar muchos años, esforzándose a intervalos para ganar el uso de estas facultades, y entonces, a causa de que estas no funcionan de inmediato, recaen en un estado de inactividad, hasta que algo les espolea para entonces recaer nuevamente. El persistente, determinado reconocimiento de esta “Presencia AI AM”, les llevará a través de toda dificultad, hasta un certero logro, a no ser que abandonen la tarea.

Yo veo, y especialmente en estos tiempos, un buen número de individuos que con un ligero incentivo y descripción del uso sencillo de estas facultades, saltarían rápidamente hacia su libertad, y especialmente aquellos que han tenido esta instrucción verbal y la radiación que la acompaña. ¿No es horrible que Hijos e Hijas de Dios se sometan a los reclamos de limitación, cuando con persistente esfuerzo y determinación podrían abrir la puerta y pasar a esta gran Cámara Interna, llena de tal Deslumbrante Luz, joyas, oro, y sustancia de la cual puede ser precipitada toda clase de alimento? Incluso, con esta Verdad claramente delante de ellos, estos individuos todavía dudan, por la incredulidad, para pasar, tomar este cetro y ser libres.

¡Bienamados! De nuevo digo: “Canten la Gran Melodía de la Presencia AI AM’ conquistadora”. Cántenla en sus corazones continuamente. Siéntanla con toda su habilidad, y determínense a usarla. Agárrense a esa determinación y el conocimiento y el camino se abrirá firmemente para darles esa Maestría que es su Libertad Eterna. Justamente manténgase gozosamente conocedores de que atraviesan el velo ahora. Cualquier Maestría que el individuo ha obtenido sobre él mismo, sus asuntos o su mundo, es siempre, y debería ser, una Cámara Sagrada, un Santuario Interno sobre el cuál ningún otro individuo inquisidor puede entrometerse. Nadie puede obtener Maestría mediante el deseo externo de encontrar Maestría dentro de otro.

Buscar, encontrar y aplicar la Ley del propio Ser de uno, es el camino seguro del estudiante a la Maestría, y solamente cuando la ha obtenido el estudiante por sí mismo, puede él realmente comprender lo que es Verdadera Maestría. Hay solamente una Maestría que debe ser encontrada y esta es la Maestría sobre el propio ser externo. Uno puede caminar al lado de un Maestro durante años sin descubrirlo, hasta que sus propias Facultades Internas revelan el hecho. Uno puede vivir en la misma casa con un Maestro durante años sin saberlo, hasta que emerge alguna crisis para ser enfrentada, y de este modo poder ser revelado el Verdadero Poder de ese Maestro.

Hablar o descubrir sus propios logros de Maestría, sería para un Maestro disipar sus propias fuerzas, y no puede ser hecho en ninguna ocasión. Si un estudiante es suficientemente afortunado de tener una experiencia agradable, y a continuación la comenta con otros, se acumula usualmente mucha duda sobre él, de modo que rápidamente comienza a dudar él mismo. Es realmente cómico lo muy convincentes que pueden ser los argumentos de los demás. Si un estudiante presta atención a los argumentos ajenos, ¿por qué no ser al menos tan amable con su propio Ser Divino, y escuchar Su Poder y Bien, tal como se expresan a través de la Experiencia Interna? En el momento en que empieza a entrar la duda, entrará más duda a raudales. Y lo mismo es con el “AI AM”. Si uno pone su atención sobre el “AI AM”, Ésta se manifiesta sobre uno cada vez más. Donde si fija la atención consciente, ahí se derrama la energía.

Bienamados, ¿no ven que cuando quieren que se les revele algo, o quieren ser inspirados de algún modo, no comprenden que: “AI AM  eso”? En el momento que dicen “AI AM” ponen en movimiento este Poder que inherentemente posee dentro de Él todas esas facultades. “AI AM”  tiene toda la sustancia, y debe expresar cualquier forma sobre la que se haya fijado la atención de la mente. “AI AM” es la Insondable Mente de Dios. Al buscar el conocimiento, el estudiante medio contacta la memoria recurrente de eso que ha sido, en lugar de ir al Corazón de Dios y extraer al exterior eso que nunca existió antes.

Muchas veces, los individuos y estudiantes no comprenden ni quieren comprender que ha habido muchas civilizaciones de vastos logros, que son enteramente desconocidos para el mundo externo actual. Atlántida y Lemuria, o la Tierra de Mu, tal como acreditan unos pocos hoy día, son solamente fragmentos de las grandes civilizaciones que han existido. Para hacer cosas inusuales: El estudiante que desee hacer esto, tome la postura determinada de: “AI AM  el Corazón de Dios, y ahora manifiesto Ideas y logros que nunca han sido manifestadas previamente”. Consideren solamente esto: “AI AM’  eso que deseo manifestar”. La “Presencia AI AM” es el Corazón de Dios. Ustedes están inmediatamente en el “Gran Silencio” en el momento que dicen -“AI AM”-. Si reconocen que son el “AI AM”, entonces cualquier cosa que declaren se manifiesta en ese momento.

Creer es tener fe en que una cosa es verdad. Hay un entrelazamiento entre creencia y fe. En el comienzo una cosa es creencia, y si se mantiene se transforma en fe. Si uno no cree que una cosa es verdad, no la puede traer a la manifestación. Si uno no cree en la afirmación: “AI AM  una cosa” ¿cómo puede Ella actuar para uno? El viejo dicho: “No hay bien o mal, sino que el pensamiento los hace así” es una Verdad Absoluta. Cuando uno sabe que la Energía Divina se derrama en el individuo absolutamente Pura y Perfecta, entonces debe comprender que es el individuo quien recalifica esa energía e impone su propia cualidad impura sobre ella. Esta Pura Energía Divina se proyecta al exterior mediante el consciente esfuerzo del individuo, cargada con alguna clase de cualidad, porque ese es su privilegio como Creador. Cada uno está cualificando esta energía constantemente, que es derramada continuamente. Cada uno está continuamente vertiendo su color en ella a través de su propia conciencia. Cada actividad externa que califica, porta con ella la facultad inherente del sonido y el color. No puede llegar a ocurrir ninguna actividad de ninguna clase que no tenga sonido y color inherentes dentro de ella.

La Perfección de Dios no tiene, naturalmente, decoloración en ella. La decoloración ocurre dentro de la facultad externa, que da cualidad a una cosa. Cada estudiante debe responsabilizarse de su propia actividad al cualificar la energía que exterioriza. La mente no puede actuar sobre algo que no tiene Inteligencia inherente dentro de sí. No se permitan a sí mismos, en el sentido humano, considerar el elemento tiempo en nada de lo que hagan; sino que por el contrario afronten gozosamente cualquier cosa, y aférrense a ella hasta que esta se manifieste.

Sean como una antorcha. Si quieren mantenerse firmemente sobre la Magna Presencia de Dios como el Actor que hace la cosa, entrarán en la plenitud y Perfección de toda cosa, lista para su uso ahora. Todo logro permanente debe ser resultado del esfuerzo autoconsciente del individuo.

Pregunta. ¿Qué es la simpatía?

Respuesta. Es tan sólo una concordia con la imperfección. Cualquier cosa que hagan, sean categóricos delante de la simpatía humana. Vigilen para no permitirse a ustedes mismos ser arrastrados a las arenas movedizas de la simpatía, cuando pueden usar alas para elevarse sobre su destrucción. No juzguen, sino que por el contrario entren gozosamente en la “Presencia AI AM” y todas las cosas se manifestarán Perfectamente. Para cada condición imperfecta, especialmente la vejez, usen: ‘“AI AM’  la Perfección en ese individuo”. No importa lo que se diga en el mundo externo, uno debe permanecer sin afectar por ello, porque uno está aproximándose a esta Perfección, y debe conseguirla conscientemente. Si uno no está alerta, puede, en un momento, permitir la entrada a una expresión que le puede seguir durante años, si no la borra.

Cuando usa conscientemente la Gran Ley, debe saber que el Poder activo del Pensamiento de Dios, conoce su dirección, va y actúa Perfectamente. Carguen conscientemente la “Inteligencia AI AM” para usar cuanto es necesario, y digan: “AI AM’  la Inteligencia, que califica esto con cuanto sea requerido”. Para curar: Yo tuve un estudiante que calificaba de tal modo el Círculo Electrónico alrededor de él con el Poder de curación que fue llamado la “Sombra Curadora”. Naturalmente no era que la sombra curase, sino que en el momento en que la gente tomaba contacto con su Círculo Electrónico se curaba instantáneamente.

Pregunta. Conociendo que Dios es Amor, ¿por qué se individualizó a sí mismo?

Respuesta. Con objeto de tener algo a lo que amar.

Pregunta. ¿Por qué se dividieron los Rayos?

Respuesta. Con objeto de expresar Amor. Amor es el “Principio Activo de Dios”. Cuando ustedes aman, están envolviendo lo que aman en ese “Manto de Dios”, esa Actividad y Presencia Radiante. Nunca condenen. Intenten siempre comprender donde parece haber una actividad sexual errónea, y eleven la conciencia del individuo, mediante el enfoque de la atención sobre un elevado ideal de alguna clase; con objeto de controlar el pensamiento, y de este modo poder traer bajo consciente control la actividad sexual del individuo, mediante el uso de su propia voluntad. El apropiado y limpio uso del sexo es para la expresión del Amor en el acto de la procreación de una forma para que el alma entrante pueda tener una disposición y temperamento armoniosos. El pensamiento y sentimiento de los padres son la actividad influenciadora y moldeadora. La naturaleza del Principio de Vida del individuo es amar.

BENDICION:

¡Infinito Dios de Amor! Te damos gracias por Tu Gracioso Derramamiento hoy, por Tu Magna Radiación que llena todas las cosas en todo lugar. Te damos alabanzas y gracias de que hayamos entrado en Tu Mundo, donde todo es tan amable, donde Tu Radiación, creativa con cada pensamiento, trae a la Perfección todas las cosas mantenidas dentro de nuestro pensamiento.

NOTAS

Ascensión del cuerpo: Nada elevó su cuerpo hace 2.700 años. En el caso de los tres que elevaron su cuerpo a un mismo tiempo; ellos pueden ascender en el mismo momento, o dentro de las siguientes semanas o meses.


Para controlar un animal usen: “AI AM’  aquí y AI AM’  allí, y yo ordeno silencio ahí”. Miren también al animal en los ojos, y acepten que el Amor de Dios lo controla. La diferencia entre Compasión Divina y simpatía humana es tan grande como la existente entre la Luz y la oscuridad. La compasión Divina mantiene la atención del estudiante anclada a la “Magna Presencia AI AM”, invocando su exteriorización para producir Perfección. La simpatía humana es una avalancha de energía cualificada por un sentimiento de imperfección, que tan sólo intensifica la imperfección que ya se está manifestando.


  
Nuestras Comunidades de Luz y Vida están diseñadas para Sanar... Bendecir... Prosperar... Educar... Informar.... Iluminar... progresivamente.

Micael de Nebadon
Micael Sananda Esu
Espíritu de la Verdad, Santo Consolador

FAMILIA UNIVERSAL DE CRISTO MICAEL
Y EL ESPIRITU DE LA MADRE, NEBADONIA

Navegando las Sociedades de Micael de Nebadon

Traducciones al español: