miércoles, 10 de febrero de 2016

UN CURSO EN MILAGROS EN EL COLEGIO DE SALVINGTON. CAPÍTULO 11 DIOS O EL EGO La herencia del Hijo de Dios (Parte 2). Micael de Nebadon. ¡Compartir!!!


El Conocimiento es absoluto. No puede cambiar, mientras la percepción es una interpretación subjetiva y una acumulación en el mundo cambiante. El conocimiento es Verdad, bajo una ley, la Ley del Amor o Dios. La Verdad es inalterable, eterna sin ambigüedad. Puede que no sea reconocida, pero no puede ser cambiada. Aplica para todo lo que Dios ha creado, y solamente lo que Él ha creado es real. Está más allá del aprendizaje porque está más allá del proceso y el tiempo. No tiene opuestos; ni principio ni fin. Simplemente es.

El mundo de percepción, por otra parte, es el mundo del tiempo, de cambio, de comienzos y finales. Está basado en la interpretación, no en hechos. Es el mundo de nacimiento y muerte, fundamentado en la creencia de la escasez, pérdida, separación y muerte. Es aprendido en lugar de facilitado, selectivo en su énfasis perceptual, inestable en su funcionamiento, inexacto en sus interpretaciones.

Micael de Nebadon.



CAPÍTULO 11
DIOS O EL EGO
La herencia del Hijo de Dios (Parte 2)

Cristo está en el altar de Dios, esperando para darle la bienvenida al Hijo de Dios. Pero ven sin ninguna condenación, pues, de lo contrario, creerás que la puerta está atrancada y que no puedes entrar. La puerta no está atrancada, y es imposible que no puedas entrar allí donde Dios quiere que estés. Pero ámate a ti mismo con el Amor de Cristo, pues así es como te ama tu Padre. Puedes negarte a entrar, pero no puedes atrancar la puerta que Cristo mantiene abierta. Ven a mí que la mantengo abierta para ti, pues mientras yo viva no podrá cerrarse, y yo viviré eternamente. Dios es mi vida y la tuya, y Él no le niega nada a Su Hijo.

En el altar de Dios Cristo espera Su propia reinstauración en ti. Dios sabe que Su Hijo es tan irreprochable como Él Mismo, y la forma de llegar a Él es apreciando a Su Hijo. Cristo espera a que lo aceptes como lo que tú eres, y a que aceptes Su Plenitud como la tuya propia. Pues Cristo es el Hijo de Dios, que vive en Su Creador y refulge con Su gloria. Cristo es la extensión del Amor y de la belleza de Dios, tan perfecto como Su Creador y en paz con Él.

Bendito es el Hijo de Dios cuyo resplandor es el de su Padre, y cuya gloria él quiere compartir tal como su Padre la comparte con él. No hay condenación en el Hijo, puesto que no hay condenación en el Padre. Dado que el Hijo comparte el perfecto Amor del Padre, no puede sino compartir todo lo que le pertenece a Él, pues de otra manera no podría conocer ni al Padre ni al Hijo. ¡Que la paz sea contigo que descansas en Dios, y en quien toda la Filiación descansa!




Our Communities of Light and Life are designed to progressively Heal,.. Bless,..Prosper .. Educate .. Enlighten .. Illuminate.


Nuestras Comunidades de Luz y Vida están diseñadas para Sanar... Bendecir... Prosperar... Educar... Informar.... Iluminar... progresivamente.

Micael de Nebadon
Micael Sananda Esu
Espíritu de la Verdad, Santo Consolador

FAMILIA UNIVERSAL DE CRISTO MICAEL
Y EL ESPIRITU DE LA MADRE, NEBADONIA

Navegando las Sociedades de Micael de Nebadon

Traducciones al español: