viernes, 27 de mayo de 2016

UN CURSO EN MILAGROS. CAPÍTULO 13. EL MUNDO INOCENTE. Introducción. Micael de Nebadon. ¡Compartir!!!


Construye tu vida sobre lo real y verdadero, el absoluto inmutable y el Ser Eterno comprendiendo las Virtudes de la Madre del Universo. Estos son los nutrientes para la mente… para evolucionar tu mente de las dependencias que se materializan hacia las dependencias del Espíritu; volviéndose plena y completamente dependiente sobre el Padre Universal… Su Espíritu de Vida… Su Espíritu Otorgado de tu propia consciencia. Desenmaraña esas malas cualidades que has puesto en movimiento. Oblígate a ti mismo a adherirte a la Ley del Ser en donde encontrarás tu protección a través de la Gracia y la Misericordia; porque construirás tu vida sobre una “roca sólida” el establecimiento de la seguridad y estabilidad de la Fuerza de Dios… que es tu destino… tu destinación avanzada… la terminación y graduación de tu carrera evolutiva terrenal y logro.

Micael de Nebadon.



CAPÍTULO 13
EL MUNDO INOCENTE
Introducción

Si no te sintieses culpable no podrías atacar, pues la condenación es la raíz del ataque. La condenación es el juicio que una mente hace contra otra de que es indigna de amor y merecedora de castigo. Y en esto radica la división, pues la mente que juzga se percibe a sí misma como separada de la mente a la que juzga, creyendo que al castigar a otra mente, puede ella librarse del castigo. Todo esto no es más que un intento ilusorio de la mente de negarse a sí misma y de eludir la sanción que dicha negación conlleva. No es un intento de renunciar a la negación, sino de aferrarse a ella. Pues la culpabilidad es lo que ha hecho que el Padre esté velado para ti y lo que te ha llevado a la demencia.

La aceptación de la culpabilidad en la mente del Hijo de Dios fue el comienzo de la separación, de la misma manera en que la aceptación de la Expiación es su final. El mundo que ves es el sistema ilusorio de aquellos a quienes la culpabilidad ha enloquecido. Contempla detenidamente este mundo y te darás cuenta de que así es. Pues este mundo es el símbolo del castigo, y todas las leyes que parecen regirlo son las leyes de la muerte. Los niños vienen al mundo con dolor y a través del dolor. Su crecimiento va acompañado de sufrimiento y muy pronto aprenden lo que son las penas, la separación y la muerte. Sus mentes parecen estar atrapadas en sus cerebros, y sus fuerzas parecen decaer cuando sus cuerpos se lastiman. Parecen amar, sin embargo, abandonan y son abandonados. Parecen perder aquello que aman, la cual es quizá la más descabellada de todas las creencias. Y sus cuerpos se marchitan, exhalan el último suspiro, se les da sepultura y dejan de existir. Ni uno solo de ellos ha podido dejar de creer que Dios es cruel.

Si éste fuese el mundo real, Dios sería ciertamente cruel. Pues ningún Padre podría someter a Sus hijos a eso como pago por la salvación y al mismo tiempo ser amoroso. El amor no mata para salvar. Si lo hiciese, el ataque sería la salvación, y ésta es la interpretación del ego, no la de Dios. Sólo el mundo de la culpabilidad podría exigir eso, pues sólo los que se sienten culpables podrían concebirlo. El "pecado" de Adán no habría podido afectar a nadie, si él no hubiese creído que fue el Padre Quien le expulsó del paraíso. Pues a raíz de esa creencia se perdió el conocimiento del Padre, ya que sólo los que no le comprenden podían haber creído tal cosa.

Este mundo es la imagen de la crucifixión del Hijo de Dios. Y hasta que no te des cuenta de que el Hijo de Dios no puede ser crucificado, éste será el mundo que verás. No podrás comprender esto, no obstante, hasta que no aceptes el hecho eterno de que el Hijo de Dios no es culpable. Él sólo merece amor porque sólo ha dado amor. No se le puede condenar porque él nunca ha condenado. La Expiación es la última lección que necesita aprender, pues le enseña que, puesto que nunca pecó, no tiene necesidad de salvación.


Creemos una cultura de intercambio aquí.

DONAR

A aquellos individuos que han visto en su corazón apoyar este Ministerio… Yo lo agradezco desde Mi Corazón al Tuyo.

Micael de Nebadon
Fundación de Micael de Nebadon


Te invitamos a ser parte de la Familia Universal de Cristo Micael de Nebadon y el Espíritu de la Madre Universal. ¡Únete!

Nuestras Comunidades de Luz y Vida están diseñadas para Sanar... Bendecir... Prosperar... Educar... Informar.... Iluminar... progresivamente.

We invite you to be part of the Universal Family of Christ Michael of Nebadon and the Spirit of the Universal Mother. Join!

Our Communities of Light and Life are designed to progressively Heal,.. Bless,..Prosper .. Educate .. Enlighten .. Illuminate.


Micael de Nebadon
Micael Sananda Esu
Espíritu de la Verdad, Santo Consolador
                                          
UNIVERSAL FAMILY – English

FAMILIA UNIVERSAL - Español

LA FAMILLE UNIVERSELLE – Français

FAMÍLIA UNIVERSAL - Português
                                                                 
Traducciones al español: