O.M. AÏVANHOV. Parte 1. 29 enero 2018. Con audio



O.M. AÏVANHOV. Parte 1. 29 enero 2018. Con audio


AUDIO
https://drive.google.com/drive/folders/1y_AminoQ22TEk6F9fUj4Uf8qiYd4Viru



Bien, queridos amigos, estoy muy feliz de encontraros hoy y debo deciros que hay, ¿cómo podríamos decirlo?... una forma de emoción al dirigirme a vosotros, hoy.

María vino a veros, hace justamente cuatro semanas y os dijo que era la última vez que hablaba de esta manera antes de revelarse enteramente en cada uno de vosotros. Hoy vengo como Comendador de los Melchizedek a proporcionaros una serie de elementos que os permitan, espero que a muchos de vosotros, regresar a la alegría inefable del Corazón que cada vez sois más los que la vivís en esta Tierra, incluso y, sobre todo, sin saber lo que está sucediendo.

Así que hoy, he venido a deciros que no hay necesidad de historia y que nosotros, tanto los Ancianos, como las Estrellas y los Arcángeles desde el cónclave arcangélico, que han participado al mismo nivel que vosotros en la liberación de la Tierra, también debemos, a partir de ahora, liberarnos de la ilusión de la historia. Todo lo que necesitáis para atravesar este período, si tenéis la impresión de no estar en la Felicidad, en esta Alegría y en esta Paz, es volver a ella de manera mucho más extensa, justo después de lo que os voy a decir ahora.

Debe entenderse que la Alegría vinculada al Fuego Ígneo, que os recuerdo que está por todas partes, nace espontáneamente en vosotros y solo puede tener una manifestación en vuestra conciencia que es la de haceros descubrir la alegría incondicionada de la que tanto os hemos hablado y que habéis experimentado por momentos todos estos años. La evidencia del Corazón se traduce por el Silencio, por la evidencia del Corazón sin dar cabida a ninguna historia posible, y así, tanto vuestra historia personal, como lo que hemos estado desarrollando hace más de 30 años entre vosotros, de diferentes formas, por diferentes caminos y por diferentes enfoques, hoy debe cesar.

Y nosotros, los Ancianos y las Estrellas, también debemos pasar por el ojo de la aguja, es decir, vivir como cada uno de vosotros, lo que la Tierra debe vivir. El único vínculo histórico que me gustaría recordaros es que tanto las Estrellas, como los Ancianos y los Arcángeles, han estado presentes alrededor del Sol y ahora están más cerca de vosotros. Nosotros estamos, os recuerdo, en una especie de nave de Luz situada entre la verdadera Luz y la falsa luz que ilumina este mundo. Os hemos dicho durante todos estos años, que llegaría el momento en que sucederían una serie de acontecimientos y que solo el Padre sabía la fecha.

Esta fecha, hemos tratado de anticiparla lo más cerca posible, precisamente durante el último trimestre del año que acaba de pasar. Pero también debéis constatar, y es lo primero, que aunque estáis todavía inscritos de alguna manera, dentro de la ilusión de vuestra persona, de la ilusión de la historia, de la ilusión del teatro, sois cada vez más los que realmente habéis vivido vuestra resurrección, y cuando me refiero a muchos, no hablo de los que estáis en reacción, de los que bebéis nuestras palabras, de los que os oponéis, de los que tratáis de saber, de los que tratáis de vivir, sino que hablo de la mayoría de hermanos y hermanas para los que habéis trabajado tanto vosotros como nosotros, desde hace muchos años y que finalmente lo han logrado.

El proceso de la resurrección, a nivel individual, afecta ahora a decenas de millones de personas, de hermanos y hermanas en esta Tierra que al final de 2017, o en todo caso, desde el período que comenzó el 15 de diciembre, se encuentran liberados, estando, por supuesto, todavía dentro de la Ilusión. Y es este despertar masivo, esta resurrección final que ha ocurrido entre hermanos y hermanas de todo el planeta, así como para las plantas y para los animales, la que ha producido la liberación. Por supuesto, la gestación ya ha terminado. Concluyó, como os dijo María, dos días antes del 31 de diciembre del año 2017; el 29 de diciembre para ser precisos. A lo que vosotros asistís en este momento, es a la superposición de varias líneas de tiempo, donde cada uno recupera su autonomía, su libertad, pero también se actualiza aquí mismo, ya que la Llamada de María no ha tenido lugar, pero se vuelve cada vez más inminente.

Por supuesto, todos estáis decepcionados por las fechas, pero la Eternidad no sabe de fechas. Desde luego, el evento colectivo es más relevante que nunca, y digo “evento colectivo” porque sabéis que hay de varios tipos de eventos: signos celestes, señales acústicas, señales energéticas y vibratorias. Pero lo más importante es cómo os mostráis a vosotros mismos, vuestra propia libertad, que ya no estáis inscritos en ningún escenario, en ninguna historia, porque cuando os hablamos del Corazón del corazón, de la Conciencia Pura, de la Infinita Presencia, de la Última Presencia, de Shantinilaya, todas esas distintas palabras que hemos usado, solían proporcionaros un marco de referencia, un marco para detectarlo, pero hoy no tienen ninguna razón de ser. Y hablo aquí para toda la Tierra como Comendador de la Orden de los Melchizedek.

Algunos de vosotros habéis seguido una historia, otros, habéis experimentado subidas vibratorias que corresponden al encuentro entre lo efímero y lo Eterno. El capullo está sintetizado, algunos habéis desarrollado las alas y están secas; os preguntáis por qué la ilusión está todavía ahí, pero la Alegría es tal que tan pronto como cerráis los ojos, y no hablo de meditación, desde el momento en que quedáis inmóviles, os dais cuenta que nada volverá a ser como antes de vuestra resurrección. El marcador de la evidencia de vuestra resurrección, independientemente de las preguntas que puedan quedar aún en vuestra persona, en la historia, es que no tienen ningún interés porque la evidencia de la Alegría, la evidencia de la Paz, en ciertos momentos y de manera cada vez más intensa y evidente, no deja lugar a ninguna persona, a ninguna dualidad y, especialmente, a la dualidad “bien/mal”.

Vosotros sabéis: “el dios, el diablo, es verdad, no es verdad; el que lo dice es quien es”, no hay necesidad de ninguna palabra, de ninguna forma, de ninguna visión, porque lo que sucede cuando estáis en esta Alegría sin objeto que está instalada y que crecerá a cada minuto, si queréis, cada vez más, corresponde, y lo habéis sentido, y podréis adivinarlo, porque os dijimos que el Fuego Ígneo iba a manifestarse en noviembre y en octubre; eso fue estipulado y de manera muy precisa por los Ancianos, por las Estrellas y, a partir de ahora, no tenéis que buscar ninguna historia. No tenéis que buscar nada.

Hemos desarrollado ampliamente, los conceptos de permanecer en calma, en inmovilidad, en acogida. El Arcángel Anaël, hace ya muchos años, antes de las Bodas Celestiales, os habló extensamente de lo que llamó en la época: “El Abandono a la Luz”.

Hoy, aquellos que habéis vivido la resurrección y que estáis realmente resucitados, sois mucho más que liberados vivientes porque ellos no están seguros de la experiencia y del estado del Absoluto, pero han visto la vanidad del Sí, la vanidad de toda historia encerrada. Por supuesto, hoy, muchos os encontráis en esa Alegría permanente que no tiene preguntas ni dudas, porque esa Paz y esa Alegría de la que no volveré a hablar, es Evidencia. En la Evidencia, ¿qué encontráis? La desaparición, la lucidez, la precisión, no de este mundo que se vuelve cada vez más confuso y del que nada se puede extraer, sino la precisión que es vuestra Eternidad.

Así que, como he dicho, hay muchas líneas temporales; en algunos de vosotros eso se producirá durante la noche en que os daréis cuenta que os bañáis en una Paz y al despertar tendréis el recuerdo de esa Paz. Otros lo sentiréis a ciertas horas en las que el Fuego Ígneo es cada vez más intenso. Os recuerdo también a los que habéis seguido el despliegue de la Supraconciencia a lo largo de la historia, que como os hemos manifestado, los últimos son hoy los primeros, porque ellos nunca han estado seducidos por las historias, sino solo por la Verdad, aunque esta Verdad crean que la han encontrado dentro de movimientos, en movimientos religiosos, en la espiritualidad, en la religión.

Os recuerdo que hace ya muchos años, el único ser libre, realmente libre que vino a hablar con vosotros y que volvió hace poco tiempo, fue el llamado “Bidi”. Todos sin excepción, os recuerdo, incluso los Arcángeles que por supuesto no han estado nunca encarnados en este mundo, pero han estado implicados de una manera u otra, en el encierro de este mundo, están obligados a participar en esta liberación que han hecho como muchos de vosotros y toda la Confederación Intergaláctica de los Mundo Libres; rindo gracia por vuestro sentido de servicio, rindo gracia a vuestra semilla de Estrella, pero sobre todo me gustaría rendir gracia por vuestra Libertad, la que no tiene cargas ni personaje, es decir, que estáis realmente liberados de la persona y, sobre todo, de cualquier historia.

Entonces, vais a ver a muchos hermanos y hermanas que experimentan ahora, las vibraciones y que van a vivir el Sí, van a mirarse en su propio Sí. Sabéis que durante todos estos años en que os hemos acompañado, muchas ilusiones se han producido dentro de la misma Ilusión, con reivindicaciones de roles, de funciones, de atributos, de misiones; todo eso ha terminado. Porque si establecéis una diferencia entre el más luminoso de vuestros hermanos y hermanas que conocéis y el que llamáis Yaldebaoth, no habéis comprendido nada. No debéis diferenciar entre vuestro hijo y el hijo del otro; solo la persona vive, prueba y siente, las diferencias.

Pero siendo Liberado viviente, liberado de la muerte y liberado de la ilusión, no podéis estar engañados porque desde el instante en que tratáis de serviros de vuestro mental para algo distinto de lo relativo a la actividad de vuestra persona, la Alegría os atrapa. Por supuesto, notaréis a vuestro alrededor que hay muchos también que no son atrapados por la Alegría y que mantienen historias, que persiste la persona, por lo que están en el marco típico de lo que hemos desarrollado hace mucho tiempo, después del año 2012, respecto a la Ilusión. Ellos querían traer la Luz a la historia, cuando la Luz pone fin a la historia, a la persona, a la historia personal, a la historia colectiva o si preferís, al sueño colectivo. Pero desde luego, cada uno ha elegido y se encuentra hoy justamente, debido a la perfección de la Inteligencia de la Luz en el lugar en que debéis estar, es decir, bien en la Alegría y resucitados, bien en los quehaceres del mental, bien en las problemáticas que resolver de la naturaleza que sean, relacionados con vuestro cuerpo, con la sociedad, con vuestras relaciones.

El que está en Paz y en Alegría, no quiere ya jugar a todo esto y no puede, porque la Alegría, como os he dicho, es Evidencia. Ella no requiere justificaciones, ni palabras, ni posturas ni la adhesión a nada. Y la Alegría, no puede aparecer, si no sois verdaderos con vosotros mismos, no con vuestro personaje, no con cualquier historia, aunque sea la que os ha guiado y acompañado durante todos estos años. Es a solas, cuando eso no os impide reír, porque la Supraconciencia es la conciencia desnuda para aquellos que experimentáis esta Alegría, que sentís esa explosión de risa interior que nada tiene que ver con la burla de ningún hermano, sea cual sea su postura. Es el verdadero estado de Amor, porque en el Amor, veis la Verdad.

Así que, lo más importante hoy es vivir esta Alegría y no podéis vivir la Alegría mientras haya la menor historia al nivel espiritual, al nivel de la energía y al nivel de la vibración.

Así que este día es, por tanto, mi última intervención entre vosotros, porque nosotros los Ancianos, también tenemos que entrar en ese estado de estasis a solas, incluso dentro de nuestra asamblea para ser sincrónicos y estar con vosotros en cuanto al signo celeste. No habrá más intervenciones de Seres como nosotros, porque nosotros también, entramos en el Silencio.

Por supuesto, hay innumerables canales que os dicen que algo está sucediendo, pero como podéis ver, si estáis leyendo historias todavía, cada uno ve una finalidad diferente, ¡es normal! La Luz os hace libres, pero si vuestra libertad consiste en mantener la dualidad, ¿qué hacer? La Luz no puede obligarte a nada. Y como sabéis, la dualidad os interesa, no porque vuestro cuerpo esté todavía aquí y hayan cosas que resolver, sino porque estáis todavía en la dualidad. Y la dualidad, ¿qué es? Es ver al diablo en otro lugar que en vosotros. Y es eso lo que es la Luz, no estoy hablando de la luz proyectada, la que habéis experimentado en la interfaz entre lo efímero y lo Eterno. El Amor es pura Alegría, más allá de toda forma, de todo escenario, de todas las reivindicaciones personales, porque para vivir la resurrección debe haberse vivido el verdadero Sacrificio, no solo de vuestra persona, como han vivido los primeros Liberados vivientes, sino también de la historia.

Creo que ahora, todos los canales, hayan servido a lo que hayan servido, pueden tener también la necesidad de sumergirse en esta Alegría sin objeto y en la resurrección, y aquí, no hablo solo de los canales o aquellos que perciben la energía, la vibración o incluso las historias, vais a constatar que esta Alegría debería estar presente en la desaparición, pero yo diría que las desapariciones que experimentáis hoy, más que un embrutecimiento, son una lucidez total. Tenéis hermanos y hermanas por millones, que comienzan a testimoniar ellos mismos, no ser esto o aquello, no haber vivido la vibración, no haber evolucionado o mejorado algo, sino que, de la noche a la mañana, viven la Verdad y la Evidencia. Entonces, lo que quiero deciros a todos, estéis donde estéis, en la dualidad “bien/mal” o en la Unidad más pura y desnuda, que aquí no hay ni bien ni mal. Es decir, que en este momento comenzáis a vivir la Eternidad y si vivís la Eternidad sin ocultar nada, no estando ya identificados a vuestra persona, a vuestro personaje, a vuestra historia, a la historia de este mundo, entonces, estáis totalmente liberados. El testigo de esta libertad es uno, la Alegría, y esta Alegría es la Evidencia. Todo lo demás, incluso las palabras que os estoy diciendo ahora, son solo historias.

Algunos Ancianos y especialmente al que he llamado “mi amado” que es Bença Deunov, Orionis, os han dado por adelantado en el último trimestre del año 2017, todos los elementos que encontraríais. Las Estrellas y creo en particular, que Ma Ananda Moyi y Teresa de Lisieux, os dijeron todo lo que iba a pasar y entre los Ancianos, he dejado que se expresen libremente, es decir, independientemente de la opinión de la Asamblea de los Melchizedek, Hermano K y Sri Aurobindo, porque como sabéis, han sido, uno, Jesús de Nazareth y el otro, ha sido Juan, por lo que estaban marcados por la historia. Estuvieron involucrados por la historia y les dejé expresar lo que permitía evacuar los últimos elementos de la historia.

Así que los que necesitan certezas y no viven esta paz y siguen todavía en las historias, no hablo de vuestra vida personal que hay que vivir, sin rehuirla, en la medida que la Luz os lo permita, ya no estáis en vuestra vida, estáis en la Vida, estáis vivos y estar vivo no se acomoda a ninguna historia. Por supuesto, si la Paz está ahí, ¿qué es lo que pasa? Este mundo desaparece realmente y concretamente, y es reemplazado en la pantalla de vuestra conciencia por la Luz Blanca, o por lo que podría llamar la ausencia de Luz que no es la oscuridad, porque para que haya oscuridad hace falta que haya una luz alumbrando esta oscuridad, ahí os convertís en la a-conciencia. Es decir que ya no estáis sujetos ni sometidos a ninguna historia, ni siquiera a esta forma.

Os recuerdo, no hay otro testigo que el silencio del mental, el silencio de las emociones, porque la Paz y la Felicidad toman todo el espacio. Entonces por supuesto a medida que este mundo desaparezca de vuestra conciencia, antes de desaparecer ante vuestros ojos, por así decirlo, y sabéis que puede ocurrir en cualquier momento, e incluso diría que todos los elementos que hemos dado, que estaban en un orden preciso, hace unos años, y luego en el orden que sea, ni siquiera hace falta que ocurran.

Es decir que el acontecimiento, sea cual sea su naturaleza, y me refiero a un acontecimiento colectivo, que sea humano, que sea celeste, que sea auditivo o que sea simplemente la evidencia de esta Paz, desembocará de todos modos en los 3 días de oscuridad, o en los 3 días de luz según el lugar donde estéis situados en este planeta. No hay ninguna diferencia en cuanto al lugar donde estéis, porque según el plan de perfección de la Luz que podéis ver, por supuesto que en cuanto salís de vuestro personaje y de cualquier historia, por supuesto que vais a sentir lo que llamamos las Estrellas, las Puertas, los circuitos, los circuitos de la Onda de Vida, la Lemniscata Sagrada, pero incluso todo esto se ve literalmente barrido por la intensidad de la Felicidad y la evidencia de esta Felicidad.

Entonces aquellos que están en las primicias, difícilmente pueden hablar de Felicidad, en cambio pueden constatar esta Paz que no depende de nada, porque podéis estar muy enfermo y a pesar de todo estar en la Paz. Os pueden acusar de mil cosas, permanecéis en la Paz, no puede haber ninguna reacción, porque cualquier reacción siempre estará inscrita en el seno de la dualidad, y la última escena de teatro de este mundo, que desaparece concretamente ahora, os da a ver esto. Es decir, como la Llamada de María no se ha realizado en los primeros días de enero, y de hecho al haberlo visto, hace ya dos semanas que os anuncié que venía el 29 de enero, era evidente que los tres días no iban a ser antes, pero ahora os digo que nosotros también vamos a prepararnos para esta estasis con vosotros, en el Silencio.

Por supuesto, no se os pide estar en silencio, se os pide estar en la Felicidad. De hecho vais a ver por vosotros mismos, si empezáis a hablar, si habláis de las circunstancias de este mundo, referente a la materialidad de este mundo, sin ninguna noción espiritual, podréis perfectamente llevar una vida normal. Pero tan pronto entréis en unas historias espirituales, en las vibraciones, estaréis confusos, enfadados y perdidos. No hay otra vía que de permanecer inmóvil en silencio, dejar de escuchar lo que os dice este mundo, dejar de escuchar lo que os dice vuestro personaje, sino de verdaderamente, realmente y concretamente, de escuchar vuestro Corazón, porque tiene una única cosa que deciros: sois este Corazón.

En este Corazón aquí en este mundo, estar Liberado es poner fin a toda historia. Poner fin a toda historia es entrar en la Vida Eterna, y no en la vida estrecha inscrita entre la vida y la muerte. Lo que vivís no es la muerte, es la resurrección, siempre lo dijimos, pero en vuestra resurrección vais a constatar que todo lo que os dijimos, hayan sido lo que hayan sido hasta la fecha, por así decirlo, vuestros antecedentes en el seno de la historia, vais a ver esta Evidencia. Entonces por supuesto que hay unos procesos vibratorios cada vez más intensos, y lo nuevo es que hay millones de hermanos y de hermanas humanos-almas, que viven desde este período de diciembre esta fenomenal apertura. Por supuesto que ellos constatan la Felicidad, pero no tienen, diría yo, todo lo anterior que habéis seguido o rechazado, porque a partir del momento en que llevéis vuestra conciencia, que deis una opinión: «es justo, es injusto, es verdad, no es verdad» esto no cambia nada, habéis puesto vuestra atención. Para nosotros esto era el elemento más importante.

Sabéis, os hablamos por ejemplo de los libros de los muertos, que sean egipcios o que vengan de otras partes de hecho, donde se leía este libro de los muertos a los que se iban, para permitirles orientarse. Hoy lo que os orienta es vuestro Corazón, y en el Corazón no hay ninguna historia, hay la misma mirada puesta en cada cosa, con amabilidad cuando se ven unas cosas que no son justas. Pero cuando estáis en la Verdad, en el Corazón real y no el corazón de la cabeza, porque hay unos procesos vibratorios que se han activado a través del Fuego Ígneo. Metatrón se ha depositado en vuestra cabeza, se ha desplegado, pues lo habéis visto, o bien lo habéis dejado en vuestra cabeza o bien lo habéis acogido, habéis aceptado el sacrificio, y entonces Metatrón, por así decirlo, ha podido llegar a vuestro Corazón. Y ahí, la Felicidad sin objeto, la Alegría, la Evidencia han empezado a aparecer y a tomar cada vez más tiempo, cada vez más espacio, veis.

Pues Bidi estaría gritando diciéndoos: «pero, ¿a qué esperáis para salir del teatro, para ver que no hay ningún teatro?» Todo esto os lo explicamos de todas las maneras. Vivir lo desconocido es liberarse de todo lo conocido, no podéis pretender conocer la Verdad en el seno de vuestra persona, ni siquiera nosotros. La única Verdad es Amor-Luz, pero no sirve de nada declamarlo, no sirve de nada buscarlo. Os acordáis, Bidi os dijo que cualquier búsqueda espiritual era una estafa, hoy veis los resultados de lo que habéis co-creado durante todos estos años. Y me refiero a la totalidad de la humanidad, incluso dormida, porque es un período resolutorio y estáis exactamente en el emplazamiento que os hace falta, aunque estéis en la ilusión de la historia de este mundo. Os recuerdo que hace muchos años, os acordáis, habíamos vivido los vaivenes con algunos hermanos y hermanas muy cercanos que vivían el Sí, y que se habían encerrado en el Sí. El Sí sólo es orgullo espiritual, porque no os habéis sacrificado cuando vivís el Sí, todavía estáis inscritos en la linealidad del tiempo y todavía estáis inscritos en el personaje. Sólo aquel que haya visto el Sí y haya aceptado su sacrificio, vive ahora la resurrección, pero no os preocupéis, sabéis que todos estáis liberados.

Os recuerdo que no hay una única destinación. Hasta ahora estabais todos en la Tierra, estabais en este mundo, sobre este mundo o hasta creíais ser de este mundo. Hoy la evidencia del Corazón es tal, que cada día hay millones de hermanos y hermanas que salen de la historia. Y vais a constatar en vosotros como a vuestro alrededor, que los que no viven esta Felicidad permanente que no depende de ninguna historia, de ningún guión, ellos van a entrar en resistencia, es decir que van a tener la necesidad de hablar, van a tener la necesidad de justificar, van a tener la necesidad de explicar, van a tener la necesidad de existir, pero existir no es estar vivo, es la evidencia del Corazón que os lo muestra.

Ya no hay tiempo de dar unos discursos, ya no hay tiempo de intentar encontrarse, ya no hay tiempo de refutar, es el tiempo de la Evidencia. Así que si no veis esta Evidencia que sin embargo está ahí, como os dijimos, para cada uno es vuestro cara a cara, vuestro a solas. Sólo podéis culparos a vosotros mismos, porque la Luz es accesible desde principios de diciembre, y sobre todo ahora para cada uno, y no depende de ninguna voluntad, no depende de ninguna historia, no depende de ningún linaje, depende realmente de vuestra aceptación de lo que sois y que no conocéis.

Que tengáis las primicias que tengáis, que sea en sueño, que sea por unos procesos vibratorios, la única certeza es vuestro Corazón, y no vayáis a imaginarlo con vuestra cabeza, hablo aquí, efectivamente y concretamente, del emplazamiento de vuestra conciencia, la conciencia ya no está en el ego, la conciencia, y lo vemos en muchos hermanos y hermanas, todavía está, diría yo, en la ilusión luciferina, es decir, en la historia, en los guiones, en los juegos de rol, y se olvidan con ello de vivir el Corazón, y olvidan que no hay nada que salvar. ¿Qué queréis salvar? ¿La historia, un rol, una función? No os preocupéis, sabéis, vemos todo esto muy claramente, y como hace unos años os dije que reclutábamos, y bien os puedo decir que el reclutamiento está más que sobrepasado en cierto modo, tenemos de sobra lo que necesitamos para liberar todos los demás mundos y no sólo uno. Ahora estáis todos libres, y daos cuenta de lo que os digo. La Llamada de María, la habéis oído a título individual, sí, es María que os habla cuando estáis en la Luz Blanca, es María que se expresa cuando vuestro Corazón siente esta Felicidad que no depende de nada, y estáis en esta Evidencia. ¿Veis?

Entonces no hay que tener ninguna culpabilidad porque cada día, os lo dije, sois unos millones, y acordaos, seguramente que será la última alusión que haga a este libro, que Hermano K y Sri Aurobindo definitivamente tiraron al fuego, por así decirlo. ¿Qué es? ¡Que sois libres!

María está ahí, habéis visto, habéis vivido, y cuando digo esto, no es analizar el mundo para ver que es falso, que es engañoso o que es ilusorio, o que os hace sufrir, o que otro hermano u otra hermana no está en la Verdad, y que vosotros estáis en la Verdad, por supuesto, todos conocéis esto. Pues o bien estáis, realmente y concretamente, en la Felicidad sin objeto, sin ningún soporte, sin ninguna persona, sin ninguna historia y en ese momento, tal y como se dijo, ya no tenéis sed, o bien todavía tenéis sed y en ese momento no estáis en la Verdad. Ya no hay medias tintas, y os recuerdo que tras la escena final todos estáis libres, pero no tenéis todos la misma concepción de la libertad, porque son unas palabras. Mientras vuestra conciencia, no hablo de vuestro personaje, no hablo de vuestras visiones, no hablo de vuestros poderes psíquicos, hablo simplemente de la conciencia desnuda, porque encontrar la conciencia desnuda es encontrar el Amor. Es el Amor que os ha encontrado, nunca lo encontraréis en ninguna historia. Lo dijimos durante todos estos años, os dimos una historia que vivir que era la más propicia para vivir lo que vivís ahora, así que sólo podéis culparos a vosotros mismos durante este a solas. Mientras no habéis visto que no hay nadie más, mientras no habéis visto, es decir en vuestra carne, no hablo de la visión por los ojos ni de los conceptos, sino que mientras vuestro Corazón no lo haya experimentado, permanecéis en la historia.

Sin embargo, el problema que vais a tener, aquellos a quienes les gustan las historias, y lo sabéis, durante los 3 días no hay ninguna historia que valga, pues algunos de vosotros, os dije que ya están resucitados, y ellos no necesitan declamarlo, no necesitan decirlo, vosotros mismos lo veis desde fuera. No es una postura, no es una justificación, es la única verdad, no hay otra. Entonces por supuesto, siempre podéis, y nunca mejor dicho, hacer muchos planes, pero no hay ninguna necesidad de plan, ahí está la libertad de la Luz. La Luz no necesita ninguna forma, no necesita ninguna dimensión, es la experiencia de la conciencia lo que necesita una forma y una dimensión, pero acordaos, sois anteriores a la conciencia, es esto el Juramento y la Promesa.

Entonces sí, cada día, incluso antes del momento colectivo, y vais a ver todos los testimonios que van a llegar de todas partes, y no hace falta ir a los mundos binarios, sabéis: el internet, la estrategia de liberación de este mundo ha pasado desde hace mucho tiempo por la contaminación de internet, con el fin de evitar que acabaseis automáticamente conectados a unas máquinas. Así que usamos este medio del enemigo, por así decirlo, pero sabéis que no hay ningún enemigo. Pero hay un enemigo sobre el escenario de juego, con el fin de terminar el juego, y ellos no querían terminar el juego, y sabéis que ya ha ocurrido algunas veces en el seno de este mundo. De hecho, con la bendición, por así decirlo, de los que estaban encerrados; sabéis que el que está encerrado, si le decís que está encerrado, no puede aceptarlo, va a construirse todos los guiones, los mismos que todos nosotros vivimos durante nuestras encarnaciones, yo el primero, yo el primero cuando jugaba a hacer magia en la edad media, éramos tributarios de la historia.

Entonces por supuesto ahora os toca a vosotros. Todas las preguntas que vais a hacerme, las contestaré siempre según este punto de vista. ¿Eres testigo de tu persona o eres testigo de la Luz?, si eres un testigo de la Luz, ya no hay una persona, si eres testigo de la Luz, lo que predomina y que siempre es una ley, sea cual sea el sufrimiento, sea cual sea la impaciencia, sea cual sea la desesperación, es la Felicidad y la Paz, porque la desesperación y la espera siempre atañen a la persona, pero aquel que ha encontrado la Verdad ahora, ya no necesita para nada una historia y él lo sabe porque lo vive: la inminencia.

Os imagináis bien que todos esos hermanos y esas hermanas por millones, por decenas de millones ahora, que viven realmente y concretamente el Corazón, es decir esta Paz, esta Evidencia, sinceramente creéis que van a preguntarse sobre otra cosa que la vida. Es cierto, ellos están haciendo limpieza sobre todo si eran unos simples de espíritu como unos niños, es decir el Corazón, están insertados en la historia, pero no tiene ningún problema. Los problemas se quedarán, por supuesto y siempre lo dijimos; son todos los hermanos y las hermanas que estaban en la espiritualidad, es decir en la ilusión de una progresión, de una mejora, pues en lo que llamamos desde siempre la dualidad espiritual.

En la unidad espiritual ya no hay nada espiritual, está la Vida, la Felicidad, la Evidencia y la Paz. Esta Felicidad, esta Paz, esta Evidencia, está ahí o no está ahí. Y como dije, es en este a solas, que lo vivís porque es con vuestra alma —si el alma todavía está presente— y con vuestra conciencia, que lo habéis elegido. La vida os da a vivir hoy, los últimos elementos por resolver, pero estos últimos elementos por resolver, se resuelven por la inteligencia de la Luz. Ella no necesita vuestra inteligencia personal, no necesita vuestras justificaciones, no necesita vuestras historias, ¿lo habéis visto o no? De ahí deriva lo que vivís en estos momentos, unos y otros, cerrados, abiertos, despiertos, dormidos, Liberados vivientes, o libres a secas.

Estos son algunos elementos que tenía que daros. Acabo con estas palabras, antes de escuchar las preguntas de las personas, o tal vez las preguntas de la Eternidad, vamos a verlo.

Acordaos, vosotros mismos sois, en vuestra conciencia, el testigo de vosotros mismos, entonces ¿qué es lo que se juega en vuestra conciencia, la búsqueda de la paz, la búsqueda de la felicidad, la búsqueda de lo que es verdad, de lo que no es verdad, la búsqueda de un rol, de una función, incluso la más prestigiosa que sea, o aceptéis vuestra resurrección? No hay otra alternativa, todo lo demás sólo son unas palabras en el aire, todo lo demás sólo son unas ilusiones, unas proyecciones, unas adhesiones. El que está libre no se adhiere a nada, ni al bien ni al mal, por supuesto que él está al tanto, porque lo vive, de que es Cristo, está al tanto de la historia de este mundo, porque ha oído hablar de ello, aquel que ha vivido las etapas anteriores; pero aquel que no sabe nada, ¿qué es lo que va a ver ahora? Ve realmente y concretamente, no con sus ojos sino que con la mirada del Corazón, la ilusión total de este mundo.

Sabéis, hace algunos años hablé de los chicos malos, de los guiñoles, y Bidi habló del teatro. Pues es exactamente esto ahora, y seguro que es una imagen que os va a gustar, hay unos personajes que tiran los hijos de los títeres, esto es el alma, está el títere que veis, y si veis los títeres es que sois el espectador, el observador, el testigo de este mundo, de la escena del teatro. Ahora hoy es profundamente diferente. Todo lo que se os pide, es ser el testigo de vosotros mismos, no a través de unas palabras, es decir el testimonio de la libertad, el testimonio de la verdad, sino que a través del Silencio, porque no necesitáis ninguna palabra, porque las palabras os llevan al mental. Y porque el Verbo esencial, que os permite acoger el Corazón de los Ángeles, este centelleo de los oídos, y esta Paz y esta Beatitud, le da igual este mundo, le da igual las historias, e incluso las historias más bellas y las más pegadas a la Verdad.

Cristo os lo había dicho, os lo hemos repetido durante 4 meses, hasta diría durante estos 6 últimos meses del año 2017, con el fin de comprometeros a la libertad, y no podéis estar libres aquí en este mundo. La única libertad, es la libertad de la conciencia. Esta libertad de la conciencia os permite realmente ver, no es una idea, no es algo transmitido por una energía o por una vibración o por una visión, es la evidencia de vuestro Corazón, la evidencia de la Paz, la evidencia de la Felicidad, la evidencia de la Verdad, todo lo demás, ahora podéis decirlo: es una mentira. Y entonces, como no queremos alimentar la mentira, como es importante y fundamental que vosotros hagáis este a solas antes del inminente acontecimiento, de hecho espero que no vaya a pasar mientras os esté hablando, y tal vez tengáis tiempo de leer, o de escuchar lo que os he dicho y que permite, en cuanto a mí, clausurar la escena del teatro.

La Paz, la Alegría, todo lo demás sólo pasa. La véis, esta Alegría que ocupa más y más espacio, lo queráis o no. Ella ocupa todo el espacio. Ya no queda el más mínimo lugar para otra cosa que no sea permanecer en esta resurrección y esperar pacientemente el signo celestial. Todo lo demás sólo traduce angustias personales, duplicidad o dualidad de la persona que es inexorable, error de posicionamiento o muy simplemente, muy simplemente la necesidad de jugar, la necesidad de materia. Tal es vuestra libertad pero, para tranquilidad vuestra, cada libertad es tal como la sentís. Si para vosotros la libertad es el libre albedrío, pues bien, sois libres. Si para vosotros la única verdad es vuestro Corazón y lo vivís y no os contáis historias a través de ideas, pensamientos, emociones o energías, si no disfrazáis nada, ya no estáis sometidos a ninguna historia. Obviamente vuestro cuerpo sigue presente pero tan poco, como lo constatáis. Eso lo constatáis vosotros mismos. De nada sirve ahora que siga hablando de las respuestas del Corazón, de Estrellas vibrantes, de Puertas iluminándose porque la conciencia se ha revelado. Toda la zona intermedia donde se dio el encuentro de lo efímero con lo Eterno por donde habéis transitado desde hace ya 30 largos años para algunos de vosotros, se acabó.

De existir en vosotros una sola pregunta que se merezca una respuesta es ésta : ¿os sentís gozosos? La respuesta tiene que ser objetiva, no a nivel de la persona y de lo que hacéis en este mundo. Tiene que ser evidente, con gran claridad y gran humildad.

Diga lo que diga el cuerpo, diga lo que diga el otro, diga lo que diga la mente, diga lo que diga el mundo, digan lo que digan los sinsabores habituales de este mundo, no existe otra señal. Entonces acaso ¿son necesarias las palabras ? ¿hace falta explicar los sueños ? ¿es necesario diseñar un recorrido ? Pues no. No podemos entregaros más de lo que ha sido entregado. Os corresponde en adelante, si así lo deseáis, si así lo necesitáis, reuniros pero no mediante lo que llamáis internet. Al hablar de reunión se trata de encontraros, ya sea en el Corazón, frente a frente, ya sea en la distancia recibiendo al otro en el Corazón. Ya no estáis en la proyección como, por ejemplo, diciendo «voy a realizar una Teofanía o un Corazón con Corazón con tal hermano o tal hermana». Eso era proyección. Ahora sois capaces de recibir todo cuanto se presenta ante vosotros en el Corazón para realizar esa Comunión, esa Teofanía y ese Corazón con Corazón, cual fuere el actor de este teatro porque, de negaros, estáis en dualidad, seguís creyendo en la historia de este mundo demostrando así que no vivís nada a nivel del Corazón.

El Corazón es Silencio, es Evidencia, es Gozo y, sobre todo, pone fin a la comedia de este mundo, ya sea divina, ya sea diabólica, da lo mismo, sigue siendo una comedia. Esto es la Promesa y el Juramento. Esto es resurrección. Entonces no es necesario ir a visitarnos a bordo de nuestras naves. Estamos ahí. En vosotros. No es necesario rechazar a Yaldebaoth en su planeta Saturno. Solamente hace falta ser transparente y simplemente dejar que el gozo ocupe todo el espacio porque sois la alegría y sois la risa. Todo lo demás forma parte de lo efímero transitorio. Y de no vivirlo ¿qué vais a decir? ¿qué podréis decir ? Que cuento mentiras. Obviamente ya que no lo experimentáis. Sin embargo, quienes lo viven no necesitan palabras. Ya no necesitan mis palabras ni mis discursos. ¿Cuándo vais a ser autónomos y libres? Más aún, respecto de los canales que se han expresado en el seno del colectivo del Uno en ciertos momentos, incluso respecto de todos los canales que siguen expresándose ahora, daos cuenta, cuando la evidencia del Corazón está ¿qué más necesitáis?

Os recuerdo también que – en la escena final de este teatro – todo cuanto ocurre, absolutamente todo, incluso el elemento que juzguéis injusto o incómodo, tiene explicación pero ya no en el seno de este mundo. Sois vosotros mismos la explicación. Resulta de vuestra co-creación. Y, tranquilos, si os gustan los roles, la dualidad, el brillo, ser esto o eso otro, antes que ser el Corazón, tranquilos, todos vuestros deseos serán cumplidos. Y respecto de quienes no tienen deseos de ninguna índole porque ya no están inscritos en la persona mientras siguen totalmente presentes en Eternidad en este mundo, ¿qué queréis que necesiten? ¿Acaso creéis que pueden convenceros o llevaros a alguna parte? Siempre os hemos dicho que estábamos aquí para acompañaros en lo que había que vivir. Ahora bien, lo que corresponde vivir es el Gozo Eterno y, para eso, conviene quedar solo con uno mismo, sin mirada exterior, sin mente, sin justificación. Es la realidad de lo que habéis co-creado. Y salta a la vista alrededor vuestro.

Bien veis, tenéis hermanos y hermanas, en vuestras familias incluso, que viven el Amor sin saber lo que es. No necesitan expresarlo con palabras. Entonces, obviamente, cuando los velos se parten hay sorpresa porque ven Luces, ven Presencias. No son conducidos por la historia como fue el caso vuestro quizás por estar en la espiritualidad porque estos seres son espontáneos, son auténticos, son verdaderos en su enojo, son verdaderos en sus errores, son verdaderos en sus insuficiencias y no son tramposos.

Sacad las conclusiones que os acomoden.

Entonces, ahora, en vista de que ésta es mi última visita a través de este canal porque, como siempre he dicho, el testimonio de la Luz se da en silencio, aunque bien podéis reuniros, intercambiar miradas, intercambiar correos, organizar encuentros, pero ¿para hablar de qué? No vais a hablar de este mundo, no vais a hablar de estas energías, de estas vibraciones sino simplemente del descubrimiento de lo desconocido.

Os daré sin embargo algunos elementos antes de prestar atención a vuestras preguntas. Al experimentar la Paz y el Gozo eternos, primero descubrís que es algo desconocido, aunque hayáis experimentado el Fuego del Corazón, la Corona Radiante fuese cual fuese, o los tres focos, o el Canal Marial o la Onda de vida. Lo radicalmente diferente es que no estáis más en una historia. Estáis en un Gozo sin objeto, en la Felicidad eterna de la conciencia al desnudo. Fue aquello lo que fue llamado años atrás Shantinilaya. Y, como bien veis, son muchos los hermanos y hermanas que están llenos de confusión, agitados, incapaces de mantenerse quietos. Están abocados a justificar la historia, a justificar su presencia y, sobre todo, necesitados de tener adherentes y seguidores. Os lo hemos dicho y reiterado, mucho antes de las bodas celestiales, no debéis seguir a nadie.

Y ahora lo estáis experimentando a solas. Ahora bien, ser testigo de la Luz conlleva mantenerse en silencio. Dar testimonio de la Luz es ver real y concretamente, ya no desde el punto de vista de la persona sino desde el punto de vista de aquello llamado 13° cuerpo. Es decir que la conciencia que está en el Corazón desencierra la visión global de la ilusión teatral, es decir la ilusión tanto del observador como del personaje, de la escena y bien veis que jamás hubo teatro y que el Amor efectivamente siempre estuvo ahí y que todo no fue más que un sueño colectivo. Y bien sabéis los que habéis seguido la historia, ya que la historia se acabó, que hubo fracasos porque se trata de un juego de ajedrez y quienes saben de ajedrez saben que, pese a haber perdido, los hay que se empecinan, por gusto, y eso por mucho tiempo. Entonces, como dijimos, y María lo dijo con precisión, la fase de Ascensión y de Liberación de la Tierra concretamente comenzó el 8 de marzo del año 2017 y culminó muy precisamente – os diré con precisión el día y la hora – el 14 de diciembre a las 21 horas. Así es. Hay fechas para el pasado. Así es. Resulta fácil encontrar las fechas. Fue a partir de entonces cuando la resurrección comenzó pero, obviamente, esta resurrección no puede ser colectiva porque siempre he dicho que ni los Arcángeles, ni nosotros – los Ancianos – ni las Estrellas, ni nadie conoce la fecha. Sin embargo lo que observábamos nos indicaba que el proceso había terminado. Y ha terminado, efectivamente.

Entonces, para quienes experimentáis la Paz y el Gozo, está terminado. La ilusión no tiene por donde agarraros. Para quienes se mantienen inscritos en la historia de la persona de este mundo, incluso a través de la vibración, seguís en dualidad. Tan simple como eso. Y no voy a repasar en una hora todo cuanto ha sido entregado durante tantos y tantos milenos de mil formas y maneras diferentes. La Verdad no es de este mundo.Sois la Verdad pero no vuestra persona, no vuestra historia. Esto es una Verdad y un Gozo que no pueden confundirse con ninguna exaltación, salvo – obviamente – por quien no lo ha experimentado pero eso es otro cuento.

Dicho esto escucharé y contestaré —a mi manera— es decir de un modo totalmente libre ahora más allá de todo personaje y de toda historia —las últimas preguntas. En todo lo que acabo de decir me he esforzado en hacerlo lo más corto posible y evitando las palabras complicadas orientales. Me dicen que he usado la palabra Shantinilaya. Se debe a que nuestros amigos Melquisedec opinan que es el oriente el que ha aportado la terminología más justa. A lo que contesto que no hay cosas más justas que otras, ya sea en oriente, ya sea en África, ya sea en occidente, el territorio no es el mapa, el mapa no es el territorio y el territorio no es la vida. Sabido es que hay frases que fueron repetidas por los Arcángeles, que fueron machacadas, no repetidas sino machacadas y bien sabéis que somos responsables – lo mismo que sois responsables – de lo que decimos y lo que decís y no de lo que entienden los que están delante. Y cada cual arregla la historia a su manera ¿verdad? Ahora bien, cuando no hay más historia no queda nada para arreglar. Está la Verdad o no está la Verdad.

De ahí deriva vuestra localización hoy en día. Algunos no han experimentado la resurrección pese a experimentar las vibraciones porque les quedan elementos históricos que completar. Al decir histórico no vayáis a imaginar algunos papeles particulares porque el papel más importante en esta Tierra hoy bien sabéis que lo desempeña quien queda sin papel alguno. Se trata de estar disponible para experimentar este Gozo y mantenerlo permanentemente. No queda ninguna obligación en este mundo que resista ya. Siempre hemos recomendado acomodaros con las exhortaciones de la Luz pero bien veis hoy que incluso vuestros deseos o vuestras necesidades más elementales ya no resisten. Al experimentar el Gozo, si estáis con hambre, quedáis sin hambre. Al estar con ganas de orinar, si el Gozo os invade mediante las impulsiones del Fuego Ígneo ¿qué pasa? quedáis sin ganas de orinar.

Entonces ¿qué hay en la delantera del escenario? Y, primero, ¿hay escenario todavía? ¿Sois observadores, testigos o, más bien, testigos de la ilusión? Si sois testigos de lo verdadero entonces permanecéis en silencio.Vuestra unidad es permanente. Ni una arruga. Ni una duda. Eso ocupa más y más tiempo para quienes experimentan las vibraciones, incluso para quienes experimentaron la resurrección sin siquiera saber de qué se trataba. Se dan cuenta ellos también de que hay horarios particulares y bien veis que aquellos horarios particulares, estéis donde estéis en el planeta, se tornan más y más importantes, más y más absorbentes.

Entonces os corresponde elegir, como siempre hemos dicho. Simplemente tenéis a la vista, en vuestra vida, en vuestra conciencia e incluso en el teatro para quienes ahí están todavía, tenéis todos los elementos: lo verdadero que es Gozo y Evidencia o lo falso, es decir todo lo demás sin excepción alguna. Bien veis ni siquiera menciono ya al Amor o al miedo porque incluso en Amor o miedo los hubo que entendieron que se trataba del amor limitado a este mundo, a esta persona, a la historia de este mundo. Pero el Amor no sabe de historias ni de dimensiones. Es el cemento de la vida, incluso aquí en este mundo, pero lo habéis olvidado.

Entonces, amigo, tratemos ahora de reír juntos con las preguntas o los testimonios.

Estoy atento.

***

A través de JL

Traducción equipo de traductores

****


Les Transformations, Wordpress -
Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.

https://lestransformations.wordpress.com/
https://www.facebook.com/BlogLesTransformations/

Bodas Celestiales - Madre Universal
https://www.facebook.com/groups/lucia.montano/?fref=ts

Soy La Realidad Absoluta del Ser
https://www.facebook.com/groups/yosoylucialaluzdelmundo/

Soy La Realidad Absoluta del Ser
http://madreuniversal.blogspot.com.co/

Madreuniversalblogspotcomco/
https://www.facebook.com/pg/Lucia.Montano.Ferrer/posts/?ref=page_internal

No hay comentarios:

ENTRADAS DESTACADAS

EL CONJUNTO DE INTERVINIENTES. 8 de diciembre de 2018.

Link audio en francés con traducción simultánea al español EL CONJUNTO DE INTERVINIENTES. 8 de diciembre de 2018 Bienamad...

ENTRADAS POPULARES