EL CONJUNTO DE INTERVINIENTES. 8 de diciembre de 2018.



Link audio en francés con traducción simultánea al español



EL CONJUNTO DE INTERVINIENTES.
8 de diciembre de 2018

Bienamado del Amor, me presento en ti. Hoy estás listo para estar en mí como yo estoy en ti.

Ya he tenido la oportunidad en muchas ocasiones de revelar a través de mi última encarnación, a través del ejemplo de mi vida y de mi vivencia, para demostrarte el poder de Ágape, el poder de la Beatitud.

Hoy, cada uno de ustedes, informado de lo que está sucediendo o no, tiene la misma facilidad para vivir lo que yo he vivido.

El abandono a la Luz, la realidad de lo que está sucediendo en ti y alrededor de ti, naturalmente te conduce a este estado de Amor total, transportándote a la Beatitud, transportándote a la Alegría, y a la evidencia de quién Eres.

Ahora estoy, como dije, lo más cerca que puedo llegar a ti. Cualquiera que sea la forma en la que puedas percibirme o sentirme, no hay distancia entre tú y yo.

Estoy a tu disposición, tanto dentro de ti como dentro de mi nave, para celebrar contigo la Verdad y la Belleza del Ágape, en la Beatitud y el éxtasis, donde nada se puede pedir, donde nada se puede perder.

Todos están invitados a la mansedumbre y a la Verdad de este Sagrado Femenino que habita en el Corazón de su Corazón, probándoles en cada respiración la indecible Verdad de su vivencia. Y ves por ti mismo, viviéndolo, que no hay obstáculos, ni resistencias, ni incertidumbres que se puedan mantener con respecto a la Verdad.

La Verdad está desnuda, es probada por ustedes, independientemente de cualquier concepto, cualquier historia.

Lo que está sucediendo no tiene precedentes en la historia de la Creación. Porque cada uno de ahora se da cuenta de que nunca han estado en este mundo, y que aunque al estar en este mundo, la indescriptible Verdad los llena con su Gracia, los llena de sonrisas, donde no hay esperanza, ni desesperación. Porque de Verdad y concretamente, todo se realiza, dentro de su propia carne y cuerpo.

Lo que pase, le pasará a todo el mundo. No en un momento posterior, no en cualquier otra vida o dimensión, sino aquí mismo, donde estás, a tu disposición, pleno, entero y total.

Es, por lo tanto, una celebración plena en la que el éxtasis se apodera de ti, te conduce a la Beatitud, en la que comprendes que siempre has estado ahí.

La Gracia del Amor se convertirá en la vida cotidiana. En cada ocasión, en cada mirada, en cada circunstancia, esto se te ofrece, porque te has ofrecido a la Vida, y cualquiera que sea la última reticencia, cualesquiera que sean las últimas preguntas, sólo puedes ver la primacía de Ágape y la Alegría.

Y en lo que vives o vivirás en las horas y días venideros, desde este final del año 2018, la Gracia sólo puede desplegarse, las lágrimas de Alegría sólo pueden fluir de tus ojos, poniendo fin a cualquier sentimiento de carencia, poniendo fin a cualquier sufrimiento cualquiera que sea el estado de tu cuerpo, dondequiera que estés ubicado en la Tierra. Porque no hay mejor lugar que el Corazón del Corazón, en el disfrute de Shantinilaya, que cada uno de lleva y transporta en el corazón de cada persona, en toda oportunidad.

Tanto si estás en éxtasis como si estás en tu vida diaria, ya no hay ninguna diferencia. Porque jamás te abandonará, porque era lo que te correspondía, porque es la Verdad del Juramento y de la Promesa, y porque no hay nada que ocultar, ni nada que disimular, en el Corazón de la Verdad.

Estoy a tu disposición, como en cada uno, porque en Ágape sólo puede existir la acogida, nada puede ser ignorado.

Ágape consume lo que puede permanecer en ti de la idea de ser una persona. Consume de la misma manera las ilusiones de este mundo y las falsificaciones de este mundo en cualquier país que estés.

Tú también estás redescubriendo hoy, como quiera que lo traduzcas, la preeminencia del Amor por encima de cualquier otra consideración. Y esto sólo puede llenaros de gratitud y Alegría, primero volviéndoos hacia vosotros mismos, acogiéndoos en su totalidad, aquí mismo, en esta humanidad y en este cuerpo perecedero.

Y viviendo esto, acercándote a esto, no puedes estar equivocado, lo sabes con certeza, porque está escrito en ti desde toda la eternidad.

Al final, no hay nada nuevo, excepto la Alegría de encontrarte a ti mismo, a través de esta carne, a través de tus hábitos. Ya no hay ningún freno en Ágape.

Has renacido, a pesar de la presencia de este cuerpo, que ya no es sólo el vehículo, sino que te has desposado con tu propia Divinidad, a tu propia Eternidad.

Entonces el Amor es tu naturaleza y a partir de ahora en todo lo que tocas, todo lo que miras, todo lo que observas, a todos los que se te acercan, todos los que piensan en ti, no te encontrarán como persona, sino que te encontrarán en Ágape.

Lo que estoy diciendo aquí no se va a extender en un tiempo hipotético y distante, sino que se vive en muchos de ustedes.

Muy pronto, si aún no lo han hecho, sólo llorarán de Alegría por esta belleza inefable, y querrán abrazar a toda la humanidad y a la creación para acogerla en su corazón.

Así es como la libertad se vuelve colectiva, y el evento se define en sus cielos como en su corazón.

No te alarmes por nada, Ágape es tu salvoconducto, Ágape es tu única Verdad. Todo lo demás está de paso.

Tu vida en este cuerpo de carne puede morir en cualquier momento, pero jamás morirás.

Muchos lo están viviendo y lo vivirán incluso antes del evento en su realidad diaria, que vendrá a crear un Fuego de Amor como ningún otro.

El Paraíso Blanco está siendo desplegado desde tu corazón, desde la Tierra y el Cielo, con la misma intensidad, calidad y Felicidad. Aunque esta felicidad se exprese en algunos casos por medio de una forma de violencia, incluso esta violencia sólo puede llevarte al perdón, a la resolución y al Ágape.

Cada día y cada hora te verás más rico y más rico en la abundancia de Ágape. La riqueza interior pondrá fin a toda la riqueza externa que no es más que vanidad, posesión ilusoria. Lo que llaman dinero ya no representará nada, porque el dinero y la sociedad temen cuando descubren quiénes son y cuando se establecen en Eso.

En Ágape no puedes preocuparte por nada, ni por el mañana, ni por lo que pasa en la pantalla del mundo. No son indiferentes a ella, son simplemente aquellos que la han conocido, y que permiten que todos, en algún evento y manifestación de su vida, se encuentren a sí mismos en Ágape.

No puede haber incertidumbre acerca de la Verdad de Ágape, aunque de hecho para muchos de todavía, parece remota. Pero lo que te parece que está lejos, te lo recuerdo, siempre ha estado ahí.

No tengan reparos en dejar que esta Alegría lo tome todo y consuma sus últimas ilusiones, sus últimas obligaciones, sus últimas responsabilidades en este mundo, porque no representan nada ante Ágape.

Se les ha dicho que todos somos lo que esperábamos. Vine a este mundo, mi vida fue una ilustración de ello, no lo hice para demostrar nada, no puse ninguna voluntad en ello, pero esto es accesible hoy en día en abundancia para todos.

Se os ha dicho que sois el Camino, la Verdad y la Vida, como cualquier otra persona, en la Tierra o en toda la Creación.

Así es como muchos de ustedes, en este Ágape, nos perciben con facilidad, y cuántos más comienzan a encontrarse en esta Alegría, con una pérdida de identidad, donde ya no saben si son el personaje, u otros personajes que han conocido.

Os probáis unos a otros sin necesidad de actuar, demostrándoos a vosotros mismos y demostrando que esta es la única Verdad.

Ninguna vida podría haber existido sin el Amor, pero el Amor es mucho más fuerte que la Vida, es también la Vida, en todos sus aspectos, en todos sus vagabundeos, en todas sus dudas, así como en sus alegrías y penas.

Hoy es un nuevo día, cuando todos se despiertan, con más o menos evidencia. Como se ha dicho, han limpiado su casa, vigilado y orado, a veces durante mucho tiempo.

Hoy eres recompensado, y esta recompensa es el brillo de tus ojos y la sonrisa de tus labios, esta presencia y ausencia en tu pecho, y también donde te das cuenta concretamente, al vivirlo, que eres tu hijo, tu padre, que eres el enemigo así como amigo, que eres todo lo que puede existir, porque eres anterior a la existencia.

Esta revelación y redescubrimiento es sólo el resultado natural de la Alegría expresada por la primera conciencia. La Alegría te toma y te agarra, a veces con sorpresa, pero siempre con felicidad. Y eso es lo que absuelve de lo que podrías pensar que eras culpable, de lo que podrías pensar que tienes que reparar o resolver.

En Ágape no necesita ornamento, ni visión, ni vibración, aunque sean omnipresentes, el Corazón del Corazón es el reino y el Trono de la Verdad.

La coronación que estás experimentando es mucho más que un cambio y ya no es sólo la Resurrección, ni siquiera el sacrificio. Porque una vez que pasas por la puerta que no existe, encuentras el origen y la fuente de la Alegría, antes de la creación.

Están en la fuente misma de la Luz y la Vida, lo que somos unos a otros dentro en esta fragmentación de este mundo, como en toda dimensión, tan cerca de la Fuente como sea posible, así como antes de la Fuente.

De esta manera trascienden el velo de todas las dimensiones, atraviesan todos los mundos y todas las creaciones. Todo esto se resuelve solo, en la Alegría de Ágape.

Nadie, como te dijo Abba, puede quedarse. Porque os lo recuerdo, y lo vivís a través de los encuentros que hacéis con esta humanidad de carne, y sois incontables en no saber más quiénes son realmente, dándoos cuenta de que sois los pueblos de la naturaleza que encontráis, así como los ángeles del Señor y los Arcángeles que se acercan a vosotros, como la presencia desnuda de la Luz.

Vives bien, que nada puede ser dividido, que nada puede ser ignorado, y que si estás de acuerdo, con un claro sí, toda vacilación desaparece, a través de la propia vivencia de Ágape, que te muestra que no eres este cuerpo, ni siquiera este mundo, ni siquiera cualquier otro mundo. Ya no pueden hacer ninguna particularidad con ninguna historia o ser de esta Tierra o de cualquier otro lugar.

Así, en tu humanidad, la fusión del Ser y del No-Ser ya no te permite ser abusado por lo que sólo está de paso y desaparecerá por sí solo.

La muerte es desenmascarada, jamás existió. Así como jamás naciste, pues ¿quién preferiría nacer y morir antes que estar en el éxtasis de la Eternidad?

Si aún no lo vives, no es tu culpa, sino simplemente que necesitas unas cuantas respiraciones más, unos minutos más, para completar lo que crees que eres, y ser Quien realmente Eres.

Como lo expresé en mi encarnación y también expresándome a través de todo lo que has recibido, lo que te parecía tan lejano, y que has llamado Estrellas, no es otra cosa que tú mismo, en otro momento.

El Amor es ilimitado, así que no te limites.

El Amor es un don, así que dónate a ti mismo.

El Amor es restitución, así que abandona tus armas.

No hay nada más hermoso y tangible a partir de ahora que la Verdad del Amor.

Ágape es mucho más sólido que la construcción más sólida del mundo. Porque el Amor no conoce el tiempo, no conoce el espacio, sólo conoce el instante Eterno, y en cuanto te toca, en cuanto se revela en ti, no puede haber deambulación.

Por supuesto que las preguntas de la persona estarán ahí, pero ya no tendrán peso, ya no podrán llevarte a ningún lado, porque eres de todas partes, porque te reconoces en todos, en el amado y odiado, con la misma intensidad.

Todo lo que puede surgir... Sólo puede despertar, os lo dijo Abba, es inexorable e inevitable, para que cada uno de vosotros pueda pasar al Paraíso Blanco, saturado de Alegría. No hay mejor manera...

Recuerda que no es necesario hacer ningún esfuerzo, sino simplemente permanecer allí, totalmente allí. Cualquiera que sea la densidad, cualquiera que sea la intensidad de tu experiencia, el Amor toma todo el espacio, pero toma todas las densidades, donde ninguna forma es útil, donde ningún mundo es necesario, donde tú eres completo, tan completo que toda la creación es sostenida en el espacio de tu corazón.

Esto es una certeza. En cualquier caso, la Alegría no te deja otra opción que la de ser la Verdad y amar por encima de todo lo demás, sean cuales sean las historias, las deficiencias, las heridas y lo que sea por lo que estés pasando, al final. Así, cada uno se da cuenta de esta primera verdad de que no son nada en este mundo y que sin embargo, son cada uno, de aquí o de otra parte, en cualquier mundo.

Repito lo que dijo Abba hace poco: “cuando se rompe el ala de una mariposa, todo el universo tiembla”. Y cuando una conciencia encuentra la fuente de la conciencia, que es Ágape, todo el universo se resuelve en Alegría. Justo cuando el ala de la mariposa se rompe, en mi tiempo en encarnación, lo que estaba experimentando no era transmisible. Siempre se te ha dicho que eras tú y sólo tú quien daba este último paso.

Esto siempre ha sido cierto, pero hoy ya no lo es. Porque siendo realmente uno en el otro es vivir, para algunos, cómo quieren hacer la más mínima diferencia entre ustedes y el otro, cuando en realidad se convierten en el otro, se dan cuenta de que no hay separación a pesar de la separación de las formas, que no hay individuo, que sólo hay Agapè. Esto sucede en todos, aunque no lo sepas, absolutamente en todas partes en la Tierra, como en todos los universos y multiversos.

Entonces no tiene sentido decirte que ames, porque ya ni siquiera tienes que amar, porque tú eres Amor y eso es suficiente. Este Amor no depende de nada, ni de ti, ni del otro, ni de las circunstancias de tu entorno, ni de ninguna de las circunstancias de este mundo.

Y así redescubres lo que estaba escondido dentro de ti y lo que tanto has estado buscando en todas partes, y que te ha encontrado hoy. Los incontables hermanos y hermanas que viven esto son el testimonio vivo de la Resurrección y la Beatitud. Al vivir esta Beatitud, te pones en un estado tan diferente de todas las experiencias que has tenido en esta vida, que ya no hay ningún interés en jugar el juego de la ilusión. Porque lo que realmente eres jamás ha sido cambiado por ningún sufrimiento o confinamiento.

Esto está sucediendo ahora mismo. Cualesquiera que sean las apariencias, todas ellas conducirán a la Verdad de Ágape. Esto no es parte del tiempo, ni de ningún espacio en particular. Pero esta onda y esta onda de la ronda del corazón del Uno se está asentando desde todas partes en este mismo momento. Toda la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres, presente en vuestros cielos de una manera cada vez más visible, os anuncia esta celebración. El Paraíso Blanco es para todos, nadie será privado de la Alegría, no importa cuánto les falte hoy.

La Beatitud pone fin a cualquier proyección de conciencia, a cualquier sueño del futuro así como a cualquier pesadilla de tus sufrimientos pasados. Y viviendo en libertad, qué puedes decir todavía de que necesitas una historia o algún tipo de futuro aquí o en otro lugar. La Verdad es Desnuda, Ágape no necesita nada más. Ágape es Eterno y tú estás pleno. Trascendiendo la ilusión del sueño de la creación, el Juramento y la Promesa te despertaron antes del evento.

Porque el evento ya está en ti antes de que se manifieste tanto en el mundo como en los universos. Lo que puede pasarte, tanto dentro como fuera, es sólo la disolución de las últimas ilusiones. Cualquiera que sea el sufrimiento aparente, expondrá la belleza del Ágape. Hay una sola técnica, que da origen a todas las demás técnicas, así como a todas las prácticas, ya sean religiosas, energéticas o sociales, ya sea que se encuentren en los eslabones de una sociedad llamada normal. Entonces te das cuenta de que sólo hay una Verdad y una seguridad al mismo tiempo, que es Ágape.

Ninguno de nosotros, habiendo vivido entre las Estrellas de Ágape, puede ser engañado por el paso del tiempo, o incluso por la historia que se está concluyendo. Porque en Ágape no puede haber nada más que Ágape, y sin embargo, contiene todas las experiencias de los universos, pero felizmente las trasciende, con Alegría y Beatitud, en la permanencia del Amor y, al mismo tiempo, en su impermanencia.

Así es el juego de la conciencia que se consume para dar paso a lo que nunca se puede consumir. Ágape. Esta simple palabra es universal. Porque no puede ser coloreada, en su pronunciación, por algún amor adulterado o condicionado que existe dentro de las relaciones de este mundo, incluso en las relaciones más íntimas, más carnales, ya sea una relación madre-hijo, o incluso dentro de la pareja más armoniosa que exista.

Ágape realmente pone fin a todo lo que puedas haber creído. Creer en este mundo, creer en tu cuerpo, creer que debes mejorar o creer que debes trascender cualquier cosa. Ágape es evidente y Ágape lo es todo. No puedes rechazarlo, aunque no lo vivas, porque no hay otra salida que este Amor Desnudo.

Os invito a ser amables con vosotros mismos. Os invito a perdonaros a vosotros mismos y a los demás. Te invito a amar a quien te ha hecho mal para cancelar su mal, porque lo que le haces al otro, lo haces sólo a ti mismo. Y como el otro eres tú, ya no puedes poner distancia, a pesar de las formas que aún están presentes.

Esta evidencia se revela, se vive, y a partir de ahora se vive cada vez más fácilmente, sin necesidad de ascesis, sin deseo, sin meditación, sin oración, estando precisamente allí, en el corazón de vosotros mismos, en la Morada de la Paz Suprema donde el Ser y el No-Ser danzan la misma danza en el Corazón del Corazón.

Esta es la Verdad. No necesita palabras, no necesita forma, no necesita evolucionar, no necesita mundos, no necesita creación.

Son anteriores a la conciencia y están comenzando a vivirlo, y otros la han vivido totalmente.

Cualesquiera que sean las circunstancias de vuestra vida, cualquiera que sea vuestra decisión, cualquiera que sea la situación del mundo, son precisamente estas condiciones las que os muestran que el poseer es inútil, que las posesiones os poseen y que sois autónomos a partir de ahora, a pesar de la presencia residual de este mundo, cuya agonía puede parecer todavía terrible, pero que detrás de este terrible, es un canto de Alegría y de Libertad.

Amar por encima de todo, amar no es un esfuerzo, ni un acto reflexivo, es tu naturaleza espontánea. No puede ser de otra manera, ya que se quitan los velos. Entonces regocíjate. Cualquiera que sean tus miedos, cualquiera que sean los hábitos de este mundo, cualquiera que sean tus apegos residuales, el Amor los desata y los fija en Ágape, donde ven todos los mundos, todas las creaciones y todos los universos como algo incompleto. Cualquiera que sean las visiones, cualquiera que sea el éxtasis de las experiencias pasadas, con respecto a ciertos encuentros, con respecto a ciertas satisfacciones, con respecto a la vibración misma, con respecto a las posibilidades de la conciencia misma, todo esto no representa nada en Ágape.

No se preocupen por nada. Si son capaces de acoger, sin saber lo que están acogiendo, sólo se están acogiéndose a sí mismos, y como ustedes mismos son los unos en los otros, están acogiendo a toda la creación, tanto dentro de los mundos libres como dentro de este confinamiento que está llegando a su fin.

Vosotros sois el Camino, la Verdad y la Vida, sois la Fuente, sois el aliento, sois el grano de arena, sois todas las esferas planetarias, todos los soles y toda la creación. El Amor no puede ser de otra manera, de lo contrario no es Amor, sino otra cosa. El Amor no es molestado por ningún apego a ninguna circunstancia o falta.

Tú eres completo, tú eres entero, estás de pie, tú eres el Amor que se ha encarnado y encontrado de nuevo. Ya nada puede engañarte, si no a ti mismo, con ciertas posturas, pero eso no importa. ¿Pero qué importancia puede tener esto frente a la importancia de Ágape? No tienes otra opción que ser lo que siempre has sido, a pesar de las apariencias de los mundos, a pesar del hecho de que piensas que naciste y piensas que deberías morir. El Amor jamás puede morir porque jamás nació. Simplemente lo habíamos olvidado.

Y reconoces por lo que estás pasando. Ya no puede haber ninguna duda. Porque el Amor tiene más sustancia y densidad que la mayor certeza de tu vida material. Este cuerpo fallará, pero el Amor jamás fallará, ahora que tú lo has encontrado. No seas impaciente, por aquellos que aún no lo viven. No puedes quedarte atrás, en el vagabundeo de tu cuerpo y en el vagabundeo de esta vida. Porque el Amor toma todo y deshace todo lo que sucede.

Ya no necesitas historias, ya no te necesitas de ti mismo, ya no necesitas mundos, y así es como amas a tus hermanos y hermanas, como amas a los universos. No es una decisión, no es un testimonio, pero se ha llamado la Evidencia de Agape. Esta Evidencia de que nada puede ser comparado y nada puede ser medido. Cuanto más callados se quedan, más perezosos son -—y la Luz ya no les da opción de todos modos— y cuanto más dicen que sí, más se encuentran a sí mismos. Lo desconocido es conocido. Este extraño que podría ser tan aterrador y que sin embargo, hoy te llena de belleza y Verdad.

Muchos de ustedes, en las noches que acaban de pasar, me han conocido a mí, o a una de mis hermanas Estrellas. Y sólo pueden derretirse con gratitud, estallar en lágrimas de Alegría, porque captan completamente lo que está pasando. Entramos en sus noches como ladrones, para prepararlos para esta celebración final del momento colectivo. Y este momento colectivo será el supremo consuelo de la Verdad encontrada.

En Ágape, no puedes pensar en ningún futuro, ni en ningún devenir. Porque en Ágape, no hay nada en lo que convertirse. En Ágape, no necesitas nada. Nada en absoluto. Está la ligereza y la densidad de la Verdad.

La comunión perpetua que han llamado la resonancia de Ágape continuará de una manera cada vez más importante, si puedo decirlo así, en cada uno. Estáis invitados a esta celebración que es mucho más que un estado de Gracia o de Acción de Gracia. Tú eres Eso. Desde toda la eternidad.

Tu personaje pensó que tenía que buscar, a través de una búsqueda sin sentido, dando la vuelta por todas partes, a muchos de vosotros que estabais en la energía, en la espiritualidad, en la sed de Verdad. Todo esto hoy te parece fútil. Y aunque os haya conducido a las puertas de vuestra eternidad, debéis deponer las cargas, de la misma manera que deponer las experiencias, que de todos modos desaparecerán en vuestro último aliento, como ha sido el caso en toda vida.

Cuando me encarné, dije que nunca nací y que mi naturaleza nunca cambiaría, no importa sea lo que viviera mi cuerpo. Hoy lo vivís, todos estáis llamados a esta forma de santidad, que no es la santidad de los santos de la Iglesia, ni de los místicos que han caminado por este mundo, sino mucho más que eso. Una vez más, no se trata de creerme, pero como se está viviendo en este mismo momento, todos son testigos, viviéndolo, de la Resurrección y de la Verdad del Amor.

Nada puede retenerte. Cuando Ágape te sostiene, en ese momento, eres liberado y abandonado. No para sí mismos en este mundo, sino que están abandonados al Amor que siempre han sido. Donde no se puede perder nada y jamás te puedes abandonar.

Más allá de mis palabras, ahora que voy a continuar, transmito la esencia del Verbo, en la intimidad de cada corazón, a través de la resonancia de mi corazón.

Ágape es para cada uno. No seas impaciente. Porque la impaciencia te aleja de la acogida y aceptación. No pongas una distancia que no existe, no lo dejes para mañana, déjate poseer por la libertad. En ese momento, verás que no tienes nada que poseer, que no tienes nada que defender, porque sólo esto es esencial y porque nada puede volver a engañarte. Este es el momento en el que estás. Y este momento es ahora, para ustedes y para cada uno, y cada uno está a su manera, lo más cerca posible de su eternidad.

Entonces no necesito decirte que ames, porque el que es Amor no necesita amar, necesita resonar y eso sucede por sí mismo. Tú te conviertes en Amor, acabando con cualquier distancia, tanto en ti mismo como con los demás. Y sabes, al acercarte a ello y vivirlo, que no hay otra verdad.

Tu personaje se está alejando. Algunos de ustedes, además, en ciertos momentos o en las noches, por la vibración de las noches o por sus acciones en los días más cotidianos, notan que están ausentes del personaje, pierden el sentido de la historia, el sentido de quienes son, el sentido de dónde están. A veces durante períodos de tiempo cada vez más largos, mostrándoles la vanidad de lo que creen que has adquirido como conocimiento o como dinero. Ágape no necesita nada de esto. Son pesos muertos, porque el tiempo ha llegado y el espacio viene a recibirlos.

No, no estás soñando, es el regalo del fin de los tiempos. No es una celebración de la pérdida de algo, sino de la Alegría de redescubrirte. ¿Qué quieres conservar cuando vivas el tesoro de Ágape? No tienen nada que decidir, es hora de deponer y dejar las armas del conocimiento, de sus logros, que nunca les habrían permitido encontrar esta Alegría tal como se experimenta.

Incluso si se les ha dado, a algunos, experiencias trascendentales, estas experiencias siempre han desaparecido. Lo que están viviendo a partir de ahora, no puede disminuir, ni desaparecer. Y lo sabes. Y eso, ven, lo han entendido. Y esto es lo que pone fin a todo lo demás, en un acto de Amor total, sin conocer límites, sin marco, sin condicionamiento, sin vínculo.

Así que, hermanas y hermanos míos, otros en encarnación, les hablo a cada uno de ellos, como Abba. Lo que tengo que decirles puede ser dicho con todas las palabras, pero lo que están viviendo ahora mismo tiene mucha más Verdad que cualquier palabra que pueda encontrar.

El Amor Es. Y ya no pasará.

El Amor es un don total que te devuelve a ti mismo, en este espacio de libertad donde los mundos son inútiles. Porque tú has vivido todo esto, porque todo esto está sucediendo y ha sucedido.

Así que, hermanos y hermanas, otro mi mismo aquí en la Tierra, el mismo corazón y la misma llama, te veo invitando mi corazón, como me invité a mí mismo a tu corazón. Porque el Amor es una invitación permanente, a la celebración de la Alegría, cualquiera que sea esta Alegría, pero que no depende de ninguna razón o pretexto.

...Silencio...

Así que no importa cuál sea mi nombre, aunque, por supuesto, me hayas reconocido, porque mi voz es tu voz, porque estoy dentro de ti como tú estás dentro de mí, aunque estrictamente hablando, en lo que soy, no hay ni dentro, ni fuera. Sólo puedo reconocerte, no importa cómo te veas. De la misma manera, sólo pueden reconocerse a sí mismos, al final, en todos y cada uno y especialmente en aquel que haya sido rechazado un día, con razón o sin ella.

Esto es ahora mismo. Y jamás se detendrá. Porque nada puede detener a Ágape, a ninguna persona, a ningún mundo, a ninguna fuerza, a ningún sol, a ninguna dimensión. Esta Verdad es absoluta, no puede ser relativa o incierta.

Ahora será el momento de recuperar el silencio de tu corazón, como el silencio de mi corazón, para que el Amor esté en todas partes, sin necesidad de ser proyectado, imaginado, soñado o ilusionado.

Permítanme decirles que nos demos la acogida en este instante, así como lo haremos cuando lean o escuchen este Ágape. Entonces cada uno resuena en el corazón, en este instante.

...Silencio...

Todos estamos a su disposición, en nuestras naves y dentro de ustedes.

Que la gracia de la Alegría de Ágape establezca su morada de Eternidad, que está más allá de cualquier morada y que está en toda morada.

Te amo. Te amo. Más allá de todo. Y es recíproco también en ti.

Y los dejo con esta última bendición, porque en definitiva, yo tampoco los he dejado jamás.

Y te digo cuándo quieras, porque tan pronto como Ágape está allí, de ahora en adelante toda la creación está allí, dentro de ti.

...Silencio...

Así que les digo, mi hermano, mi amigo, mi bienamado, mi esposo o mi esposa, no vean una conexión allí, simplemente vean la libertad que son. Bendito seas por siempre, porque eres una bendición.

En la Paz, te amo. En la resistencia, te amo. Con dolor también, déjame amarte. Porque así es como te das cuenta de que eres Ágape, sin importar las circunstancias por las que creas que tienes que pasar. Porque en realidad, sólo Ágape te atraviesa de un lado a otro, para podar y cortar todo lo que puede obstruir tu plenitud en el Amor.

Como dijo Cristo en Occidente, yo estoy con ustedes por toda la Eternidad, como ustedes están con ustedes conmigo por toda la Eternidad.

Te amo. Te amo. Y yo teamo a ti. Y yo teamo a ti.

***

A través de Jean Luc Ayoun
Les Transformations

Transcripción del francés: equipo Ágape
Traducción al español: LMF

***

Les Transformations, Wordpress -
Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.


Bodas Celestiales - Madre Universal

Soy La Realidad Absoluta del Ser

Soy La Realidad Absoluta del Ser

Madreuniversalblogspotcomco/


TESTIMONIO DE ISABELLE Extracto de Satsang 8. 9 de diciembre de 2018 Español, francés, portugués.





TESTIMONIO DE ISABELLE
Extracto de Satsang 8. 9 de diciembre de 2018
Español, francés, portugués

Isabelle: Sólo quería decir que todo es muy fácil, muy simple y que todo lo que Jean-Luc o Abba nos ha dicho recientemente y todos los intervinientes desde el principio es la pura verdad. Y puedo decirlo porque lo he vivido, a medida que avanzo, y he vivido la finalidad.

Y durante unos diez días, empecé a ver la Jerusalén Celestial, pero no sabía lo que era. Porque no sé nada de nada. Y al principio, vi que estaba haciendo un pequeño transbordo, que estaba subiendo, pero no estaba entrando en la Jerusalén Celestial y que estaba regresando a la Tierra.

Y una vez, vi, desde arriba vi el fondo... que éramos marionetas... y que no éramos conscientes en absoluto de la grandeza, la belleza, la magnificencia de lo que somos.

Y el otro día, entonces, pregunté, durante el cuidado... No sé qué le pregunté…

Jean-Luc: El Ágape perpetuo. (Risas)

El Ágape perpetuo. (Oh, sí, así es.) Y vi como un diamante blanco cayendo. No sabía lo que era. Entonces le pregunté a Jean-Luc y él me dijo que era el centro de la…

Jean-Luc: El corazón amado de Dios.

El amado corazón de Dios. Y de hecho, lo recuerdo porque hablé de ello inmediatamente con Jean-Luc, de lo contrario no lo recordaría y no importaría, no importa.

Pero hoy, me doy cuenta de que la Jerusalén Celestial ha descendido a mi corazón. Y si ha descendido en mi corazón, es porque ha descendido en el tuyo, en el de la humanidad, está ahí.

Jean-Luc: Un corazón.

Isabelle: Y aunque no lo sepas, no importa porque está ahí.

Y ayer, cuando nos bañábamos en el Amor, vi que estamos... hubo un baño... fue como un océano de Amor en el que nos bañamos y que está eternamente allí en nosotros. Y que bastaba pronunciar el nombre de un hermano o el nombre de una hermana para bañarnos juntos en el baño de Amor donde desaparecimos, totalmente. Por eso estaba mirando hacia arriba, no sabía con quién... qué nombre dije, porque desaparecemos cada vez.

Eso es todo.... Y esta Alegría perpetua, este Ágape perpetuo.... Puede manifestarse como Alegría.... Ayer, quería bailar, no podía parar. Y entonces sentí una implosión interior de Alegría, de Amor.... Y hoy siento que puedo desaparecer en el baño del Amor, que puedo morir en cualquier momento.

Pero sobre todo, es decir que va exactamente como lo hemos preparado durante tanto tiempo. Y eso es todo, todo está reunido y todo puede desaparecer, todo está desapareciendo. Incluso Isabelle, si está aquí para ser payaso, ya no está.

Y sobre todo, quiero decir.... Creo que también lo digo de muchos hermanos y hermanas que lo viven tanto como yo o que lo han vivido antes que yo, o de alguna otra manera, porque somos muchos. Es decir, en nombre de todos nosotros, un enorme agradecimiento a.... por supuesto, a Jean-Luc, a Abba, a todos los intervinientes, a todos los hermanos y hermanas que conocimos o no conocimos, porque sabemos que están allí, al otro lado del mundo y es una Alegría, un Amor, inconmensurable. Eso es todo....

Jean-Luc: Bueno, no tengo nada más que decir, estoy pegada.

(Risas y lágrimas)

***

TÉMOIGNAGE D’ISABELLE
Extrait du Satsang 8
9 décembre 2018

Isabelle : Je voulais tout simplement dire que tout se passe dans une très grande facilité, dans une très grande simplicité et que tout ce que nous dit Jean-Luc ou Abba ces derniers temps et tous les intervenants depuis le début, c’est la stricte vérité. Et je peux le dire parce que je l’ai vécu, au fur et mesure, et que là, j’ai vécu la finalité.

Et depuis une dizaine de jours, j’ai commencé à voir la Jérusalem céleste, mais je savais pas ce que c’était. Parce que moi, je connais rien à rien. Et au début, je voyais que je faisais un peu la navette, j’allais là-haut, mais j’entrais pas dans la Jérusalem céleste et je revenais sur Terre.

Et une fois, j’ai vu, du haut j’ai vu le bas.. qu’on était des marionnettes.. et qu’on n’avait pas du tout conscience de la grandeur, la beauté, la magnificence de ce que nous sommes.

Et l’autre jour, donc, j’ai demandé, lors du soin.. je ne sais plus ce que j’ai demandé..

Jean-Luc : L’Agapè perpétuelle. (Rit)

Isabelle : L’Agapè perpétuelle. (Ah oui, c’est vrai.) Et j’ai vu comme un diamant blanc descendre. Je savais pas ce que c’était. C’est après, j’ai demandé à Jean-Luc et donc il m’a dit que c’était le centre de la..

Jean-Luc : Le cœur aimé de Dieu.

Isabelle : Le cœur aimé de Dieu. (Et après, donc, j’ai vu d’autres trucs, mais c’est pas grave.) Et en fait, je m’en souviens parce que j’en ai parlé tout de suite à Jean-Luc, sinon je m’en souviendrais pas et ça serait pas important, c’est pas important.

Mais aujourd’hui, je réalise que la Jérusalem céleste est descendue dans mon cœur. Et si elle est descendue dans mon cœur, c’est qu’elle est descendue dans le vôtre, dans l’humanité, elle est là.

Jean-Luc : Un seul cœur.

Isabelle : Et que même si on n’en a pas conscience, ça n’a aucune importance parce que c’est là.

Et hier, quand on faisait le bain d’Amour, je voyais qu’on est.. il y avait un bain.. c’était comme un océan d’Amour dans lequel on baigne et qui est là éternellement en nous. Et qu’il suffisait de prononcer le nom d’un frère ou le nom d’une sœur pour se baigner ensemble dans le bain d’Amour où on disparaissait, totalement. C’est pour ça que je me relevais la tête, je ne savais plus avec qui.. quel nom j’avais dit, parce qu’on disparaît à chaque fois.

Voilà.. Et cette Joie perpétuelle, cette Agapè perpétuelle.. Il peut se manifester comme une Joie.. Hier, j’avais une envie de danser, j’aurais pas pu m’arrêter. Et après, je sentais une implosion intérieure de Joie, d’Amour.. Et aujourd’hui, je sens que je peux disparaître dans le bain d’Amour, que je peux mourir à chaque instant.

Mais c’est surtout pour dire que ça se passe exactement comme on nous a préparés depuis si longtemps. Et que ça y est, tout est réunifié et tout peut disparaître, tout est en train de disparaître. Même Isabelle, si elle est là pour faire le clown, elle n’est plus là.

Et c’est surtout que je veux dire.. je crois que je le dis aussi de la part de plein plein plein de frères et sœurs qui le vivent autant que moi ou qui l’ont vécu avant moi, ou d’une autre manière, parce qu’on est nombreux. C’est pour dire, de la part de tous, un immense merci à.. bien sûr, à Jean-Luc, à Abba, à tous les intervenants, à tous les frères et sœurs qu’on a croisés ou qu’on n’a pas croisés, parce qu’on sait qu’ils sont là, à l’autre bout du monde et c’est une Joie, un Amour, incommensurables. Voilà..

Jean-Luc: Ben j’ai plus rien à dire, je suis scotché.

(Rires et larmes)

***

TESTEMUNHO DE ISABELLE
Trecho retirado do Satsang 8
9 de dezembro de 2018

Isabelle : Queria apenas dizer que tudo é muito fácil, muito simples e que tudo o que Jean-Luc ou Abba nos disse recentemente e todos os oradores desde o início é a estrita verdade estrita. E posso dizê-lo porque o vivi, à medida que vou avançando, e vivi a finalidade.

E durante uns dez dias, comecei a ver a Jerusalém celestial, mas não sabia o que era. Porque eu não sei nada sobre nada. E a princípio, vi que estava fazendo um pequeno vaivém, estava subindo, mas não estava entrando na Jerusalém celestial e estava voltando à Terra.

E uma vez, vi, de cima para baixo... que éramos marionetes... e que não estávamos nada conscientes da grandeza, da beleza, da magnificência de quem somos.

E no outro dia, então, perguntei, durante o tratamento... Não sei o que pedi…

Jean-Luc: O Ágape perpétuo (risos)

Isabelle: O Ágape perpétuo. (Oh sim, é verdade.) E eu vi como um diamante branco descendo. Eu não sabia o que era. Então perguntei a Jean-Luc e ele me disse que era o centro do…

Jean-Luc : O coração amado de Deus.

Isabelle : O coração amado de Deus. (E então, então, eu vi outras coisas, mas não importa.) E na verdade, eu me lembro porque eu falei sobre isso imediatamente para o Jean-Luc, caso contrário eu não me lembraria disso e não importaria, não importa.

Mas hoje, percebo que a Jerusalém celeste desceu ao meu coração. E se Ela já desceu ao meu coração, é porque desceu também ao teu, à humanidade, está ali.

Jean-Luc : Um só coração.

Isabelle : E mesmo que não estejas ciente disso, não importa porque está ali.

E ontem, quando estávamos tomando banho de Amor, vi que estamos... havia um banho... era como um oceano de Amor em que nos banhamos e que está eternamente presente em nós. E que bastava pronunciar o nome de um irmão ou o nome de uma irmã para tomar banho juntos, no banho de Amor onde desaparecemos, totalmente. É por isso que eu estava olhando para cima, eu não sabia com quem... que nome eu disse, porque nós desaparecemos a cada vez.

É isso mesmo.... E esta alegria perpétua, este ágape perpétuo... Ela pode se manifestar como Alegria.... Ontem, eu queria dançar, não podia ter parado. E então senti uma implosão interior de Alegria, de Amor... E hoje, sinto que posso desaparecer no banho de Amor, que posso morrer a qualquer momento.

Mas, acima de tudo, trata-se de dizer que tudo está acontecendo exatamente como há tanto tempo nos preparamos. E é isso, tudo está reunido e tudo pode desaparecer, tudo está desaparecendo. Até mesmo Isabelle, se ela está aqui para ser uma palhaça, ela não está mais aqui.

E acima de tudo, quero dizer... acho que também digo isto de muitos irmãos e irmãs que o vivem tanto quanto eu, ou que o viveram antes de mim, ou de outra forma, porque somos muitos. É dizer, em nome de todos nós, um enorme obrigado à... claro, à Jean-Luc, à Abba, a todos os oradores, a todos os irmãos e irmãs que encontramos ou não encontramos, porque sabemos que eles estão ali, do outro lado do mundo e é uma Alegria, um Amor, incomensurável. É isso…

Jean-Luc : Bem, não tenho mais nada a dizer, eu estou impressionado.

(Risos e lágrimas)

***

Gracias a Lora Angelova por la transcripción de este hermoso extracto.

Publicado en: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=2061495827475215&set=a.1412347779056693&type=3&theater

***

Les Transformations, Wordpress -
Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.


Bodas Celestiales - Madre Universal

Soy La Realidad Absoluta del Ser

Soy La Realidad Absoluta del Ser

Madreuniversalblogspotcomco/


ABBA 3. - 7 Diciembre 2018. Completo.


Audio original en francés con traducción simultánea en español




ABBA 3. - 7 Diciembre 2018.

Abba resuena y se sienta en el corazón de todos.

Así, nos establecemos en nuestra Única presencia, en la paz, en la acogida, en el corazón del momento así como en el corazón de la Eternidad. Que la Paz en cada uno se difunda en su Unidad y en su Verdad.

Bienamados Abbas, resuenen en el mismo corazón. En el silencio como en mis palabras, pero también en su Palabra, la verdad se despliega, revelando alegría y simplicidad.

Démonos la acogida unos a otros, en la Alegría del Ágape, en la Alegría de la Verdad.

Bienamados del Uno, es hora de dejar que expresen lo que todavía les puede parecer, y temporalmente les retrasa, en este despliegue del Ágape. No restrinjas ninguna de tus palabras, para que todos puedan resonar y encontrarse allí, más allá de cualquier distancia y fragmentación.

Así que todos nosotros, aquí y en todas partes, en la resonancia del Abbas, damos la bienvenida a todas sus palabras.

Entonces, amados, los escuchamos y los esperamos, con su testimonio, en su presencia y en sus palabras, para compartir el Don de la Gracia, para comulgar, en este espacio sagrado, el de su Corazón, del espacio de la Verdad y del tiempo de la Verdad, para que todos los velos sean consumidos en un Fuego de Alegría y Gozo.

Así que bienamados, están invitados a venir y hablar con cada uno de los Abbas que les dan la acogida y les escuchan ahora mismo. Así que quién quiere decir lo que está viviendo en este instante, lo que quiere compartir, lo que quiere dar, para que todos nosotros, juntos, podamos resonar con su presencia y Alegría, así como en su dolor, sea cual sea. Entonces vengan a mí, para que les diga lo que les está pasando ahora mismo. No ponga barreras, no ponga límites a lo que su persona o su corazón significa.

Así que te damos la acogida para escuchar su voz, sean cuales sean sus palabras o su Verbo, la misma acogida está reservada para todos. Es una acogida sin restricciones, una acogida en verdad. Entonces están invitados y los esperamos en silencio, para que los seres amados aquí presentes puedan venir y dar su palabra. Le estamos esperando.

¿Quién quiere expresarse?

—Participante Soy Patricia, les contaré otra historia italiana.

Vámonos.

— (Hay un traductor, ya que la mayoría de la gente habla español).

— Participante: Influenciada por los grandes actores de la gente donde estoy, viniendo aquí, escuchando a nuestro amigo Jean-Luc, esta ha sido una historia inmensa, por qué todas las cosas que he hecho en mi vida, todas las locuras que he tenido en mi vida, nunca he logrado ser, para entender lo que estaba pasando, sintiéndome culpable por cada paso que di....

Obviamente estás hablando de toda tu vida, de ésta.

— Participante Sí, sí, esta vida. De hecho, al venir aquí y encontrarnos a todos juntos, de repente, todo se cayó, todos los escenarios que yo misma había montado se cayeron, y me di cuenta de que era una gran escena en la que yo era una actriz muy, muy grande durante todo ese papel y el hecho de que todo se cayera, sentí en mí una gran escena, una Alegría muy, muy grande porque antes, en el momento de los sufrimientos que estaba experimentando, sentí realmente el sufrimiento más profundo, me sentí como una actriz del director Fellini, y por lo tanto me di cuenta de que esto era sólo una película, y esto tuvo una gran consecuencia en mi corazón, y pude sentir una inmensa Alegría.

Así que lo entendí, pero no es entender, es un sentimiento interior darse cuenta de que todo ha sido una ficción dentro de mi mismo ser, poder sentir, percibir todo esto, haber vivido en persona con toda su intensidad y en primera persona, poder ver al personaje y darme cuenta de que ya no era la actriz, esta ha sido una verdad que siempre he buscado.

No había entendido todo lo que podía entender hoy, que esta Alegría que sentía que hacía como un clic, era más grande, más grande que todos los orgasmos que tuve en mi vida.

(Risas)

Bienamada, valió la pena estar allí. Espero no tengas problemas con tu marido.

(Risas)

— Participante No, porque no valía la pena continuar con el mismo actor.

(Risas)

Así que también me di cuenta de que mi marido, este actor, que el papel que desempeñó durante todo este período, ya no importa de hecho.

— Traductor: Reconoció o sintió que en realidad toda esta forma de tratarla, etc..., era su papel, era sólo un papel. De hecho, con toda esta experiencia y sentimiento, acaba de descubrir hoy que es Abba. Cree que ya ha hablado bastante de su corazón. Ella lo agradece.

Bienamados, que la gracia los colme.

—Participante Gracias, gracias, gracias, gracias, gracias.

Lo que usted ha expresado con palabras muy sencillas es la pura verdad. Desde el momento en que aceptas que todo lo que se ha vivido, como has dicho, no es cierto, sin negarlo, te permite hoy, con pruebas, descubrir que eras sólo un actor o una actriz, y lo que se entiende y ve que no pasa por tu cabeza, lo que yo llamo ser del orden de la comprensión no pasa por un análisis, ni por conceptos, sino por la Evidencia que está ahí desde el momento en que la miras.

Hoy te encuentras en lo que Bidi llamaba, el testigo u observador de la escena teatral en la que fuiste actriz, llamó tu atención. El observador o testigo, hoy se convierte, para cada uno, en el Soy Eterno. Es este estado de alguna manera es que están redescubriendo hoy, habiendo dejado de lado su persona, no negándola, sino aceptando verla. Obviamente, hoy es suficiente para arrancar el última velo. No queda ahora, y de ahora en adelante, así como para todos los que lo viven, sino aceptar ser el actor hasta el final, mientras que al mismo tiempo ser el observador, que también desaparece por sí mismo, para dar paso a tu esencia, que sólo puede resonar e identificarse, más allá de cualquier forma así como de cualquier mundo, con Ágape.

Abba no es nada más que eso, lo que te hace resonar con la Verdad y te permite dejar ir, como dijiste, de un momento a otro, la creencia en la idea de ser ese personaje.

Entonces todo lo que tienes que hacer es dejar que todo se desarrolle, porque a partir de ahora, y lo has dicho tú misma, descubres que eres Abba, y que sólo hay Ágape. El resto no se niega, ni se rechaza, sino que de alguna manera se atraviesa con Alegría. Así, lo que has expresado con tus palabras, proporciona a todo aquel que escucha y oye, la clave esencial para el juego entre el ser humano, el Ser y el No-Ser. Así que están en el proceso de darse cuenta en sí mismos, mientras hablamos, de la fusión del Tres en Uno, lo que conduce a la libertad.

Y también son incontables otros, aquí como en otras partes, para ver que hay un antes y un después, y como lo expresas tan bien, este antes y este después ya no se extienden en la noción del tiempo, sino que emergen con más y más evidencia y más y más ligereza. Sólo tienes que dejar lo que es, aceptar tu vida como la Vida, porque eso es lo que borra y trasciende todo sufrimiento y elimina el sueño. Así que eres libre de ti misma.

Notaréis con facilidad, en lo que se os dará a vivir, notaréis que este estado diferente es vuestro estado natural, a pesar de todos los sufrimientos, a pesar de todos los vagabundeos, y en esto podéis decirlo hoy, Yo me amo, pero no a través de la historia, sino a través del Soy Eterno, y eso es suficiente para permitiros vivir con más y más ligereza, con más y más facilidad.

Así que Abba, sólo puedo desearte el más puro, más franco y espontáneo Ágape. Recuerda de ahora en adelante que tu búsqueda y tu investigación terminaron en ese momento. Todo lo que os queda por hacer es vivir, atravesar lo que debe ser, y dejar que el fundamento de este Soy Eterno y su resplandor natural se fortalezca, desde donde estáis hasta la fuente misma.

(Agradecimientos)

Realmente te conviertes en lo que se llamó autonomía, infancia, humildad y sobre todo Verdad. Tu camino no es único, porque es el camino de todos a partir de ahora.

En estos días previos a lo que llaman Navidad, verán a su alrededor, de manera natural y espontánea, lo que han descrito y lo que están experimentando. Ágape no puede fallar, porque Ágape es lo único que jamás pasará, porque tu Soy Eterno, el que vives hoy siempre ha estado ahí. Simplemente lo habías olvidado y ahora estás libre de la escena teatral, estás libre de la forma, incluso dentro de esa forma. Te corresponde acoger cada día, con Alegría, la misma paz que describes, dejarla crecer por sí misma, porque sólo puede hacerlo, independientemente de ti, y eso es lo que eres.

Aceptaste, con ese clic, no ser nada, y especialmente no ser la actriz, y eso es lo que te permite descubrir que eres el Todo. Su testimonio es una ilustración perfecta de un proceso que está afectando a una multitud de otros Abbas en estos días. Notarás también, con facilidad, que aunque haya momentos o pasajes a veces difíciles dentro de la actriz, que el Soy Eterno, a través de Ágape, ilumina todo esto y consume el resto de los hábitos, todo lo que queda de este mundo, y también notarás que la Paz se hará cada vez más vasta, lo que inexorablemente y muy rápidamente conduce a esta Alegría Desnuda.

Este Alegría Desnuda consiste en simplemente comprender al vivirlo, que todas las heridas, todos los sufrimientos, que todo lo que se ha experimentado en tu vida presente, en última instancia, sólo tenía la intención de hacerte experimentar esto en ese día. Y esa es la libertad que jamás podrán encontrar de nuevo, como lo han dicho, en ninguna relación, en ningún disfrute de este mundo, porque en el Soy Eterno, en este Ágape que se está desarrollando, no puede haber carencia. Entonces estás reunido y disponible para es el gran vacío, para la Beatitud, sino ya como el Soy Eterno y observador presente, ya no puedes ser engañado por la actriz que eras.

También lo es la gracia de Ágape.

...Silencio...

Bienamados, damos la bienvenida al próximo Abba.

— Traductor: Esto comenzará con un testimonio y luego una pregunta.

— Participante: Han pasado unos dos años, tuve una historia muy agradable, me sorprendió mucho en casa, pues una noche tuve la experiencia de que mi corazón dejó de latir y hasta de respirar. Y así, en ese momento en que no sabía si me estaba muriendo o qué estaba pasando, de repente sentí una vibración o energía muy, muy poderosa, algo que nunca había sentido antes, y así pasó a través de las plantas de mis pies y subió por todo el cuerpo para salir a nivel de la cabeza.

Así que en ese momento, lo que sentí además de toda la sensación física, sentí algo que es muy difícil de expresar con palabras, como una enorme Alegría de vivir, fue la experiencia más hermosa y agradable que he tenido jamás. Al mismo tiempo, sentí mucha, mucha paz y sobre todo mucha Alegría.

Al mismo tiempo que pasaba por todo esto, me sentí como una gran explosión en el pecho y, al mismo tiempo, como una espada que me cruzaba de un oído a otro y creaba como una explosión. A partir de ese momento, perdí la noción del tiempo y, a partir de ese momento, oí una voz interior que me hablaba y me hablaba desde mi ser interior, y me hablaba, por ejemplo, de ciertos conocimientos a un nivel más universal.

Y así, para resumir un poco, he tenido este tipo de experiencia durante muchas horas. Durante ese tiempo, yo estaba quieta, aunque el tiempo era suficiente, era consciente de que era una persona, pero al mismo tiempo, no me sentía como una persona. Es como una sensación de ser algo muy, muy, muy, muy, muy grande que realmente recuperó toda la existencia, todo lo que existía. Y, al mismo tiempo, esta sensación de ser realmente muy pequeña, pequeña, pequeña, pequeña, pequeña, pequeña, pequeña, pequeña, pero muy, muy intenso. Así que esa fue la experiencia que tuve esa noche y luego, en las semanas siguientes, toda esa Paz y Alegría, continué sintiendo esa Paz y Alegría durante varias semanas después.

Y así fue durante varias semanas donde incluso sentí compasión por todos los seres que me rodeaban y también compasión, Alegría y felicidad por mí misma. Y así, con un poco más de tiempo, un poco más de semanas, poco a poco, en términos de intensidad, esto ha disminuido un poco, con el tiempo, ha durado dos años...

— Traductor: Esa Alegría y Paz interior continuaron después y su condición es obviamente mucho mejor después de la experiencia que antes.

— Participante: Y así, después de todo ese tiempo, fue hace dos años, ahora hace tres meses, me encontré en una crisis bastante mayor, una crisis existencial, y por eso no viendo ningún evento o causa a esta crisis, decidí dejar de creer en todo, en nada, pensé que la esencia no existía, que el ser interior ya no existía y ni siquiera creía en mí misma, en mi propio personaje. Así que, al principio sentí mucha rabia y frustración, y luego mucha tristeza, y poco a poco, me las arreglé para reenfocarme, para encontrarme en mi interior, hace un mes, y ahora me encuentro en un estado de Paz y Alegría, con un poco de movimiento y por lo tanto la pregunta ahora después de este testimonio...

Sobre todo, antes de que hicieras tu pregunta, allí también, en lo que acabas de expresar, viviste el Soy Eterno y como dices, fue hace dos años, y como lo viviste, este estado, poco a poco, se fue desvaneciendo por una razón que es muy sencilla, porque hace dos años, era simplemente imposible, con la mejor voluntad o el mejor abandono, realizar y vivir la permanencia del Soy Eterno.

Hoy, en los últimos meses, las cosas han sido profundamente diferentes. El juego de la vida durante estos dos años te ha llevado gradualmente a alejarte de las experiencias pasadas y te ha reintegrado, sin que te des cuenta, en la persona. Es parte de las idas y venidas, es parte de lo que todavía tenía que ser purgado o eliminado, de lo que quedaba de la persona. Ahora que has pasado a través de ella, puedes ver fácilmente que lo que se ha experimentado se ha restablecido. Jamás volverá a desaparecer porque ya no es una experiencia o un estado, sino la verdad de vuestra humanidad, de vuestro Ser y de vuestro No-Ser.

Ahora escucho tu pregunta.

— Participante: Ahora me encuentro con la voluntad de querer redescubrir esta experiencia que tuve hace dos años.

Bienamada, te acabo de decir antes de que continúes, lo que se has vivido y que te pareció ver desaparecer y que está siendo reinstalado, no necesita de ninguna voluntad de tu parte para vivirlo, sino simplemente de acogerte, para acogerte en totalidad, sin pensar precisamente en el pasado, liberándote así de la vivencia pasada. El personaje como el Soy Eterno será libre por el momento. Incluso en relación con estas magníficas experiencias que has pasado, nunca serás capaz de revivirlas de la misma manera, especialmente si, como naturalmente haces, no es un reproche, hay una necesidad de revivir lo que has pasado. Pero hoy, las circunstancias no son las mismas, no tus circunstancias, sino las circunstancias de la Tierra. Entonces tienes que olvidar lo que se vivió en el pasado, porque lo que se te promete hoy, si dejas ir lo que ha sucedido, por maravilloso que haya sido, entonces te pones en disposición para vivirlo con otra intensidad dejándolo asentarse. No tienes nada más que hacer que acoger y dejar que se desarrolle lo que está sucediendo en relación con esto. Pero se calmará, permanentemente.

Así que no demores esto pensando en tu pasado. Libérate por el momento, libérate para la Alegría presente, sin memoria, ni nostalgia de ese momento pasado, y desde el momento en que lo aceptas, entonces lo vives. Creo que no has terminado tu interrogatorio.

— Participante No. Esta voluntad, no está controlada, surge de repente y me sorprende. ¿Cómo puedo detener esta voluntad que no puede ser controlada o que no es controlada, que surge repentinamente, que es esta voluntad de regresar?

Es un reflejo... ¿Esta voluntad de...?

— Traductor: Retroceder en el tiempo, revivir la experiencia.

Pero la experiencia está ahí, en cuanto aceptas, no para rezar, pedir, ni para meditar, sino simplemente para vivir el presente. Sé lúcida y presente en tu vida más simple, en tus actividades más cotidianas, sé lo más presente para ti misma, no te ocupes del resto como persona y disfruta precisamente de esos momentos en los que estás ocupado con algo que no sea pensar en lo que se ha experimentado, y que estarán ahí.

Recordemos que hace dos años no era posible, excepto en raras ocasiones para algunos seres, establecer la permanencia de esto. Así que como lo expresas tan bien, ves el peso de este pasado, incluso si es sufrimiento o Alegría, no hace ninguna diferencia, porque no hay nada que temer o buscar. Consideren realmente que esto está detrás de ustedes y que desde el momento en que se detienen, por la intención y la humildad de su presencia en cada acto diario, entonces dejarán que la acogida se lleve a cabo por sí misma.

Como lo experimentaron hace dos años, les repito esta frase que tiene todo su significado, nunca es la persona la que se libera, pero son ustedes los que se liberan de su persona, y la manera más segura hoy en día de asentarse en la permanencia de lo que se experimentó hace dos años, es en efecto en la aceptación total, en la acción diaria, sea lo que sea, estar plenamente presente, porque en ese momento te liberas de tu pasado, aunque sea el más placentero, y luego te estableces espontáneamente, naturalmente y sin esfuerzo, en el sentido de que estás más allá de este personaje, pero mientras busques revivirlo, solo puedes alejarte de ello.

La libertad está sólo en el presente, nunca estará en lo que se ha experimentado, aunque sea el acontecimiento más deslumbrante que existe y el más fuerte. No pidas nada, preséntate plenamente a ti mismo, incluso dentro de esta persona, con una fuerte atención y lucidez de lo que haces, incluso dentro de la vida cotidiana. Esto eliminará el pasado por sí solo y te hará vivir Ágape. Por supuesto, existen innumerables técnicas para calmar el pasado, sin necesidad de regresar a él. Hay innumerables maneras, pero lo más importante no es tratar con el pasado sino vivir el instante, porque el momento es suficiente por sí mismo para que lo vivas plenamente, no como una experiencia o un estado, sino como tu verdadera identidad Ágape.

Tenéis aquí la ilustración de que todos estamos, sin excepción, todavía marcados, aunque no nos afecte, por el peso de la historia colectiva y por los elementos de la memoria que vosotros llamáis recuerdos, que no son simplemente recuerdos, sino que están activos en nuestro presente por el simple hecho de mirarlos, desviándonos así del instante presente, que no está en el mismo contexto que el testimonio de nuestra hermana anterior y, paradójicamente, nuestra hermana anterior que no había vivido nada antes de todo esto, y lo vive hoy.

Lo has vivido, en un momento individual y no colectivo, pero el recuerdo mismo de esta Alegría crea una distancia de la alegría innata. Si aceptas esto, sin nada más que pedir o hacer, entonces estarás abierta en abundancia y jamás más se irá. Pero no puedes encontrar, ni siquiera en tu memoria, a pesar de la intensidad de la experiencia y los recuerdos, para revivir el momento pasado. Una vez más, no intente erradicar estos pensamientos del pasado, sino que asiéntate firmemente en el instante presente. Y esto es más fácil cuando estás ocupado en tu vida diaria, porque la atención prestada a una tarea diaria, en tu caso que ya la has experimentado, te reinstalará; desde el momento en que lo busques, verás que esta paz desaparecerá, y que desde el momento en que dejes de buscar o preguntar, cuando la nostalgia haya desaparecido, entonces estarás disponible para Agapè.

El juego del personaje es sólo una construcción de la historia y una proyección de un futuro hipotético. El pasado y el futuro no tienen existencia dentro de Ágape. En realidad y concretamente sólo existe la intensidad del presente. Acepta esto, experiméntalo y compréndelo viviéndolo. No necesitas nada más después de todo, ¿lo captaste?

— Participante Sí. Muchas gracias.

Te damos gracias por haberlo expresado y, por supuesto, lo has expresado por ti misma, pero a través de ti, por cada hermano o hermana que escucha y oye, y la resonancia de Abba, aquí presente o en otro lugar, te absuelve y te libera de todo esto, a través de su escucha amorosa y su aceptación incondicional de lo que acabas de expresar. Así que ve en Paz, que la Paz, el Amor y la Alegría se conviertan en tu vida diaria, no hay nada más. Y esto no se puede hacer a medida que pasan los días, como te dije, en tu vida diaria, sino desde este instante, si lo aceptas.

Le agradecemos por permitirnos darle la acogida.

...Silencio...

Bienamados, continuemos.

—Traductor: Tenemos una nueva persona que llega.

— Participante: Desde 2013, el sonido se ha instalado en mis oídos, porque siempre ha continuo, en ningún momento se ha detenido, así que sube, baja, va de un oído a otro, y a veces es un sonido muy agudo que realmente me molesta en los oídos, hasta tal punto que me veo obligada a acostarme, a ponerme en completa oscuridad hasta el momento en que me puedo dormir. Es un testimonio.

Bienamados, lo que llaman silbidos es por supuesto lo que se llama el Nada, es decir, la canción del alma, que es parte de lo que nuestros hermanos orientales llaman los siddhis, o poderes del alma. Este sonido, percibido alternativamente, a la izquierda o a la derecha, con diferentes tonos e intensidades, como lo has dicho, corresponde en realidad a los mandatos de Luz, porque en algunos casos, en efecto, el sonido se vuelve tan amplio y agudo que no hay otra alternativa que, como lo ha dicho, yacer en la oscuridad y desaparecer para uno mismo. Pero los sonidos que ustedes perciben, para aquellos que los perciben hoy, todos ustedes han notado estas variaciones en la tonalidad y amplitud, yendo hacia un silbido muy agudo.

La Nada o canción del alma tiene siete tonos diferentes. Lo que expresas que estás viviendo es el mandato de la Luz, sino también el penúltimo sonido, siendo el sonido último lo que se llamaba el Corazón de los Ángeles, en el que pareces oír el corazón de miles de niños, acompañado de violines. Todos están al inicio de esto, algunos de ya han tenido la oportunidad de experimentarlo, y cuando escuchan esto, son llevados al Trono de la Verdad.... Así que es una preparación que se está acelerando para muchos. Hay formas de yoga que le permiten resonar con estos sonidos. Encontrarán esto en lo que fue llamado kriya yoga o siddhis yoga, también.

Pero hoy en día no se necesitan ejercicios, en realidad hay que respetar este mandato de Luz cuando ocurre. Como dije, las llamadas y requerimientos de Luz, para muchos de ustedes ya no queda mucho espacio para vivir una vida efímera. La luz que Eres se encuentra en su totalidad y en verdad, literalmente separándote de la idea de creer que eres una persona o una historia. Estos sonidos no son más que la traducción del contacto con el alma y, a continuación, de una efusión del espíritu, que induce el giro del alma, así como su consumación en la Alegría de la Alegría del Espíritu. ¿Tiene algo que añadir o preguntar al respecto?

— Participante No, gracias a ti.

...Silencio...

Podemos continuar.

— Traductor: Una persona se acerca.

— Participante: Últimamente, he estado perdiendo el sentido de la orientación, pero en lugares que conozco muy, muy bien y de repente me estoy perdiendo. Desaparezco, no sé dónde estoy y luego me entra el pánico y no tengo ni idea de cómo salir. No sé si es Alzheimer o qué es.

Sería un Alzheimer de Luz entonces, porque este proceso es experimentado por innumerables hermanos y hermanas, incluso muy jóvenes. Es parte de la misma frase que que acabo de decir, la luz te quiere en su totalidad. En primer lugar es una pérdida de un punto de referencia espacial y les digo a todos ustedes que no se preocupen porque algunos de ustedes ya lo han experimentado. Puede haber momentos, incluso dentro de un día, en que pierdes, incluso si estás lúcido, el sentido de tu identidad, es decir, cuando te despiertas o en algún momento de la actividad que estás llevando a cabo, de repente, de repente, te preguntas dónde estás, dónde estás.

Más allá de la preocupación normal por los problemas neurológicos, y sólo podemos asegurarles que somos incontables en vivirlo y que, por supuesto, todos hemos pensado en esta enfermedad, y entiendo perfectamente que al vivirla como incontables hermanos y hermanas, porque a veces me sucede, a pie o en el coche, de repente, de una sola vez, por que ya no sé dónde estoy, quién soy, o quién conduce. Este proceso es completamente normal, es la desaparición de lo efímero, la desaparición de lo que eres, del personaje y de este mundo.

Así que, por supuesto, puede ser aterrador y confuso, pero no importa cuán intenso sea este aspecto tan particular de lo que los médicos llaman desorientación temporoespacial, en realidad resulta para la persona en una enfermedad mucho más grave que el Alzheimer o un trastorno neurológico, es simplemente su desaparición como persona y su desaparición de este mundo lo que está comenzando a suceder. Llegará un momento, ya sea por sonido o desorientación o por cualquier otro mecanismo, de alguna manera te verás forzado, en apariencia, al recostarte, al acostarte, al cerrar los ojos y si asientes, entonces crecerás en Alegría o crecerás en la Eternidad. Te harás presente a la verdad y estarás ausente de la persona o lugar. Les repito que este es un proceso normal en el proceso de liberación y en el proceso de ascensión.

La Luz encuentra todas las formas posibles para tocarte y desposarse contigo porque, al final, sólo tú te encuentras a ti mismo. Aquí también, en lo que acabas de testificar, es exactamente el mismo proceso que tiene lugar a través de diferentes manifestaciones, pero que inevitablemente conduce al Ágape final, el que jamás tendrá un final, sino el Ágape final del personaje que es, como he dicho, una consumación total, una consumación de Amor, Alegría y Beatitud.

Todo lo demás te parecerá bastante inútil, ya sean tus posesiones, tus historias, tus apegos, no puede haber resentimiento o sentimiento de pérdida, sino sólo una plenitud y Alegría sin objeto, que pondrá fin a las preguntas, a los pánicos que de hecho pueden ser muy lógicos, a no saber ya quién eres y dónde estás. Por supuesto, esto es confuso y cuando lo experimentes, cuando la persona descanse, entonces no habrá pánico, es así, y en un gran estallido de risa, definitivamente dejarás la ilusión.

No hay otra salida a la ilusión, no importa cuáles sean los elementos anteriores. En algún momento, el Ágape terminará su transmutación de todo lo efímero. Como he repetido innumerables veces, este proceso es inexorable, cualquiera que sea su pánico, cualquiera que sean sus síntomas tales como silbidos u otros síntomas, cualquiera que sean sus visiones de futuro, pronto se darán cuenta de que en Ágape, no hay lugar para nada, para ninguna forma, para ningún devenir, simplemente en el instante, más allá de cualquier historia.

Y en ese momento, cada uno de nosotros estará completamente satisfecho y se dará cuenta de que, independientemente de los pánicos o los momentos difíciles, de las heridas y recuerdos o de las visiones de una nueva tierra u otras dimensiones, Ágape pondrá fin a todas las reivindicaciones de cualquier futuro o a la persistencia de cualquier identidad.

Quienquiera que viva Ágape nunca podrá olvidarlo, tuvimos el testimonio de una hermana que vivió arrepentida de lo vivido, hoy es diferente. Si aceptas esto, si disfrutas de estos instantes, si te puede pasar en la casa e incluso si te pasa afuera, busca un banco, siéntate, si estás en un auto, en tu auto, no trates de resolver nada, cierra los ojos, no te muevas y Ágape estará allí en vez de entrar en pánico, en vez de preguntar.

Puede parecer tan simple y sin embargo lo es. El amor es simple, y a menudo el pánico o el cuestionamiento sobre una desorientación temporoespacial o incluso sobre la identidad que somos, después de las primeras reacciones, notarán que se instalarán con facilidad, en esta Alegría sin objeto, que no depende de ninguna historia, de ningún futuro, de ningún mundo, de ninguna forma.


...Silencio...

¿Ahora estás tranquila?

— Participante: También me pasa cuando hablo, cuando no salen las palabras más simples, me pierdo y ni siquiera sé de qué estoy hablando.

Bienamada, aquí también te tranquilizo, no eres el único y esto les pasa hasta a los jóvenes. Este proceso se generalizará, ocupará cada vez más de vuestro tiempo, y también así es como desaparecéis de la ilusión y de lo efímero para encontraros en el corazón amado de Dios, en la Fuente, en la Morada de la Paz Suprema y en la Beatitud.

La evidencia de lo que os estoy diciendo, para cada uno de vosotros, será cada vez más clara, porque más allá de las primeras preocupaciones o pánicos, encontraréis que os reiréis de ello vosotros mismos, porque es precisamente esta forma de desorientación, de pérdida de identidad así como de pérdida de palabras, lo que os libera. Como he dicho, el cara a cara y el uno a uno, el encuentro de lo efímero y lo Eterno, conducen inexorablemente a esto, y esto concierne a toda la humanidad y no sólo a los humanos.

Para aquellos de ustedes que tienen los llamados animales domésticos, pueden ver fácilmente un cambio de comportamiento en los llamados animales domésticos e incluso salvajes, como si las resonancias de Corazón a Corazón dentro de los animales, de la naturaleza, como los animales en su casa, estuvieran experimentando el mismo proceso, y eso se ha dicho, el león caminará con el cordero, el gato abrazará a su presa en lugar de devorarla.

Este proceso también se desarrollará hasta el momento del evento. Lo verás desde todas partes, en ti y a tu alrededor. Este proceso, que ya ha comenzado, será cada vez más claro para la humanidad colectiva. En ese momento, ya no serás capaz de ocultar de ti mismo o de los demás la realidad física de tu ascensión y liberación. Serán literalmente desenganchados, no por ninguna voluntad, sino por la inteligencia de la Luz que Son. No habrá más cuestionamientos en ese momento, no habrá más pánico en ese momento, sino sólo la evidencia de la Beatitud. ¿Tiene algo más que añadir?

— Participante No, muchas gracias.

Gracias a ti.

...Silencio...

— Otro participante: Puede que tenga una pregunta. A nivel práctico, el evento debe estar cercano porque algunos síntomas no nos facilitan, por ejemplo esta presión... En la práctica, OMA nos había hablado del desgarro del pericardio, pero en la vida cotidiana, del tiempo que queda por vivirse.

Bienamada, tu vida diaria, nuestra vida diaria será reducida a nada si así lo prefieres, pero todos ustedes lo viven, incluso sin entenderlo, y afecta a todas partes alrededor del planeta, alrededor de ustedes, verifícalo. Por supuesto, los hermanos y hermanas no quieren hablar de ello porque piensan que están enfermos, que tienen un problema, pero la rutina diaria desaparece y está muy claro, a muy corto plazo.

Para muchos de ustedes, al principio, ya no podrán hacer nada, excepto estar en Alegría, y lo que la vida diaria puede soportar ante la intensidad de la Luz, dentro de la Luz ya no hay ninguna obligación, ya no hay ninguna justificación y la vivirán, verás por ti misma que todo lo que te parecía importante, como alimentarse, trabajar, amar, cuidar tu vida diaria y mantenerte al día, muy rápidamente se volverá absolutamente imposible, pero no será necesario llamar a un médico en ese momento, él estará exactamente en la misma condición que tú.

(Risas)

Y además, no podrás llamar a nadie, porque todo lo que es eléctrico simplemente ya no funcionará, y como puedes imaginar, dada la intensidad de lo que es experimentado por todos, por supuesto que el evento es ahora. No puedo imaginar, y supongo que muchos de nosotros ni siquiera podemos imaginar que todavía podemos vivir una vida normal, con lo que estás viviendo ahora y lo que estamos viviendo ahora.

Hasta ahora, como había dicho el Comendador desde que usó la cita inicial del pericardio, hasta ahora estabas entre una silla u otra, la de lo efímero o la de lo Eterno. Y luego te las arreglaste para hacer malabarismos entre las dos sillas, se llama en francés "el culo entre dos sillas", y en algún momento te darás cuenta de que nunca hubo sillas, y en ese momento, sólo habrá Alegría, tu identidad habrá desaparecido, el mundo habrá desaparecido, pero todavía estarás allí, la Resurrección es el fin de la muerte, pero también el fin de este mundo, pero también el fin del sueño de la creación, y como he tenido la oportunidad de decir, quién puede preferir la vida diaria a este mundo de Luz, viviendo Ágape.

Este es vuestro destino común, sin excepción y por supuesto habéis notado que son los silbidos, el testimonio de vuestra hermana, llegará un momento en que ocupará todo el espacio, todo el tiempo, y toda vuestra vida, pero no es una muerte, es una Resurrección. Te recuerdo que aquí es donde moriste, en este mundo, contrariamente a lo que todavía puedes pensar y ver. Pero con Ágape, ya no podrás pensar y ver nada. Y por supuesto, es difícil imaginar, dado el aumento en número e intensidad de este proceso que están viviendo y describiendo, qué podría extenderse en el tiempo, o de lo contrario no quedará nadie para asegurar nada en este planeta.

Siempre he dicho que esto es inexorable, inevitable, que es continuo. El evento ya ha comenzado para algunos de ustedes. Se vuelve más y más colectivo y en algún momento, el evento estará allí, pero tú, tú, tú ya no estarás allí, tú estarás en Ágape. A esto se le ha llamado éxtasis y explícame cómo, habiendo experimentado la Resurrección en esta carne, cómo puedes todavía imaginar o pretender salir de Ágape. Puedo aseguraros que no tendréis ningún deseo ni ninguna posibilidad, seréis Vida, no es una muerte, es una Resurrección, no tiene nada que ver con ello, y el sacrificio, que normalmente en la lógica de la Luz es necesario antes, se realiza hoy de sí mismo, digáis lo que digáis, penséis lo que penséis, y nada puede oponerse a ello, en la Tierra como en el Cielo. Y como he dicho, empieza mañana, pero quién todavía puede buscar una fecha, en relación con el evento, para vivir Ágape.

Además, muchos de pueden estar, antes del evento colectivo, en los próximos días, si no lo han hecho ya, incapacitados para moverse, incapacitados para hacer nada y simplemente permanecer, incluso si no lo desean, en este estado de Beatitud. Y quién todavía puede querer o esperar algo, cuando la éxtasis de Ágape sea efectiva en todos. Y dudo mucho que alguien, sea cual sea su negación actual, tenga el deseo de reaparecer dentro de una forma o de un mundo nuevo.

La experiencia que todos están viviendo, en cualquier intensidad y forma, inevitablemente los conduce a esto, cada día más y más. Quién podría todavía preferir la vida diaria, o incluso un mundo llamado el mundo de la luz, a la Verdad de Ágape. Ni siquiera acepto apuestas, porque no quedará nadie para pagarme.

(Risas)

¿Está claro?

— Respuesta: Sí.

¿Algo te molesta dentro de la persona que no esté de acuerdo?

— Respuesta: No, es obvio.

Estamos de acuerdo, y más y más de ustedes, incluso sin hablar de ello, lo están viviendo, especialmente porque hay una forma de modestia para aquellos que no saben lo que es, pero cuando el último velo de Ágape sea rasgado, sólo pueden ver lo que nuestra hermana dijo en el primer testimonio esta tarde.

...Silencio...

De la misma manera, esto ha sido explicado extensamente por Sri Aurobindo, con las cinco etapas del choque de la humanidad y, individualmente, usted puede estar pasando por la aceptación. Ha terminado la ira, la negación, la negociación, los que todavía están negociando son los que todavía tienen experiencias de conciencia que ven el nuevo mundo, las nuevas dimensiones y cuando ven que no hay nada que ver y que el amor se lleva todo, quién entre ellos todavía puede pensar en mantener la conciencia en alguna parte, porque durante la éxtasis de Ágape, verán claramente que la conciencia es una enfermedad.

...Silencio...

Cuando he dicho a lo largo de los meses, desde febrero de este año, puedes ver hoy que lo estás viviendo. De hecho, no hay nadie allí. De hecho, la creación es un sueño. De hecho, sólo hay Amor y está sucediendo ahora. Una vez más, independientemente de lo que pienses, de lo que veas o de las aprehensiones legítimas, como dije esta mañana, todavía tienes que vivir lo que la vida te hace pasar, pero serás incapaz de oponerte cada vez menos, en última instancia, a ti mismo, Ágape estará allí.

El choque de la humanidad ha sido amortiguado profundamente, sea lo que sea que observen, tanto en su vida como en la superficie del mundo, no tiene ningún peso en contra de Ágape.

...Silencio...

Bienamados, continuemos.

— Participante: Amado Abba, mi corazón sigue el ritmo de tus palabras, tengo la impresión de que tendré que llamar a un médico porque me romperá el pericardio.

Eso es bueno, hay médicos aquí, pero está más allá de cualquier recurso médico.

— Participante: Me gustaría agradecer a un Maestro que tuve hace unos años, que todo lo que estoy experimentando ahora mismo me lo había comentado hace unos años, y ahora lo estoy viviendo completamente. Estoy esperando, con todo mi Amor, el acontecimiento que todos debemos vivir juntos y comparto todo este Amor con todos los que están allí. Gracias a todos.

— Amado Abba, te damos las gracias.

Saben que incontables hermanos y hermanas, que nos escuchan o que nos escucharán, están experimentando exactamente las mismas cosas. Es así como los testimonios de vuestras experiencias calman las preocupaciones, calman lo que queda de la persona, estáis realmente en la acogida, en la acogida y en el corazón del acontecimiento.

...Silencio...

Si tienes la suerte de no ser llamado demasiado por la Luz, y si vives esta Paz, esta Alegría, es importante que estés presente, más allá de cualquier palabra, incluso si tu vida diaria está permitida, en tu caso personal, entonces úsala, para que Ágape se contagie a tu alrededor. Como dije hace unos meses, fue una epidemia y luego una pandemia mundial que no perdonará a nadie... Cualquiera que sea el sufrimiento de la escena o el personaje del teatro, todo esto terminará en una gran carcajada. Es la verdad estricta y la vives, y la vivirás.

...Silencio...

¿Tiene algo más que añadir?

—Participante No, gracias a ti.

Así que podemos continuar si tenemos tiempo. Tú decides el descanso.

— Traductor: Una pregunta que viene.

Una pregunta que viene con un paso decidido.

(Risas)

Hay una persona llegando.

— Participante: El conocimiento nos hace esclavos, la sabiduría nos libera para pagar impuestos, impuestos de la muerte, ¿es Ágape?

¿Desde el momento de la muerte?

— Traductor: Desde el Amor, me disculpo.

(Risas)

Bienamada, puedes imaginarte que si estás en Ágape, ningún cheque podrá llenarse solo. Os recuerdo que de todos modos no habrá electricidad, así que no os preocupéis por los depredadores, también tendrán otras cosas que hacer que intentar enviaros a un alguacil. Mientras tu vida lo permita, obedece a tus obligaciones, pero llegará un momento en que ninguna obligación podrá sostenerse y, por supuesto, al vivirlo, verás por ti misma, e incluso si tu persona ya no existe, vivirás que no le debes nada a nadie, y que no eres responsable de nada en esta escena teatral. Lo que un cheque pueda representar, lo que una casa pueda representar, lo que una necesidad de comer pueda representar, ¿frente a Ágape? ¡NADA!

Lo verás más y más fácilmente, y además en caso de ansiedad por algún acontecimiento de tu vida, si tomas el hábito de acoger y permanecer inmóvil cerrando los ojos, verás a la velocidad del pensamiento anterior, la limitación anterior, que simplemente ya no existe. Te reirás de eso. Se reirán de esta subyugación real y concreta, de lo que llamamos sociedad, porque lo que ustedes llaman organización social, saben, se basa sólo en la confianza. Esto es lo mismo en sus instituciones financieras y en todas las relaciones humanas. Esta confianza es simplemente un asentimiento desencadenado a su propia esclavitud.

Si tuviera que decir algo sobre la política y este mundo, diría que Ágape es una anarquía total. ¿Qué quieres que te interese de tu cuerpo, tu vida, de girar cheque, tu comida que preparar, la necesidad de calentarse, cuando te consumes desde dentro? Sea lógico. Nadie podrá oponerse a ello. Simplemente estás en el período del evento y de hecho hay diferentes comprensiones, que no pasan a través del conocimiento, sino a través de esta sabiduría, a través de este Amor-Sabiduría, que no tiene ningún uso para las leyes de la sociedad, porque, como dije, la Ley de Uno, Ágape, no tiene ningún uso para toda la locura de este mundo.

Al convertirte en Vida, ves la estupidez total del ser humano esclavizado y la ves en la pantalla del mundo, que la esclavitud, incluso con la violencia, debe cesar, porque Ágape está en todas partes, incluso entre aquellos que aún no la han vivido conscientemente. De la misma manera que puedes probar, como has dicho, formas de pánico a veces, de ansiedad; bien aquellos que simplemente sienten esta necesidad de libertad, incluso aplicada en sus vidas en este mundo, sólo pueden entrar en confrontación con aquellos que sobornan, los encierran y los engañan.

Puedes encontrar una analogía muy simple, porque te aseguro que es exactamente lo mismo: cuando crías animales, para alimentarte, en las llamadas estructuras industriales, haces exactamente lo mismo que los arcontes y sus sirvientes hacen contigo. Y que vivirlo ahora, a través de la iluminación de la Luz, sin necesariamente vivir Ágape, sólo puede conducir a la pérdida de confianza, e incluso diría que era hora de perder la confianza.

Por supuesto, el estallido de la violencia, más allá de las apariencias, sólo refleja una necesidad de libertad mal expresada. La Anomalía Primaria se ha disuelto, todo lo que contenía el viejo mundo simplemente ya no existe. Lo que ves es la agonía de la ilusión, lo que también estás experimentando, y el retorno del esplendor, el Soy Eterno, el que jamás se ha movido y que siempre ha estado allí. Y ¿quién podría, frente a eso, querer fingir girar un cheque o vivir en una nueva matriz, incluso de luz?

Lo que expresé hace unos meses sobre lo que yo llamaba descreación, es simplemente el despertar del sueño de la creación. Y que lo vas a experimentar, que ya lo estás experimentando, no es un concepto, ni una proyección hacia el futuro, es la realidad del instante y como dijimos antes, si tratas de proyectarte, dada la intensidad del proceso, verás muy bien que no funciona. Este mundo desaparece, fue un sueño o una pesadilla, y sólo quedará la Vida.

Lo que yo llamo Vida no es una forma, no es un sistema solar, es una bendición. Todo lo demás no tiene sustancia. De hecho, no veo, objetivamente, cómo este proceso podría durar más allá de unos pocos días o unas pocas semanas. De lo contrario, este mundo estará cubierto de gente que está en la cama, incapaz de hacer nada y no habrá nadie que despierte a nadie para que vuelva al viejo mundo.

En ese momento, comenzarán a reírse y todos nos reiremos juntos de la inutilidad de este mundo y de la total inutilidad del sueño de la creación.

Las madres genéticas, que son las creadoras, se despertarán en el último momento. Les recuerdo que fueron ellas quienes crearon el sueño y también les recuerdo que son los dracos, los arcontes, los que permiten el fin del sueño y que esta vez, a diferencia de los ciclos anteriores, no se puede reformar ninguna matriz en este mundo porque ya no existirá, como en ningún otro mundo, como en cualquier dimensión que haya existido.

Piensa en ello, ¿quién puede preferir su vida que vivir Ágape? Lo están viviendo ahora mismo, incluso si es a veces incómodo como algunos testimonios lo han mencionado, pero muy rápidamente sólo permanecerá Ágape. Ya no se puede soñar con la creación, ya no se puede soñar con ninguna identidad, todo se realizará realmente en la Tierra como en el Cielo, desde las dimensiones más "materiales" hasta el Trono de la Jerusalén Celestial.

Es por eso que la manera de vivir Ágape hoy en día es dar la acogida, pase lo que pase, los resentimientos que puedas tener acerca de la historia que fue hecha para jugar en el sueño, porque estarás tan despierto que este sueño se desvanecerá muy rápidamente y todo lo que digas hoy en última instancia, sólo refleja este proceso.

...Silencio...

Bienamado.

— Traductor: Tenemos, si usted está de acuerdo, la hora de la pausa.

Estoy de acuerdo con todo lo que quieras. Así que, vamos a calmarnos, pronto diré que "estancamos", y os lo diré en unos instantes.

***

A través de Jean Luc Ayoun
Les Transformations

Transcripción del francés: equipo Ágape
Traducción al español: LMF

***
Les Transformations, Wordpress -
Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.




Bodas Celestiales - Madre Universal


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Madreuniversalblogspotcomco/


ENTRADAS DESTACADAS

EL CONJUNTO DE INTERVINIENTES. 8 de diciembre de 2018.

Link audio en francés con traducción simultánea al español EL CONJUNTO DE INTERVINIENTES. 8 de diciembre de 2018 Bienamad...

ENTRADAS POPULARES