SATSANG - 3. Jean Luc Ayoun. Mayo de 2018. Con Audio. ¡Compartir!!!




SATSANG - 3. Jean Luc Ayoun. Mayo de 2018. Con Audio.

AUDIO
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=2418403&c=YaaRpfCML&d=T

Hoy vamos a continuar con lo mencionado ayer, esta vez situándonos directamente desde el punto de vista de la persona, es decir, para hablaros lo más fielmente posible, en términos simples, pero también desgraciadamente en términos neurocientíficos, sobre el funcionamiento de la Consciencia Ordinaria, tal y como ha sido desde siempre y tal y como se está transformando antes de que la Consciencia Ordinaria desaparezca totalmente.

La primera, la que llamamos la Consciencia Efímera, es la que ejercita en todo el mundo una identificación con el cuerpo que es falsa, y la que se realiza por medio de lo que llamamos la propiocepción. Es algo muy particular, que se aloja en ciertos núcleos del tálamo central y que está vinculado a lo que llamamos la Memoria Automática. Estos dos puntos son esenciales, pues están siempre dentro de la persona geolocalizados en una forma, un tiempo y un espacio.

Hasta ahí lo seguís; es fácil de entender para todo el mundo, pues sabéis dónde está vuestra mano, donde están vuestros pies... eso me parece lógico. Desde hace varios años ya habéis constatado que podían aparecer percepciones de manos, de pies o de segmentos de miembros que no son del cuerpo físico, sino del Cuerpo de Eternidad. Y eso ¿qué quiere decir? Pues que al nivel de integración cerebral de la percepción, ha habido una especie de “trasvasamiento” de la propiocepción desde el cuerpo físico hasta la propiocepción del Cuerpo de Eternidad, que ha empezado evidentemente por las extremidades.

Os recuerdo que las extremidades son las áreas más inervadas del cuerpo, en particular las manos. Al nivel de las áreas motrices del cerebro,

la representación de las manos —que os recuerdo corresponden a la estrella Hic, si sois diestros— va a activar las zonas cerebrales y las zonas de proyección que están vinculadas al despertar de la kundalini y que, en este momento, se produce por el sacro. Y esto también está ligado al aspecto motor y propioceptivo mediante la comunicación de esta zona con las otras zonas cerebrales. Lo que explica que vuestra propiocepción va a ser cada vez más lúcida en lo que concierne a vuestro Cuerpo de Eternidad.

Eso es lo que describe todo el mundo cuando siente esta pesadez, esta anquilosis, esta parálisis o esta vibración. Es lo mismo que os ocurre cuando ya no hay más posibilidad de propiocepción del cuerpo físico y aparece una propiocepción del Cuerpo de Eternidad. En ese instante, tenéis una modificación fundamental de lo que llamamos la memoria automática dentro de la conciencia de la persona. Esta memoria automática es toda la memoria lineal que nunca desaparece, ni siquiera cuando se tiene Alzheimer, pues incluso cuando ya la persona no sabe quién es, sí sabe cuándo tiene ganas de hacer pipí (excepto al final del Alzheimer, donde ya desaparece esa noción).

En ese momento, esa memoria automática desaparece a toda velocidad y es reemplazada por una memoria automática de vuestra propia Eternidad. ¿Qué quiere esto decir? Si estáis bien lúcidos y conscientes de eso, quiere decir que la propiocepción del cuerpo y la memoria automática —que corresponde a los actos más usuales de vuestra vida— están siendo reemplazados a la vez, y se están esfumando... están desapareciendo.

¿Y reemplazados por qué? Por una memoria automática cada vez más importante que concierne a vuestra Eternidad, es decir, a la confianza en la Matriz Crística al nivel del corazón y al nivel de la cabeza. Eso es lo que permite la realización de la Fusión de consciencia a la consciencia, es decir, de convertirse en el otro (lo vivido ya de manera inverosímil a título personal con Ramatán). Es decir un "walk in" consciente bidireccional, donde hay, al mismo tiempo, un intercambio de conciencias y una simultaneidad de dos conciencias en dos cuerpos diferentes. Es la fusión de alma a alma; es la fusión planetaria que va a realizarse, que ya comienza realizarse.

Y esto es también lo que se utiliza, por ejemplo, en la sanación. Por eso, a partir de hoy, yo exhorto a todos los terapeutas, seáis quienes seáis, sin excepción; sean cuales sean vuestras competencias; sean cuales sean vuestras capacidades; sean cuales sean vuestros modos de funcionamiento habituales —que se os van a escapar cada vez más y que van a ser reemplazados por la espontaneidad—... os invito a todos a adaptaros a esto para ayudar a más y a más almas y para que las transiciones se hagan en la dulzura y en la evidencia. Ya no tenéis nada que hacer, ni siquiera utilizar vuestras técnicas.

Por ejemplo, si sois osteópatas, podéis muy bien utilizar vuestras manos con las técnicas habituales... pero eso va a ser reemplazado por lo que va a pasar aquí, en Plena Conciencia, en plena acción terapéutica. Vais a fusionaros en consciencia con el otro y vais a encontraros con su conciencia en vuestro propio cuerpo mientras estáis trabajando. Entonces, en ese momento, va a producirse una sanación, tanto de manera individual, como para las dos personas. Esto es lo que se produce y se producirá a partir de esta noche.

Entonces aquí, cambiamos de piso y de escala, si lo puedo decir así, porque desde ahora tenéis la posibilidad, diría incluso el deber, de acoger a cada alma que se presente en vuestro corazón. No necesitáis estar presentes, salvo en el acto terapéutico. Pero vais a sentir cada vez más llamadas de almas, llamadas de conciencias, y os corresponde abriros y dejaros llevar directamente por esas almas y esas conciencias, al igual que vosotros sois llevados también para que podáis verificar por vosotros mismos que todo es Uno y que el prójimo eres tú. Esta es la frase que digo siempre: “yo soy tú, como tú eres yo”. Yo no soy otro tú; yo soy tú en Totalidad, igual que tú eres yo en Totalidad. Esto funciona tanto con María y con el Cristo, como con cualquier alma humana presente en la superficie de esta Tierra.

Las modificaciones de la conciencia, es decir, de la propiocepción y de la memoria automática, hacen que vayáis a guardar cada vez más recuerdos de vuestras vivencias en el seno de la Eternidad en Conciencia Desnuda; estado que os permite vivir calidad y cantidad de amor incondicional. Algunos de vosotros, vais a empezar a pasearos en Conciencia Desnuda en la atmósfera de esta Tierra, haciendo que, al pasar por encima de ciertas zonas, espontáneamente, las iluminen y les pongan luz. Tal como se había dicho: “ponemos luz por todas partes” y lo hacemos, simplemente, a través de nuestra presencia y no a través de ninguna una acción, sea cual sea.

Vais a constatar que, a la vuelta de las fusiones, tras sobrevolar paisajes, tras encontraros en otros cuerpos y en otras regiones, la iluminación de vuestra presencia permite modificar considerablemente la disposición de los elementos, es decir, de los Cuatro Elementos en el lugar donde estáis presentes en este momento. Y esto es válido para todo el mundo, incluso si hoy en día os parece todavía algo imposible o inimaginable. Como dijo Bidi: "estad listos para lo inesperado, estad listos para lo maravilloso, porque eso maravilloso es ahora”. Esto se llama la magia del Amor y no hay otra.

Si abandonáis todos los prejuicios, si aceptáis la pérdida de la memoria automática, si aceptáis la pérdida de la propiocepción y si aceptáis algunas fases de reajustes a veces bastante importantes, la primera cosa que se va a producir es la pérdida de la propiocepción que se sitúa, como lo saben los osteópatas, a nivel articular. Evidentemente vais a tener una hiperlaxitud ligamentosa que va a aparecer por todo los lados. Pero no es un problema neurológico, ni un problema motor, sino que es un problema de propiocepción que concierne a los sensores propioceptivos que están a ese nivel. Esta hiperlaxitud de ligamentos está notificando la desaparición de vuestro personaje pura y simplemente, de la manera más evidente que sea. Del mismo modo que la mariposa abandona su crisálida, vosotros dejaréis vuestra crisálida en el momento oportuno, sin esfuerzo, sin dificultad, sin arrepentimiento y sin miedo.

Así será la primera ola en el momento de la Llamada de María o del Evento, que puede ser tanto el evento directo del cambio de rotación de la Tierra y de la presencia de Nibiru, como simplemente la Llamada de María o de las Trompetas. Sabemos que puede ser cualquiera de eso a la vista del desarrollo del plan del Apocalipsis y de la sincronicidad de los eventos que siguen, línea por línea y punto por punto hasta la última coma, los eventos descritos por San Juan en el Apocalipsis.

Tal como siempre fue explicado, habrá una sincronicidad perfecta entre los eventos conjuntos sobre la Tierra que desembocarán, evidentemente, en una línea temporal profundamente diferente dependiendo de si la preparación de vuestro Cuerpo de Eternidad está o no completada, acabada y cerrada en el momento del evento. Y esto es independiente de vuestro devenir individual en tanto que espíritu libre, pues, como ya ha sido explicado, las diferentes opciones posibles se actualizan por sí solas. En este mismo momento, hay entonces tres días, y esto empieza efectivamente hoy —anoche fue el ensayo—. Tres días de fusión planetaria en Amor Desnudo, hacia el Corazón del Corazón y activando la Eucaristía. Nosotros reunimos los tres en uno, abrimos todas las puertas al Cristo y acogemos su unción, su bendición y su presencia.

Por tanto, tenemos que ser bien conscientes de que, hoy en día, la instalación de la Eternidad de manera completa se produce a través de los dos procesos que acabo de describir: la desaparición de la memoria automática y la desaparición de la conciencia ordinaria, reemplazada por la Memoria Automática de la Eternidad, que es constante. Os vais a dar cuenta de que va a ser cada vez más fácil “irse”, pero cada vez más difícil volver, y eso va a ser una constante. Vosotros no podéis, de ninguna manera y aunque lo deseéis, oponeros a eso. Y, de hecho, no tendréis ninguna gana ni ningún deseo de oponeros.

Es importante que recordéis que en el momento de retornar de las fusiones planetarias y de las fusiones en Eternidad varias veces al día, debéis tomaros tiempo para volver. No hagáis como yo ayer diciendo "ya está, es genial" y levantándome de un golpe. Luego tardé un cuarto de hora en volver, porque no había respetado el tiempo de reintegración. Si respetáis el tiempo de reintegración de la consciencia ordinaria, vais a constatar que, al cabo de un tiempo, navegaréis sin problemas, hasta el momento en el que ya no podréis volver. En las horas previas al evento, ya no podréis venir más. Y eso puede ser a partir de hoy, o sobrevenir al final de esta semana, o durante el mes de mayo... o ser aplazado si, por cualquier motivo, alguno de los payasos que quedan sobre la Tierra y que no hemos neutralizado, se permitieran encontrar algunos trucos o algunos añadidos. Pero incluso si no es el Evento, de todas formas el espectáculo final de los Illuminatis está previsto también en los días venideros. Todo está perfectamente sincronizado.

Todo esto forma parte de lo que ya he explicado, lo que fue firmado hace 50 mil años entre Orionis y Yaldabaoth, lo que hemos llamado —y que yo nunca quise desvelar, como os dije en diciembre— “el Evangelio de Satán”: el acuerdo de la Luz con la Sombra para poner fin a la dualidad tanto en el seno de este mundo, como en todos los mundos. Y esto quiere decir que tanto Yaldabaoth como los chicos malos han desempeñado todos su papel a la perfección, pues, a pesar del retraso aparente, nos han permitido llegar a cada uno a este estado en concordancia total con todas las líneas temporales presentes sobre la Tierra.

Estamos sobre los carriles; sólo tenemos que seguirlos. Y si seguís estos carriles, que están trazados para cada uno de vosotros, estaréis acompañados por el Cristo en persona, si se puede decir así. Esto se os hará evidente día a día, a medida que vayamos avanzando en estas tres jornadas.

Lo que es importante comprender es que ahí, cuando estamos en el soltar, en el dejar ir, en el entregarse y abandonarse a la Luz, ya no hay siquiera que hacerse preguntas. El concepto del Recibimiento, de acoger la evidencia se va a convertir en algo cada vez más claro para cada uno, incluso si algunos hermanos y hermanas, y son millones ahora, no entienden nada de lo que están viviendo: la ascensión directa de su cuerpo. Esta Resurrección y esta Ascensión se están produciendo en su totalidad al nivel de la estructura.

Algunos de vosotros estáis escuchando zumbidos de motores... Es, efectivamente, el motor del Merkabah Interdimensional Colectivo que está relacionado con el cohete de los pies y del piso de sacro. El primer piso se ha encendido; sólo nos queda cortar el segundo piso para ser libres. Pienso que este segundo piso va a realizarse en los días que vienen, sin ninguna dificultad, con evidencia y gracia. Digo que lo pienso porque, imaginaos, yo también me adapto a los eventos que se producen. Por eso, incluso desde arriba, he de volver a mi cuerpo para asistir a lo que pasa en ciertos momentos. No soy yo quien lo decreta, no veo a nadie que lo decrete por el momento. Es simplemente el Colectivo Humano el que lo ha desencadenado.

Omraam Mikhaël Aïvanhov, en una canalización de noviembre 2017, hablando de Nibiru y de Hercobulus, había dicho bien que, desde el instante en el que la Ionosfera estuviera fracturada, Nibiru empezaría a ser visto. Y aunque todavía no se haría visible a la masa humana de forma colectiva, lo verían cada vez más seres humanos.

Y os digo que esto es algo que se ha hecho, lo sé por haber estado en los primeros viajes que pude hacer en Consciencia Desnuda, completamente lúcido y completamente eficaz. Y es lo que explica que ahora empiezo a ver a otros hermanos y hermanas que se pasean en Consciencia Desnuda... y eso es maravilloso porque por todos los sitios por donde pasan, lo destrozan todo. Es decir, que ponen un Amor tal, que si estáis sobre un lugar de focalización del fuego, el volcán explota; si estáis en un lugar de focalización del agua desde ahí arriba, es que, necesariamente, tenéis un origen muy fuerte a nivel estelar relacionado con el elemento agua, relacionado con Sirius, y vais a desencadenar fenómenos climáticos que están relacionados con el agua. No sois vosotros en tanto que persona, claro, los que desencadenáis eso, sino que es vuestra Consciencia Desnuda apoyada ahora, además, tanto en el cuerpo como en el cuerpo de eternidad, por la “reliance” al Uno, y por la resonancia con el Absoluto, totalmente eficiente y totalmente activa en este momento tanto para la Tierra misma, como para el colectivo humano y las personas a nivel individual.

Esto se hace automáticamente. No tenéis nada que dirigir, nada que canalizar, ninguna intención que poner salvo la intención más simple: Corazón de Corazón, dejando que la Absorción os tome. Cuando estéis luego en el Corazón del Corazón, vais a sentir que no hay sólo el punto que está aquí, sino que están los otros dos al mismo tiempo. Ahí, realizáis la Eucaristía. Habéis fusionado los tres en uno, como se dice en el Yoga de la Unidad: “En tu nombre, reúno los tres en Uno, Padre, entrego mi Espíritu entre tus manos, que se haga tu Voluntad”. Y el Cristo está ahí, donde María, o lo que es lo mismo, donde Miguel.

Y todo eso ha de vivirse ahí, en estos tres días. Cada uno a su ritmo, cada uno a su manera. Pero nadie podrá decir que no lo ha experimentado al final de estos tres días, pues el mecanismo planetario alcanzará de la misma manera al conjunto de los humanos de la Tierra. Los testimonios serán elocuentes, aunque, claro, todas las tramas temporales no estarán todavía en el núcleo que llamamos "la Puerta Estrecha". Nadie podrá penetrar en el Reino de los Cielos si no se vuelve como un niño, es decir, si no encuentra esa infancia que no tiene nada que ver con esta persona trillada que somos y que tanto hemos arrastrado en este mundo de ilusión. Nos presentaremos una vez que el Cristo haya lavado nuestros vestidos individualmente, como anunció San Juan: “uno por uno”.

Releed a San Juan. Lo que se vive hoy es la estricta realidad: Cristo lava nuestros vestidos; nos llama al Juicio Final, uno a uno, mientras que en el escenario de la vida colectiva de la humanidad se extiende el velo negro sobre Israel, del que ya he hablado. Y lo digo y lo afirmo: Israel se ha puesto el sudario negro. Es todo el Estado, todo el conjunto de la Confederación Intergaláctica el que guarda silencio por el momento. Por eso, puede que tengáis comunicaciones individuales, pero no serán colectivas, contrariamente a lo que ciertos amigos comienzan a sacar por todas partes. Eso es una aberración, pero es su elección y es su libertad.

¿Qué estaba diciendo en relación con esto? ¡Ah sí!... que el conjunto de la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres, el conjunto de los Arcángeles y los “Cinco Desconocidos” —el grupo de los Ancianos que no están completamente despiertos por el momento— se reúnen todos en torno a Cristo. Y en esta ceremonia, Cristo se convierte en el relevo de la Resurrección real y concreta. Así que yo, en tanto que rastreador y despertador de esta ruta, por supuesto, dejo todo el lugar a Cristo y todo el lugar a María y a Miguel incluso a través mío, para cuando ellos quieran; para realizar estos Tres Días.

A cada uno de vosotros os animo a que os permitáis vivir lo mismo. No hay ninguna inquietud, ninguna pesadez, ninguna angustia en ello, porque sin necesitar ceder, vais a ir a soltando espontáneamente. Y es que la Nueva Eucaristía, de todas formas, no puede conllevar otra cosa más que un abandono total a esta Crucifixión en la Alegría y en la Dicha. De modo que no hay que plantearse ninguna cuestión de nada. Si, en ese momento, emerge en vosotros una cuestión concerniente al por qué o al cómo, no del proceso, sino de vuestra persona, dejadla caer por favor. ¡Olvidad todo eso! No os quedéis en la duda pasajera del proceso. La interrogación del proceso en sí mismo llama a vuestra consciencia sobre el proceso que se vive, porque esto ocurre en tiempo real ahora, tal como os he dicho. Vuestro pensamiento es seguido de vuestra consciencia y está precedido por el Amor, sea lo que sea lo que digáis y sea lo que sea lo que hagáis. No podréis emitir, de hecho, el menor juicio o la menor consideración de orden "dualitario", es decir de elección, de interrogación o de lo que sea.

Dejad a Cristo, a María, a Miguel tomar el relevo. Ellos son vosotros. Los tres están en vosotros y los tres os dicen al mismo tiempo, desde esta noche: “Nosotros somos tú, como tú eres nosotros”. Entonces, no hay nada que hacer más que consentir, dejar crecer la dicha, dejar al Amor ocupar todo el espacio y todo el tiempo, y no decir o decirme o decirle a Cristo: “perdóname, he de terminar algo”. Esto no funciona. Cuando hay una cita, estáis en Eternidad en esta cita o estáis fuera. No hay ninguna obligación de niños, familia, trabajo, sociedad... nada de orden público que pueda impediros vivir eso, porque estáis resucitados. No teméis nada, incluso si os quitan la vida, pues vuestro Cuerpo de Eternidad continuará presente, visible a los ojos de todos, en este mundo. Y esto ya es el caso, claro, para todos los hermanos y hermanas que murieron hace años y que están vivos, incluso en "estase" ahora, en su Cuerpo de Eternidad. Todo esto no es cine. Todo esto no es mañana... todo esto ocurre en este mismo momento, en este tiempo y en este instante de la Tierra.

No tenéis nada que prever, nada que anticipar... Tan sólo tenéis que acoger siempre, de la manera más amplia posible con el fin de ocupar todo el espacio de vuestra Presencia, que no es ciertamente este cuerpecito desmedrado, por muy bellos que estéis hoy [risas]. Tenéis que conectaros espontáneamente a vuestra Eternidad, en el campo último acausal de la física, es decir, en el tiempo. Ahí donde no hay ni uno, ni dos. Ahí donde hay solamente lo que es, desnudo, que no depende de ninguna forma, de ningún tiempo, de ningún espacio. Estáis en el Gran Todo, sois el Gran Espíritu.

Lo somos cada uno y lo somos todos al mismo tiempo. No hay ninguna excusa de la persona que resista, no hay dolor que aguante, no hay posicionamiento de la consciencia que tolere, no hay freno. Es imposible... no podréis resistir, no podréis oponeros. Y, de ahora en adelante, invito al conjunto de almas hermanos y hermanas humanos, así como al conjunto de cigotos y marionetas que quedan en acción sobre la Tierra, a vivir su ceremonia tal y como la habían previsto. Os invito a comprender que cada uno, a partir de ahora, es libre y tiene la entera libertad de ser en Cristo o de ser en otra cosa. ¡Eso es todo!

He aquí lo que tenía que decir esta mañana. Así que esta parte va a ser difundida lo antes posible en tiempo real. Os recuerdo simplemente que esta noche a las 18.00h, tenéis simplemente que colocaros en el Centro del Centro. Si desaparecéis y os dormís, no resistáis. Si salís de vuestro cuerpo, que sea por el corazón, en Cuerpo de Eternidad y en Consciencia Desnuda. Sabréis solos qué hacer. No necesitáis consejo, ni directrices. Seguid simplemente la inteligencia de la Luz, pues sois la inteligencia de la Luz. No hay otra. No hay otra magia más que la magia del Amor; no hay nada más que emprender. Hay sólo que acoger y celebrar.

Sea como sea, le digo a cada cual Buena Eternidad y buena acogida de Cristo, de María y de Miguel. Y sobre todo buena actualización y finalización de vuestra Resurrección cualquiera que sea el curso del acontecimiento. Que este ocurra hoy, mañana, pasado mañana o sea aplazado en el tiempo, esto no tiene ninguna importancia. Lo vais a constatar cada día, lo vais a constatar cada hora: nos hemos convertido en la Luz y nada en este mundo puede matarnos o darnos miedo... sea una bomba atómica, sean imágenes, sean los volcanes. Estaremos ahí y nosotros acompañaremos a cada ser hacia su finalidad, sin ninguna excepción.

Gracias.


Jean-Luc Ayoun

***

Transcripción: Naty. Traducción: Yoma y María. Revisión, corrección y coordinación: Laura. Con mucho Amor para el mundo.

Les Transformations, Wordpress -
Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.




Bodas Celestiales - Madre Universal


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Madreuniversalblogspotcomco/



Comentarios