BIDI - Sri Nisargadatta. Parte 4. Mayo 2018. Con audio. ¡Compartir!!!





BIDI - Sri Nisargadatta. Parte 4. Mayo 2018.


AUDIO
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=2422542&c=Ln1Li_Wcpu&d=T


Y bien... Bidi está con vosotros y os saluda. Vamos a seguir intercambiando, ofreciendo testimonios y escuchándoos. Añadiré también algunos complementos en relación a la consciencia. Pero, primero, os escucho.

— Es el testimonio de una hermana ausente: «Estamos todos en la gloria. Solo quería testimoniar algo vivido anoche escuchando a Bidi. Los ojos abiertos, todas sus palabras se inscribieron con letras de Luz en mi habitación, en una escritura desconocida, como sobre un gran cuadro transparente. Gracias infinitas a Bidi».

Te agradezco, pero lo que te es dado a ver, es decir mis palabras puestas en forma, es la estricta la verdad. Lo dije ayer: mis palabras son el Verbo. El Verbo es la esencia de la forma. Así que, gracias a la activación de vuestros nuevos potenciales, sois ya numerosos los que podéis verme, escucharme y también sentirme. Esto es una realidad. Por mi vivencia cuando estuve encarnado, hay en efecto hoy, una posibilidad de acompañaros en vuestro interior a través el Verbo y del silencio. No me veáis como un Cristo, sino más bien como aquel que recorrió el Alfa y el Omega.

Mis palabras no pueden perderse, y hoy os traigo a cada uno la demostración formal. Así que este testimonio corresponde a la estricta verdad sobre vuestra irrupción en el seno de la Eternidad y de los mundos libres, sin importar cuál sea el aspecto, o bien visual o bien sea en la Evidencia, sin otra manifestación que ese gran Vacío y esa gran Dicha que sólo vienen de vuestra Resurrección y de vosotros mismos.

El momento llamado "colectivo" se acerca a grandes pasos. Y como lo ha dicho mi asistente o yo mismo: tenéis en las manos todas las cartas y todas las posibilidades de acción: ya sea desde este "saco de carne", o a través del conjunto de las consciencias que os constituyen, que emergieron en vuestro Efímero y que se manifiestan, desde ahora cada vez más extensamente, con independencia de cuáles fueran los procesos vibratorios anteriores.

Sois cada vez más numerosos los que pasáis del ego a la Verdad sin pasar por el Sí. Y a cada hora, seréis cada vez más hasta el momento colectivo. Vuestra presencia íntegra y plena, a través de este "saco", incluso si no salís de él, os permite actuar del mismo modo. Las mejores acciones son el Silencio, la Acogida y dejarse atravesar; y obrar en el Don, en el don del Amor, desde la Nada o desde el Todo, con la misma eficacia, viniendo a poner punto final a la ilusión de manera formal, definitiva y total. Así es la Libertad, alejándoos de sufrimientos, heridas, comportamientos y de la ilusión de ser de este mundo, de la ilusión de ser este cuerpo y esta sociedad. La Libertad no creará nunca más ningún compromiso respecto a la verdad. Y esta verdad es común a cada uno.

Hoy es hora de soltar aquello que aún creáis que debéis mantener. Hora de vivir la Evidencia: este contagio de la Alegría, del Amor, de la Verdad, de la Luz y la Sabiduría. No debéis depender de ningún ser, ni de nosotros, aunque estemos presentes en vosotros. Id a lo esencial, allí donde hay un vacío tan lleno del Amor... ese que siempre buscasteis en este mundo sin encontrarlo nunca. El proceso de Fusión a través de las Consciencias Desnudas —de las que están despojadas de este cuerpo— o a través de este cuerpo, se ha cumplido a la perfección, trayendo el campo de coherencia llamado "Matriz Crística" no sólo en presencia, sino en actividad por vosotros mismos y hacia vosotros mismos, y hacia el conjunto de las consciencias de la Tierra, al conjunto de este sistema Solar, más allá de todas las dimensiones, hasta el Absoluto.

Olvidad todo lo que os pueda molestar en vuestra cabeza, en vuestro cuerpo. No es ya el momento de dudar. Es hora de ser plena y totalmente, lo que sois, sin huidas, ni condiciones, ni culpabilidad, ni sufrimiento. Mientras esperáis el Evento, que está cerca, vais a ser cada vez más numerosos los que viváis no solamente vuestra Resurrección, sino la sanación total. Hablo tanto de la carne como de la cabeza. Y, ahí también, lo vais a ver de manera cada vez más extensa, tanto en vosotros como a vuestro alrededor.

La Luz os toma totalmente, es decir, que os tomáis en las manos y en el corazón con el fin de establecer la verdad del Amor, la verdad de vuestra presencia, así como la verdad de vuestra ausencia. No os queda otra cosa más que ser y que vivir sin ser afectados por el más mínimo mañana, ni por la menor anticipación de miedo, pues lo comprobáis cada día: cuanto más se acerca el Evento a grandes pasos, más descubrís, de manera colectiva e individual, la Verdad; es decir: que sois anteriores a la Conciencia, que sois el Amor en totalidad, en la totalidad de los mundos, en la totalidad de los posibles, en la totalidad de los milagros. Nada escapa a lo que sois. Salís del tiempo, llenáis el espacio de vuestra presencia a través de vuestra irradiación, de vuestra evidencia y de vuestra Eternidad.

Aceptad esto, pues va a crecer a cada minuto y se manifestará de modo cada vez más evidente, no solamente en el curso de las oleadas actuales, sino de manera cada vez más extensa sin importar lo que se celebre en la escena de teatro, que ocurre de forma simultánea. ¡Cuantos más seáis, más desaparece la ilusión! No puede ser de otro modo, y vosotros sois en estos momentos los que participáis juntos, todos unidos en el mismo Uno, en el mismo Corazón, en el mismo Absoluto, eliminando de modo colectivo con la ayuda del cielo y de la tierra, la ilusión de este mundo, reencontrando su gloria, reencontrando su libertad, tanto para la Tierra y el sistema Solar, como para el conjunto de las consciencias, dondequiera que estén sobre esta Tierra.

Hay pues una noción no solamente de júbilo y de silencio, sino una forma de felicidad colectiva que contrastará además con los acontecimientos materiales que se celebrarán en la escena final. No estaréis afectados por ellos de ninguna manera. ¡El miedo está erradicado, no queda más que el Amor! Todo lo demás es pasajero. Y lo veis alejarse cada vez más, cada vez con más claridad, pero debido a la persona, sino debido al reconocimiento de quienes sois. De ahora en adelante, observad lo que se ha llamado "las eucaristías". Como sabéis, los grandes arquetipos de la humanidad están presentes y activos en vosotros al mismo tiempo, en este mundo tanto en el cielo como en nosotros. No hay ninguna diferencia. Tenéis los mismos plenos potenciales, la misma responsabilidad de amor, la misma autonomía, aunque aún estéis en este cuerpo de carne. Los podéis llevar, a partir de hoy, dentro de este cuerpo.

Tal como ya os dije, estáis vinculados a la Matriz Crística a través del chakra del Corazón y del nuevo chakra completo de la frente, que no es el tercer ojo, sino la reunificación de las doce Estrellas que fueron separadas debido al encierro. Y eso es lo que os da este pleno potencial de acción referente al mismo nombre, a la resonancia y a la función de las Estrellas. Pero aplicado a la Verdad, no a este mundo. Porque la iluminación de las Estrellas, vuestras propias estrellas en este mundo, conlleva una disolución inmediata de la ilusión y no una comprensión de la ilusión, sino una comprensión de la verdad a través de la experiencia directa.

No podéis ya equivocaros ni ser engañados. Estáis en esta Evidencia. Si no lo estáis, lo estaréis, sin necesidad de hacer nada, porque está presente en todas partes, allí donde estáis. Y es esa presencia permanente de la consciencia libre y desnuda la que se activa tanto a través del cuerpo, como fuera del cuerpo, y la que va a enfocar la Luz en eso que es visto. ¡Y si lo que es visto es efímero, desaparece! A veces de modo un poco ruidoso en vosotros, sin importar donde estéis sobre la Tierra. Pero este ruido no es nada con respecto a la profundidad del Silencio, a su preeminencia y a toda confusión tanto de vuestra persona, como de este mundo. Definitivamente, ya no sois más de este mundo. Todavía estáis en este mundo, pero la verdad estalló. Y se propaga.

Sólo tenéis que desaparecer o que estar en Dicha. Esa Dicha en particular de la que os hablamos desde hace tanto tiempo, y que hoy es vivida de modo cada vez más permanente a través de este cuerpo. A pesar de las coacciones sociales y de la agenda de aquellos que se oponen a la Luz, el sentimiento de Libertad está presente de forma permanente con vosotros, en vosotros y a vuestro alrededor, disponible para cualquier consciencia sobre la Tierra. Y, sobre todo hoy, no hay ninguna diferencia entre lo que se libera de golpe sin ninguna historia previa y sin ninguna vibración previa, pues es tan eficaz como el Cristo.

Así que atreveos a ser verdaderos y a mostrar vuestra Luz. Atreveos a actuar a través del Silencio y la Evidencia, y no os preocupéis por nada más. La Resurrección acompaña desde ahora vuestra liberación efectiva, la ascensión efectiva de la Tierra a nivel individual y, cada vez más, a nivel colectivo. El Evento, por supuesto, sintonizará el conjunto de las consciencias de la Tierra con la verdad Eterna. Pase lo que pase, no tenéis que preocuparos de nada más que de acoger cualquier elemento que se presente, pues aunque a primer vista, a la Luz, os parezca opuesto, sólo participa en la instalación permanente de vuestra Libertad y en el Evento.

Hace tres meses os hablé de este sistema de equilibrio entre lo Efímero y la Eternidad. Hoy esta Eternidad, como podéis constatar, ocupa todo el espacio. Y a medida que este espacio sea ocupado, todo lo que pertenece a lo antiguo, a la historia, a la depredación, al control, al encierro, será definitivamente disuelto en las horas y en los días que vienen. No se trata para nada de una predicción, de una profecía o de un anuncio, sino de la realidad que se vive desde ahora.

¿Otro Testimonio?

— Es un testimonio en dos partes, de una hermana presente: «Buenos días Bidi. Me fracturé ayer dos maléolos del tobillo izquierdo. Esperando a los hermanos y a hermanas, me puse en el Corazón y en el tobillo, también. No sufrí demasiado. Después, Jean-Luc y los hermanos y hermanas vinieron a ayudarme con el Corazón. Ellos me aliviaron. La radiografía mostró una fractura desplazada del maléolo externo y del maléolo interno. Me quedo siempre en el Corazón. El cirujano me aconseja ir a Barcelona para que me operen. Le he dicho: "no, todo va bien". Y él ha respondido: "esto ocurre raramente". Después del yeso y de la radiografía de control, la fractura se ha atenuado. Me quedé en el Corazón y en el tobillo, y he tenido la ayuda de los hermanos y las hermanas y de Jean-Luc. Os agradezco desde el fondo del corazón, pues esto me permite continuar las vacaciones. Evité la operación. Gracias a la Luz, gracias a todos. ¡Lo ven, esto funciona!

Entonces, esto funcionará totalmente, más allá de la ayuda de los hermanos y hermanas, más allá de la reducción de tu fractura. No olvides que, de forma muy rápida, tú misma tienes también la posibilidad de efectuar un milagro. Eso que debía ser evacuado, ha sido evacuado, y por cierto, muy violentamente, pero como dices tan bien: ¡la alegría permanece! Y como siempre dije, incluso aunque sea una liberación a través de un acontecimiento de esta naturaleza, es vuestro deber, a pesar de todo, atender todos los planos: el plano de la materia, de la energía y, por supuesto también, tal como lo hiciste, de tu corazón. Y así es como la acción de tu corazón, es decir la reabsorción de esa fractura en tu corazón, podrá generar muy rápidamente el milagro, con evidencia y control. Pero, sin embargo, si el milagro no tuviera lugar, conviene remediarlo con los medios clásicos. Estos antiguos medios, bien quirúrgicos u otros, serán más llevaderos en todos los demás casos, pues te quedaste en la Alegría.

Entiendo perfectamente que, en este caso, tal vez sea más deseable evitar la cirugía. Pero sólo el examen y tu vivencia te lo confirmarán. ¡Pero, en cualquier caso, demuestras de igual modo que cualquiera que sea el dolor, cualquiera que sea el acontecimiento, la Alegría permanece! Y eso es lo esencial. Es la única cosa importante. Así demuestras que sea el que sea el ataque a tu integridad, aquí, en lo físico, la Alegría no se va. Y en cuanto permaneces en la Alegría, en la verdad de tu Corazón, cualquiera que sea el acontecimiento en relación a tu cuerpo, a tu país, a tu barrio o al mundo entero, no cambiará absolutamente nada. La Dicha permanecerá. Ahí está la verdad. Te lo agradezco.

Bidi te escucha.

— Segunda parte de este testimonio: "Esta noche, me puse en el Corazón e hice unos vaivenes corazón-tobillo y tobillo-corazón y de golpe, ya no sabía en qué lugar estaba entre el tobillo y el corazón. Me dije: "estoy perdido". Y me dije: bueno, por favor, Bidi, te espero, ¿dónde estás? Muy poco tiempo después, tuve un pequeño cosquilleo bajo el pie derecho y fue sacudido. Comprendí que era Bidi y me llené de alegría. Reía y lloraba de alegría. Gracias Bidi".

Te lo agradezco. Y por eso mismo demuestras que, a pesar de la fractura, fuiste capaz de conectar con tu esencia, con tu corazón. ¡Y en aquel momento, no pudiste más que constatar que yo ya estoy allí! En efecto, soy tú, como tú eres yo. Y lo demuestro cada vez que entro en contacto con vosotros, ya sea aquí a través del Verbo, en vuestro hogar, en vuestro Corazón o durante los trabajos realizados por la Luz en este momento. Eres pues la viva prueba. ¡Así que tampoco os fijéis en mi forma, sino recordad que soy tú!

Se puede decir que en ese momento todavía había una pequeña distancia entre lo que consideras ser tú y ser yo. Pero en cuanto tomas consciencia de ello, te das cuenta de que tú y yo somos Uno. Así que bien sea el Cristo, María, Mikaël, el asistente o cualquier otra figura, no tiene ninguna importancia, pues nuestra particularidad común es el Amor y la Verdad. Todo el resto son sólo atribuciones, atributos, decorados que también pasarán. Id a la esencia de la Dicha, más allá de la forma, aunque me reconozcáis en vosotros o en mi acercamiento a vosotros. Da igual que sea el Cristo, María, Mikaël o cualquier otro. ¡Ellos son sólo vosotros!

Entonces, ahí también, vivid lo que está ahí para ser vivido... conmigo, con quien queráis, con otra alma, pero nunca olvidéis lo esencial: Todo es Uno. Sólo hay una consciencia fragmentada en este mundo. Sólo hay una conciencia en toda dimensión expresándose a través del juego de la forma y del juego del espacio. Es mucho más de lo que, en esta tierra, podríais llamar una forma de fraternidad, pues se trata de una fraternidad celestial que no conoce ningún vínculo con este mundo, ninguna atracción hacia este mundo o hacia la ilusión. Pero te agradezco una vez más, pues tu testimonio habla por sí mismo.

¿Quién quiere hablar?

— Testimonio escrito de una hermana presente: "Esta tarde, en alineación, apareció en el Corazón del Corazón lo que se podría llamar un platillo volante que se puso a girar cada vez más rápidamente en horizontal, hasta alcanzar velocidades vertiginosas. Luego un platillo similar apareció en el tercer ojo, siempre en horizontal y girando a la misma velocidad. Más tarde, en el centro del pecho, apareció una luz blanca que venía del interior y se expandía hacia el exterior. Esta luz ocupó cada vez más sitio hasta ocupar toda la caja torácica. Aunque el resto del cuerpo seguía presente, yo no era más que esta luz muy intensa, viva y dulce que ocupaba todo el espacio. Un poco más tarde, paseándome cerca del arroyo, algo me paró. La cabeza giraba un poco, cerré los ojos. Mi cuerpo estaba presente y vacío: yo sólo era el bosque, el agua que fluía y los pájaros".

Y fin de los problemas, sean los que sean. La consciencia se vio a sí misma. Ella ya no está limitada a la persona, al cuerpo de carne, a los conceptos o a todo lo que conocéis en este mundo. También sois el conjunto del bosque movidos por la misma vida. Sois el brillo del sol, la hormiga que se desplaza, el agua que fluye. Muchos hermanos y hermanas de todas las tradiciones pero sobre todo del siglo XX, dieron este tipo de testimonio. Pasáis de un estado encerrado a la verdad de la vida. Instantáneamente. Lo más importante es este mecanismo de la consciencia. Evidentemente, a lo largo de estos años, dejáis muchos elementos para orientaros. Pero tal como tú lo has vivido, en cuanto experimentas esto, todas las referencias anteriores son barridas. No las necesitas más.

La consciencia está Desnuda incluso si no sale de este cuerpo, pues está, no obstante, presente a través de este cuerpo. De este modo, este testimonio igual que los precedentes, nos muestra claramente que el proceso que está en curso no tiene parangón. ¡Esto nunca ha existido sobre tierra, en ningún lugar! Mirad en mi país, el Advaita Vedanta. Desde hace siglos, la no dualidad nunca ha sido preponderante, con todos esos dioses de pacotilla por todas partes. ¿Cómo queréis que el Advaita Vedanta pueda vivir? Y es que hoy lo vivís innegablemente, sea cual sea vuestra condición previa y sean cuales que sean vuestros antecedentes.

¿Qué más les hace falta a aquellos que duermen en su esquina? No hablo a los que aquí, sino a todos los que me escuchan y que viven las vibraciones; o que viven esta Dicha. No hay que dudar más. No hay que interrogarse más. No hay que considerarse más culpable. No hay nada que esperar ni que proyectar; nada que pedir, nada que rezar. ¡Está ahí, en vosotros, incluso si no sentís nada o si todavía no habéis visto nada, o incluso si estáis en el sufrimiento! Pronto, en este momento y desde mañana, esto no significará nada. Y lo vais a ver con una intensidad y una propagación tal como nunca ha existido sobre la Tierra. ¡A través del acceso a esta Consciencia Desnuda, hay una forma de instantaneidad o de atajo del tiempo que os muestra que habéis escapado del tiempo!

Si sois capaces —y esto va a venir— de desplazaros en ultra-temporalidad, comprobareis que podréis actuar sobre vuestro cuerpo en un momento que ya ha pasado o que todavía no ha llegado. Sois pues, individualmente, vuestros propios maestro del tiempo y del espacio. ¡Y el tiempo interior no presenta ninguna superposición o comparación posible con el tiempo de este mundo, tal como podéis comprobar a través de los múltiples estados vividos, progresión de la Resurrección y de la Liberación.

¿Qué más queréis hacer? Es hora de sacaros de la cabeza todos los conocimientos, todos los a priori, todas las reticencias y las dudas. Sólo hay una Evidencia. ¿Cómo pretendéis vivirlo si buscáis lo que no es evidente? ¡No podéis buscar nada! De ahora en adelante, es la Luz la que os busca por todas partes. Y eso es lo que sois. Así que observad lo absurdo de la persona que se resiste, que cree no haber llegado y no vivir nada. ¡Por supuesto que el hecho de asistir, escuchar y leer todos estos testimonios sólo puede haceros babear! Está hecho para eso. ¡Cuándo hayáis babeado suficientemente, lo viviréis!

Y ahí, igualmente, nunca más tendréis sed. ¡No hay nadie superior a otro en este mundo, ni el Cristo, ni yo, ni vosotros! En este momento, aceptadlo. No hay nada por encima de vosotros, ni por debajo, ni por delante. En ese momento, la humildad y la sabiduría se apoderarán de vosotros y estaréis totalmente maduros para ser recogidos por la Luz. Pero no os resistáis, no hagáis trabajar el intelecto y los conceptos. ¡Olvidaos! Aprovechad y abusad de las diferentes Efusiones, de las diferentes Fusiones, de los diferentes Resplandores y de las diferentes Eucaristías.

Mirad todo el trabajo colectivo que está siendo realizado, al mismo tiempo, por todos los hermanos y hermanas despiertos y liberados de la Tierra: ¡tenéis una potencia como ninguna otra parecida, más incluso de la que el Cristo nunca tuvo sobre la Tierra, ni ninguno de nosotros, incluso en el seno del Absoluto! Porque antes no había un vínculo formal colectivo entre el Absoluto, la Nada y el instante. Ahora, habiendo puesto fin al tiempo y a la Anomalía Primaria, ya no estáis sometidos a nada más. ¡Eso lo debéis entender! ¡Y mucho menos sometidos a un dolor, a vuestra cabeza o, sobre todo, a este mundo! No dejéis que abusen más de vosotros, ni que os lleven más hacia historias y escenarios espirituales, hacia seres que adorar o venerar. ¡Sois todo eso!

Reconoced las imágenes, incluso cuando vengo. Intercambiemos, pues a veces, de hecho, hablo en vosotros. Algunos de vosotros me escucháis claramente. Y es nuestro contacto, más allá de lo que puedo decir, risa o sonrisa, lo que realiza vuestra Resurrección. Hace falta una herramienta: soy pues vuestra herramienta. Eso es lo que es el Cristo, lo que es María. Ellos ya están en vosotros. De modo que no sirve de nada idealizarlos o venerarlos. ¡Sólo hace falta serlo espontánea y naturalmente!

Mientras estáis en la adoración, no podéis ser verdaderos. Proyectáis. Cuando acogéis, incorporáis, y os volvéis eso. Sois decenas de miles de Bidis sobre la Tierra.... bueno, aunque no tengáis la misma voz. Pero eso llegará [risas]. ¡Sois igual a Cristo, a María, a Mikaël, a Métatron, a lo que queráis! Lo que importa no es la forma, la proyección o la identificación —aunque en general ya no estéis más sujetos a la identificación— sino que es la presencia la que es radiante y la que os demuestra que estáis en Resurrección.

¿Creéis que en 2012, o cuando estuve encarnado, mis palabras fueron eficaces? ¿Creéis que, en mis tiempos, había muchos seres que vivían la Liberación? Sin embargo ahora, en cuanto uno de vosotros entra en contacto con mi Verbo, es despertado, porque estoy mucho más presente que el Cristo, aunque esté presente totalmente en vosotros. Fui el primero en cerrar el libro. Y como el asistente dijo, él realmente vino a consumir, igual que vosotros consumís todo lo que veis cuando estáis en Consciencia Desnuda fuera de este cuerpo y que bendecís a través de vuestro viaje, sobrevolando cualquier elemento de este mundo sobre el que se realiza entonces una disolución del Efímero, a veces brillante, que deja al desnudo la Verdad.

No tiene ninguna importancia si se produce ahora el proceso que esperabais o que temíais. ¡Pero veis bien que en cuanto estáis liberados y en la Alegría, nada de este mundo puede llevaros demasiado lejos! Volvéis rápidamente al centro, porque la alegría es tanta aquí... y porque todo el resto no os interesa. ¡Y es lógico! Es totalmente natural. Una vez más, olvidad los escrúpulos, olvidad los límites, olvidad que erais una persona, pues comprobáis que no sois nada de lo que creísteis en este mundo, en esta vida o en todas las vidas que habíais pasado.

¡Para aquellos, innumerables, que lo viven, lo sabéis perfectamente! Asentís, porque lo visteis. ¡Lo vivís! Y hasta el que hoy no vive nada es completamente susceptible, en un instante, de vivir su libertad, esta Conciencia Desnuda. Sin embargo, es necesario ya girarse hacia lo Desconocido. Ya hay que ponerse en una postura de Acogida y no de proyección de fantasmas, historias o experiencias pasadas. ¡Dejad vivir la Eternidad en el instante presente! Dejad vivir la Verdad que pone punto final a toda mentira en vosotros y en este mundo.

Así es como nace el Amor. Así es como os reencontráis: en totalidad. No a través del drama de las vidas pasadas, ni a través del drama de algo que mejorar o de una evolución cualquiera, ya que lo se celebra en este momento es la prueba formal de que pasáis del ego al Todo y a la Nada en un minuto. ¿Acaso hay una condición previa a esto? ¿Acaso vuestro karma os va a molestar? ¿Acaso vuestro dolor os va a impedir vivirlo? ¿Acaso los convenios sociales o el acuerdo familiar es más importante que la Verdad? ¡Reflexionad! ¿Qué queréis? ¿Quiénes sois? ¿Queréis el amor? ¿O queréis todo lo demás de este mundo? Y lo demás de este mundo no es hermoso. ¡Mientras que en el Amor, todo es hermoso! Vuestra mirada cambia, está limpia de impurezas. No veis más la ilusión; veis la verdad. Como nos lo dijo una hermana hace un rato cuando se volvió el Todo, mientras permanecía en esta persona. Pero, por supuesto, hoy es un obstáculo el acondicionamiento de vuestro mental y, sobre todo, al nivel espiritual en vuestras adhesiones a todo lo que es extravagante y no vivido.

Dichosos los simples de espíritu, porque aquellos que no esperaban nada, aquellos que no vivían nada son liberados de ahora en adelante: de la historia, de sus personas, así como de este mundo. Cuándo salís en Consciencia Desnuda o cuando la Consciencia Desnuda está cada vez más presente, con independencia de vuestros estados interiores, ¿qué queréis que quede por hacer o por cumplir? La Luz y la Gracia se instalan totalmente por sí solas. Pues, como ya dije, ellas están en superabundancia.

¿Quién toma la palabra?

— Es un testimonio en directo: "Hace más o menos una media hora que tengo el corazón que late muy fuerte en el pecho, como si hubiera corrido uno 100 metros. No es muy agradable, pero esto no me impide permanecer en la Alegría. Es sólo un testimonio".

Te agradezco lo que dices. Y es que, efectivamente, cuando el corazón-órgano asciende, como es el caso, vuestro cuerpo físico aún no lo ha hecho. Sin embargo, el corazón se eleva en el interior de vosotros. Hablo del corazón-órgano, es decir, que el chakra del corazón con el que está vinculado no nace ya del chakra del Corazón, sino del Corazón del Corazón, de la puerta ER, en medio de ambos, tomando todo el pecho. Entonces, por supuesto, a veces hay órdenes o fulminaciones como las de hoy... una pérdida del ritmo del corazón. Basta simplemente con respirar y el latido del corazón se va sincronizar, ya no con esta taquicardia, sino con tu inspirar y expirar. ¡Y se acabó, eres libre!

Estos son los pequeños inconvenientes, al nivel del pecho, de lo que llamé la "Ascensión del Corazón", que es un desplazamiento real y concreto del lugar del corazón, que os recuerdo, presenta una anatomía desviada hacia la izquierda, que se incorpora y sube. Pero, evidentemente, esto tira un poco de la materia orgánica, y el primer trastorno que aparece es o una extrasístole o una taquicardia. A veces también, por desgracia, algunos trastornos en la presión arterial. Pero esto no dura. En cuanto el ritmo de la respiración prevalece sobre el latido cardíaco, entonces la ola aparece, el Corazón ascensional se vuelve sensible y el tetraki-hexaedro se manifiesta.

Existe, sobre vuestro pecho, el triángulo de la nueva Eucaristía. Y hay, además, una emanación justo en el marco constituido entre las puertas Atracción, Visión, AL y Unidad. Una forma rectangular donde se expresan los plenos potenciales de vuestra Eternidad desde el Corazón. Y, por supuesto, la alquimia que está en curso no concierne únicamente a la Luz, sino que atañe primero y, al mismo tiempo, al funcionamiento fisiológico de la zona.

Es lo mismo que ocurre tanto en los mecanismos de sintonía planetaria como en los individuales, donde se ajusta la última estructura vibral inscrita en la pelvis, entre el sacro y el pubis, por delante, y que puede crear efectivamente, como algunos sabéis por haberlo vivido, alguna forma de dolor local sobre las Puertas. Pero el corazón, la calidad y la cantidad de amor verdadero en vosotros y a vuestro alrededor en todas partes, ya no permite que cohabiten la dicha de la Libertad y el dolor. Es una muy buena noticia. ¡Lo que quiere decir que muy pronto, incluso en este mismo instante, se va a celebrar el proceso de sanación planetaria que se repetirá desde ahora, cada vez más frecuentemente, y que os será anunciado, o no!

Esperad vuestro momento aunque aún no sepáis por qué, aunque las razones hayan sido dadas por mi asistente de manera muy concreta. Puede que os haya dicho que a menudo le doy una reprimenda, porque no sirve de nada ni ir a comprender almas que están desapareciendo, ni aportarle alivio a la persona. Así que, ahora que la comprobación está hecha, ahora que la acción es inmediata, no hay necesidad de describir lo que sea ni de contarse historias verdaderas que, de todos modos, se van a borrar. ¡Quedaos en el Corazón del Corazón, cambiad de lugar la consciencia, y el Amor estará ahí presente!

No carguéis más con lo que es de otros, pues ahí entraréis en la espontaneidad del milagro. Pero no será un milagro, sino una acción frecuente y común. Y cada uno lo puede hacer. Yo también, cuando vengo, lo hago entre algunos de vosotros. Por ejemplo, para la hermana que nos dio su primer testimonio en dos partes... por supuesto que vine, y cada vez, más allá de mi presencia, si hay posibilidad de reparación, ésta sucede íntegra e instantáneamente o en el espacio de unos días. Y eso lo podéis verificar. Es real en el seno de este irreal. ¡Es concreto!

¿Puedes decirme en cuánto tiempo es la Efusión? Muy bien, entonces sigamos, tranquilamente.

— Otra hermana quería agradecerle.

Pues yo te lo agradezco también. ¡Y como somos idénticos uno del otro, nos auto felicitamos! [Risas]. Pero en el Amor, está muy bien, es una prueba de amor para sí mismo. De la verdad de la Luz. Más allá del Sí. Cuando digo del Sí, no vayáis a imaginar que es un reflejo del orgullo del Sí. Ya no estáis más en estos juegos pueriles, aunque algunos quieran continuar jugando con eso. Como dijo el Comendador: "¡Ellos tienen empleos totalmente encontrados!"

— Testimonio de una hermana presente: "Escuchando el testimonio muy prudente de nuestro hermano, mi corazón empezó a embalarse. La aceleración continúa desde ese momento y tengo la sensación como si estuviera yendo a una cita amorosa... y tengo una gran sonrisa interior, con gran júbilo".

¿Vamos dejarles a solas? [risas] ¡Tienes la demostración perfecta de que él y tú sois lo mismo! Te conectaste a él espontáneamente, sin buscarlo, y vives la misma cosa. Eso no es razón para formar una pareja, ¿verdad? [risas]. Esto pasa en el corazón, pero es la realidad y eso es experimentado. Y si uno respira, el otro respirará. Y es que el Verbo que yo emito toma cada día más intensidad. ¡No porque hable más fuerte, sino porque esto os penetra instantáneamente! No hay más barrera. Entonces guardemos silencio dos minutos, porque no sirve para nada palpitar ahora.

— "¿Esto palpita siempre? Esto se paró".

¿Cómo?

— Nuestro hermano dice para sí, "esto se paró". Para nuestra hermana, esto se calmó también.

Gracias, podemos continuar. No hace falta llamar a urgencias [risas].

— "Hace unos minutos, uno de nuestros hermanos aquí presente se presentó a mi izquierda, con su voz clara y fuerte, y me llamó por mi nombre. Esto me hizo sobresaltarme; esto me hizo pensar en la Llamada de María".

En todo caso, incluso si hay una analogía porque os llamáis los unos a los otros, nunca estamos mejor servidos que por nosotros mismos. Lo que dices es parecido. Para las consciencias hoy y estando encarnados, esto ilustra perfectamente la posibilidad de venir igual que un ser de Luz y hablar a través de tu canal Marial. Pero es un ser de Luz, sólo que aún tiene un "saco" de carne en alguna parte en esta habitación. Pero el efecto es el mismo. ¡Y en los intercambios, cuándo acogéis en este "saco" de carne la consciencia del otro en su totalidad, lo sanáis y os sanáis!

Entonces no lo dudéis: ¡comulgad entre vosotros! Pero no sólo eso; ¡acogeos también unos a otros! Porque es en la Acogida, tal como tú la has vivido ahí, cuando la Verdad surge totalmente en ti, igual que para aquel que dejó su cuerpo de Luz o de Eternidad para llegar hasta ti. Bueno, de acuerdo, no hay una gran distancia que recorrer en esta sala. Pero no es una cuestión de distancia. Es cuestión únicamente de tiempo. Cuanto más os acercáis al instante presente, Aquí y Ahora, es decir al Tiempo Cero, no estáis más alineados, sino que sois más verdaderos y más libres. Y más posibilidad tenéis de vivir este tipo de cosas, incluso de tomar todas las consciencias del planeta, pues estáis en la Matriz Crística y la Anomalía Primaria ha sido eliminada, disuelta. En principio, no hay otros obstáculos, pues éstos nunca existieron, excepto para algunos muy grandes místicos. Y cuando me los encontraba, les decía: "¡dejad pasar esto! Id más allá de esto; hay más: hay la Verdad y está desnuda. Ella no necesita consciencia". ¡Pero allí, ya es una etapa mayor que os viene a confortar en la Evidencia, y que viene a reforzarla, a estabilizarla, a ampliarla y a hacerla permanente!

¿Quién quiere expresarse?

— Una hermana: "Viví todos los síntomas del corazón, de los que hablaste antes, con las palpitaciones, la respiración. Todos estos pasos por oleadas que me tomaban prácticamente cada noche, y pasaba horas con esta respiración, que me inquietaba. Y la tensión también: debí aplicarme parches para la tensión. Tengo paz ahora, efectivamente, me siento en paz, diferente. Pero, sin embargo, hay algo en mí, un déjà vu de mis hermanos y hermanas: ellos todavía me exasperan cuando están presentes, preguntándome siempre sobre lo mismo. Es decir que ellos no ven la Luz, no ven que son todo esto, y no sé cómo expresarme, y esto me pone de mal humor. Y les respondo de mala manera. No me veo en el amor, de hecho".

Pues basta simplemente con acogerlos en tu Corazón, en silencio. Y serán liberados. ¡Hay que atreverse a hacerlo! ¡Hay que atreverse a serlo! El otro eres tú. Esto quiere decir, como decía el Comendador: "es el que dice que es". Esto quiere decir que el otro frente a ti ha sido acogido en su totalidad, no por el mental o por la relación social o profesional, sino más allá de todo esto. ¡Si él te exasperas, lo matas! ¡Hazlo entrar en ti! ¿Por qué tienes miedo? Todo ya está en ti. Si lo acoges en ti, se libera. No es una broma. Es la estricta verdad. Y será cada vez más así.

Mira el testimonio del hermano de antes, que se pasea. Tenemos otro hermano que entra en su canal Marial escuchándome. No voy a decir que estáis desvanecidos, sino que deberíais todos ser conscientes de lo que ocurre, incluso aquí entre vosotros. Es una postura que se ve. Te queda sólo pensar, simplemente, en acogerlo. ¡No en lo qué él dice, pues esto te exaspera! Entonces, si quieres, dile que se calle o déjale hablar en el vacío, y ponlo en ti. ¿Cuándo digo "ponlo en ti", no hablo de pareja, ¿verdad? Hablo del Corazón... [risas].

— "Lo voy a intentar".

¡Pero no es intentarlo! ¡Se puede hacer en seguida! ¡Sin demora! Comienza con un hermano, con un árbol, con un pez de colores, si tienes miedo [risas]. Y después, verás cómo puedes tomar dos, cinco, diez, cincuenta, mil al mismo tiempo. ¡Poneos en marcha, sois miles de millones! ¡Sabéis que el Evento no va a esperar más allá de cierto grado! Y cuanto más liberados estéis, más estáis en Consciencia Desnuda a través de este cuerpo o en otra parte, y más actuáis por vuestra presencia, incluso sin desear nada.

Por tanto, apresúrate en tomar al máximo en tu corazón, y no hagas más preguntas. ¿Qué quieres que suceda? ¿Sentirte poseída? ¡Sí, poseída por la vida y la verdad! El otro no es más que tú. Y ya es hora de que os lo demostréis a vosotros mismos. Basta de una vez. No hablo de proyección aquí, o de sintonía. Hablo únicamente de intercambio de corazón, de intercambio de consciencia, para comprender que en un cuerpo están todas las consciencias, de forma real y concreta. Ahora, simplemente, no es ni un concepto, ni una creencia, ni una vivencia excepcional. Es una vivencia diaria. En cuanto lo habéis vivido, no paráis más. No dejáis más de acoger, incluso sin saber todo lo que se presenta. ¡No pongáis barreras! Y no me digas: "lo voy a intentar". ¡No hay nada que intentar! ¡Es seguro!

— "Voy a hacerlo".

¡Hazlo ahora! ¡No se hable más! Aquel que se pasea, allí: ¿no quieres ir a ver el canal Marial allí? [risas]. Hay una fusión de Amor que espera. ¡Sed ligeros, viajad ligeros y todo será perfecto! ¡Podéis hacerlo en cualquier momento, no bromeo! Establecer la totalidad de la verdad. ¿Por qué acaso esto dependería solamente de los guiñoles que siguen unas agendas? ¡Estáis fuera del tiempo! ¡No hay que esperar nada para hacerlo! Os animamos cada día.

¡Cada día se os demuestra, a través de las diferentes fusiones y efusiones, que es la Verdad! ¡No guardéis la verdad escondida; ¡es ahora la verdadera Luz! Y si la persona te exaspera con sus preguntas, dile que, a pesar de todo, la vas a acoger en tu Corazón. ¡Y cuelga! Al menos, está informado. Incluso si él no ha hecho su acuerdo, ya no necesitáis tener un acuerdo, sea el que sea, ya que estáis fuera del tiempo. ¡No pidáis nada! ¡Realizad el Amor!

No hay mejor modo de realizar el Amor que ser Todo y Nada. Y para ser nada, basta con acoger a otra consciencia, puesto que le dejas el espacio. ¡Ahí te demuestras que no eres nada! ¡No arriesgas nada! No estáis más en historias de diablo, de posesión o entidades. ¡Pensar en eso hoy es estar mal de la cabeza! En el corazón no hay lugar para este tipo de cosas. ¡Parad vuestros cuentos! ¡Dejad de daros miedo a vosotros mismos!

Eso es exactamente lo que sucede cuándo decís que hay una entidad a vuestro lado. ¡Pero ella os pertenece! No hay una causa externa. No sirve para nada buscar la causa. Poneos en el corazón; no hay sitio para otra cosa más que el Amor. ¡Incluso a esta entidad, la podéis reabsorber! ¡Sois Amor, no arriesgáis estrictamente nada, a parte de las pequeñas palpitaciones que están ligadas a la Ascensión y al desplazamiento del corazón físico. ¿Qué queréis que os pase cuando es verdadero y estáis en ese Amor? ¿Qué es más importante que eso? ¡Nada!

No hay nada concerniente a este mundo que se mantenga ante el Amor: vuestra vida, vuestra casa, vuestro dinero, vuestro marido, vuestras experiencias, vuestros conocimientos y experiencias. ¡Todo eso... eso ahora es un lío que construisteis! ¡Es hora de tirar todo eso! El Amor no carga con otra cosa; la magia del Amor es simple. ¡No es un ritual, ni un conocimiento, ni una energía, ni una vibración! ¡El Amor Desnudo viene de la A-consciencia! Anterior a la Luz.

Yendo más lejos, viviendo el corazón, vais a tomar consciencia de que no sois, por supuesto, ni esta persona, ni esta historia, ni este mundo, ni vuestros linajes estelares, ni vuestro origen estelar... ¡Se acabó todo esto! ¡Olvidadlo! ¡Decid adiós a todo esto! Permaneced puros y desnudos, y vuestra memoria eterna regresará. ¡Ella vendrá después del Sacrificio, no antes! El Comendador decía que había que soltar los cacahuetes. Yo os digo que hay que abrir los brazos para ser crucificado, para acoger al otro, para acoger a todos los demás. Nada de la persona, nada de la historia os es útil. Son incluso pesos. Y el día en que esto suceda, si no ha llegado, ¡sólo podréis reír! ¡Todas las lágrimas que todavía guardéis serán transmutadas por la risa!

Sin objeto, sin razón: ¡es la risa de la vida! La del Amor reencontrado, la que creíais que se había perdida. En el Amor no perdéis nada; son los conceptos lo que perdéis; son las ideas, la idea de ser una persona, de tener una casa, de tener una familia, de tener niños. ¡No hay que dejar a nadie, excepto a vuestra persona. ¡Y no la dejáis huyendo de ella! Desde ahora, la dejáis transmutándola en vosotros. ¡Entonces, atreveos! Atreveos a acoger todo lo que se presenta, a fin de mostraros a vosotros mismos, a cada uno de vosotros, la realidad del Amor, la realidad de la Luz, su poder, su magnificencia y su evidencia. ¡No la podéis guardar para vosotros!

¿Todavía los hay que palpitan?

— "Sí"

¿Cuántos? "Una que palpita y, en otro caso, otro que se calienta". Mientras no huela a chamuscado... [risas]. Pero a priori, se debería, más bien, oler la rosa, mística.

— "Por supuesto".

¿Quién quiere hablar?

— Una hermana: "Esta tarde, durante una efusión, tuve una visión: vi una butaca marrón y maciza que se encuentra realmente en este lugar, pero no en esta sala. Y en el ángulo recto de esta butaca estaba acurrucada una de nuestras hermanas, pero ella era muy pequeña. ¿Acaso esto tiene un significado?".

¡Esto tiene un significado para ti! ¿Pero a partir del momento en que ves objetos físicos, puedes estar tal vez en Consciencia de Eternidad o en consciencia Desnuda. Pero ¿puedes decirme lo que te aportó esta visión?

— "Nada".

Nada. Ahí tienes tu respuesta. Os dije: ¡atravesad las visiones y no os paréis ahí! Si te detienes en este tipo de asuntos, esto quiere decir que no los atravesaste, pues estás preguntando lo qué es. ¡No es nada! Y de hecho, lo confirmas: no viviste nada en esta ocasión. No digo que no hayas vivido nada en otros momentos. ¡Cuando lo atravesáis, lo atravesáis, ya sea físico, sea una consciencia o sea el mundo! El enfoque viene de vuestra presencia y, si la iluminación sucede, no puede subsistir ningún regreso ni ninguna necesidad de sentido o de explicación. ¡Si no, esta visión, no sirve para nada!

Las visiones de las que os hablo cuando vengo no son visiones; son la verdad de lo que se celebra. ¿Acaso esa butaca desmirriada cambió algo en tu corazón? ¡Ahí está la respuesta!

— "Estaba sorprendida; no sabía qué hacer".

No hablo de sorpresa, hablo del efecto sobre el corazón.

— "Nada".

¡Toda experiencia y toda visión que no se traduce por un aumento de la paz, de la dicha y de la vivencia es estéril! Sólo os sobrecarga. Aquellos que se pasean en Consciencia Desnuda y que alumbran otras almas y otros lugares no se hacen preguntas. A veces se preguntan lo que fueron a hacer allí, pero el resultado lo viven en el interior. Hubo una iluminación. Y esa iluminación, lo sabéis, va a consumir la ilusión.

No busquéis con vuestra cabeza tratando de comprender por qué habéis visto al Cristo, por qué estoy en vosotros. ¡Lo expliqué! Con esto te muestras a ti mismo que estás todavía atado literalmente a la imagen, ¡pues la imagen siempre es falsa! Más vale estar sin visiones, sin vivir nada y vivir la Verdad; es mucho más eficaz y directo que la comprensión de una butaca o del Cristo. Allí hay un problema de posicionamiento. ¡No alimentéis más las historias! ¡Dejad de contaros imágenes!

Si la imagen está allí, es la realidad que está en vosotros. ¡El efecto sobre el corazón es inmediato! Pero si son imágenes que van y que vienen de los mundos intermedios o del mundo físico... Si viajas es que tienes consciencia de estar en Consciencia Desnuda, y de ver lo que has visto. ¡Y no pasa nada! Esto quiere decir que ¡no ha pasado nada! Porque todo lo que es visto en Consciencia Desnuda o en Consciencia de Eternidad en el vehículo de Eternidad es inmediato, como la acción.

Cuando, por ejemplo, hay una sanación que os hacéis entre vosotros, por ejemplo, esto no sirve para nada, ya se lo dije al asistente; no sirve para nada decir lo que estaba vinculado a la persona. Hoy sólo hay que entrar en el Corazón del Corazón, intercambiar las consciencias y las almas, si las hay, y vivirlas. ¡Todo se resuelve así, absolutamente todo! La eficacia es inmediata. La vivencia del Corazón es inmediata. Si tenéis algunas visiones materiales, incluso reales, sobre cualquier cosa o sobre alguien y no hay acción de resonancia, es que no es verdadero.

No es grave, pero lo que atraigo ahí sobre eso y sobre tu atención y sobre otros hermanos y hermanas que son muy numerosos es ¡dejad de cargar con los arquetipos, pues los habéis buscado desde hace tanto tiempo... los habéis idealizado desde hace tanto! ¡Incluso María, ella es humana como vosotros y como yo! Es también un saco de carne, ¿no?, con independencia de cuál haya sido su función: la de madre del conjunto de la Humanidad. Una cosa es tener la visión de María, y otra, vivir a María en uno mismo.

Por tanto la visión debe estar conectada a la vivencia interior. ¡Si no, no sirve de nada, aunque sea verdadera! Tampoco es cuestión de verdadero o no, en definitiva. ¿Esto sucede o no? Y sucede al instante. Sabéis muy bien que cuando me veis en vosotros o cuando os sonrío cuando me acerco, sentís una transformación inmediata. Y no puede ser de otro modo. De igual forma, cuando viajáis en Consciencia Desnuda, si veis un territorio sin haberlo decidido, un edificio cualquiera: ya no existe más de forma real y concreta. Y allí sentís el regreso, si puedo decirlo así; vuestro corazón se abre, la vibración aumenta, si sois sensitivos. Pero la lucidez siempre está presente.

La imagen, hoy, es un obstáculo. Esto ha sido explicado en numerosas ocasiones desde hace ya varios años. ¡Os voy a volver a sumergir en la noción de imagen! La imagen, ¿dónde se imprime? "En los ojos" vais a responder... Pues no, a través de las formas: en el hígado. Cuanto más desnudos estáis, menos imágenes hay. Cuanto más verdaderos sois, más permanecéis al límite en Consciencia Desnuda en la evidencia de la Dicha. No hay necesidad de ningún decorado, ni de ninguna entidad. ¡La visión, si es resultado de un intercambio de consciencia, de una respiración del corazón o de una eucaristía, ahí se activa en vosotros directamente! No es una visión así, es una visión activa porque está en vosotros. Esta es toda la diferencia con las imágenes que no se tienen en pie, donde buscáis un sentido simbólico, una explicación, en vez de vivirlo! Y si no se ha vivido nada, no vale la pena buscar una explicación, ¡pues no la hay!

¿Creéis que las hermanas y hermanos que no son sensitivos y que viven el vaivén irremediable del ego a lo Absoluto cargan con imágenes de cualquiera tipo o historia? ¡No! ¡Están sumergidos en el Amor! No hay sitio para imágenes en el Amor, ni para conceptos, ni para equipajes, ni para temores. Esto se ha dicho durante años: ¡el amor o el miedo! El asistente y yo os dimos todas las explicaciones referentes al encierro del alma. La potencia resolutoria del Amor Desnudo está aquí. Y todavía estáis alimentando historias. ¡No las necesitáis! Daos cuenta del condicionamiento que no habéis superado, incluso del corazón abierto; cómo os paráis a vosotros mismos.

En el Amor Desnudo no hay imágenes, no hay escenarios, no hay nadie. ¡Incluso si Cristo está ahí, vivís Amor Desnudo. ¡Si no hay Amor Desnudo y si no hay Evidencia, vuestro Cristo es un Cristo falso! ¡Sólo existe en vuestras fantasías! En la Conciencia Desnuda o en el Cuerpo de Eternidad no puede existir ninguna imagen que sea verdadera, del tipo que sea, en referencia a este mundo y que os permita ver que está en vosotros. ¡Pues una imagen como esa no implica nada en absoluto. Ni el Todo, ni la Nada! ¡Es una pérdida de tiempo! ¡Estáis desperdiciando el Amor! ¡Aceptad eso!

¡Os sacudo para que vayáis más allá de estas imágenes, de estas historias que aún os bloquean, cuando ya no hay más historias! ¿Qué más necesitáis? Vivís la prueba de vuestra Resurrección, vivís la prueba de vuestra Libertad a través de este cuerpo. ¿La Evidencia del Amor no es suficiente para vosotros? Es necesario que dejéis lo decorados, los ornamentos. ¡Tomad conciencia del condicionamiento que tenéis, incluso siendo libres! ¡Dejad de jugar con eso! ¡No necesitáis nada! La oportunidad excepcional es que todos los hermanos y hermanas encarnados pueden haceros vivir eso viniendo a vosotros o siendo vosotros acogidos en ellos.

¡No hay necesidad de nada más! Ni de diagnósticos, como hacía el ayudante, incluso si eso… en alguna parte... [risas]. ¿Veis lo que quiero decir? Pero bueno, afortunadamente, todos vosotros entendéis muy rápidamente [risas]. ¡Id directos al grano! ¡Que no os fastidien estas visiones! ¡Que no os fastidien los escenarios! ¡Sois todos los escenarios! No puedo decirlo mejor. No desperdiciéis esta Vida, este Amor, esta Gracia. No la dejéis ir con vuestras reivindicaciones de explicaciones, pues mientras preguntáis qué significa lo que habéis visto o habéis percibido, no lo vivís.

Hay una profunda diferencia entre lo que ha descrito nuestra hermana que se fracturó, ahí, y esta pregunta. ¿Veis bien la diferencia, a pesar de todo? ¿No?

— "Sí".

¡Está clara! No se trata de juzgar a nadie. Ahí hablo de las malditas imágenes y de esas malditas representaciones. ¿Acaso percibís a través del Verbo lo que esto quiere decir?

— "Sí, sí, completamente".

Entonces ¡no me hagáis enfadar! [risas].

Es cierto que a veces me puedo escandalizar, literalmente, de ver a los hermanos y a las hermanas que me acogen sin saber quién soy y sin haberme visto, porque estoy ahí y ellos viven el Amor. ¡Y aquellos que me conocen, que me han escuchado durante años, todavía siguen especulando! No podéis poner por delante de vosotros la explicación de las imágenes o incluso de las percepciones. Vividlas y veréis después. ¡Y si las vivís, no puede subsistir ningún interrogante, ninguno!

Así que, claro que al principio, si estáis, por ejemplo, en Conciencia Desnuda sobrevolando las cosas, lo que veis es que estas cosas han desaparecido un poco. ¡Es normal! Ahí también está activa vuestra luz. ¡Pero la Luz aquí sirve, obviamente para iluminar, pero ¡no para iluminar una pantalla de cine! Sólo para iluminar la verdad. ¿Por qué tenéis, sobre todo entre los "espirituales", tanto de eso, todas esas historias? ¿Cómo queréis ser libres?

Os recuerdo que antes de este momento particular de Resurrección, ya desde hace varios meses, siempre han existido hermanos y hermanas —si bien en números reducidos— que a lo largo de la historia de la humanidad —y no hablo de santos o místicos que pertenecían a las órdenes— estaban en el ego en el instante anterior, y en el instante siguiente estaban en la verdad, sin haber pedido nada a nadie. Es el proceso que se produce a nivel colectivo. ¡No perdáis el tren! Además, no hay tren...

Yo lo resumiría diciendo: mientras haya algo más, además del Amor, no es Amor Libre, no es Amor Desnudo. ¡En el Amor Desnudo no hay nadie! En el Amor Desnudo no hay ninguna historia! En el Amor Desnudo no hay ninguna imagen. En el Amor Desnudo no hay más que el disfrute perpetuo de lo que se ha reconocido. No hay lugar para historias, ni argumentos que suceden en el tiempo o en el espacio. La ventaja que tenéis, con relación a mi tiempo, es que podéis explorar todas las posibilidades, pero no confundáis todas las variedades dimensionales con las imágenes, que no tienen ninguna eficiencia. Si hay alguna imagen, ésta actúa instantáneamente en la Conciencia. ¡Al instante! Si no es así, es una imagen muerta. Se trata simplemente de sentir y vivir.

¿Quién quiere hablar ?

— Una hermana: "Nos hablas a veces... bueno no a veces, todo el tiempo. Hablas siempre de acoger al otro y otras veces hablas de ser el otro".

Es muy simple: para convertirte en el otro, ¿qué es lo que haces? Vas a él. Acoger al otro es que el otro viene a ti. Para darte cuenta al final de que es el mismo movimiento, que no hay otro. Pero, sin embargo, mientras el Amor no esté instalado, hay una dinámica de salida. En un caso, acoges con los brazos abiertos; en el otro caso, eres tú quien está ahí. ¿Y creéis que necesito alguna autorización de cualquier autoridad para entrar ahora no importa en quién? ¡Pero si ya estoy en casa! No hay allanamiento de morada [risas]. Por tanto, acoger y convertirse en el otro es la misma cosa. Sólo existe un impulso inicial que puede parecer diferente, pero no hay ninguna diferencia.

El cuidado del Amor es así. ¡Y ya os dije que, dado que la consciencia está en otra forma, este tipo de cuidado es instantáneo, es Amor puro! No arriesgáis nada, ya que el otro es vosotros y lo demostráis de esta manera. ¡En el momento que lo hayáis vivido o experimentado, nunca podréis juzgar, condenar o llevar una mirada crítica sobre alguien! Porque sabéis que todos lo demás son vosotros mismos, incluso en su agresión hacia vosotros! ¡No habrá más distancia! ¡Ni más separación!

Ya os dijimos que la Anomalía Primaria está disuelta en este plano. Así que todas estas interferencias que denomináis "entidades", "sombras negras" y otras, ya no existen, excepto en vuestra cabeza. Y os sanáis de esto convirtiéndoos en el otro o acogiéndolo, que es la misma cosa. ¡Y basta con una vez! ¡Lanzaos! Lo que hizo el ayudante, lo que yo hago y lo que hacen otros hermanos y hermanas encarnados de ahora en adelante es exactamente lo mismo. Pero mientras no lo hayáis vivido, no lo habéis probado por vosotros mismos.

Y lo que digo en relación a acoger o a convertirse en el otro es una constante a partir de ahora. En todas las citas que os deis entre vosotros, en cualquier lugar del planeta, ¡lo viviréis! Con Evidencia y con Ligereza. Mientras que si ponéis delante los temores o los condicionamientos de la dualidad o de la avidez inconsciente de imágenes a las que poder agarraros, ¡no lo viviréis! Pero ¡tenéis que vivirlo entre vosotros!, no sólo conmigo; no sólo con el ayudante, o con el Cristo, o con Metatrón, o con quien sea. ¡Con todos los demás, presentes en una forma, en este mundo!

De la misma manera que una hermana nos dijo que se había ido, que ya no era más ella misma, sino que era el entorno. Es lo mismo aquí: no os centréis en vuestra individualidad, en vuestra pequeña persona, en vuestro pequeño confort, en vuestra pequeña espiritualidad. ¿Cómo queréis ser libres? ¿En eso que está estancado? ¿En eso que ya no tiene lugar para ser, que no sirve para nada más que bloquearos? ¿Cómo estáis? ¡Sed libres y mostraos a vosotros mismos lo que es la libertad! Y no a través de discursos, sino a través de lo vivido, de lo que acabo de hablar.

Tenéis exactamente, en todos los niveles, los mismos atributos y las mismas capacidades que yo o que cualquier otra persona. Sólo existe vuestra percepción del hábito de la forma. Eso es todo. No hay nada más. Todo lo demás está en vuestra cabeza. No existen ese tipo de cosas en el corazón. Y, además, el corazón está sintiendo ahora. ¡Así que cada uno de vosotros sois bastante capaces de percibir cuándo estáis en el corazón, cuándo estáis en el Cristo o cuándo estáis en vuestro pequeño mental que intenta sobrevivir! ¡En el interior de la persona!

Así que, ya que no existe la posibilidad de esconder el miedo, ¿qué queréis arriesgar? O, a lo mejor, os estáis demostrando a vosotros mismos que todavía estáis atrapados por las costumbres, por los confinamientos vividos. Pero si no abrís la jaula, ¿cómo queréis salir? ¡Abrid la jaula y quien viene, que venga! ¡No pongáis ningún límite, ninguna barrera! Ya os lo dije: ¡sois in-vul-ne-ra-bles! Al contrario: saléis ganando unos y otros. Cada vez que os acojáis, crecéis en Amor, crecéis en Lucidez. No es reteniendo el amor en vuestro pequeño chakra como las cosas van a cambiar, como la cosas van a desaparecer.

¡Sois creadores dentro del Verbo, dentro del Andrógino Primordial, dentro del resplandor que sois! Todo el resto pertenece a la persona. No sois otra cosa más que Amor, anterior a toda forma. ¡Vividlo! ¡No os demoréis! ¡Pronto no tendréis más excusas! Incluso a través de elementos que han sido nombrados, como los "moratones del alma" o los circuitos derivados del encierro. Dentro de poco, estas excusas no se sostendrán más, simplemente por dos razones: porque la Anomalía Primaria ha sido disuelta y porque el borde ascensional del Corazón, que rodea el Corazón, desapareció a nivel colectivo. Ya no hay ningún obstáculo de forma real y concreta, excepto aquellos que creáis vosotros mismos por la repetición de los funcionamientos antiguos: los de la dualidad, los del bien y del mal, los de las imágenes y los símbolos que deben ser interpretados. Todo eso es mental y no tiene nada ver con el Amor.

El Amor no necesita interpretar imágenes. El Amor ES. Todo lo demás os aleja, os densifica, os cristaliza. Y después de eso no os extrañéis de tener problemas físicos que ya no están relacionados con el karma ni con los miedos. Son problemas que, simplemente, estáis creando aquí, al instante. ¡Creáis el Amor que sois, o creáis imágenes, incluso si llegan solas. Veis que cuando vivís este Amor indescriptible, ¡no hay nada! Incluso si fue provocado por mí o por una visión, ¡no hay nada más cuándo lo vivís! ¡Hay que vivirlo así!

Es necesario que el luto de lo viejo, de la dualidad, de la historia, de la persona, de este mundo, desaparezca en su totalidad a través del Amor. Claro que, por supuesto, a veces hay iluminaciones que suceden, pero como dije y lo repito firmemente, cuando hay una iluminación, como por ejemplo, una escena de vidas pasadas que aparece y desaparece, la patología psicológica y orgánica debe desaparecer al instante. Sea cual sea la patología. Si esto no es así, no es Amor. Y esto será cada vez más evidente para todos vosotros. Todo lo que intentáis mantener en relación con el viejo modo de funcionamiento de vuestra espiritualidad, hoy es un obstáculo total y un bloqueo para el Amor. ¡Comprended esto!

Y entended bien la diferencia entre una presencia y una imagen. La presencia de Cristo la podéis tener tanto en vosotros como allá arriba. Pero no es una imagen en absoluto, porque os lleva al Amor: ¡lloráis, tenéis lágrimas, os alborozáis de gozo! Cosas que una imagen nunca podrá hacer, pues está muerta. Otra manera de decirlo: si hay una visión, está viva y activa en el posicionamiento mismo de vuestra conciencia. No hay otros elementos, haya o no haya acción. Cualquiera que sea el tema, el sujeto, la imagen, la visión o el elemento que parezca que encontráis, se trata siempre de la misma cosa.

Lo repito: en el Amor verdadero, no hay imagen, ni argumento, ni historia, ni persona, ni mundo. La Conciencia Desnuda y el Amor a través del cuerpo no necesita nada de eso. Por supuesto, es totalmente diferente cuando viajáis en Conciencia Desnuda. Y además, aquellos de vosotros que ya estáis viajando en Conciencia Desnuda, sabéis perfectamente que cada viaje es cada vez más lúcido y más claro.

¿Quién quiere hablar?

— Una hermana: "Al principio de la reunión, dijiste que tomemos a los demás en nuestro Corazón. Entonces, como tengo una gran familia, lo intenté con muchas personas de la familia".

¿Qué entiendes con "tomar a alguien en el corazón"? ¿Es un pensamiento? ¿O es una experiencia verdadera de la Consciencia del otro? ¡No confundas las dos cosas, ¿de acuerdo? Para hacerlo realidad sólo hay que decir: "lo tomo en mi Corazón".

— La hermana continúa: "Empecé a hacerlo de nuevo. Entonces noté dos cosas: que no son las mismas personas con las que tengo resonancia..... Entonces, explicaré lo que vivo para saber si es correcto. Es como si mi corazón, al latir, se encontrara con el corazón del otro, y con los que tenía resonancia, palpitábamos juntos ".

¡Pero es así como funciona!

— La hermana continúa: "Entonces, lo que quería decir es que hay algunos con los que no logro hacerlo. ¿Acaso es porque no tengo el corazón suficientemente lleno o suficientemente grande? ¿O acaso es porque el otro no quiere?".

No es cuestión de tamaño. Puedes acoger el Universo entero en tu pequeño corazón. En totalidad. Es un asunto que corresponde simplemente a una especie de resonancia común que no depende ni de ti, ni del otro. Y, de hecho, tienes razón por completo, pues cuando digo "acoger al otro en su corazón" no hablo de un concepto. ¡Es la realidad de lo vivido por el otro en su cuerpo, en su totalidad! Os convertís en él: en cuerpo, alma y espíritu. Vivís su cuerpo, vivís la totalidad de su vida, instantáneamente.

Así que no confundir "tomar en su corazón y acoger" en concepto, y en realidad. ¡Porque si de verdad aceptas, sucede como dice nuestra hermana: ellas, igual que los otros, se sanaron de todo lo que podía existir. En cualquier caso, habrá un nuevo equilibrio. Muchas cosas desaparecerán. Ya no estáis más en los conceptos. Cuando digo "acoger al otro", es obvio que no es una idea o un concepto. Es vivir en uno mismo al otro en totalidad, en cuerpo, alma y espíritu, con toda su memoria y toda su vida. No se trata sólo de la idea de sentir el corazón. Es una experiencia real tanto dentro de uno mismo, como dentro del otro.

— La hermana continúa: "¿Incluso si tenemos la impresión de que se resiste?".

¡Pero no puede resistirse! Él puede oponerse, pues esa es su libertad. Pero en el momento en que hay esta oleada del corazón, el otro se instala en ti a través del corazón, en la Conciencia Desnuda. Y se instala en ti y se convierte en ti en un 200 %. ¡Esto se está viviendo! ¡No es una imagen de la mente! Es por eso que cuando escuché antes "acoger a mi familia que es grande", pregunto: "¿has vivido a cada uno de los miembros de tu familia en ti?".

— La hermana sigue: "Lo intenté. Lo logré con algunos".

Sí, pero hazlo cada vez más extensamente, y será más fácil. Sin embargo, hay momentos en que no podréis porque la inteligencia de la Luz lo decide así. Eso no depende de tu corazón, sino del corazón del otro. Porque el tiempo de uno y el tiempo del otro no están en el mismo espacio. Eso no es superior ni dañino. Es sólo una combinación de circunstancias. Y si tomáis al otro en vosotros, lo conoceréis realmente. Sois capaces de vivir dónde le duele, dónde sufre en su alma o en su cuerpo. Podéis leer toda su vida, incluso si eso no tiene ningún interés, como le dije al ayudante. Pero lo vivís real y concretamente en vosotros. Totalmente. Así que olvidad las nociones de acoger y de proyectaros. El proceso del que he estado hablando desde hace ya un tiempo y durante varios días, no tiene nada que ver con eso. Cuando digo "os convertís en el otro", no es una visión de la mente. Esta es la realidad experimentada por vuestra Conciencia en este "saco", que acoge al otro "saco" en su totalidad.

Esto es lo que hago cuando vengo a visitaros. Es lo que hace el ayudante cuando os acoge, cuando se desplaza. Y es también lo que hacéis y lo que seguiréis haciendo. Que no quede ninguna duda. E igual pasa con las imágenes de los mundos supra-mentales y con las imágenes de vuestra mente. La efectividad es inmediata. Y lo experimentado es inmediato. Cuando digo que os convertís en el otro, os convertís de forma real y concreta, desde todos los puntos de vista. Recordad: no sólo estáis conectados a la Matriz Crística por el corazón, sino también por la cabeza. No se trata de tener informaciones sobre el otro o de querer sanarlo, sino que se trata, real y concretamente, de convertirse en el otro, que es vosotros.

No hay mejor prueba que esta Alegría y que esta posibilidad que confiere la Alegría del Amor al Ser. Tal como se ha dicho en algunos testimonios, el pájaro que canta, igual que el árbol, igual que el agua que fluye... no es poesía, ni es fantasía; no es algo imaginario, sino que es la experiencia directa, auténtica y verdadera, y cuyos efectos no tienen nada que ver con todo lo demás.

¿Quién quiere hablar ?

— Estamos llegamos al final de nuestro tiempo. Hay una última pregunta.

Entonces la escucho.

— Una hermana: "El otro día, tu ayudante nos habló de la disolución del miedo. Entonces recibí en mí el mayor temor que tengo desde niña: la imagen de la creencia religiosa de Satanás. Por otra parte, desde muy niña, cuando pensaba en Satanás, toda la parte del punto OD de la cabeza y del triángulo de la Tierra, se alteraba. Entonces traje a Satanás hacia mi Corazón. Para mi sorpresa, se presentó la imagen de alguien joven, con una bella apariencia. Y él me miró diciéndome: "soy tú, es un juego, no hay riesgo".

¡Pero es obvio! ¡Satanás no está en ningún otro lado más que en vosotros! [Risas]

— La hermana continúa: "Y luego tuve una gran paz. Lo recibí en mi Corazón y sentí una liberación. De esto hace ya algunos días".

¡Es estrictamente la verdad! Si acogéis al enemigo, ya no existe más. El enemigo sólo está en la cabeza. Incluso los títeres, incluso Yaldabaoth. Os lo he dicho: si teméis al diablo, a Satanás, eso está sucediendo hoy en vuestra cabeza, no en vuestro corazón, puesto que en vuestro Corazón él no existe. Vosotros tenéis la demostración. ¿Qué queréis que haga un arconte o que haga Satanás —como lo llamáis— contra vuestro corazón cuando lo habéis integrado en vosotros? No puede hacer nada. Es vuestra cabeza la que os hace creer lo contrario.


Entonces, creo que me dijistéis que ya era la hora. Así que Bidi os saluda y vendrá a haceros cosquillas en los pies y en los corazones. Estaré muy ocupado durante los efusiones.

Os digo "¡hasta mañana y hasta siempre!"

"Hasta luego, hasta esta noche".



A través de Jean Luc Ayoun
Les Transformations


Transcripción: Louis.
Traducción: Pierre, Nair y Laura.
Corrección y coordinación: Laura.
Con amor, para el mundo.

***

Les Transformations, Wordpress -
Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.




Bodas Celestiales - Madre Universal


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Madreuniversalblogspotcomco/


Comentarios