BIDI, Sri Nisargadatta. Parte 5. Febrero 2018. Con audio. ¡Compartir!!!




BIDI, Sri Nisargadatta. Parte 5. Febrero 2018. Con audio.

AUDIO
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=2400331&c=Dh0NJQmh8Tlpw&d=T


Bidi está con vosotros y os saluda.

…Silencio…

Hoy, como os pedí, responderemos a vuestras preguntas siempre con la perspectiva de no dar simplemente explicaciones sobre la persona sino trascendiendo la persona con la luz del cuerpo de Eternidad. Hoy, cualesquiera que sean las manifestaciones o los dolores que se producen en el cuerpo -independientemente de que vosotros os ocupéis de ello-, debéis siempre tratar de relativizar y adoptar el punto de vista de la Eternidad, de la Evidencia. Por consiguiente, respecto al cuerpo físico, trataré de establecer una correlación, si eso es posible, con la Eternidad y vuestro cuerpo de Luz.

Entonces, Bidi, escucha la primera pregunta.

Pregunta: Precisamente se trata de dolores del cuerpo. ¿Qué representa una cruralgia de la pierna derecha que persiste desde hace cuatro meses, en el proceso de resurrección actual?, ¿forma parte del proceso de resurrección actual? Gracias por su aclaración.

Bueno, efectivamente como he dicho, el cuerpo de Eternidad, desde hace unos meses, está presente para toda la humanidad. De este “a solas” o “cara a cara”, entre vuestra Eternidad y vuestro efímero, hay iluminaciones que se producen, sea cual sea la localización y la causa orgánica o mecánica de cualquier dolor. Eso no significa que no debáis ocuparos de ello, sino que, al nivel del posicionamiento de la conciencia, es rentable y a menudo efectivo, ver lo que dice la Eternidad en relación a ello. Reemplazaré, si es posible, las resonancias y las correlaciones existentes entre el cuerpo de carne y vuestro cuerpo de Luz.

Así que, en lo que afecta a la pierna derecha -y repito, eso no impide, al contrario, conocer la causa fisiológica, orgánica o mecánica-, en este caso, todo lo relacionado con los miembros inferiores derechos, os recuerdo que está presente en todas las dimensiones hasta el límite del antropomorfismo. Hay, como dije en el encuentro anterior, una serie de estructuras relacionadas con la Eternidad y que, a partir de ahora, duplican vuestro cuerpo físico. El triángulo situado bajo vuestros pies y la zona situada en la unión entre el miembro inferior y el tronco, son portadores de una Puerta (no importa el nombre); por tanto, la Puerta del pliegue de la ingle derecha, es un punto de encuentro entre lo efímero y lo Eterno (* recordatorio de Puertas y Estrellas al final del texto).

Por otro lado, la activación de las Puertas situadas alrededor del sacro, están conectadas, durante estos últimos meses, a las Puertas situadas en las ingles. Existe una unión entre las Puertas —los puntos de encuentro de lo efímero y lo Eterno—, por un lado, el pliegue de la ingle derecha y la Puerta derecha del sacro. Lo mismo ocurre a la izquierda, entre el pliegue de la ingle izquierda y la Puerta izquierda del sacro, conectando luego la puerta de arriba y la de abajo del sacro.

La resonancia creada por el encuentro —yo diría palpable y física— de vuestro cuerpo de carne con el cuerpo de Eternidad, ha puesto en movimiento una fuerte resonancia de Luz sobre esas zonas situadas entre la pelvis, los pies y el sacro. Si de antemano y sea cual sea la causa, existe una irritación del nervio, ya esté relacionado con los huesos, ya esté relacionado con los tendones, como en el pliegue de la ingle, el sufrimiento del nervio, aunque haya causa orgánica crónica o de desgaste, no tiene ninguna importancia. El hecho de que la Eternidad, el cuerpo de Eternidad te haga sentir este dolor a la altura de la pierna derecha, está en resonancia con lo que yo llamaría “lo masculino”. Eso significa que existe dentro de lo efímero y no en su Eternidad presente, un desequilibrio entre lo masculino y lo femenino; no sobre el plano del alma o del Espíritu, sino directamente dentro de esta encarnación. Así que se trata de un recordatorio del posicionamiento de tu conciencia efímera en el transcurso de esta vida.

La Inteligencia de la Luz, por la activación de las Puertas y de las redes ubicadas en la pelvis, ha tenido obviamente una serie de consecuencias, no únicamente sobre los nervios, sino también sobre toda la vascularización de esta zona. Es posible que además hayáis notado unos y otros, que la frecuencia de vuestras micciones es muy diferente, que los horarios de vuestras micciones no son como los habituales, los que conocéis, a causa de todos los órganos y todas las funciones ubicadas en la zona.

Los desequilibrios sobre la parte inferior del cuerpo, ya sea de una articulación, ya sea a nivel óseo, muscular, circulatorio o de los órganos, si hay una lateralidad correcta de la manifestación de esta parte del cuerpo, entonces, la Eternidad lo iluminará. La dificultad —ya que dices que has tenido esto durante cuatro meses—, es simplemente dejar actuar a la Luz, lo que no impide, más allá de la comprensión del mecanismo arquetípico, del masculino y del femenino al nivel de la materia, que sea iluminado y transmutado y, por tanto, eliminado por la Luz. Así pues, el dolor, como cualquier otro dolor, aunque exista una causa puramente mecánica u orgánica, os lleva a una claridad aumentada de la Luz, porque no hay resistencia de la persona, sino resistencia, yo diría, subconsciente de la memoria del cuerpo en encarnación.

Entonces, más allá de la explicación que acabo de daros, que es muy general, ¿qué deberías hacer más allá de un tratamiento físico, eventualmente? Pues en los momentos en que percibas olas de Luz específicas, es decir, que viene de los pies, o viene en transversal lateral por la izquierda o la derecha, debes aprovechar en ese momento, este requerimiento de la Luz para llevar, en un primer momento, tu atención sobre el Corazón y mirar lo que se produce en la disipación o propagación de la ola, sobre todo trasversal o la que viene por los pies.

Desde el momento en que, durante una ola de Luz, tu conciencia está en la Eternidad, es decir, en reposo con los ojos cerrados, conviene que la acojas y a continuación —en el Corazón primero y solamente a continuación y sin ninguna intención—, simplemente lleva tu atención sobre la zona que sufre para ver entonces lo que sucede durante la ola de Luz, porque por supuesto es durante las olas cuando surge la oportunidad de la aclaración, de las resoluciones, independientemente del nivel de vuestra resurrección, sea cual sea el proceso, brutal o progresivo. Es decir, el hecho de llevar sucesivamente el pensamiento sobre el Corazón, primero durante la ola, una de esas dos olas como he precisado y después sobre el dolor, sin ninguna intención, te permitirá ver, de diferentes maneras, lo que se produce y constatar por ti misma la eficacia o no.

Si no, es suficiente a partir de ahora —debido a la presencia del cuerpo de Eternidad que duplica el cuerpo de carne—, utilizad simplemente cualquier magnetismo entre el pie derecho (por tanto, en tu caso) y el pliegue de la ingle y, si eso no basta, entre el pie derecho y la Puerta lateral derecha del sacro. Por “magnetismo” entiendo, la intención llevada por una mano, por un dedo, por un cristal o por lo que quieras.

En este momento, como la Luz empapa literalmente el cuerpo etérico, la Luz actuará de forma más general. Los puntos de referencia que os han sido comunicados, en especial a la altura del cuerpo y no de la cabeza, es decir, las Puertas, están todas conectadas las unas con las otras a partir de ahora. Basta, de alguna manera, con dirigir la Luz entre las dos puertas que incluyen el dolor, sobre el trayecto entre las dos Puertas, sea cual sea la técnica, bien por una mano, por un dedo, por un cristal, por aceites esenciales—, permitirá constatar la restauración, por la Luz, y no de forma sistemática, pero diría que en más de la mitad de los casos.

Así pues, independientemente de la necesidad, a veces imperiosa y real, de ocuparse del saco de carne, mirad lo que da vuestra atención y vuestro pensamiento de la forma que acabo de explicar, pero también de una manera mucho más simple, drenando los flujos magnéticos vitales, simplemente con una mano o un mineral u otro, podrá dirigir la Luz sobre esa zona y se reforzará el potencial resolutorio de la Luz sobre la zona dolorosa, sea cual sea el dolor, lo que no impedirá actuar de forma sistemática sobre el saco de carne. Pero hoy, vuestras prioridades deben ser, de alguna manera, utilizar prioritariamente la luz que es vuestra, sobre todo cuando eso concierne, a vuestra única llamada entre vuestro cuerpo de Luz y la bolsa de carne, entre la conciencia efímera y la Supraconciencia o Conciencia Desnuda, si vivís la resurrección.

Pero, como he dicho, aunque no hayáis vivido ninguna etapa de vuestra resurrección, recordad que el cuerpo de Eternidad está totalmente presente en todos. Encuadrar la zona dolorosa, por la Puerta ubicada arriba y abajo o localmente, os permitirá constatar los efectos de la Luz directa de vosotros sobre vosotros mismos; de todas formas, aunque no haya desaparición del dolor, habrá con frecuencia, sedación. Eso afecta a todas las manifestaciones de cualquier naturaleza. Está abierto a vosotros y ha sido posible, desde hace poco tiempo.

Recordad que la Conciencia, la Luz, sigue al pensamiento, la intención y a la atención. Aquí, no es cuestión de intención sino de atención o focalización sobre la zona de la bolsa de carne que os llama. Pero, sobre todo, dejad actuar a la Inteligencia de la Luz, no proyectéis ni pidáis nada. He dicho bien “atención”, focalización y, sobre todo, ninguna intención. De este modo, simplemente, —utilizando vuestros dedos, pensamientos, minerales o cualquier otra cosa—, vais a drenar, de alguna manera, la Luz allí donde el cuerpo de carne os solicita y os llama.

Así que, estáis comprometidos, sean cuales sean los dolores de los que vais a preguntarme y que representan ejemplos concretos, a realizar esto con Evidencia. Eso no impide, tener puntualmente lo que llamaríais un diagnóstico orgánico, físico. Pero entráis realmente desde hace unas semanas, en esta capacidad, yo diría de auto-curación por la Luz misma. Pero recordad también que algunas formas de iluminación por la Luz, especialmente de engramas comportamentales, costumbres, pueden también evacuarse por medio de una enfermedad brutal e inflamatoria, ya sea infecciosa, ya sea inflamatoria y otra cosa. En ese caso, para la eliminación del problema, la perturbación será fulgurante o lenta. Pero eso es, ante todo, el resultado de la iluminación de la Luz y no un resurgimiento de vuestras heridas o de cualquier otra cosa.

Por tanto, no busquéis más allá de esto. Probad por vosotros mismos —tanto por el pensamiento y la atención, como con vuestros propios dedos o la palma de la mano o con cristales o con lo que queráis, como aceites esenciales, para daros cuenta que drenáis la Luz hacia la zona focal dolorosa aclarada—, si hay resolución o no. Ya no es importante, desde que el cuerpo de resurrección está manifestado, no es necesario ningún elemento, diría causal de cualquier naturaleza de la historia de vuestra vida. La Inteligencia de la Luz es real; la diferencia está en que ahora, en lo que os concierne, sin ninguna proyección, vais a poder focalizar la Luz que sois, directamente.

¿Más?

Pregunta: Desde hace tiempo tengo problemas de ritmo cardíaco con paradas muy cortas. En la actualidad, eso tiene tendencia a acrecentarse, especialmente por la noche, ¿puede aclarármelo?

Bueno, te recuerdo que los impulsos de la Luz se repiten muchas veces durante el día. Además, notaréis un cambio y es que la intensidad que antes crecía a lo largo de la jornada, ahora no es así. Tenéis olas de Luz que son sincrónicas al nivel de toda la humanidad y que se producen incluso por la mañana. Pero, efectivamente, es la noche, después de ponerse el sol, cuando vuestra energía vital y la energía vibral, las partículas adamantinas, tienden a volver para reunirse a la altura del pecho. Obviamente, en vuestro pecho, ahí donde está el Corazón de Eternidad, el Corazón del Corazón, el Tetraquishexaedro, también vuestro corazón orgánico y a veces, el ajuste entre los dos si hay un recuerdo previo vinculado a los hábitos, el ritmo del Corazón corresponde simplemente a una forma, no de miedo en este caso, sino de aprehensión, no de lo Desconocido, sino aprehensión de este mundo.

A menudo son hermanos y hermanas, especialmente de la primera parte de la vida, que ven manifestarse esos trastornos en el pecho, ya sean problemas de ritmo, dolores, lo que llamáis creo, “tetania” o “espasmofilia”, pero también pinchazos o cualquier otro síntoma de opresión torácica o cardiaca. Es precisamente, la resolución por la Luz que se traduce en una ampliación o aumento de la frecuencia de crisis que reflejan la acción de la Luz. Entonces, si se toma el ejemplo del corazón, tenéis las Puertas más cercanas. ¿Cuáles son las Puertas más cercanas a vuestro corazón? Se trata de la Puerta OD y la Puerta ER, pero también, la Puerta AL y la Puerta Unidad; y, a veces, la Puerta KI-RIS-TI.

Desde luego, no voy a dar las diferencias que hay en las uniones entre dos puertas; os atañe a vosotros, verificarlo. En este caso, se trata de un trastorno del ritmo; es lo que he entendido.

…Sí, sí, es eso.

Entonces, en ese momento, bastará con favorecer el pasaje entre OD y ER, con tus dedos, con la atención y el pensamiento, con cristales o aceites esenciales y ver lo que se produce entonces. La integración de la Luz en el cuerpo de carne, se realizará con mayor facilidad.

Por el contrario —puesto que estoy aquí-— en otras percepciones, si hay impresión de presión, de contracción o estrechamiento que ocurre después de una ola de Luz, entonces, no uséis las Puertas OD y ER, sino las Puertas AL y Unidad.

Cuando ese dolor gira alrededor del pecho, sea cual sea la causa, cardíaca, una erupción cutánea, una fractura costal, en ese momento será necesario actuar en sentido anteroposterior, es decir, entre el centro del corazón y la Puerta KI-RIS-TI. Depende de vosotros comprobarlo e intentarlo.

Realmente, los trastornos cardíacos, no están relacionados con un temor a lo Desconocido, al contrario, simplemente es una forma de aprehensión de lo conocido, mientras que lo desconocido está muy presente. Por tanto, existe una ligera falta de armonía entre el corazón de carne y el chakra del corazón y el Corazón de Eternidad.

También, en tu caso, puedes esperar a los momentos en que se siente una ola de Luz y que dicha ola venga de arriba, tanto si nace de tu corazón, de los pies como de otra parte, no cambia nada. Pero si esas crisis se amplifican por la noche, refleja una dificultad, de todas formas, no por miedo sino a la inversa, es decir, miedo a llenarse de elemento conocidos que dificultan, de alguna manera, la interiorización, vinculados a menudo a las costumbres de lo que se conoce. En ese caso, no es miedo a lo Desconocido, es una forma de miedo a lo conocido. Es exactamente lo opuesto de lo que es constatado generalmente; el miedo a lo Desconocido y no el miedo a lo conocido es lo que domina.

Esto es lo que puedo decir de lo que está sucediendo en el pecho y en el corazón. Por supuesto, si hay, no al nivel del corazón, una fractura costal, como el ejemplo que puse, del lado izquierdo o derecho, si está lateralizado, no corresponde al corazón órgano, ni al chakra del corazón, sino que se trata de un problema de lateralidad como la pregunta precedente. Pero esta lateralidad no está vinculada a un desequilibrio masculino-femenino en la materia, sino a los pensamientos. No es el mismo nivel. Si está lateralizado a la izquierda, en ese momento es deseable hacer uso de la Puerta que está en medio de los omóplatos. Si está en el lado derecho, será mejor utilizar la Puerta que está sobre el pecho derecho y siempre el punto central entre los omóplatos que hemos llamado KI-RIS-TI.

Vamos, continuemos.

Pregunta: Además de dolores en los pies, ¿por qué dolores en las manos y en los dedos de las manos, especialmente?

Lo que llamamos extremidades: “manos” y “pies”, pero también las extremidades del cuerpo de Eternidad, son portadoras, al nivel del cuerpo de Eternidad de medios de prensión y de percepción. Por otra parte, no hay diferencia de percepción entre las manos y los pies, en el cuerpo de Eternidad. La percepción al nivel del cuerpo de Eternidad, de lo que llamáis magnetismo es, además, como lo constatáis en este momento, en general, mucho más fuerte al nivel de los pies que al nivel de las manos. Las extremidades son también el sitio y los lugares donde penetra por la periferia, la energía vital. La energía Vibral penetra por los puntos más cercanos al punto central, ya sean la cabeza, el corazón o las Puertas situadas a ambos lados del eje central. Por tanto, las manifestación vibratoria o dolorosa de las manos, en este período, aunque haya una artrosis, hay que buscarlas en la correspondencia con la Eternidad, porque es la Eternidad la que ilumina esto.

Así que tenemos una problemática, no de lo conocido o Desconocido, sino de la existencia incluso en el proceso de resurrección adquirida, de una especie de barrera que no se franquea entre lo efímero y lo Eterno. Es decir, la conciencia del despertar, del sueño, Turiyá están muy presentes, pero hay una dificultad de reunificación por esos movimientos, del centro a la periferia y de la periferia al centro, porque la Luz Vibral, va a difundirse desde los puntos centrales; entonces, la luz vital entra y sale libremente por las extremidades: manos y pies. Como el Fuego Vibral, las partículas adamantinas toman el relevo a los glóbulos de prana, los reemplaza y alquimiza, seis por seis.

Si existen dolores periféricos y, especialmente, en las manos, eso refleja simplemente la existencia todavía, de una barrera de concepción, pero también energéticas donde, de alguna manera, la conciencia global establece una distinción entre lo que está dentro y lo que está fuera, a diferentes niveles. Y, de hecho, el punto de encuentro de los flujos de la Luz Vibral y los flujos de los glóbulos de vitalidad, se sitúa al nivel de las palmas de las manos, pero también lateralmente en los dedos, porque a ese nivel, también el cuerpo de Eternidad está presente. No está ya limitado a las Puertas, Estrellas o los chakras. Está presente por todas partes. Y el encuentro del flujo entrante, vital, y el reencuentro con el flujo Vibral, sale del corazón o del bazo y del hígado debido al hábito de la conciencia ordinaria para funcionar de manera discriminatoria entre lo que está dentro y lo que está fuera en un sentido amplio, lo más amplio posible, provocará este tipo de manifestación. Se trata precisamente, de un reposicionamiento de la conciencia.

Así que, en este caso, ¿qué hacer con la Eternidad en relación a esto? Bueno, es muy simple. Como no hay Puertas en la periferia, se tomarán las Puertas laterales más altas por encima y por abajo del diafragma. Es decir, vais a utilizar, del lado donde se ubica el dolor o si son los dos lados, la mano, los dedos, los cristales, los aceites esenciales, el pensamiento, la atención llevada sucesivamente primero sobre las Puertas debajo del diafragma “Atracción” y “Visión” y después sobre las Puertas “Al” y “Unidad”. Si solo está en la izquierda, utilizaréis solamente la Puerta de debajo del diafragma izquierdo y la puerta de encima del seno izquierdo. Si es el derecho, a la inversa. Si es bilateral, las dos. Y entonces, vais a favorecer la disolución de esta barrera ilusoria entre el interior y el exterior.

Recordad que el mundo está en vosotros. Si ponéis una barrera por la experiencia, por los hábitos, corréis el riesgo de sentir este trastorno, este dolor. Y mucho más, si previamente había una artrosis u otra cosa al nivel de los tendones, por ejemplo. Pero es el mismo proceso. No veáis ese desequilibrio o esa falta de armonía como algo fundamental por resolver, sino simplemente una iluminación de la Luz. Y para cada tipo de dolor trato de aclararos lo más ampliamente posible, los elementos de resolución por el cuerpo de Eternidad.

¿Más?

Pregunta: Desde hace cinco días, siento un ligero dolor en el sacro cuando me inclino o cuando me levanto, además de una ligera pesadez continuamente. ¿Es la persona o la Eternidad?

Es el reencuentro de lo efímero de la persona y de su Eternidad. Tanto más que, como he dicho en las primeras preguntas, la actividad de la Luz, al nivel del sacro, de la pelvis y de las Puertas de los pliegues de la ingle, es más importante en este momento. Así que, no se trata de un problema ni de la persona, ni de la Eternidad, aunque haya una causa orgánica. Pero, de hecho, es totalmente normal sentir los movimientos del sacro algo especiales, si hay un desequilibrio emocional entre lo masculino y lo femenino vivido en sí mismo o en el exterior, en un momento dado de la vida. Por supuesto, en este período de revelación total de la Eternidad, tal vez haya más percepciones molestas en este lugar. Además, en relación no solo al sacro sino justo ahora, a la noción de cruralgia, creo que es correcto, está también vinculada a eso. Pero es más específico del masculino-femenino en la encarnación. Así que, para la espalda y el sacro en especial, he hablado de lo emocional.

Todo lo que es afectivo, no veáis en ello connotación peyorativa o del ego, lo afectivo forma parte de la vida. Pero, a veces, lo afectivo, incluso dentro de una relación perfecta, si eso se manifiesta, atrae vuestra atención sobre un desequilibrio, no para reflexionar, sino para adoptar un trabajo, se puede decir, a través del cuerpo de Eternidad. Y si se trata de todo el sacro, las Puertas más cercanas, son las cuatro Puertas que rodean el sacro, para hacerlas de dos en dos. Es lo mismo, con los dedos, con las manos, con minerales, con esencias, con lo que queráis. Pero primero, vais a actuar -por el pensamiento también-, sobre las Puertas laterales izquierda y derecha al mismo tiempo para crear ese flujo de Luz y a continuación, entre la punta y la base del sacro. Así vais a volver a armonizar esta especie de cruz cardinal que no está situada al nivel de la cabeza, sino a la altura del sacro.

Lo que os estoy diciendo es que, sean cuales sean las necesidades, a veces obligatorias, de ocuparos materialmente de este cuerpo de carne, también es bueno, en este período de resurrección, adoptar algunos medios simples que os doy, y elementales, para ver vosotros mismos, la acción de la Luz. Si eso no basta, entonces, actuaréis como habitualmente con los medios de lo efímero. Pero los movimientos del sacro y también todo lo situado en la pelvis, es normal. Eso puede tratar también de trastornos vasculares en toda esta zona. Porque, efectivamente, hay, como sucedió durante el descenso del Espíritu Santo, una hipervascularización del cerebro. De la misma forma, cuando la Luz se interesa por las estructuras del sacro y a las Puertas, que están situadas ahí, hay también modificaciones, no solo de energía, de la conciencia, sino también de la circulación al igual que al nivel de la cabeza.

Ponemos continuar.

Pregunta: Le agradezco que explique de nuevo el significado de los dolores del lado derecho, especialmente, del hombro derecho.

Bueno, ya hemos visto los dolores del lado derecho en la parte inferior; hemos visto los dolores lateralizados en el tórax y nos falta ahora tratarlos, al nivel de los hombros.

Así que, en el lenguaje popular, cuando decís, “apoyarse en el hombro, ayudar a alguien o apoyarse mutuamente” eso os lleva a una parte de su significado. Pero hoy, lo resitúo, siempre en relación con la Eternidad. Por tanto, eso quiere decir que existe simplemente -y se hará una diferencia entre el hombro izquierdo y el derecho también-, que no estáis aquí vinculados a las Puertas, en relación con el cuerpo de Eternidad, del que acabo de hablar, es decir, “Atracción”, “Unidad”, “Visión”, “AL”, sino que aquí estáis al nivel de Puertas más altas y especialmente al nivel de los hombros, uniréis las Puertas AL y Unidad con las Estrellas IM e IS -siempre lo mismo, con la atención, con vuestros dedos, con vuestras palmas de las manos, con minerales, con esencias -y vais a conectar los puntos, de dos en dos-. Por ejemplo, aquí al nivel del hombro derecho. No sirve de nada deciros que hay una cristalización del mental sobre los hábitos repetitivos, que no se han visto, pero sí colocar los dedos como os he dicho. Así pues, el hombro derecho, los dedos, el pensamiento o el cristal, poco importa, pero debéis canalizar la Luz desde la Puerta AL hasta la Estrella IS. En ese momento observaréis que sucede sobre el dolor del hombro. Si es el izquierdo, en ese momento llegaréis a IM sobre el oído izquierdo y la puerta Unidad sobre el seno izquierdo.

Siempre pensad sobre el mecanismo doloroso en las Puertas contiguas, dependiendo del nivel del cuerpo también, teniendo en cuenta también el emplazamiento en el mismo nivel de las Puertas. Porque ahora estamos en la parte del cuello y, por consiguiente, se actúa ahí, como cuello, que es el pasaje entre la cabeza y el tronco. Por tanto, ese pasaje de la Luz, del flujo vital y del flujo Vibral, entre esas Puertas de dos en dos. Si tenéis los dos hombros, en ese caso deberéis hacerlo como anteriormente, para el nivel inferior: la atención, los dedos, la palma de la mano, el cristal, las esencias. Pero esta vez, vais a trabajar nivel por nivel, es decir, primero las Puertas AL y Unidad, y después las Estrellas IM e IS. Ved que es casi lo mismo, pero según los niveles, por supuesto, no son las mismas funciones. Con la pierna derecha estábamos con el masculino-femenino en la encarnación, pero aquí, a la altura de los hombros, estamos sobre las cristalizaciones mentales que no son heridas, sino hábitos.

Es profundamente diferente de lo que algunos de vosotros vivisteis el año pasado en el momento en que había traumatismos a la altura, por ejemplo, de los tobillos o de los hombros. La gran diferencia es que hoy, el cuerpo de Eternidad, está totalmente aquí. Su interés no es resolver cualquier patología, sino facilitar la desaparición del cuerpo físico en totalidad, su consumición por el Fuego del Amor.

¿Tenemos otros dolores?

Pregunta: En lo relativo a los dolores cervicales, que pueden llegar hasta la mitad de la cabeza, ¿qué hacer en este momento?

En este caso, estás al nivel de las cervicales, siempre sobre el cuello, es decir, el lugar de pasaje entre la etapa celestial y la etapa relacional, es decir, el pecho. Pero aquí, estás sobre el eje central. Por tanto, vas a llamar, como para el sacro, a una forma de cruz, pero diferente de la cruz cardinal de la cabeza. Vas a partir, aunque está debajo del cuello o en la zona inferior del cuello, partiendo de la Estrella OD, y ahí, los dolores en general no están lateralizados, toman la izquierda y la derecha al mismo tiempo. Así que haces primero estrellas OD-ER y después haces una cruz con las Estrellas situadas más cerca de OD, al nivel del Triángulo elemental. Y ahí, vas a drenar la Luz de la misma forma iluminando la zona.

Pregunta: ¿De dónde vienen los escalofríos y la carne de gallina por todo el cuerpo? Tengo la sensación de sentir la presencia de alguien.

Bueno, efectivamente, la percepción puede parecer una presencia. Sabéis muy bien, que cuando tenéis a un desencarnado o a un ser de Luz, tenéis escalofríos. Pero la gran diferencia aquí es que no es una presencia ni de la Luz, ni de un desencarnado, ni de una entidad. Es simplemente la reacción química, metabólica, central entre la identidad de la persona y la identidad real de la Eternidad. Está en curso esta interfaz y la diferencia entre los temblores fríos y calientes es que afecta a todo el cuerpo y no a una parte del mismo, la mayoría de las veces, ¿es así?

…Sí.

Así que, en estos casos, aunque la percepción es idéntica, recuerda que una presencia se siente según su cercanía. Un Ser de Luz, arriba a la izquierda; un descarnado, arriba a la derecha; las entidades, de diferentes formas. Pero aquí, el escalofrío no está localizado. Afecta en general, a la mayor parte del cuerpo o a la totalidad del cuerpo. Por tanto, aunque el sentimiento es el mismo, efectivamente, es una entidad, pero esa entidad solo eres tú, tu propio cuerpo de Eternidad que es más sensible y está más presente en este momento. Y además te darás cuenta que a menudo es antes, durante o después, de una ola de Luz de la naturaleza que sea, cuando eso se produce. Se puede decir, por tanto, que es una entidad, pero esa entidad eres tú mismo, que eres desconocido para ti. Es el cuerpo de Eternidad, no es nada más que tú.

Aceptar esto te permitirá entrar en fusión contigo mismo, con tu Eternidad, más que encarar una presencia que pueda venir del exterior como ha sido el caso, realmente. Aquí no es eso. La diferencia es fundamental. Porque cuando hay conexión y reconexión entre lo efímero y lo Eterno, este ocupa todo el cuerpo ahora. Porque precisamente el cuerpo de Eternidad está completo. Por supuesto, estas olas de escalofríos, pueden llegar por abajo, por arriba o por el corazón, no hay ninguna diferencia. Es exactamente lo mismo lo que sucede.

Entonces, aquí no hay mano, dedos, esencia o cristal que poner. Cuando esto ocurre, considera que es un requerimiento de la Luz. Tanto si se manifiesta ardiendo o si es helado, se trata siempre del reencuentro del cuerpo de carne y el cuerpo de Luz. En ese caso hay que responder a la Luz, ¿cómo? Como dije ayer en mi segunda intervención, situándoos realmente con la idea, el pensamiento o la atención en vuestro corazón. Y, en ese momento, os daréis cuenta, si no estáis observando el escalofrío ni planteándoos preguntas, sino en el centro de vuestro Corazón, que podéis ver el proceso de modificación del escalofrío. No hablo de la calidad térmica, sino simplemente de la amplitud y encontraréis que ese escalofrío no está vinculado a una entidad exterior a vosotros, sino simplemente a las primicias del Éxtasis del reencuentro total con vosotros mismos, es decir, el momento que ha sido denominado “estasis”.

Pero, como algunos de vosotros vivís, por la intensidad de la resurrección, fenómenos de estasis incompletos, es normal que esta percepción esté presente. No tenéis que perseguirlo, no tenéis que entenderlo, excepto para comprender que no hay nada externo, sobre todo en este período, sino simplemente vuestro reencuentro, vuestro acoplamiento alquímico entre lo efímero y lo Eterno.

Por lo tanto, los momentos de escalofríos, ya sean por la mañana o por la tarde, de día o de noche, son solo requerimientos de la Luz para desposar, realmente, vuestra Eternidad. Situaos en el Corazón y dejad que se despliegue.

Preciso que ese escalofrío puede aparecer en cualquier penetración o emanación de la Luz Vibral, ya sea por los pies o por la cabeza y podéis tener la impresión, efectivamente que ese escalofrío comenzará por la izquierda y, ciertamente, antes de la resurrección, correspondía a una entidad en el Canal Marial. Pero ahora no. No es lo mismo. Es mucho más probable que os encontréis a vosotros mismos en vuestra Eternidad que a cualquier entidad, porque todas las entidades están en vosotros. Es lo que se revela. Pero sobre todo, al nivel de los sentimientos, de las ideas, de los conceptos, ya no es algo exterior o interior porque, como dije ayer, no hay ni dentro ni fuera en la Eternidad. Lo que no es el caso, por supuesto, en este mundo, salvo ahora. Y aquí, además de situaros en el Corazón realmente, porque significa que habéis acogido incondicionalmente la ola de Luz, sea cual sea su naturaleza, entráis en sintonía, en empatía incluso, real, de Amor con vuestra Eternidad.

De la misma forma que algunos seres han vivido fusiones con Cristo, con Krishna, con Buda, con otros grandes dioses, como se dice en Oriente, nos permite lo mismo. Los que han vivido reencuentros con Cristo os describirán lo mismo con Krishna, con Kali, es lo mismo también. El escalofrío, además, es el consentimiento mutuo que puede desembocar como veréis, si no es ya el caso, sobre un Éxtasis muy importante. Es como si realmente vosotros os hicieseis el amor a vosotros mismos, no con un órgano, sino con el Corazón del Corazón. Cuanto más se experimenten esos escalofríos que pueden ser muy agradables o muy desagradables para el cuerpo de carne y cuanto más estéis en la acogida en el Corazón, más oportunidad tendréis de sentir no solo la Alegría sin objeto, sino sobre todo entrar en la Felicidad de estos encuentros. Efectivamente es, antes incluso del evento, la concreción del Juramento y de la Promesa de la Fuente que vivís.

¿Tenéis todavía dolores?

...No; no hay preguntas sobre dolores; es sobre el Absoluto.

Pregunta: La Luz, ¿nace del Amor del Absoluto?

Repite

…La Luz, ¿nace del Amor del Absoluto?

Yo diría más bien, que la Luz nace del Absoluto y que este amor y de este reencuentro, se crea y se sintetiza el Amor, soporte de toda manifestación después de la primera emanación. La Luz vendrá siempre de lo que está más allá de la Luz; todas las tradiciones lo han dicho y repetido. La fuente de Vida, de la manifestación, donde sea que esté, ha sido llamada la Fuente, pero, ¿de dónde procede la Fuente? Es la primera voluntad natural, espontánea de la vida para manifestarse a sí misma, sean cuales sean los juegos de conciencia. Por tanto, tu proposición no es del todo exacta, no obstante, al cambiar el significado de las palabras, nos encontramos ahí.

Repite por tercera vez.

…¿La Luz nació del amor del Absoluto?

Es más bien el encuentro lo que genera el Amor y la Luz. Es la voluntad intrínseca de la Vida antes de su manifestación, antes de la emergencia de las esferas de vida, que crea esta Luz. La Luz está en gestación en el Absoluto; emana en la Fuente. La primera emanación de la Fuente, vosotros lo llamáis en Occidente, Metatrón. Nosotros no lo llamamos así, pero da igual. Es la energía del amor pero no es el Amor. Es la voluntad del amor que ha nacido antes de la Luz y antes del Amor, es la necesidad de conocerse a sí mismo.

Así apareció lo que se nombra la conciencia, es decir la percepción. En el Absoluto sabéis muy bien, sin siquiera vivirlo, a través de lo que os dije, que habéis leído y que tal vez habéis vivido, que ninguna forma es la Verdad. Las formas, sean cuales sean, todas son unos juegos, unas experiencias, cuya única finalidad, diría yo, es el gozo de la conciencia que es real, que es lo que vivís ahora en esta resurrección: la serenidad, la Evidencia, el Éxtasis, la Felicidad, el Íntasis también. Es el mismo mecanismo que obra en vosotros. Todo lo que emana del Absoluto y de la Fuente, no sólo está ligado a la Fuente y al Absoluto, está conectado como soléis decir, sino que además regresa ahí permanentemente. No veáis con esto ni un desplazamiento ni tampoco una distancia, ni ningún tiempo; es un movimiento permanente y perpetuo. Sólo la inmovilidad permite el movimiento. Si no hubiese ningún punto inmóvil, no podría existir el más mínimo movimiento, la más mínima expansión, ni siquiera la más mínima contracción; todo estaría fijo. Sin embargo, la única cosa fija es el Absoluto, pero no veáis en el término «fijo» algo que no actúe, es justamente la inmovilidad, el Silencio para vosotros como dije, lo que permite la emanación a través de la Luz, la manifestación de lo que es el Absoluto.

Pregunta: ¿El Absoluto nació de la nada?

Pues el Absoluto es lo que llamáis, desde vuestro punto de vista, la nada. Para la persona es la nada, para él Sí es la Oscuridad. Pero el Absoluto no es la oscuridad, es la Verdad. Acordaos que no podéis concebir nada del Absoluto, escapa a cualquier concepto, escapa a cualquier percepción. Sólo la Evidencia de la Conciencia Desnuda es el Absoluto, representada para vosotros en vuestro pecho, lo que está pasando en estos momentos.

¿Cuál era pregunta?

…¿El Absoluto nació de la nada?

No, el Absoluto no puede nacer. Es anterior a cualquier nacimiento, es anterior a cualquier conciencia, es la A-conciencia; lo que sois, lo que soy. Acordaos de esta frase que utilicé cuando estaba en mi saco de carne: «Cuando veo que soy el Todo, eso es Amor. Cuando veo que soy la Nada, eso es Sabiduría». Y los dos juntos hacen de vosotros un Liberado, no solamente Viviente, sino un Liberado de la historia, un Liberado por supuesto de la persona, es decir que este mundo es realmente visto por lo que es, lo que nombré una escena de teatro, una ilusión, donde todo sólo aparece y sólo desaparece, y es justamente esta interrupción de la aparición y después de la desaparición, lo que crea el olvido, lo que crea el encierro y lo que crea la ilusión, la ilusión del karma, la ilusión de la dualidad, lo que la mantiene, la refuerza y lo que sobre todo no ofrece ninguna puerta de salida, no tiene fin pero no es Eterno, no es la Eternidad ya que es una sucesión de apariciones y de desapariciones. No puede haber Amor verdadero, Evidencia, cuando hay una sucesión de apariciones y desapariciones. Y os recuerdo que cuando estamos encarnados, o bien dormimos, o bien estamos despiertos, me refiero fisiológicamente. A partir del momento en que exista esta alternancia, pues no sois libres. ¿Creéis que la noción de descanso, de sueño o de alternancia sean posibles?, oh salvo para los viejunos Ancianos que duermen un poco ahora, pero es normal. Pero excepto esto, esto no existe en los Mundos Libres.

Pregunta: ¿Es que el Absoluto en cierta manera, es responsable de esta creación terrestre?

Absolutamente no. Dejad al Absoluto tranquilo, nunca se ha movido. ¿De qué queréis responsabilizarlo? No hay ni forma, ni historia, ni conciencia. ¿Cómo es que el eje central de la rueda podría conocer la periferia de la rueda? No yendo allá, sino acogiendo y permitiendo el movimiento. El Absoluto no conoce ni movimiento, ni nacimiento, ni forma, ni tiempo, ni espacio, ni conciencia. Es la única Verdad y reencontrar esto, como lo estáis viviendo, y de una manera certera durante el Acontecimiento, os dará el testimonio de esta Evidencia.

Acordaos, lo repito una vez más hoy, viváis lo que viváis, lo más importante es vuestra resurrección. No os ocupéis más ni del Sí, ni del Absoluto, ni de vuestra persona. Ocupaos de esta Conciencia Desnuda que es lo que sois, y que es la mejor traducción posible y la mejor manifestación posible en el seno de la densidad donde hemos estado, y donde todavía estáis. No hay otra.

El Absoluto, cuando es vivido y visto, por supuesto que después volvéis dentro de la persona, es ahí cuando la inspiración creadora, la necesidad de dar testimonio, es la más importante, pero no podéis dar testimonio, no por una descripción, únicamente por una exaltación de los sentidos, que sea a través del arte pictórico, de la prosa, de unos versos, da lo mismo, realmente cantáis la resurrección, cada uno por supuesto según la coloración de la persona, según la educación, la cultura, pero ya está.

Es por esto que en esta Conciencia Desnuda, – que no es la A-conciencia, sino la reunificación de la A-conciencia, de la Supraconciencia, de la conciencia de vigilia, de la conciencia de sueño, de la conciencia Turiyá, lo que es nombrado en Occidente el subconsciente y el inconsciente, lo que realiza esta evidencia en vuestro pecho –, estáis listos totalmente para la A-conciencia ya que estáis en resurrección.

Pero no busquéis modelizar, o incluso aportar otra cosa que este impulso y que esta exuberancia de la creatividad que, os tranquilizo, no dura mucho tiempo, pero es el testimonio de vuestra vivencia, sea cual sea la forma que tome para vosotros, aunque sea para los demás. Todos nosotros lo hemos hecho cuando fuimos Liberados Vivientes. Es una fase de consumación en la Felicidad donde hay necesidad, —pero esta necesidad no viene de la persona—, hay una necesidad fundamental, no de explicar, es imposible ya que es evidente. No podemos explicarlo según la razón, pero podemos demostrarlo por esta efusión de Amor que sale en forma de palabras, en forma de dibujos, de testimonios sean cuales sean. Que sólo es la traducción exterior, por así decirlo, ofrecida al mundo, ofrecida a la vida, de que os habéis reencontrado y de que no hay ninguna duda porque justamente es evidente, pero esta Evidencia no puede ser racionalizada, ni explicada, ni demostrada de otro modo que no sea por lo que emana de vosotros naturalmente.

Os dejo integrar unos minutos, con el fin de aprovechar juntos esta ola.

…Silencio…

Entonces, ahora te escuchamos.

Pregunta: El Absoluto es el Todo hasta el infinito, es la Nada y el Todo en el mismo tiempo. Entonces, ¿por qué el Absoluto salió de la Fuente, era para experimentar el Amor?

Me parece efectivamente que ya he contestado.

…¿por qué usted, Bidi, supo muy joven que era Absoluto?

Pero, ¿quién dijo esto? Nunca dije esto, nunca dije que fui Liberado joven, no es verdad. Mi liberación se produjo tres años después del encuentro con mi Maestro. Estuve casado, he tenido hijos y una vida activa. Creo que este hermano o esta hermana me confunde con mi amigo Maharshi (Un Amigo), pero en mi caso no es verdad. Tenía una búsqueda como cada uno de vosotros, y bien evidentemente la búsqueda en un primer momento, está orientada hacia cómo mejorar las condiciones de vida con el fin de sufrir menos, de comprender, hasta el encuentro con mi Maestro y los tres años que siguieron efectivamente, en aquel momento, bien pasados mi treinta años, fui Liberado Viviente, pero no fui Liberado muy joven, al contrario, mi vida era difícil, pero simple.

Y de hecho hago un paréntesis. En este período de resurrección, – ya se dijo pero lo confirmo –, procurad si es posible para vosotros, que vuestra vida sea la más simple posible. No dije ser frugal, podéis ir de vacaciones, podéis ir donde queráis, pero procurad ante todo que todos los acontecimientos de vuestra vida, los que sean, sean lo más simples posibles, y es muy fácil siguiendo y acogiendo lo que sois, en lugar de seguir los desideratas personales o sociales. Ya no podéis, ya lo dije, tergiversar, aplazar, esperar, sopesar.

Entonces por supuesto, podríamos decir que tenéis la Eternidad, tal y como yo decía cuando estaba encarnado. Pero hay que admitir que las circunstancias actuales, ya no tienen nada que ver con lo que era habitual desde hace miles de años. Todos constatáis, sea cual sea vuestra resurrección o no, el grado de anormalidad, de total inmoralidad, miréis donde miréis. La ilusión ya no anda como antes, los engranajes están rotos, son cada vez más frecuentes los fallos en el programa. Es normal, la ilusión ya no puede aguantar, en vosotros como en todas partes. Es por esto que los Ancianos han insistido desde hace muchos meses sobre la noción de simplicidad, de humildad, de pereza, de responsabilidad, de autonomía.

La Luz es simple, el Amor es simple. No pueden ser complicados; son la Evidencia. Tanto más que a partir de ahora, sois cada vez más numerosos en vivirlo.

…Silencio…

Sigue.

Pregunta: Hubo el Liberado, después el Liberado Viviente, después el Resucitado, ¿la siguiente etapa cuál es?

Se baja el telón, pero esta vez de verdad. No hay nada más que vivir, ¿qué más queréis vivir? Pero se dijo, el proceso que vivís actualmente de resurrección, no hubiese podido pasar hace unos años, antes de la Llamada de María o del Acontecimiento, y sin embargo esto ocurre hoy. No hay nada más después. ¿Qué más queréis, cuando habéis resucitado y que la Evidencia está ahí? ¿A qué más queréis jugar todavía? Vivid vuestra vida, vivid la Vida. No hay nada más que hacer, no hay más etapas. E incluso esta etapa, no estaba prevista, aunque la habíamos, no yo, sino que los Ancianos, la habían anticipado hace algunos meses. Pero daos cuenta, no hay una Gracia más grande que de vivir esto.

Pues confirmo, no hay otra etapa, aunque esta etapa, por así decirlo, no estaba en el programa, ya que esta resurrección tenía que haber sido concomitante al Acontecimiento, realmente y concretamente, pero la Inteligencia de la Luz, encontrando las resistencias del ego, han permitido crear esto. No lo hemos creado nosotros, ni vosotros, es la Luz sola, en su Inteligencia. Y como todos nosotros os decimos, cada cosa está en su sitio, no puede haber el menor error, el menor intersticio que pueda escapar a la Luz y a la resurrección. Y os lo dije, me parece, que si sois cada vez más numerosos en vivir esta Evidencia, – incluso a solas, incluso sin reuniros, incluso sin hablar por teléfono o por internet –, esta Luz emana por todas partes. Y no es un anclaje de la Luz, ya no es la difusión de la Luz, es la revelación total de la Verdad, que vivís individualmente dentro de un proceso colectivo.

Creo que el Comendador habló de varias líneas temporales. Cada uno está en su línea; la finalidad es exactamente la misma, sea cual sea vuestra resurrección o vuestra ausencia de resurrección. Simplemente, hay un fenómeno de amortiguación, pero la amortiguación y la contracción del tiempo con respecto a unas fechas, sean cuales sean en el calendario humano, hoy este tiempo se contrae. Es por esto que el aspecto lineal – descrito creo, por un Arcángel hace algún tiempo – ya no es válido ya que cuanto más el tiempo pasa, más el conjunto de los acontecimientos, de las circunstancias, se juntan y ocurren al mismo tiempo. De hecho lo constatáis, el tiempo no pasa en absoluto de la misma manera.

…Silencio…

Puedes seguir.

…pasamos a unas preguntas más generales.

Pregunta: Tengo muchas dificultades en permanecer centrada a conciencia en el Corazón. Cuando intento calmar el mental y permanecer en la vacuidad, me duermo. ¿Qué hacer?

¿Porque todavía piensas poder, desde la persona, ser Absoluto? Tú misma lo dices: intentas controlar, intentas dirigir, quieres algo, pues la voluntad tiene que desaparecer; no es la persona quien encuentra el Absoluto. Es cuando la persona ya no existe que el Absoluto está ahí. Así que no puedes usar ningún deseo, ninguna voluntad ni ninguna intención de la persona. Esto es lo contrario del sacrificio. El sacrificio, no es ir a poner lo conocido en lo desconocido, es acoger lo desconocido para que lo conocido desaparezca. Es exactamente al revés de lo propuesto por ti. ¿Puedes repetir?

…Tengo muchas dificultades en permanecer centrada a conciencia en el Corazón. Cuando intento calmar el mental y permanecer en la vacuidad, me duermo.

Pero no puedes calmar el mental, es la base de lo que dijimos, unos y otros, desde hace años. Todo a lo que te opongas, va a reforzarse, y en cuanto pongas una distancia por la voluntad, nunca encontrarás nada, es la desaparición de la persona. Pues, el mejor modo para ti de vivirlo en este caso es durmiendo, no hay otra, mientras no inviertas las cosas. Quieres controlar desde lo conocido a lo desconocido, es imposible. No es una cuestión de falta de Amor o de falta de percepción, es una inversión del concepto.

¿Has olvidado, o puede que no estabas aquí, todo lo que expliqué sobre la refutación? De alguna manera, tiene que haber una visión errónea del proceso. A partir de ahora, tu persona sólo puede acoger. Acoger, no es querer callar el mental o no quedarse alineado, es quedarse en una postura de acogida, que es un estado particular. Acoger lo desconocido no es, con lo conocido, forzar algo, ni tu mental, ni nada. Lo repito: todo a lo que te opongas va a reforzarse, y en estos casos, si la resurrección está en curso, ¿qué es lo que va a pasar? En cuanto quieras controlar, quedar alineada, no tener ningún mental, pues te duermes, ¿eso es?

…Sí, es esto.

Es normal, haces exactamente el camino al revés. Quieres traer a la persona lo que no es ni de la persona, ni de la historia. Y durante este proceso de resurrección, mucho más que antes, si hay esta confrontación, – lo vimos con los dolores –, no es una memoria, no es una herida, no es una falta de amor, al contrario, sólo necesitas invertir las cosas. Dite bien que nunca tu persona vivirá el Absoluto, es imposible, ya que es cuando la persona desaparece, cuando hay el sacrificio de la persona, de la historia, de las memorias, incluso las más espirituales. En este mecanismo de alineación, del cual hablas, el mero hecho de querer, incluso inconscientemente, vivir el Absoluto o ser el Absoluto, te aleja de él, tan seguramente como si tomaras tu coche para ir a una ciudad y te dirigieras allí en sentido contrario, esperando así volver a la ciudad, es imposible. No quiere decir que haya un apego a la persona o a un ego o a no sé qué, sino que simplemente es un déficit de comprensión. No puedes traer nada a la persona. Es la persona que desaparece en el Absoluto, entonces eres liberada de la persona.

En este caso, no es un problema de observador o de testigo, es realmente un problema de comprensión básica del concepto, de la idea. No puedes conseguir nada de lo desconocido desde tu conocido y no puedes traer nada, sólo puedes constatar la diferencia con antes, y con después, todo lo demás sólo son unas quimeras. Si piensas traer unas visiones, unos colores, unas imágenes, unas sensaciones, no lo vivirás; es imposible. Al contrario, hay que aceptar la desaparición y no desaparecer diciendo: «no voy a traer nada o espero traer algo». No puedes traer nada, si vas con la idea preconcebida de traer una memoria, una imagen, unas visiones; no hay nada más que traer que de estar en la Evidencia, eso es todo. No hay que buscar ningún linaje, ninguna memoria del pasado, ninguna emoción, ninguna experiencia espiritual, no es de ninguna utilidad ahora en este proceso colectivo. Lo repito: hay una inversión o una incomprensión, y entonces induce a un fallo de posicionamiento en tus estados interiores, pero estoy seguro que cuando estás en la vida normal, efímera, el Amor está omnipresente, ¿no es así?

…Sí.

Pues, verdaderamente es un problema en la persona que no ha entendido el concepto, la idea, y lo hace al revés. Y mientras sigas haciéndolo al revés, en cuanto te alinees desaparecerás, pero el resultado es el mismo, excepto que en tu caso, la persona está frustrada. Mientras que si dejases a la persona, no quedaría ninguna persona para poder estar frustrada. Es simple. Hay en ti la idea preconcebida, que viene de no sé dónde, que vas a traer un trofeo, que vas a traer unas imágenes, pero traes algo, es tu Evidencia que crece día a día, es esta Felicidad, esta serenidad, esta Paz, llámala como quieras, todo lo demás no es nada.

No esperéis por ejemplo, – es algo extremadamente raro –, estar estabilizados a caballo, por así decirlo, entre el Absoluto y la Infinita Presencia. No hay nada que traer del Absoluto, simplemente descubrir que ya lo sois y con la Evidencia que hay, está ganado. Pero nunca vayáis con la idea – como en tu caso estoy seguro – de traer algo, porque no puedes traer nada. Es la vacuidad, el Absoluto para el ego es la nada. ¿Qué quieres traer de la nada para la persona? Pues, bien evidentemente nada. Y de hecho, no hay nada que traer.

Todo lo que podría ser traído, sólo tiene que ver con la especificidad de ciertos hermanos o ciertas hermanas, por unas razones que les son propias, de mantener la conciencia al límite de la A-conciencia. Pero a partir del momento en que tu conciencia ordinaria espera traer algo, sea cual sea la naturaleza, no puedes vivirlo de una manera serena, y sin embargo el trabajo se hace, pero el problema es que la persona en ese momento está frustrada, y cree que no vive nada y proyecta unas historias abracadabrantes donde la culpabilidad tomará la delantera, donde unos elementos contrarios al equilibrio de la persona, digamos, van a manifestarse. No es un problema de no ser apto, no es un problema de merecer o de no merecer, sobre todo ahora, sólo es una inversión del concepto. ¿Entiendes esto?

…Sí.

Entonces, acojamos durante un par de minutos.

…Silencio…

No lo tomes como una reprimenda, sino como una sacudida.

Sigamos.

Pregunta: Buenos días Bidi, todas mis alineaciones y mis meditaciones me llevan a dormirme. ¿Usted puede alumbrarme sobre esto. Voy a dormir hasta el final?

Bis repetita. Lee y escucha lo que dije antes. Es la misma cosa, las mismas palabras.

Pregunta: mi mental siempre está presente…

Afortunadamente.

…con unos pensamientos que no paran. ¿Es un inconveniente para la Eternidad? ¿Y a qué es debido, fuera de esta vida en esta tierra?

Hoy, podéis tener todo el mental del mundo todavía presente, ya no puede funcionar como en la época en que OMA os hablaba de ello, porque la Evidencia está ahí. Mental o no mental, descanso o no descanso, la Evidencia aflora cada día más. No necesitáis saber por qué vuestro mental está allí, hoy ni siquiera ya es un obstáculo. Os lo he explicado, lo que más puede estorbar por ejemplo, es el saco de carne porque os llama por un dolor, por una enfermedad y os impide, de alguna manera, vivir totalmente la Evidencia. Pero el mental, él ya no lo puede, penséis en lo que penséis. Las olas de Luz están por todo el mundo, y sea cual sea el mental presente cuando una ola se presenta, a partir del momento en que habéis vivido una de las Coronas, no hay ningún problema, podéis vivir la Evidencia con un mental que trabaja mucho.

No estáis en las mismas circunstancias y condiciones, que hace todavía unos meses cuando el mental era un obstáculo. El mental ya no es un obstáculo. De hecho podéis constatar, para muchos de vosotros, que podéis estar alineados con la Evidencia, esta Felicidad, esta serenidad que está ahí; no tener ninguna visión ni ninguna percepción, y constatar que vuestro mental da vueltas. Pero está muy bien, quiere decir que ya no estáis identificados a vuestro mental, es tan simple como esto, ¿no? Ya que veis vuestro mental, es visto, se callará, pero no busquéis obligarlo a nada, porque ahí vais a alimentarlo, contentaos con verlo. Ya que lo veis, hacéis pues la diferencia entre vosotros y vuestro mental, ¿no?

Antes, cuando estabais, cómo decía el Comendador, pedaleando con «las pequeñas bicicletas», o las demás expresiones que él usó, todo esto antes no era posible. Hoy la Evidencia está ahí, dejad vuestro mental, no os molesta. Creéis que puede molestaros, para nada, ya que hay en cierto modo esta fusión de las conciencias. La conciencia de vigilia ordinaria ya no es un obstáculo, ya que hay una alquimia con todo eso para llegar a la Conciencia Desnuda. Pero la Conciencia Desnuda no quiere decir, por ahora, que vayáis a tener vuestro mental a cero todo el tiempo, todavía no sois unos vegetales. Llegará, pero todavía no estáis allí.

Así que dejad vuestro mental, sea cual sea el pensamiento, que sea un pensamiento de ir de compras o un pensamiento afectivo o cualquier cosa, no impide vivir lo que está ahí, lo veis bien. Es más bien el movimiento del cuerpo o la molestia del cuerpo, la conciencia de este cuerpo de carne, que puede molestaros más que el mental ahora, porque la Luz está más cerca de vuestra carne. A ella le da igual vuestro mental, vuestras emociones y vuestras historias. Pero si os oponéis a vuestro mental, bien evidentemente va a reforzarse, va a divertirse todavía más y podrá tal vez impediros efectivamente, u os hará creer, que no podéis conseguirlo. Pero esto es la habitual estrategia del mental. El mero hecho de hablar así de vuestro mental, demuestra que sois el testigo y el observador.

Y esto es lo fundamental. No es constatar que no hay ningún mental porque, lo repito hoy, a día de hoy, ningún mental puede impedir esta resurrección, salvo por supuesto si vuestro mental alimenta la ilusión, es decir la escena de este mundo, a través de las historias, las reivindicaciones, las posturas, la necesidad de ser amado, la necesidad de ser reconocido en el área que sea, porque en este caso habéis olvidado la Humildad, la Simplicidad, y no podéis vivir la sabiduría, aunque hayáis vivido una parte del Amor. Porque para vivir la sabiduría, os lo dije, lo repetí muchísimas veces cuando estaba encarnado: «Cuando veis, cuando vivís que sois el Todo, es el Amor, cuando veis que no sois nada aquí, es la Sabiduría». Si el Amor no tiene sabiduría hay riesgos, es un amor que ya no es incondicionado, está condicionado por la historia, por la reivindicación, por lo afectivo, por la necesidad de jugar un papel, pero esto sólo es el ego, ni siquiera es el mental, es la necesidad de traer algo a la persona, en lugar de dejar que la persona desaparezca, a menudo es el miedo hacia lo desconocido o, como anteriormente, una inversión de la comprensión.

…Silencio…

Entonces te escucho.

Pregunta: ¿Las resistencias inconscientes se eliminan totalmente solas? ¿Y ponerse en el Corazón acelera el proceso?

Tiene que ver con lo que expliqué desde el principio de esta sesión. Sí, pero no siempre, os incumbe probarlo, que sea sobre una resistencia del cuerpo, que sea sobre unas resistencias habituales mentales, es la misma cosa, es igual que para los dolores. Simplemente, es muy simple, si son las emociones, – las emociones pertenecen a Manipura, al plexo solar –, pues vais a utilizar las dos Puertas más próximas. ¿Cuáles? Hay dos, Atracción y Repulsión. Eso es.

Si es mental, –el mental está situado tanto a nivel del corazón como de la garganta– y aquí subís obligatoriamente de OD, no a ER sino que a IM, y ahí vais a centraros en el Instante Presente. También lo podéis hacer con el pensamiento, con los dedos, con las manos, con unos minerales, con unas esencias; con la idea, eso basta. De hecho es el caso también para aquellos que suelen, como hace un rato, invertir la comprensión, o lo llevan siempre hacia la persona. Aquí, lo lleváis al corazón y no al ego, con el gesto que acabo de decir. Entonces por supuesto, no es una acción sistemática, pero a menudo constataréis una sedación, incluso una sanación completa de lo que os estorbaba, sin ningún esfuerzo, es fácil.

Pues, retenedlo, es muy simple en definitiva. En estas relaciones entre el cuerpo de carne y el cuerpo de Eternidad, usad primero la Luz, que sea con vuestro pensamiento, con vuestros dedos, vuestras manos u otros medios, es lo mismo. Si son unos dolores, – ya lo vimos porque hubo unas preguntas sobre los diferentes niveles –, es simple. Si es el mental, lo hemos visto. Si son las emociones, lo vimos. Si es el cuerpo, pues intervenís en las partes del cuerpo en función de las Puertas que pasan por allí. Esto debería de bastar, en una parte no despreciable, diría que para la mitad de los casos, resolver el problema. No olvidéis que la resurrección está ahí, que vuestro cuerpo de Eternidad está ahí. Y, en lo que os atañe, en esta interacción y en esta intimidad entre el efímero y el Eterno, usad la Luz a través de lo que os dije, lo que no impide, por supuesto, de completarlo con una acción más orgánica y mecánica, o incluso química, por qué no.

…Silencio…

Entonces, sigue.

Pregunta: ¿Debo de seguir el trabajo personal con mi kinesiólogo y demás?

La respuesta: como bien sabes, a pesar de la época que hay que vivir de esta resurrección, a pesar de todo existen unos elementos de costumbres, que la Luz no basta para trascender, para eliminar. Es por esto que es indispensable hoy, ver la acción de la resurrección, pero de no decirse que la Luz va a encargarse de todo. Todavía hay unas necesidades, por así decirlo, ligadas a la conciencia ordinaria, aunque sólo fuese por la historia. Entonces, por supuesto que la resurrección es la liberación de la historia. Pero nada te impide acelerar el proceso, porque cuanto más rápidamente estés liberada, más rápidamente la intensidad de este Amor estará ahí. Así que no hay ninguna contradicción, como en las preguntas anteriores, en hacer los dos.

No olvidéis que durante este período, el testigo o el observador, aunque haya desaparecido, ha vuelto. Es importante, es el testigo en cierto modo, este observador y este testigo, de vuestra Conciencia Desnuda. Pero vuestro cuerpo sigue allí, aunque estéis liberados de la historia y de las memorias, hay unas costumbres de esta vida, unos comportamientos, unos reflejos. Os incumbe a vosotros ver y probar. Pero a menudo, en todo caso en la mitad de los casos, necesitaréis los dos para estar tranquilos en la conciencia corporal, la conciencia efímera, con el fin de que ésta se alquimice en totalidad con la conciencia que sois, con el fin de conseguir esta Conciencia Desnuda, independiente de la historia, de la forma, de vuestra edad y de este mundo.

Pues cada caso es personal. Pero no ignorad que sea cual sea el estrato de vuestra resurrección, mientras vuestro cuerpo de carne sigue allí, necesita un mínimo de atención y si resolver unas heridas, unas memorias, unas costumbres es más rápido a través de unos actos, – has hablado de kinesiología–, entonces sigue. ¿Qué te impide hacer los dos?, hasta el momento en que la Evidencia de tu Corazón sea tal, que tú misma constatarás que sólo hay esta Felicidad, esta serenidad. Aquí, efectivamente, no necesitarás más nada que tú misma. Pero hay que llegar hasta este nivel, por así decirlo, de Evidencia. Y aunque la Evidencia sea total, – pues abro un pequeño paréntesis – porque yo me negué a que me curaran, pues estaba al final de mi vida y el sufrimiento, cuando estáis liberados, nunca es un problema. Es más el dolor que el sufrimiento, y a menudo unos pequeños dolores, una pequeña artrosis, una pequeña inflamación, pero los grandes dolores para un Liberado, no tienen ninguna incidencia sobre la conciencia, si no por supuesto me hubiese curado. Sentía simplemente un cansancio.

Así que todo lo que te fue propuesto, todo lo que encontraste durante estos años y este año pasado, no es por casualidad. Pues, no te prives de las dos vertientes de la cosa que hay que vivir, la Eternidad y esta forma de cuidados, excepto si tu Corazón, por la Evidencia que vives, te hace sentir que ya no sirve de nada. Pero la decisión no puede venir de mí, ni de ti como persona. Es la Evidencia de lo que pasa o no. Recuerda lo que dije: la Luz puede mucho, pero mientras el cuerpo siga allí, no lo puede todo.

Así que usad lo que queda de vuestra persona, de vuestro personaje, para de alguna manera afinar, ponerla en condiciones en vuestra conciencia ordinaria, para vivir la totalidad y la finalidad de esta resurrección, es decir estar liberado no sólo de la persona, sino también de la historia. ¿Cómo se constata? Ya no hay ningún deseo, no hay ninguna pulsión, no hay ningún miedo, queda todavía el mental, quedan todavía las emociones, pero ya no os fijan, no os paralizan, es decir que la Evidencia permanece a pesar de esto. En cambio, si son unos dolores del cuerpo, como acabo de decirlo, si estáis liberados, sabéis muy bien que el dolor no arrastra vuestra conciencia ordinaria. Si no, si vuestra conciencia es ordinaria, ¿cómo lo sabéis? Continuamente tenéis este dolor o este problema en la cabeza, porque el cuerpo se manifiesta. Entonces ahí, tratad el cuerpo, ved si la Luz puede actuar o no.

Pues, cada caso es diferente, pero no te prives, si tienes la oportunidad, de lo que te fue útil hasta ahora, excepto si verdaderamente la Evidencia es tal, que esto ya no tiene ningún interés. Pero no te prives de algo que tal vez hayas vivido como algo eficaz, y que permitió eliminar ciertas cosas. Por supuesto, esto atañe a la persona, pero si la persona está mejor, por la alquimia en curso, con el testigo y la Evidencia, será facilitado. No hay que obsesionarse con este cuerpo, si sentís que vuestra conciencia está molesta de alguna manera, por esta conciencia del saco carnal, del saco de carne, entonces arreglad vuestra carne.

…Silencio…

Entonces, sigue.

…Tengo todavía dos preguntas. Nos queda muy poco tiempo antes de la pausa.

Entonces, mejor retomarlas después con las otras.

Entonces Bidi os saluda y os dice, hasta dentro de unos instantes.


***

A través de JL
Traducción equipo de traductores

* * * * *

* Estrellas y Puertas


  


   
***


Les Transformations, Wordpress -
Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.




Bodas Celestiales - Madre Universal


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Madreuniversalblogspotcomco/




Comentarios