BIDI, Sri Nisargadatta. Parte 8. Febrero 2018. Con audio. ¡Compartir!!!




BIDI, Sri Nisargadatta. Parte 8. Febrero 2018. Con audio.

AUDIO
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=2400847&c=Y4K85SSl0At&d=T


Bidi está de vuelta para la octava sesión que es libre. Conversaremos juntos de lo que queráis con el propósito de la Evidencia, de la Conciencia Desnuda, de todo lo que se vive en este momento.

¿Tenemos otros testimonios?, ¿no hay otras preguntas?

… No de momento.

…Silencio…

Pregunta: Nuestro hermano, justo ahora, al levantarse de la sesión, eso le hacía reír, se sentía muy grande y muy ligero.

Bueno, no olvidéis que más allá de la Conciencia Desnuda, el resultado final es que la Conciencia se transfiere al cuerpo de Eternidad, esté aquí el cuerpo físico o no. Ciertamente, vuestro cuerpo de Eternidad, aunque duplique el cuerpo físico, no es del mismo tamaño. Porque la conciencia del cuerpo de Eternidad genera modificaciones de percepción de vuestro propio esquema corporal o, si preferís, de la conciencia corporal. La conciencia corporal de carne está pasando también a la conciencia del cuerpo de Eternidad, más allá de las Puertas y de las Estrellas, como he explicado, dentro de todas las estructuras de vuestro cuerpo de Eternidad que entra en manifestación. Eso corresponde también a las variaciones de densidad; a veces es muy pesado y otras muy liviano, a veces es más grande y otras más pequeño, a veces es cálido y otras es frío. Todo eso está relacionado con los mecanismos que se viven vinculados a la Resurrección.

Así que, es muy normal tener desapariciones de la conciencia corporal de carne, pero también, la aparición de la conciencia —no sólo al nivel de la interfaz entre el cuerpo de carne y el cuerpo del Sí, sino directamente del cuerpo de Eternidad, del cuerpo del Sí—, genera a veces, percepciones diferentes porque hay, efectivamente, este otro cuerpo de Luz que está ahí. Y eso puede afectar, diría, a todas las percepciones de vuestro cuerpo, fortaleciéndoos realmente en la visión y la vivencia de que vosotros no sois este cuerpo y que comenzáis a ser otro cuerpo, aunque vuestro destino sea el Absoluto. Vuestro cuerpo de Eternidad os pertenece y, por tanto, se manifiesta más allá de la Resurrección, de la alegría, de la Evidencia, por nuevas percepciones. Como podéis ver, además, vuestro cerebro habitual no funciona ya con la misma eficacia, independientemente de vuestra edad. Fijaos en los olvidos, en vuestra forma de actuar, incluso en la linealidad de este mundo. Debéis constatar las diferencias.

De momento, vosotros funcionáis, digamos, no enteramente en el cuerpo de Eternidad, ni completamente en el cuerpo de carne, pero todo eso se resuelve en el Corazón del Corazón, en la Evidencia. Y percibiréis de diferentes formas, esta conciencia del cuerpo de Eternidad que empezáis a habitar porque está ahí. Como ya ha sido el caso —y como os dijo el Comendador—, recordad que hay momentos en que sentís otro brazo que se mueve, otra pierna, mientras vuestros brazos o vuestras piernas físicas no se han movido. Salvo que aquí, no se trata de partes de miembros que se mueven, es vuestra conciencia que se acostumbra a su reunión. Más allá de la Alegría y de la Evidencia, hay una forma de manifestación de la conciencia Desnuda, de la Conciencia de Eternidad, pero también, lo que queda de vuestra conciencia corporal y efímera, directamente en el cuerpo de Eternidad; y eso es lo que crea y fortalece la Alegría, la Evidencia de vuestra Resurrección.

Lo que sucede en este momento, porque creo que a algunos de vosotros os gustan las referencias a las Escrituras, aunque los libros han sido desechados, es hora de lavar vuestras ropas en la sangre del cordero, simplemente. Algunos de vosotros estáis revestidos de lo que llamáis en Occidente, el Manto Blanco de María y que nosotros llamamos el Azul de Krishna; es lo mismo.

Así que, todo se modifica, sí; se transforma. No solo son los hábitos que aparecen, sino especialmente, esta ubicación de la Conciencia Desnuda en el Corazón del Corazón que da la Conciencia de la Eternidad, la Conciencia del cuerpo de Eternidad y de la A-conciencia al mismo tiempo. Os recuerdo que todo esto estará completamente acabado después del Evento. Puedo decir también que todos los que habéis vivido esta Resurrección, aunque solo sea un segundo, podéis estar seguros, sin duda alguna, de vivir vuestra Resurrección y la Llamada o el Evento con una Gracia total, con una facilidad desconcertante. No habrá nada que interfiera de la historia, de vuestra persona, de apego alguno, de cualquier reticencia de vivir lo que se tiene que vivir, es decir, la instalación definitiva de esta Conciencia Eterna en el cuerpo de Eternidad, aunque el cuerpo físico persista.

Así que, es bastante normal tener percepciones, yo diría, un poco anormales, relacionadas con la percepción de vuestro cuerpo. El proceso, que ya no está en equilibrio —diría incluso de basculamiento—, desde la conciencia efímera a la Conciencia de Eternidad, aunque eso pase aquí y ahora en la tierra, como he dicho, os da los medios y la oportunidad de experimentar este cuerpo de Eternidad. Además, durante los requerimientos de la Luz, esto es cada vez más, no sutil sino concreto y obvio también.

¿Qué más decirnos? No son necesariamente preguntas, son testimonios, todo lo que pueda sucederos en el Corazón ahora. Intercambiemos. Comulguemos.

Pregunta: Cuando nuestra hermana tuvo su lectura de conciencia, tuvo dos estados. El primero, un estado en el que ella lloró y luego, por la noche, salió un poco por encima del cuerpo.


¿Por encima de la cabeza o más arriba, ya que estaba acostada?

… Arriba, enfrente.

De acuerdo, ¿Y entonces?

… ¿Tiene algún significado llorar la primera vez y después tener una salida del cuerpo?

Bueno, frecuentemente en las lecturas de conciencia —como en las Fusiones en Eternidad, personales o colectivas—, como he dicho, la Resurrección se hace porque está ahí. Lo que estoy haciendo aquí, no habría podido hacerlo hace tres meses, es muy fácil ahora. Y, además, aquellos de vosotros que están ya en la Evidencia, podéis hacer exactamente lo mismo. Aunque, no impongáis nada. Pero si se os pregunta, no necesitáis una explicación o decir lo que sucederá, ya que lo que vais a encontrar, que lo desconocido, se convierte en Evidencia. Y os daréis cuenta que tenéis la misma calidad de fusión que conmigo. No hay diferencia, como os he dicho. Además, no solo estoy en vosotros, sino por todas partes. Probad y lo veréis.

Ahora, ¿es eso normal? Sí; las lágrimas, los escalofríos: son la Evidencia de vuestra Resurrección. Y luego, has constatado un mecanismo de salida del cuerpo que no es una salida astral. Es la conciencia que está en el cuerpo de Eternidad y que te ha permitido que veas eso. Y ahí, ahora, has vivido el hecho de que eres inmortal y que no eres este cuerpo y que tú eres el verdadero cuerpo. Todo eso tiene sentido. Y, además, las Fusiones en la Eternidad, aunque se realicen en un momento dado, continuarán por sí mismas, porque los requerimientos de la Luz, como vimos en la sesión anterior, pueden mezclarse con ellas y en ese momento ampliarse, no en un recuerdo, sino situarse en el Instante Presente, la Fusión en Eternidad que habéis realizado la primera vez, que yo he realizado en vosotros, con vosotros. Esto no tiene nada que ver con las Comuniones, las fusiones de conciencia o las Teofanías, porque solo queda UNA. Y cuando tomáis, entre comillas, a un hermano o una hermana en vuestro Corazón porque os lo pide, os daréis cuenta que el resultado es exactamente el mismo.

Pero, una vez más, ¡no impongáis nada!, ¡no propongáis nada! Esperad a que llegue la Luz o lo otro, como lo llamáis. Porque al final, unos y otros veréis que al final de esta Fusión en la Eternidad, donde la Evidencia se despierta, ya no sois los mismos, ya no sois una persona, lo queráis o no, y veréis lo que tenéis que vivir. Y no os oculto que esto puede ser muy desestabilizador, no para vosotros sino para vuestros allegados que os conocían antes. No tenéis que justificar ni explicar nada. Pero, si se os pregunta, cómo es posible y cómo sois tan diferentes, en ese momento explicadlo, pero no entréis en reacción para explicarlo, simplemente si sentís una llamada real para ir a la Eternidad del otro que está allí de todos modos.

Pero no os anticipéis ni induzcáis la petición. Tanto más que os daréis cuenta que eso se hace solo, en ciertas circunstancias, en especial si tenéis la oportunidad de estar con un miembro de la familia que no está abierto y un requerimiento de la Luz ocurre en tu Presencia —y si habéis vivido, aunque sea un poco de esta Resurrección—, bueno, el que está junto a vosotros, aunque no cambie en ese momento, veréis lo que él va a vivir. Porque, como he dicho, es muy contagioso, sin esfuerzo, de forma natural, por el requerimiento de la Luz que se acercará más y más a la Fusión en Eternidad. Pero si lo experimentáis con alguien que está junto a vosotros —si hay un requerimiento de la Luz en ese momento que no depende de vosotros—, entonces, es probable que eso suceda también en el otro, aunque no sepa lo que es.

De la misma forma que vivís lo que sucede en el pecho, el otro va a vivirlo. Entonces, no os abruméis con explicaciones, porque es la explicación lo que se vive, aunque la persona en su cuerpo mental se plantee miles de preguntas. Diles que la respuesta está en lo que se vive y es la Verdad. Como os he dicho, la Conciencia Desnuda, la Evidencia, pone fin a todas las preguntas. No alimentéis las preguntas. Aquí, las circunstancias son diferentes, todos estáis atentos, todos estáis en Resurrección. Pero en cuanto a aquellos que no lo han vivido, —no hablo de aquellos que lo buscan, porque no lo encontrarán, hablo de aquellos que están en la simplicidad de sus vidas, que no creen en nada, que no han experimentado nada—, lo verán, no es una ilusión, es perfectamente concreto, verídico y auténtico.

Continuemos si queréis. Aprecio mucho oíros.

Pregunta: ¿hay ahora mismo una fusión de Luz?

Sí. Y no tengo nada que ver. Pero constatáis de hecho, y esto ilustra lo que acabo de decir, que esta Evidencia nace también. Es decir que la llamada a la orden de la Luz además de nuestra Presencia UNA, crean las condiciones más adaptadas para vivirlo, para vivir esta Fusión en la Eternidad, y para vivir esta Evidencia. Entonces concibo totalmente que pueda ser, durante las primeras fases, un poco molesto, porque os toma por todas partes, os parece gigantesco, y lo es, este desconocido en este mundo. Y sin embargo es evidente porque lo vivís. Se vuelve palpable más allá de todo sentir energético o vibratorio, porque toca la Conciencia Desnuda, es la Conciencia de Eternidad que emerge y se alquimiza con los diferentes fragmentos, componentes, de la Conciencia UNA. Ya no hay ninguna separación.

Pero de todos modos, vosotros os dais cuenta de eso, las llamadas a la orden de la Luz se vuelven cada vez más iterativas, que pasen por los pies, por la cabeza, por los lados, directamente por vuestro corazón. Y sea cual sea, a veces, no la molestia sino la sensación tal vez de incomodidad, sólo es un ajuste. No tenéis que, cuando ocurra naturalmente en vosotros, en un hermano, preguntaros nada, o querer dirigir algo, lo repito: es na-tu-ral. Y de hecho, constataréis también que podéis vivirlo muy bien con un árbol, con el Sol, sin pedir nada, sin proyectar nada, porque es una de las particularidades naturales del cuerpo de Eternidad.

Pregunta: nuestra hermana dice que querría testimoniar respecto a los árboles, porque se sorprendió al respecto. De hecho, son los mismísimos árboles que la llaman.

Pues puedes ser llamada, —por el hecho de que el cuerpo de Eternidad esté presente—, por un planeta, por una Estrella. Puedes ser llamada por un árbol, por un grano de arena, por el viento, por el aire.

…Por todo.

Por todo.

…Pero sorprende un poco al principio.

Es asombroso al principio, pero te acostumbrarás con una gran Gracia, porque es algo que está allí y que es magnífico también.

Pues como los Ancianos no están ya para explicaros todo esto, sí, vais a vivir todo eso. Ya algunos lo vivís, y cada día va muy rápido, cada vez más rápidamente. Acordaos lo que se dijo, es muy importante: más dejéis la Evidencia estar ahí, – sea cual sea el fragor del mundo, de vuestro cuerpo, de vuestro vida –, esto no tendrá ninguna especie de importancia, no porque lo habéis decidido, sino porque la Evidencia es tal, que va a llenar todo el espacio, todos los cuerpos y toda la ilusión de este mundo.

Y es en este sentido que esta cosa que ocurre naturalmente va a precipitar, por así decirlo, el Evento. Ya está ahí, en vosotros. Sólo queda que aquellos que no lo viven se junten, —a través de sus tramas temporales y sus vivencias—, en el momento del Evento, con el Colectivo de la humanidad.

…Silencio…

Habéis entrado en plena conciencia, por así decirlo, en el proceso de liberación de la Ascensión en su fase última, desde el 14 de diciembre.

Pregunta: tenemos la sensación de sólo empezar a ser conscientes de eso.

Sois conscientes ahora de eso porque la Evidencia ha nacido, y porque el funcionamiento de este conjunto de cuerpos y de conciencia también, se vuelve más unitario. Y os dais cuenta que no hay ninguna necesidad de contaros historias, sino simplemente percibirla, vivirla.

No necesitáis adornarlo, decorarlo, aunque vuestra expresión – y lo hemos visto antes con los testimonios –, hay unas expresiones que reenvían a unas imágenes, porque estos cerebros funcionan así, eso es todo, pero no hay ninguna proyección astral ni no sé qué imaginación, es la estricta verdad.

…Silencio…

Ya se ha dicho: ya no habrá ninguna tregua – y es mejor así –, para que cuanto antes la Felicidad, – la de todos los Liberados de la historia, de la persona –, sea el bálsamo disponible para todos los que sufren, para todos los que tienen miedo, para todos los que no creen en esto o no quieren vivirlo. Cuando habéis vivido esto, es obligatorio abandonar todos los harapos, todos los atrezos, todas las historias. Si no, es que os contáis historias. Veis bien, vivís bien, aunque sólo fuese desde hace unos días por las fusiones en Eternidad, lo que está pasando, además de las llamadas al orden de la Luz.

Ya no son unas experiencias con toquecitos, es una instalación firme y definitiva, aunque sólo tengáis la impresión de vivirlo a ratos, por episodios. Sea cual sea el lugar de donde partís hoy, sólo puede crecer, nunca se apagará. Aunque pueda haber efectivamente, unas fluctuaciones que dependen tanto de las llamadas al orden de la Luz, como de vuestras situaciones de vida. Pero el proceso está definitivamente iniciado y finalizado.

…Silencio…

Pregunta: anoche, durante la fusión en Eternidad, nuestra hermana dice que sintió como un agujero en el corazón, donde todos los miembros de su familia entraron, incluso el perro.

Es esto la Acogida incondicional. Es esto la verdad de la Conciencia Desnuda. Cuando os decimos, unos y otros, desde hace años, que el mundo está en vosotros y que sois el mundo, no era una visión mental o una vaga promesa, es la realidad que empezáis a vivir. No hay otra. Por supuesto, la conciencia de la persona lo llamará familia, pero pronto constataréis que tenéis a toda la humanidad en vuestro Corazón, y todos los mundos, y todas las conciencias, todas las dimensiones. Es la Vía, la Verdad, y la Vida. Sois el Único, la única Verdad. Y los harapos del travestismo de la persona o de la historia, ya no pueden ser válidos cuando vivís esto. Entendéis bien que es la única Verdad, porque os colma, porque esta Verdad es tan evidente. Ya no son unos conceptos, ya no son unas proyecciones, ya no son unas historias que contar.

Y es el conjunto de estos estados en el seno de la Resurrección, que pone fin totalmente a la ilusión de ser de este mundo y de ser una persona. Ya no hay ninguna coartada, ninguna creencia en nada, que pueda subsistir. Cuando vivís esto es imposible. Entonces por supuesto, no ocurre siempre a la primera, pero se aleja más o menos rápidamente de vosotros, y cuanto más se aleja, más estáis en la Felicidad. Acordaos de la imagen del plato, de los dos platos de la balanza.

…Silencio…

Las llamadas a la orden de la Luz me hacen competencia.

…Silencio…

Y veis, incluso en el silencio, la Evidencia está ahí. Estáis experimentando lo que dije hace unos minutos. Si una fusión en la Eternidad se hace y que la llamada al orden de la Luz está ahí, pues el resultado sois vosotros.

…Silencio…

¿Quién quiere expresar algo en relación a este Instante que vivimos?

Pregunta: ¿somos todos nosotros juntos quienes creamos estas olas de Luz?

No, ocurre por todas partes. Pero por el hecho de que estéis en escucha de la Eternidad, la vuestra, pues todo esto se conjuga. Simplemente, sois más conscientes porque en estos momentos vuestra conciencia está girada hacia la Conciencia Desnuda, hacia la Conciencia de Eternidad. Pero todo el mundo lo vive al mismo tiempo. No hay ningún lugar más privilegiado que otro. Sino que lo que vivís es la conjunción de vuestra escucha, de nuestra Presencia, con la llamada al orden de Luz que se está haciendo. ¿Quién quiere hablar de lo que vive?

Pregunta: nuestra hermana se preguntaba: nosotros, los humanos, tenemos un corazón en un sitio muy preciso, ¿el Absoluto no tiene ningún corazón?

Ni corazón, ni cuerpo.

…Cuando ella abre su corazón como durante esta efusión, comulga con todo, todo es Amor, todo se vuelve Amor.

Sólo podéis ver eso. Y esto está ligado a la Conciencia Desnuda que es, en estos momentos, la conjunción de todos los fragmentos de la conciencia, pero también, lo dije, de la A-conciencia. Pero como el cuerpo de Eternidad está ahí, tiene que expresarse de alguna manera. Pues en el Absoluto no se expresa, pero está Presente. Y eso está bien, que tengáis la oportunidad de vivirlo.

…¿Y es viviendo esto que la comunicación con todos los elementos de la Naturaleza se establece?

Y todos los mundos también. Aunque no tengas los detalles, es el Amor que está ahí, toma todo el sitio, sólo hay esto. Es esto la Evidencia. Cuando os decíamos que el Amor iba a tomar todo el sitio, es lo que pasa ahora.

Y lo que ocurre ahora, es más importante que mis palabras. Pero veis, podemos seguir intercambiando, no cambia ni un ápice este Amor que está ahí.

¿Quién más?

Pregunta: al principio, nuestra hermana tuvo la sensación de que había que saltar al vacío.

Es exactamente eso. Pero eso, es la vertiente girada hacia el Absoluto. Acordaos que el Absoluto es la fuente, el mismísimo fundamento del Amor.

…Después era como estar como un pez en el agua.

Sí, estáis en casa, a pesar de que este cuerpo de carne esté allí, y a pesar incluso de que el cuerpo de Eternidad esté ahí. Estáis en la fuente del Amor, en la fuente de la Felicidad, estáis en casa, en la Evidencia.

…Silencio…

Por otro lado, tal vez no inmediatamente pero rápidamente, también vais a constatar que cuando lleváis, realmente y concretamente, vuestra conciencia hacia el Corazón del Corazón y permanecéis ahí, efectivamente hay un vacío mental, hay Evidencia, pero también vais a ver las llamadas al orden de Luz hacerse en cualquier lugar de vuestro cuerpo. De momento, hay conjunción de la llamada al orden de la Luz planetaria y nuestra reunión. Pero pronto, vais a constatar que si trasladáis, realmente y concretamente, la conciencia al Corazón, la Evidencia está ahí, sea cual sea la forma vibratoria, y luego la llamada al orden mismo de Luz se hace sola. Sale de vosotros, aunque llegue a nivel de los pies o de la cabeza.

Puedo también tomar una imagen. El grifo está aquí, en medio del pecho. Cuando abrís el grifo, el agua sale desde arriba y desde abajo. Abrís las compuertas a la preeminencia del cuerpo de Eternidad de la Conciencia Desnuda.

Pregunta: ¿podemos tener la sensación de sentirse muy amplio y al mismo tiempo vacío?

Sí. La particularidad de la Conciencia Desnuda, es que puede reducirse a una cabeza de alfiler, a los confines del vacío, o ser extremadamente amplio. Este tipo de cosa podían vivirse solamente, hasta hace todavía algún tiempo, únicamente descansando, en silencio, en un estado de alineación perfecta, lo que habéis podido vivir en conciencia. Pero aquí podéis hablar, podéis pensar, podemos intercambiar, y efectivamente, podéis sentiros como una cabeza de alfiler y al mismo tiempo inmenso. Es la Verdad.

Recordad: en el cuerpo de Eternidad, en las dimensiones (que llamasteis creo que libres), en los mundos libres, no estáis limitados ni por una forma, ni por un tiempo, ni por un espacio. Es lo que algunos vivís ya, a pesar de la presencia del cuerpo físico.

…Silencio…

¿Quién quiere expresarse?

…Silencio…

Veis, cuando la llamada al orden está ahí, aunque podemos hablar, el silencio es mucho más lleno, mucho más vasto, que todas las palabras que pudiéramos pronunciar, vosotros como yo.

…Silencio…

Veis la capacidad en permanecer en este Silencio, en esta Evidencia, sea cual sea la intensidad. Lo vivimos.

…Silencio…

¿Queda tiempo para esta octava sesión?

…Quedan diez minutos.

…Silencio…

Entonces vamos a quedarnos todos así en este Silencio. Bidi ya os saluda, os diré simplemente hasta luego, dentro de diez minutos. Nos aprovechamos de las llamadas al orden de la Luz y de nuestra Presencia, juntos, a solas.

…Silencio…

Entonces Bidi os dice hasta luego, para la cuarta fusión en la Eternidad colectiva. Hasta luego.


***

A través de JL
Traducción equipo de traductores

***

Les Transformations, Wordpress -
Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.




Bodas Celestiales - Madre Universal


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Madreuniversalblogspotcomco/


Comentarios