BIDI, Sri Nisargadatta. Parte 9. Febrero 2018. Con audio. ¡Compartir!!!





BIDI, Sri Nisargadatta. Parte 9. Febrero 2018. Con audio.

AUDIO
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=2401044&c=GUEoWQO6&d=T



Bidi está con vosotros, en la novena sesión.

Conversaremos como en las dos últimas sesiones y, al mismo tiempo, e independientemente de cualquier silencio, el Silencio se instalará porque durante esta sesión habrá además… muchas llamadas de la Luz. Así que, Bidi escucha.

Pregunta: ¿La Luz está siempre en nosotros, aunque no siempre la sintamos?, ¿o deberíamos llamarla si no la percibimos?

La llamada desde la persona, no sirve absolutamente de nada, de lo contrario, se sabría. Todos los hermanos y hermanas, han llamado en un momento dado a La Luz, a lo Desconocido y han orado. Hoy es solo la desaparición de la persona, su sacrificio, su abandono, lo que revela a la Luz que siempre ha estado ahí.

Entonces, en lugar de querer hacer algo inútil, sería más deseable respetar el Silencio y la inmovilidad cuando tengáis la ocasión, sin llamar nada, y dejar simplemente a la Luz, que está ahí, que aparezca de diferentes modos. Pero si preguntas, eso significa que consideras, piensas e imaginas que la Luz no está ahí, mientras que sí está ahí. La Evidencia de la Alegría, del Amor y de la Resurrección, no puede ser llamada desde la persona, porque precisamente es la persona la que representa un obstáculo. Y si os parece estar abrumados, no solo por los pensamientos, sino por las percepciones del cuerpo, o por no percibir nada, tratad más bien de permanecer totalmente inmóvil, en cualquier postura, en silencio, con los ojos cerrados, sin pedir nada. Y veréis así, qué sucede.

Olvidad todo concepto, toda idea preconcebida y todo tipo de voluntad, en esos momentos. Hoy, no hay nada mejor que esta postura: poner a la persona en reposo, el saco de carne, los pensamientos, los ojos cerrados y la Luz surgirá automáticamente; si no es la primera vez, será otra, pero ella se revelará, no puede ser de otra forma. Os remito a la cuarta sesión.

…Silencio…

Tened siempre presente al Espíritu, a la Conciencia, que el Amor es simplicidad y a partir de ahora EVIDENCIA. Solo la persona, sus posturas, sus creencias, son un obstáculo o barrera, inconsciente, por supuesto.

Ya no es momento para trabajar la refutación, sino simplemente para acoger lo Desconocido, así que no intentes saberlo, porque la persona simplemente borra a la persona, por su inmovilidad, por sus ojos cerrados y por el Silencio. Convenceos, además, que muchos de vosotros lo vivís incluso sin saber que os encontráis con esa Evidencia que está allí en el pecho, sin saber siquiera lo que es, pero muy rápido notáis cambios, percepciones, pensamientos, posicionamientos, reacciones; ese es el trabajo de la Luz, nunca será, en lo sucesivo, el trabajo de la persona.

…Silencio…

Llamaos a vosotros mismos si queréis, porque estáis dentro de vosotros y la Luz también. No lo imaginéis en otro lugar, en un cielo lejano. Esta Luz es puro Amor independiente de toda historia, de vuestra vida en este mundo, como de cualquier circunstancia. En adelante, la Luz estará por todas partes, pero os daréis cuenta que este mundo no está en la Luz verdaderamente porque reacciona y se opone a ella, en su globalidad, pero hoy sois tantos los que vivís la Resurrección, que vuestra mera Presencia es suficiente, vuestro simple estado. Ahora es solo eso lo que actúa.

Mientras penséis en actuar por vosotros mismos y desde vosotros mismos, sucederá muy poco. Además, podéis verlo a través de las llamadas y los requerimientos de la Luz o su Evidencia que, en esos momentos, cuando volvéis vuestra atención hacia lo que sucede, es obvio, aunque esta Evidencia permanezca independientemente de los requerimientos de la Luz. Lo más difícil para la persona es dejar de actuar en relación con el Espíritu, dejar de querer, dejar de reivindicar. La mejor disposición, como he dicho, es el Silencio, la inmovilidad y la acogida que son previas al sacrificio libremente consentido, de la historia y de la persona.

…Silencio…

La Evidencia de la Luz, del Amor, no está marcada, de ahora en adelante, por la vibración, la energía, sino directamente por la Conciencia; no se necesita de intermediario o interfaz, entre el cuerpo de carne y el cuerpo de Luz o vuestro cuerpo de Eternidad, porque es lo uno o lo otro y basta con que uno disminuya, para que el otro aumente, eso lo podéis verificar, haya tenido lugar o no vuestra Resurrección, percibáis o no vuestras Coronas. Basta realmente volver vuestra mirada al vacío, al interior, a la nada, a lo Desconocido, para pasar la conciencia de la pantalla del mundo a la pantalla del observador y, finalmente, a la A-conciencia.

…Silencio…

Continuemos.

Pregunta: ¿Dónde está situada la Conciencia, justamente?

La Conciencia en encarnación, no está solamente en el cerebro, ni en el Corazón. Está presente por todas partes. En el esquema corporal, en la percepción del cuerpo, en los sentidos, en resumen, en todo lo que sirve para este mundo. El Sí está alojado en el Corazón. El fin del Sí es el descubrimiento de la Verdad, es lo que se denomina, el Corazón del Corazón; es ahí donde está la Evidencia, la Morada de la Paz Suprema, la Conciencia llamada Sat Chit Ananda, la Conciencia Pura y la Felicidad que procede, os recuerdo, de la A-conciencia, lo que he llamado: la Conciencia Desnuda que no tiene nada que ver con este mundo, que es testimonio de la Libertad y de la Evidencia del Amor, de vuestra Resurrección. Esta Conciencia última está situada, por supuesto, en el mismo lugar, el Corazón del Corazón, el Tetraquishexaedro. Pero, como sabéis, la Luz está también desplegada desde las Puertas, las Estrellas, los Chakras, la periferia, por todas partes. Y ya os expliqué que esta Supraconciencia, así como la A-conciencia, más allá de vuestro pecho, se percibe también ahora, de forma más global y, por tanto, ella también está localizada por todas partes, para permitir la disolución de lo que pertenece a la ilusión; ella solo puede estar en vosotros, por todos lados.

La mejor traducción que podéis tener, es a la vez, esta Evidencia y también, lo que habían dicho algunos Ancianos, que cuanto más aumente el fragor de este mundo, más crecerá la Alegría en vosotros. Esto no es un placer maligno, no es un placer por ver el sufrimiento, sino la realidad de lo que está sucediendo y que no podéis hacer nada al respecto, en vosotros como a vuestro alrededor. El trabajo lo hace necesariamente la Inteligencia de la Luz presente, siempre que no esté desviada por motivos personales o del ego. Es así como la Resurrección se acaba. El Cuerpo de Eternidad está totalmente resintetizado, todas las puertas y las Estrellas están activas, aunque los potenciales vinculados a las otras dimensiones de esas Estrellas aún no tienen la posibilidad de estar presentes a través de este cuerpo. Pero esto estará plenamente presente a través de este cuerpo de carne, después del Evento.

Pero yo diría que, en el límite, no sirve de nada ocuparse, de momento, de las Puertas y de las Estrellas, ya que como he dicho, es automático, porque todo lo que debe ocupar vuestra atención, vuestro tiempo, si queréis resucitar, es vuestro Corazón, en medio del pecho, y nada más. Además, lo sentís bien. Más allá incluso de las llamadas, de los requerimientos de la Luz, en ciertos momentos de vuestras jornadas, la percepción que existe en medio del pecho permanece, incluso aunque sea más débil. Eso no se apagará ya nunca. No hay mejor prueba, que esta Evidencia allí. Además, si lo vivís, estáis obligados a decir como yo, que es algo más obvio que lo que dice vuestro mental, diga lo que diga vuestra historia y vuestra persona. Por eso, la denominamos “Evidencia”, porque es natural, porque está presente, lo sepáis o no, para conocerla y vivirla; es simplemente llevar vuestra Conciencia al Corazón y quedaros en Silencio, en inmovilidad y en acogida. Ciertamente, no tenéis nada más que hacer. Si creéis que tenéis algo que hacer, es vuestro mental y vuestra persona. Como mucho, os he facilitado a algunos, ciertos gestos muy simples que permiten hacer resonar el cuerpo para ayudaros en esta fase; es todo.

El principio del abandono y del sacrificio, diría, es un último retorno, un último basculamiento, es el pasaje de la “Puerta Estrecha”, es el momento en que renacéis, que lleváis el Embrión Crístico e irradiáis la Luz. Y eso os lo hemos dicho siempre, que independientemente de las reversiones que hayáis vivido, en ciertos momentos durante todos estos años, esa no era la última Reversión. La última Reversión se vive de manera colectiva ahora y además algunos de vosotros comenzáis a sentir, aunque algunos ya lo han sentido desde hace decenas de años, la Puerta OD que es la “Puerta Estrecha”, es decir, la punta del esternón, entre el plexo solar y Anahata chakra, el Chakra del Corazón.

E incluso, si los requerimientos de la Luz parecen fatigaros, para evitar que hagáis cosas, observad que la Evidencia siempre está ahí. Por tanto, es independiente desde ahora, de lo que vive la persona, siempre depende de los requerimientos de la Luz, pero cada vez menos, a medida que se vuelve cada vez más presente. Ya os hemos dicho que hay millones y decenas de millones de hermanos y hermanas que viven lo que sucede en el pecho, aunque no conozcan los pormenores ni el propósito, aunque no sepan nada de energía, nada de la historia de este mundo, contrariamente a vosotros, y viven lo mismo. Por supuesto, la persona que está presente se plantea preguntas. ¿es una enfermedad?, ¿es un problema? Pero eso no importa. Yo diría incluso que cuanto más ignorantes estén de este Desconocido que se presenta, más fácilmente lo vivirán porque no hay creencias preestablecidas. Por eso, los últimos serán los primeros.

Puedes continuar.

Pregunta: ¿Estar resucitado significa que el alma está completamente girada?

No solo está girada, sino consumida. Eso es lo EXCEPCIONAL. Porque cuando el Alma está totalmente consumida, no hay ya más razón de estar aquí; estáis entonces en Maha Samadhi, es decir, estáis muertos al nivel de la persona y estáis todavía viviendo en la ilusión, mientras resucitáis, porque la Inteligencia de la Luz, desde el momento en que se despliega realmente, primero sobre los vórtices, como sabéis, y después por todas partes, permite esto. Y diría incluso que esto es una estrategia de la Luz, para escapar al condicionamiento del tiempo, a las predicciones, a las profecías y a las maniobras perversas de los que resisten a la Luz. Era preciso que hubiera sorpresa, y los Ancianos han decidido eso con la Flota Marial. Es este el primer efecto sorpresa que no es el choque colectivo, sino que conduce a él, directamente.

Y no olvidéis que cuando resucitáis, cuando estáis liberados de la persona, de la historia, no lleváis nada con vosotros, excepto la Alegría y la Verdad que sois. Sin historia, ninguna adquisición de este mundo puede seros de utilidad alguna, y ya es el caso cuando morimos. Pero aquí, no es una muerte, es exactamente lo opuesto. Lo que muere es la ilusión y lo que permanece es la Verdad. Hasta ahora, cuando moría la persona no vivía la Verdad al morir, ella creía vivirla, pero se detenía en el regreso a la Luz, mediante luces manipuladoras, proyectadas, por hologramas como decís. Por eso se os dice que nunca os detengáis, que vayáis siempre más lejos, en todos los libros de los muertos, que no os dejéis seducir por las imágenes, por la visión, por lo que se presenta; es lo mismo para este cuerpo a partir de ahora. La Evidencia toma todo el espacio, y en la Evidencia no hay necesidad de ninguna visión, de ningún escenario, de ninguna historia, porque este mundo después de esta Evidencia, se ve por lo que es, como en general, una ilusión, una escena de teatro y nada más.

Entonces, ocupaos hoy de estar completa y plenamente vivos y estaréis cada vez menos de acuerdo con la vida de este mundo, y afortunadamente. De forma general, la totalidad de la humanidad está tan atrapada en los hábitos, en las certezas relacionadas con este mundo, incluso en las proyecciones espirituales que, ¿cómo queréis tomar conciencia de la Luz? En este mundo tenéis lo que se llama el “libre albedrío” que es lo opuesto a la “Libertad”, y sin embargo sobre él se apoyan todas las religiones y las filosofías también. Recordad que la Verdad no se puede decir. Puede ser transcrita, lo dije ayer, por poemas, por músicas. Solo podéis vivirla, no podéis concebirla, imaginarla. Concebir e imaginar, es ya alejarse.

Por tanto, el Alma, en el proceso de Resurrección, no está solamente girada hacia el Espíritu, está consumada. Y ese momento de la Resurrección se ha vuelto colectivo por una razón que es muy simple: es la Consumación del Alma, es, más o menos lo que podríamos llamar: “Consumación del Alma Colectiva”. Esta es la razón por la cual, toda la lógica matricial de la dualidad, del bien y del mal, de la acción y de la reacción no funciona ya normalmente. Hay anomalías por todas partes: en los pensamientos, en las relaciones, entre los países, a todos los niveles porque ninguna razón ni ninguna lógica, puede sostenerse ante la Evidencia. Por tanto, sí; cuando se vive la Resurrección, el Alma está girada y consumada a no ser que se haya disuelto antes si sois Liberados por la Onda de Vida, pero liberados de la persona, aunque estéis todavía inscritos en la historia de este mundo. Aquí es muy diferente en cuanto a los resultados, en cuanto a las percepciones, en cuanto a las posibilidades de esta Alegría y de este Amor.

…Silencio…

Y esta Alegría, esta Evidencia, esta liviandad, lo que reconocéis que no sabíais, está relacionada con el hecho de que el Alma no solo ha dado la vuelta, sino que además se consume en el Fuego del Amor, como explicaron las Estrellas. El Alma está tan atraída hacia la Luz, hacia Cristo, hacia el Amor, que no puede permanecer unida al cuerpo. Eso no significa que estéis en el astral o que rechacéis lo real, porque aquí no se trata de la mecánica de la persona, es la mecánica íntima del Alma que se vuelve hacia la Verdad y no hacia la experiencia dentro de este mundo.

Y, además, lo que fue llamado por los Ancianos a finales del año pasado, el “Cubo Metatrónico” que está situado en vuestra cabeza y unido al Corazón, si no llega al Corazón, se queda en la cabeza, y en ese momento, queráis o no, persistiréis para expresar todo desde el punto de vista de la dualidad, en el bien y en el mal, lo que no puede ser el caso para el que vive la Verdad que nada tiene que ver con el bien y el mal o con ningún elemento de este mundo. Ya no hay puntos de apoyo, de comparación o referencias.

…Silencio…


Continuemos.

Pregunta, Deseo realizar fusiones en Eternidad con usted cuando regrese a casa. ¿Hay algún protocolo especial para conectarme con usted?

Absolutamente ninguno. Tanto si habéis hecho una primera fusión conmigo aquí, como si no la habéis hecho nunca. De la misma forma que podéis realizar Teofanías con el Sol, con Hercóbulus, con María, podéis continuar realizándolas, pero si he empleado este término de “Fusión en la Eternidad” es que esto va más allá de la Supraconciencia, esto linda con el Absoluto, es así la Resurrección. Por tanto, no se requiere ningún protocolo, ninguna técnica, quédate inmóvil, los ojos cerrados, en silencio, lleva tu Conciencia al Corazón, lo sientas o no, piensa en algo sin pedir nada y yo estaré allí. Como sabéis (lo he dicho), estoy en ultra temporalidad. Insistí en hacer estas fusiones en la Eternidad sincrónicamente, porque la primera vez, las palabras que digo permiten abrir algunos fallos en la entrada de la Luz, pero una vez que se ha hecho una vez, tratad de hacerlo de nuevo. No olvidéis que os dije que estaba en vosotros y que no había diferencia entre todos vosotros y yo.

Decía a menudo, cuando estaba encarnado, que la única diferencia entre mis interlocutores y yo, era que yo sabía que era el Todo. Yo lo sabía porque lo vivía. Pero hoy podéis todos vivirlo; no hay privilegiados, ni más avanzados porque, como he dicho, no hay ningún prerrequisito; solo no poner delante vuestra persona, vuestras concepciones, vuestras creencias, vuestras esperanzas y todo lo que pertenece a este mundo, expresado por la persona, aunque sea una petición que podría considerarse como espiritual o luminosa. Y eso no puede funcionar así. Y veréis la diferencia, a medida que los días y las semanas transcurran, entre los que se quedan en su cabeza y los que han aceptado acoger esta Luz en el Corazón. Porque en un caso, cuando está en el Corazón, hay Evidencia cada vez más señalada y, en el otro caso, habrá una dualidad cada vez más marcada: la oposición entre el bien y el mal; e incluso, los que viven esta dualidad dirán que los que viven la Unidad no son verdaderos. Dejadlos hablar; no pueden hablar de lo que no conocen y no viven, si no, ni siquiera una vez, podrían expresar palabras duales, conductas duales, porque su conciencia no se habría vuelto a la pantalla del mundo, sino que vivirían la Eternidad y cuando se vive la Eternidad, el mundo se aleja.

Es fácil de ver y de entender. No es místico, no es Vibral, no es energético. Y los que estáis resucitados, lo veis también por vosotros y es lo que trato de aclarar durante las fusiones en la Eternidad que os he ofrecido. Simplemente, como he dicho, no puedo dirigiros, pero puedo mostrároslo por mi presencia en vosotros. Vais a verlo cada vez con más claridad tanto en vosotros como por todas partes, en la pantalla de este mundo, en todas las relaciones, en todos los intercambios. Es muy simple, más allá de toda energía y de todo discurso, ver si las palabras se vuelven hacia este mundo, hacia la dualidad, hacia el bien y el mal, o sobre la Verdad de vuestro Corazón. El discurso, la iluminación, la radiación, el estado de Conciencia, no es el mismo; es diametralmente opuesto. En un caso, es la dualidad inexorable de este mundo y de su ilusión; en el otro caso, es la Evidencia del Amor y, en la Evidencia del Amor, no se necesitan discursos, no se necesita discriminar, lo sabéis y lo vivís.

En este sentido, todos los Ancianos desde hace un año, os han dicho que guardéis eso bajo llave, es decir, que no habléis de vuestra Eternidad. Además, los que no quieren oírme, que no me escuchen y veréis en todas vuestras relaciones, sin hablar, simplemente por el sentimiento de vuestra Evidencia, si el que se relaciona con vosotros, está en la dualidad manifiesta o si vive lo mismo que vosotros, porque eso entraña modificaciones extremadamente importantes del pensamiento, de las emociones y de la misma persona que está en desaparición. Y eso va a volverse cada vez más evidente pero también, como podéis imaginar, cada vez más tenso entre los de una parte y otra, los que viven la Verdad desnuda y los que viven la verdad solo en su cabeza.

Pero no es cuestión de decir que es bueno o no es bueno, de condenar o de juzgar, sino de constatar la realidad de eso; cada uno es libre. Y hoy, desde el 14 de diciembre, vais a ver eso y lo percibís más y más claramente; y no podéis cambiar a los que duermen, de lo contrario, violaríais su libertad. En cuanto a todos los que están en los juegos espirituales de este mundo, dejadlos jugar, no saben lo que están haciendo; pero es su Asignación. Es así como ellos van a jugar en la dualidad. Y también hay hermanos y hermanas que viven esta Resurrección, pero que por razones del alma que está todavía residual en el proceso de consumación, lo llevarán naturalmente, porque es su libertad, a elegir la materia; ellos han vivido la Luz, pero la elección es clara, necesitan experiencias, no necesariamente en mundos duales, sino en mundos de baja densidad y es su libertad. Lo importante, es resucitar, es el Juramento y la Promesa que será colectivo en el momento del Evento y cada uno verá claramente las elecciones de su Conciencia que no son las elecciones de su persona o de su ego, porque la Conciencia hoy, se posiciona espontáneamente, sola, ya esté en el Corazón o en la cabeza. Y no hablo aquí de percepciones, de energía o de vibraciones, sino simplemente del comportamiento, de lo que vosotros expresáis en todas las circunstancias. ¿Está todo impregnado de dualidad o todo se vive en la Verdad de la Unidad?

Y ahí, no podéis equivocaros, al contrario que con las palabras, con los discursos. Hay Evidencia o no. Y si el otro no vive esta Evidencia, todo lo que emana de él hoy, diría que es ciertamente lo opuesto a la Luz, mientras habla de Luz, mientras se cree Luz, especialmente al criticar a otros, es decir, excluir, juzgar, ver solo lo que llaman: bien y mal, solo lo que está sucediendo en la pantalla del mundo, pero no en la pantalla de la Conciencia, de la Supraconciencia y, todavía menos, en el Absoluto. Obviamente, los resultados no son los mismos, a corto plazo y al final. En un caso, hay Paz, Serenidad, Alegría y esta Evidencia que no necesita ningún discurso, ninguna justificación, ni ninguna crítica de quien sea, incluso en relación con uno mismo, sino simplemente una lucidez. Y, luego, los que, por el contrario, han permanecido en la cabeza y van a desarrollar enormemente la comprensión de este mundo, pero que nunca van a vivir la Verdad; es una cuestión de dónde está girada la Conciencia, nada más.

Mientras no seáis capaces de decir en cualquier circunstancia “Padre, perdónalos, no saben lo que hacen”, es decir, no oponeros, os quedaréis en la dualidad, sobre todo al nivel espiritual de los conceptos, de las vibraciones, de las energías, pero eso forma parte de la libertad de cada uno. Esto se ha dicho siempre, que existían: la Ley de la acción-reacción, lo que se llama el “libre albedrío” y la Ley del Amor que es la Ley de la Gracia y ahora, de la Evidencia. No son conceptos, no son ideas, es una experiencia vivida que no os puede engañar porque las palabras que empleéis incluso con fluidez, sean las que sean las palabras que se utilicen, son el reflejo exacto del emplazamiento de vuestra Conciencia.

Cuando se vive la Evidencia, no podéis ni medir, ni juzgar, ni ver incluso el bien y el mal, sabéis que existe, lo veis todos los días y cada día más y más, pero no sirve de nada apoyarse donde se hace el mal, porque reforzáis el mal. Id donde todo es liviano, donde no hay más preguntas ni dudas, y eso no lo decidís como persona, es la Evidencia la que está ahí. Mientras el Evento no haya tenido lugar, no haya llegado, esta guerra de todos contra todos explotará cada vez más abiertamente; lo veréis en las religiones, en los países, en las familias, en los grupos sociales, en los grupos profesionales, donde cada uno defiende su capilla, pero cuando estáis en la Evidencia, no tenéis ninguna capilla, sois libres, porque vivís realmente que este mundo es solamente una ilusión, una escena de teatro, sacos de carne que aparecen y desaparecen. Vosotros nunca os habéis movido, nunca habéis nacido, nunca habéis muerto, ahora lo veréis.

…Silencio…

No dudéis en interrumpir entre las preguntas, en mis silencios, si hay necesidad. Os he dicho que es un intercambio, pero de momento soy yo quien habla.

Pregunta: Tengo otra pregunta. Me siento angustiada desde esta mañana, cuando sentí una Plenitud en mí, desde anoche, ¿Por qué esta contradicción?

No es una contradicción. La Plenitud interior depende de la Evidencia, de la Eternidad. En la Eternidad no hay ninguna angustia. Pero como sabes, esta Evidencia viene a iluminar, no para explicar, sino justamente para erradicar. Por tanto, no te inquietes y no te preguntes por eso, salvo si eso dura, y conténtate con estar en tu Corazón y deja que salga esta angustia; saldrá ella sola. No es una angustia relacionada con la Eternidad, por supuesto, esta angustia puede tener innumerables causas, porque el despliegue total de la Luz, tanto individual como colectivamente, no puede acomodarse a ningún elemento de la persona. Por tanto, deja que se desarrolle; tú tienes simplemente…, el problema no es saber por qué; es la persona la que plantea la pregunta. La única problemática es dirigir tu Conciencia al Corazón. La angustia está ahí, pero no lleves sobre ella tu atención, redirecciona todo al Corazón y verifica el efecto transmutatorio. Pero, por otro lado, sabéis muy bien que existen los últimos fragmentos de comportamientos, de costumbres, vinculadas a este cuerpo, a vuestra vida, que deben también evacuarse; la Inteligencia de la Luz es la que lo hace.

Así que ten cuidado y no llames angustia simplemente a una zona que está anudada, por ejemplo, la garganta o el vientre. Además, hay una gran diferencia, porque a partir del momento en que la Evidencia está ahí, aunque haya una manifestación intensa a nivel psíquico, a nivel corporal, sabéis que no sois vosotros sino vuestro mental, lo que quiere decir que no sois vuestro mental, aunque os moleste, y hasta ahora, erais vuestro mental. El Comendador ha luchado largo tiempo con vosotros en relación a esto.

Como veis, hoy el problema no está ya a ese nivel, porque incluso el que está en la dualidad, es capaz de ver su propio mental. Y así, a ese nivel la ilusión de ser el cuerpo mental, no existe ya o cada vez menos. Y cuanto más se refuerce la Evidencia, menos podrá manifestarse u obstaculizar lo que pertenece a la ilusión. Pero en la fase de purificación, de consumación del alma, es obvio que los elementos residuales que he llamado costumbres, comportamientos vinculados también a veces al Alma, se evacúan también.

Los requerimientos de la Luz, las llamadas de la Luz, la fusiones en la Eternidad, son ayudas que os permiten ver precisamente la diferencia, como lo expresas, entre la Plenitud y la angustia. Eso no significa que estés angustiada, sino que sientes una angustia corporal o psíquica. Pero, como he dicho, desde el momento en que tú has sentido la Evidencia, entonces puedes volver allí sola, todo depende de lo que tú mires y de si te preguntas “¿por qué esta angustia?” porque alimentas esa angustia. Mientras que, si miras tu corazón sin pedir nada, alimentarás el Corazón. Te incumbe a ti saber lo que quieres alimentar, a lo que quieres prestar atención y a lo que das crédito y verdad.

Pero, cada manifestación de lo efímero: angustia u otra cosa, no es más que la ocasión para volver a situaros en la Evidencia, en el Corazón del Corazón. Y después, sabéis todos que, a pesar de la Resurrección, cualquiera que sea su rastro, se puede decir que este mundo está todavía aquí, tenéis que tratar con él, lidiar con él, pero mantened la Conciencia en el Corazón, en la Evidencia.

Pregunta: Precisamente, los efectos de este mundo… La digestión durante las olas de Luz, durante las fusiones en la Eternidad, ¿ralentiza sus acciones?, ¿es un trastorno para la Eternidad?

Sí; las modificaciones de la persona, de su comportamiento, de su psicología al nivel del saco de carne, toman muchos aspectos diferentes, no hablo de interfaz Vibral, sino que hablo más bien de lo que llamáis funciones fisiológicas. Os hablamos ya, de las modificaciones del hambre, de la sed, del sueño, pero del estado de “pre-estasis” que vivís en ciertos momentos, es evidente que las funciones fisiológicas, en su conjunto, están llamadas a ralentizarse. Por tanto, es posible, que más allá de toda iluminación, haya momentos en que el cuerpo pueda tener frío, en que la digestión se ralentice, en que el cuerpo puede volverse más pesado, más denso, dándoos la impresión de estar derrengado, de estar molido a golpes, pero la Evidencia permanece. En esos momentos, que sentís la presión en el Corazón, seguid adelante, aliviaos por la Evidencia, sin pedir nada; es siempre lo mismo.

…Silencio…

Pregunta y testimonio: A propósito del Silencio, nos dijo antes, “vais a vivir el Silencio durante mi presencia” y tengo la impresión, de momento, de ver desfilar sus palabras como sobre una pantalla, sin agarrarme a ello verdaderamente y luego estoy tranquila, ¿acaso es esto el silencio?

Es también un silencio porque vosotros no estáis cavilando sobre mis palabras; como dices, las absorbes, más allá del sentido de las palabras, se imprimen porque las ves cómo están escritas; lo dices tú misma. Y la Verdad hace su trabajo llevada por mis palabras, pero más allá de las palabras porque ellas se realizan como las describes.

Pregunta: Otra cosa más a propósito del silencio. Cuando quiero estar en silencio, ¿es una voluntad de estar en silencio?

En absoluto. Mientras no hayáis resucitado, es de la voluntad, pero en cuanto hay la menor experiencia de Resurrección, al principio tendréis un silencio que puede instalarse, que podéis decidir la tensión sin voluntad. La tensión no es voluntad, porque la tensión sobre el Silencio, está acompañada al mismo tiempo por una Conciencia que colocáis en el Corazón. Por tanto, en ese momento, ¿dónde está la voluntad? La voluntad es pensar, pedir, exigir algo. Aquí, el Silencio, no se pide; él se instala desde el instante en que la Evidencia está presente en el pecho, en el momento o en la forma del estado anterior, del que os he hablado, aunque solo haya sido una vez.


¿Veis la diferencia? O bien el silencio proviene de la persona y existe la voluntad, o el Silencio despliega su majestad, aunque haya palabras: es por lo que he utilizado las palabras: “Silencio”, “inmovilidad del cuerpo y de la Conciencia”, lo que permite acoger, lo que permite la instalación de la Evidencia de la Luz y del Amor.

…Silencio…

…Sí, es un sentir como la Evidencia.

Exactamente, de hecho la Evidencia es Silencio, es inmovilidad y por supuesto es la Verdad, que es reconocida y entonces es conocida, y que ha llegado hasta vosotros porque se ha abandonado a la persona, se ha aceptado el sacrificio. No es para nada la misma cosa que antes, por ejemplo, de trabajar con el yoga de la Unidad para activar unos cuerpos, ahí por supuesto utilizabais la voluntad, afortunadamente. Pero ahora ya no estamos, unos y otros, en el mismo estado. Ya no tenéis, sea cual sea vuestro posicionamiento, la misma conciencia, digamos que global, que hace unos años. Lo que está ocurriendo es profundamente diferente y sobre todo desconocido. No tenéis ningún punto de apoyo en el pasado, pero esto no os impide comparar, sopesar, no para juzgaros, sino para ver claramente las cosas, con lucidez, con Evidencia.

…Una hermana le da las gracias por hablar fuerte, porque ella no oye muy bien, así que le oye muy bien.

Pero recuerda que mis palabras son efectivamente oídas por el oído, pero antes por el Corazón, más allá pues de los órganos de los sentidos. De hecho, incluso podéis escucharme en unos vídeos que se grabaron cuando estaba encarnado, aunque no entendáis las palabras de mi idioma de origen, tendréis, sobre todo hoy, los efectos en el Corazón, aunque no entendáis nada. Porque lo importante no es la comprensión de mis palabras, no son los conceptos, son unas palabras que transportan la Verdad desde donde estoy, es decir en cada uno de vosotros, en el Absoluto y por todas partes, y en todas las direcciones.

…No hay más preguntas escritas.

Entonces pasemos a las otras, a las orales, a los testimonios también, a lo que tal vez tengáis ganas de decir, aprovechadlo.

Testimonio: cuando me pongo en el Centro, oigo el sonido del universo que hace resonar y bailar, y chispear, todas mis células, en ese momento siento unas lágrimas en mis ojos y siento un estado de plenitud, de paz de inmovilidad sin una alegría particular.

Esto corresponde al Silencio, tú misma lo dijiste, en este Silencio efectivamente, vas a oír diferentes tipos de sonidos. Uno de estos sonidos es el centelleo cristalino, que es previo al Coro de los Ángeles, pero esto lo percibiréis en el momento del evento, en cambio podéis efectivamente oír lo que llamáis el canto del universo, que no es nada más que la exultación del alma que reencuentra el Espíritu, y ahí efectivamente, mucho más que la alegría manifestada por fuera, simplemente hay esta Plenitud, esta Evidencia y este Silencio. Pero es equivalente, de hecho es por esto que empleamos las palabras: serenidad, Alegría, Plenitud, Evidencia. Sólo es una de las facetas vivible en este mundo, de tu Corazón de Eternidad, del Tetraquishexaedro.

Pero efectivamente esta noción de silencio, de inmovilidad en el Corazón del Corazón es tal vez, diría yo, la condición previa para vivir esta Evidencia en totalidad. Es una Felicidad, cuando se habla de Felicidad, os recuerdo que no tiene nada que ver con una felicidad manifestada. Es un estado, diría yo, de júbilo interior donde el Amor es realmente vivido, este Amor desconocido que sólo podéis reconocer, pero que no podéis conocer con la persona, digáis lo que digáis. Porque esta Evidencia, cuando se instala de modo suficientemente amplio, constatáis que nada de este mundo donde estáis, puede representar el menor obstáculo, la menor molestia.

En resumen, no podéis ser la Evidencia y al mismo tiempo la persona con su historia, es tan simple como esto. O bien la mirada se gira cada vez más hacia esta Felicidad o esta Evidencia, o este Júbilo o este Silencio, o bien estáis girados hacia la contemplación de este mundo y sus caprichos, y defendéis, que lo queráis o no, los intereses de este mundo. En la Evidencia no hay ningún interés que defender, justamente porque es evidente, y es justamente esto lo que remueve, sin quererlo, cualquier interés en la ilusión de este mundo.

Pero efectivamente lo que pasa, lo que describes, las lágrimas, la impresión de bailar incluso en la inmovilidad, es totalmente esto. Todo es ligero en el Amor. Sólo el ser humano lo toma como algo serio. De hecho, me parece que la Estrella Teresa os habló de la Pequeña Vía, de la vía de la Infancia, de la Inocencia en repetidas veces, veis bien que los que están en la dualidad, aunque hablen de Corazón, no están en absoluto en esta vía de la Infancia. Y vais a verlo cada vez más, fue anunciado, no es una predicción o una profecía, era la evidencia de la confrontación entre los que se agarran a la historia, el bien y el mal, y los que se han liberado de esto; no porque no quieren verlo, sino que porque lo han trascendido por la Evidencia de su Corazón, mientras que los demás hermanos y hermanas, antes del momento colectivo y del evento, ellos no pueden vivirlo. Así que están necesariamente en oposición, en confrontación, en guerra, porque es insoportable para el orgullo espiritual, el ver que los que están en el orgullo, hablan sin parar del Corazón, mientras que los que no hablan de eso, lo viven. Ellos no necesitan ninguna justificación, no necesitan nada de este mundo para vivirlo. Se sirven de su persona, lo que queda, para obrar en este mundo, pero no para el Espíritu, no para la Luz, no para el Amor, no lo confundáis todo.

Y de hecho habéis visto cómo acabó el primero que dijo: «soy la Vía, la Verdad y la Vida», era intolerable para los sacerdotes, para los poseedores de la razón. El Amor no conoce ninguna razón, ninguna lógica, es el Todo, no necesita vuestros conceptos humanos, vuestros juicios humanos, vuestras clasificaciones humanas, una historia, una persona, es libre. Mientras que, el que vive una espiritualidad en la cabeza siempre va a referirse a la historia, a este mundo, al bien y al mal, no hay otras alternativas ya que él no vive la Evidencia. Cuando vivís la Evidencia lo constatáis, aparte de expresar esta Evidencia, todo lo demás sólo es Silencio a nivel espiritual, sea cual sea vuestra vida, que seáis barrendero o empresario. No cambia nada y esto, vais a verlo, vais a vivirlo cada vez más crudamente, es normal, es lógico en este caso aquí, porque la lógica del Amor no tiene nada que ver con la lógica humana. Esta Verdad del Amor no tiene nada que ver con ningún amor que hayáis podido vivir en este mundo, salvo si os habéis casado con Cristo y hasta ahora, no erais muchos, ¿no es así?

Las cosas han cambiado radicalmente, lo constatáis cada día a través de los que se oponen y los que lo viven. Y cuando digo que se oponen, simplemente es que no quieren y no pueden hacer el sacrificio de su persona, pero la Luz está ahí, y ella no puede establecerse en el Corazón porque hay una persona, entonces se queda en la cabeza y ahí todas las quimeras, todas las desviaciones del orgullo espiritual se manifiestan, las veis. De hecho, los que están en la cabeza van a decir que los que están en el Corazón: no es verdad. Lo veréis cada vez más, sed firmes en la Verdad y en la Evidencia, y nada de esto puede afectaros, ni debe siquiera desviaros de lo que sois, que sea dentro de vuestra familia, o donde sea.

No estáis allí para agradar a nadie, estáis allí para ser verdaderos, pues mala suerte si a ellos no les gusta. Cristo lo dijo: «dejad que los muertos entierren a los muertos». Se llama también el respeto de la libertad de cada uno, porque cuando vivís la Evidencia no hay nada que defender, no hay nada que probar, no hay nada que demostrar, lo sabéis, lo vivís; no necesitáis ningún concepto, no necesitáis ninguna palabra, no necesitáis ninguna demostración, no necesitáis probar nada a nadie, ni siquiera decirlo. Vuestra Presencia, vuestra simple Presencia en esta Evidencia o en esta Paz, o en esta Alegría, o en este Júbilo o en este Éxtasis, es lo mismo, es grandemente y ampliamente suficiente. De qué queréis hablar con un hermano o con una hermana que no vive la resurrección, vais a enfadarle, ya está enfadado él solito. Todos los que fueron abiertos por la vibración y que no hayan bajado al Corazón, tarde o temprano tendrán que verlo, y lo verán. No os preocupéis, y ahí ellos se golpearán el pecho por haber actuado desde la cabeza, en lugar de estar en la Verdad del Corazón. ¡Lo veis bien, cuando habéis resucitado, ¿no?!

Entonces sed verdaderos, sed humildes e id hacia lo más evidente, ahí donde sea lo más fácil, ganaréis en ligereza, ganaréis en intensidad de vuestra resurrección, en intensidad de Alegría, de Paz, de Silencio. Será todo lo contrario si entráis en reacción, y es exactamente lo contrario que observáis durante este período antes del Evento, entre los hermanos y las hermanas que han descubierto su alma a través de la vibración, pero por una razón que forma parte de su libertad, no fueron capaces de vivir el abandono y el sacrificio, es tan simple como esto. No hay nada que juzgar, sólo hay que constatar. Lo dije durante mi primera sesión, el Comendador decía el miedo o el Amor, yo diría hoy: la Evidencia del Amor o todo lo demás. Y cuando hay Evidencia del Amor, todo lo demás es trascendido, magnificado, todos los elementos de dualidad, de necesidad de juzgar, de necesidad de mirar este mundo, de mirar el otro, de no parar de proyectar, y ahí, la proyección es verdaderamente psicológica, es una desviación.

Al que vive la Verdad le da igual las entidades, incluso las más prestigiosas, él no se ha parado en el camino, ha finalizado, él es el Amor. Siendo Amor sólo ve Amor, si él ve otra cosa que el Amor, quiere decir que miente. Lo sabéis los que vivís esta resurrección, no puede ser de otra manera.

Dicho de otra manera hoy, o bien os inclináis cada vez más hacia la Eternidad y la persona se va, o lo contrario. Si la persona se refuerza, sea cual sea la razón, antes del Evento sólo habrá dualidad, celos, envidia, calumnia, manipulación a través de las palabras, malas expresiones e imposibilidad de silencio.

Cuando vivís la Evidencia, sea cual sea el estrato de esta resurrección, sabéis pertinentemente que no podéis mentir más, podéis equivocaros como todo el mundo, podéis cometer un error de apreciación, pero nunca, nunca, nunca, podéis criticar a alguien o expresar la menor dualidad, si no esto demuestra que no vivís la Evidencia, que no vivís que el mundo en su totalidad, aquí y en cualquier parte, estaba en vosotros, así que os estáis contando historias. En la Verdad, no hay ninguna historia, está allí o no, y no se apoya en ninguna justificación, en ninguna reflexión, en ningún juicio.

Esto lo veis muy bien a vuestro alrededor, por supuesto no aquí, sino con vuestras familias, con los amigos, con los hijos, con los padres, con los colegas de trabajo, si trabajáis. Está omnipresente, no es por nada que todos los Ancianos lo llamaron la guerra de todos contra todos. Después de que yo haya dicho hace meses: «todos para Uno, Uno para todos». Pero es exactamente la misma cosa, el que vive la Unidad ya no es una persona que vive la resurrección, él es uno para todos, y todos los que están en este estado de resurrección, en la real vivencia de esto, son todos para Uno. Mientras que todos los que tienen la Luz en la cabeza, hacen la guerra y están en guerra ante todo con ellos mismos, aunque afirmen lo contrario. ¡Porque lo repito una última vez, cuándo estáis en la Evidencia, es evidente! Parece simplista pero cuando es evidente, qué necesidad hay de polemizar, de justificar, de demostrar, no. Permanecéis en el Silencio, no únicamente el silencio de las palabras, es el Silencio del Espíritu, no necesitáis movilizar nada.

Pregunta de una hermana: hace un rato usted habló de centelleo cristalino, cuando me conecto al Corazón, oigo este centelleo cristalino, por encima de mí hace como una bóveda, creía que era el Coro de los Ángeles, pero si lo he entendido bien sólo es algo previo.

El Coro de los Ángeles, es muy simple, si está ahí caes fulminada y lloras, no puedes hacer otra cosa. Es por esto que estáis —según las concepciones sutiles, en el hinduismo, en la Ayurveda, se habla de 7 estratos, de 7 sonidos —que estáis ahora entre el 6º y el 7º, que es el último, que es el Coro de los Ángeles. ¡El Coro de los Ángeles no es un centelleo, es el Coro de los Ángeles! Y ahí sólo puedes llorar, rendir gracia y ser fulminada de Amor. El centelleo está presente cuando estás alineada, cuando hay unas llamadas al orden de la Luz y cuando la Felicidad y la Evidencia están muy presentes.

...Sí.

No te preocupes, cuando el Coro de los Ángeles esté allí, lo sabrás rápidamente, tus ojos se inundarán de lágrimas y no podrás hacer otra cosa que tumbarte. En el guión original se habló de las trompetas, que precedían la llamada de María durante 72 horas, pues no podrá ser 72 horas con el Coro de los Ángeles. De la misma manera que las llamadas al orden de la Luz, las llamadas de la Luz son cada vez más frecuentes, cada vez más intensas, cada vez más largas, constataréis, llegado el momento, la misma cosa a nivel de los sonidos. De momento, sólo podéis apreciar el volumen de este centelleo cristalino, estáis a nivel del 6º sub-plano, justo antes del Coro de los Ángeles. Pues con el Coro de los Ángeles no podríais estar allí, ni oírme, esta vez estaríais sumergidos en un éxtasis total, donde el cuerpo pesaría mil toneladas, un poco como lo vivía Ma Ananda.

…Muchas gracias. En relación al testimonio de hace un rato, olvidé mencionar algo importante. Cuando oigo el canto del universo y siento las células que bailan, es como si me sintiera conectada a todo el universo y como si flotara, y que mi cuerpo llenara todo el universo.

Es la vivencia consciente y lúcida de la Infinita Presencia en este mundo, y esto señala por supuesto que la Evidencia está ahí, y cada vez más presente.

Testimonio: esta mañana me desperté hacia las 5 de la mañana, oyendo en mis oídos como un canto muy bello pero muy lejano, me levanté porque creía que una hermana en las habitaciones de al lado, había puesto música, y me di cuenta que venía de dentro de mis oídos, pero no pude subir el sonido.

Va a acercarse, tomará, como decía nuestra hermana, todo el espacio, va a invadirlo todo. De la misma manera que tu conciencia, o tu cuerpo, va a tomar todo el espacio, todos los espacios, todas las dimensiones. Es algo muy vasto e infinito, y perfectamente descrito por todos los que salen de su cuerpo y se bañan en el sol.

…Gracias.

Un testimonio: a veces por la noche me despierto con la sonrisa en los labios, y la noche anterior, me desperté con la sonrisa en los labios, y cuando me di la vuelta, me encontré cara a cara con mi rostro con la sonrisa en los labios.

Pues tu conciencia no estaba en el cuerpo físico, estaba en tu cuerpo de Eternidad que, aprovechando el sueño, como dije, acordaos, el cuerpo de Eternidad dobla el cuerpo físico. Hace unos años, algunos de vosotros que fueron Liberados Vivientes podían ver su cuerpo de Eternidad sentado al lado de ellos, enfrente de ellos, en el sol, pero aquí durante el sueño, hay un relajamiento del cuerpo de Eternidad en relación al cuerpo de carne, y como tú misma dices, te diste la vuelta y te viste, pero no son tus ojos de carne que te vieron. Son los potenciales espirituales de tu cuerpo de Eternidad que estaba al lado tuyo, porque por la noche, aunque todavía estéis ligados en cierto modo a este cuerpo físico, hay a pesar de todo una cierta elasticidad. Lo más sorprendente sería de darte la vuelta y ver con tus ojos de carne el cuerpo de Eternidad. Es la segunda faceta de la experiencia, que es posible, pero en todo caso sorprende, ¿no es así?

...Sí

Por supuesto, pensáis estar dentro de vuestro cuerpo, os dais la vuelta y veis vuestro cuerpo. No es una ilusión, es decir que tu Conciencia Una, durante el sueño para ti, es capaz de dormir en el cuerpo de Eternidad que está al lado, a veces encima, y a veces debajo, pero si está debajo vais a tener dificultad para percibir el cuerpo de Eternidad. Pero encima o al lado, no hay ningún problema.

…¿Y por qué esta sonrisa por la noche?

¿Y por qué no? ¿La Alegría es una gran sonrisa, no? Mira todos mis encuentros cuando estaba encarnado, siempre tenía una pequeña sonrisa, no era ni irónico ni burlón. Simplemente estaba ligado a la Alegría que vivía de compartir, de intercambiar, de estar allí.

…Gracias

Testimonio: más me descuelgo de la conciencia y estoy en la nada, en el vacío, más unos lazos muy fuertes me aprietan los tobillos.

Es normal, es aquí donde las cosas pasan. Imaginaos si hoy, resucitados, estos lazos entre el efímero y el Eterno estuvieran rotos, pues ya no habría nadie aquí entre los resucitados.

Qué es lo que se dijo: Os necesitamos para el Evento justamente, después hacéis lo que queráis, no es asunto de nadie. Pero de momento hay un proceso colectivo, es por esto que incluso, creo que fue explicado hace años, los que viajaban en este cuerpo de Eternidad, pues hoy está más bien limitado. Porque esto tiene que vivirse en la carne, a través de la carne.

Cuanto más esta Felicidad, esta Evidencia crezca, más habrá que estar presente, incluso en la desaparición, es decir no en otra parte que en este cuerpo, aunque, como dije antes, por la noche, haya una forma de relajamiento. Pero el lazo existe, no solamente por los lazos en los tobillos, sino también en el proceso de resolución de los diferentes fragmentos de la conciencia a nivel del Corazón. Hasta el Evento, que estéis aquí en la Tierra, que estéis en los planos intermediarios, como los Ancianos, los Arcángeles, las Estrellas, pues estáis descansando, preparándoos, como vosotros, en un ante-estasis o en una pre-estasis, llamadlo como queráis.

Todos los que están en resurrección deben permanecer en la Tierra, es fundamental, no para vosotros, sino para vuestro Corazón, que alberga el mundo entero. El espacio de resolución, de superposición de este a solas, ocurre en la Tierra, la libertad es interior, pero pasado el Evento la libertad es total, porque después del Evento, para los que viven la resurrección antes del Evento, no quedará ningún vínculo tangible con la historia y con el cuerpo físico. Pero hasta ese momento, esto ocurre aquí en este cuerpo, en este mundo, en esta confusión, y en la Felicidad que vivís.

…Esto no parece que le haga mucha gracia a nuestra hermana.

¿Cómo? Si no le hace gracia, pues de alguna manera hay un intento de fuga, hablo en serio. Hay que asumir hasta el final, y te tranquilizo, cuanto más asumas, más la Alegría será grande y menos tendrás ganas de huir. Ahí también enfocaos únicamente en esto, sobre todo que hoy si estáis en resurrección, no tenéis que huir de nada. Aunque haya, no una espera, sino ahora diría que una impaciencia porque sabéis que está ahí, lo vivís, pero no olvides que si estás en silencio, ya no puede existir la menor impaciencia, ya que sales del tiempo en la Evidencia del Amor. Entonces, ¡que pases tu tiempo así! Dije justo antes, no puede haber… os necesitamos a vosotros, todos los resucitados y todos los que resuciten antes del Evento. No es para huir del mundo, o ir a una cueva o dejar este mundo, al contrario, de momento es aquí donde ocurre, allí donde estáis. Te diría si esto puede satisfacerte, que la meta está delante de ti así que, o bien te paras o bien aceleras, pero no puedes dar media vuelta, ni evitar la meta, te toca elegir.

Testimonio: Hace unos días me acosté en un sentido y sin estar dormida, de repente me sentí invertida, lo sentía físicamente, así que encendí la luz para ver en qué sentido estaba.

¿Y entonces?

…Estaba bien en el sentido en el cual me había acostado, no me había movido.

Pues, tal vez es el cuerpo de Eternidad que no dormía al lado tuyo sino que al revés, depende de los olores, porque si tenías la cabeza a nivel de tus pies físicos, (risas)… hay un sentido que no es el olfato, no lo digo por nada. A nivel del cuerpo de Eternidad tenéis unos captadores que no son sensoriales sino vibratorios, y en ese momento si tenéis el cuerpo de Eternidad en el otro sentido, mientras que el cuerpo físico está en el sentido contrario, más o menos tenéis la cabeza de Eternidad en los pies, en este caso, habría habido una percepción particular. Es independiente de estar limpio o no limpio, simplemente es que lo que nombráis aquí en la Tierra el olfato, se experimenta también a nivel de las Estrellas y en vuestra Conciencia. No es una cuestión de mal olor, sino simplemente de percepción diferente, por la energía y la vibración.

Acordaos de lo que os decía: tenéis unos triángulos en el cuerpo de Eternidad en lugar de los pies y en lugar de las manos, dije que estas extremidades eran también unos captadores sensoriales. De la misma manera que si acercáis vuestra mano de vuestra nariz, vais a sentir lo que habéis tocado, si habéis tocado Tierra, vuestras manos van a sentir la Tierra, ahí a nivel sutil, es exactamente la misma cosa. Pues, independientemente de la realidad o no, de la inversión de los dos cuerpos, esto traduce sobre todo la pérdida de la referencia temporo-espacial de la percepción del cuerpo de carne, que estéis en el cuerpo de Eternidad o no. La diferencia, acabo de decirlo, es a nivel del olor, si es tu Conciencia que se ha girado, y tienes la impresión de que tu cabeza vive en tus pies sin que haya el cuerpo de Eternidad, allí no hay ninguna información vibratoria correspondiente a un olor. En tu caso es lo que te despertó, ¿es lo que ella dijo?

…Yo no dormía.

Si no dormías, sólo es la Conciencia Desnuda que se ha desplazado. Y en la Conciencia Desnuda, efectivamente no hay ningún olor, a la diferencia del cuerpo de Eternidad. Pero no tengo ningún medio de contestarte, son simplemente las hipótesis que puedo proponerte. De la misma manera que cuando hay, lo que nombráis, creo, una salida fuera del cuerpo, a veces tenéis la impresión de girar en el interior de vosotros mismos, ¡simplemente abrís la puerta! Pero en general para el cuerpo de Eternidad, sobre todo si dormís por la noche podéis sentirlo, dándoos la vuelta como una hermana señaló hace un rato, o también vivir esta expansión particular dentro de vuestro sueño, y os despierta con una sonrisa, o unas vibraciones, o incluso una presencia.

Recordad que al estar el cuerpo de Eternidad ahí, sean cuales sean las presencias posibles por la noche, que sean luminosas u opuestas a la Luz, no corréis ningún peligro, nada puede penetraros que ya no esté en vosotros. Sois invulnerables, para todos los planos intermediarios, para todos los planos opuestos a la Luz, ellos tampoco pueden hacer nada, porque los veis como en el cine, son unas ilusiones, a partir del momento en que viváis la Verdad.

Testimonio: desde el principio, me he dormido un poco, hay ruido en mis oídos.

Pues los ruidos efectivamente, los silbidos, los sonidos del alma, los sonidos del Espíritu, están cada vez más presentes ya que acompañan vuestra resurrección y prepara al Evento con el Coro de los Ángeles y las Trompetas. Y pronto, después del Evento, que tengáis o no un cuerpo de carne, que estéis aquí o en otra parte, oiréis otra cosa que lo que pueden decir las palabras, porque oiréis la Verdad y no oiréis ningún discurso. De hecho, la comunicación en la Eternidad, pasa por las vibraciones, por la energía, por la Luz, y no por los sentidos tal y como nosotros los conocemos cuando estamos encarnados, éstos no existen.

…Los sonidos son fluctuantes.

Siempre fueron fluctuantes simplemente que están aumentando, aunque disminuyen en otros momentos, la frecuencia también es más elevada, es por esto que hablamos de este centelleo cristalino, es la antecámara en cierto modo del Coro de los Ángeles. Pero el Coro de los Ángeles, una vez más, no podéis equivocaros porque si dura más de unos minutos, caéis fulminado de Alegría y con lágrimas de Alegría. No es una visión mental, realmente ocurre así.

De hecho, una de las Estrellas, que ha compuesto mucho, os ha dejado alguna música: Hildegarde. Cómo se llamaba: los cantos del Éxtasis, del Samadhi, de Shantinilaya, es esto lo que ella transcribió, no hay nada más próximo, salvo ciertos instrumentos tradicionales que se acercan a este sonido justo, al Coro de los Ángeles.

Si hacéis resonar un instrumento, la música de Hildegard, hoy vais a ver lo que vais a percibir, no sólo será melodioso, agradable a oír, sino que vibrará directamente en vuestro Corazón, en la Evidencia, aunque la conozcáis, escuchar hoy no es la escucha… el resultado no será el mismo que lo que habéis escuchado hace incluso 6 meses, o un año o dos años.

Testimonio: más raramente que el sonido de las trompetas, a veces oigo los sonidos de unos violines, como varios violines que tocan juntos.

El sonido de los violines quiere decir que abriste la puerta del Coro de los Ángeles, no sólo escuchas el centelleo a través de la puerta porque los violines, los miles de violines que tocan juntos, es efectivamente uno de los componentes del Coro de los Ángeles. Los Coros de Ángeles, podría ser como unas voces de unos niños, de una coral de niños cuyo único instrumento que acompaña, en todo caso que vosotros podáis imaginar, es el violín. Pues lo que nos dice nuestra hermana, es que efectivamente está en la puerta, casi está ahí.

…Oigo también unos coros de niños…

Sí, pero de momento es lejano, todavía no has llorado ni te has quedado fulminada.

…No, pero en un estado de Alegría inmensa.

Eso es, pero va a acercarse y ser constante.

…Gracias.

Testimonio: He oído, hace por lo menos 25 años, en unas condiciones particulares que eran dolorosas para mí, el Coro de los Ángeles, después me acosté y me dormí instantáneamente. El problema doloroso que tenía, la mañana siguiente estaba arreglado, ¿era verdaderamente el Coro de los Ángeles?

Es totalmente posible desde siempre, y en particular en los momentos a veces extremos de sufrimiento, de dolor, de pérdida, hay en ese momento una forma de resiliencia de la vida, que os eleva hasta el Coro de los Ángeles, es totalmente posible. Pero oír el Coro de los Ángeles hoy, no tiene nada que ver con la experiencia de hace 25 años. Pero sí, son unas experiencias que eran posibles, desde siempre, ya que de hecho en los escritos ayurvédicos, se habla de ello.

…Gracias

…Nos quedan unos minutos antes de la pausa.

Entonces pasémoslos en silencio, como vuelvo después.

…Silencio…

Eh bien Bidi va a dejar que descanséis, y os digo hasta luego para la 10ª sesión.

…Gracias

Gracias a vosotros.


***

A través de JL
Traducción equipo de traductores

***

Les Transformations, Wordpress -
Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.




Bodas Celestiales - Madre Universal


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Madreuniversalblogspotcomco/


No hay comentarios:

ENTRADAS DESTACADAS

EL CONJUNTO DE INTERVINIENTES. 8 de diciembre de 2018.

Link audio en francés con traducción simultánea al español EL CONJUNTO DE INTERVINIENTES. 8 de diciembre de 2018 Bienamad...

ENTRADAS POPULARES