BIDI - Sri Nisargadatta 5 - 4 Julio 2018 - Completo. ¡Compartir!!!



BIDI - Sri Nisargadatta 5 - 4 Julio 2018

Bidi te saluda con La Paz en el corazón y la verdad del amor.

Desde el instante, en que percibe claramente que usted no es ni ese cuerpo, ni ese personaje, ni esa historia en las circunstancias actuales de la Tierra, usted está libre, incluso si le parece que ha perdido lo que ha vivido.

Esto está inscrito y no puede reproducirse aunque haya que hacer esfuerzos, pero cuanto más soltéis más estaréis en esta única verdad. La libertad no depende ni de su consciencia, ni de ninguna otra percepción. Usted pasa a través de todo eso a fin de descubriros en vuestra verdad.

Se trata de una acción colectiva y planetaria multidimensional, con respeto al conjunto de las conciencias, donde quiera que estén. Y ofreciendo de esa manera, por vuestro medio, este espacio de resolución del antagonismo existente entre la consciencia, sea la que sea, y su fuente misma, que no tiene nada que ver con la consciencia.

Ver eso, sea cuál sea la manera de verlo, y de vivirlo o de sentirlo, aporta esta libertad. Aunque no perciba de inmediato lo efectos más allá de la experiencia, aparecerán extremadamente rápido, por el periodo actual que vivimos en la Tierra. Ya no existen puertas, ya no hay velos; hay simplemente los últimos juegos de la consciencia que les permiten encontrarse de nuevo, más allá de todo juego, y anteriormente a toda consciencia.

Usted entonces vive el regreso a la única conciencia que apareció en la creación primordial, y el hecho de encontrarlo de nuevo, hace que dé cuenta de que es más que la Promesa y el Juramento, y que les permite a todos sin excepción, sea lo que sea que opine todavía, este estado último, que es el estado anterior a la creación.

No existen otras posibilidades, usted no puede escapar, y eso debería tranquilizar a los de entre vosotros que todavía no sienten nada o, todavía mejor, que se encuentran en oposición, en confrontación o en contradicción con el hecho de ser anterior a la consciencia.

Hoy, sea cual sea su punto de vista, sea cual sea su vivencia, y aunque esté todavía insertado, si puedo decirlo así, en esta realidad tridimensional de las circunstancias colectivas, no se puede negar, por más tiempo, a la verdad.

Para aquellos de ustedes que no vivan nada, no sirve de nada hacer esfuerzos, sino simplemente contentarse con la noción de Acoger, con paciencia, con dulzura, para vivirlo. Incluso si le parece, al día de hoy, fuera de su alcance o tan lejos de lo que está viviendo. Les recuerdo que, para vivir lo que hay que vivir aquí, no hay mejor emplazamiento que en el que están. Les diría también hoy que el juego de la inteligencia de la luz, a través de vuestro personaje y de vuestras historias, ha creado las condiciones más apropiadas para vivir esto. Y sobre todo, si hoy os sentís excluidos o muy lejos de esta verdad que es única.

Sé razonable, sé dulce contigo mismo, con tu mental, con tu opinión, lo que permitirá soltar toda resistencia, incluso inconsciente, en la vivencia de la verdad y de su instalación. Ved, cada vez se vuelve más simple, nunca hemos estado más cerca. Siempre y cuando sea un momento colectivo o no, que esto esté aplazado en algunos días o semanas, les aseguro que eso no hace ninguna diferencia. No se vean diferentes o anormales, sino simplemente, pensad que vuestra línea temporal, no se ha unido todavía, individualmente al Tiempo Cero.

No proyectéis más ningún aspecto negativo, aunque no viváis nada. Hay que reflexionar sobre el significado de Acoger, y no poner el mental antes.

Respecto al proceso que llamáis la Resurrección Colectiva, no necesitáis de ninguna herramienta, no pongáis ninguna carencia a vuestro personaje, porque lo que pensáis no cambiará nada. Vuestro momento, vuestro instante, llegará por sorpresa, en el instante en que hayáis realizado las citas anunciadas.

Todo se volverá cada vez más evidente, mucho más fácil en ese momento y después.

Ocupaos y no rumiéis ni os desesperéis, sino estad lo más tranquilos posible. Listos para acoger. Hay multitud de hermanos y hermanas capaces de comeros (absorber en uno mismo). Entonces, comeros a la gente alrededor de vosotros y pedirles que os coman también. No pongáis ni tristeza, ni desesperanza, ni interrogantes ante el principio de la acogida. Si usted respeta eso, no existirá lógicamente después de estos 3 días de cita colectiva (es decir los días 8,9 y 10 de julio), ninguna otra posibilidad de no vivirlo. A excepción de los que estén inscritos en una historia, en una nueva edad, que estén esperando a un salvador, o a algo del exterior.

Les confirmo que las condiciones de lo vivido por el conjunto de la Tierra, a partir de mediados de Julio, serán profundamente diferentes. Notareis en vosotros, como en todo, numerosas señales, no de la Resurrección, sino de numerosas señales de un proceso colectivo global que lo abraza todo. Desde mediados de este mes, una vez pasada nuestra reunión colectiva, podréis comprobar una vez más, una forma de aceleración del tiempo y del Evento.

La amplificación de señales de todos ámbitos, en ustedes como sobre la pantalla del mundo, que hará que cualquiera que sea la fecha del Evento colectivo, la Impregnación colectiva del Evento será muy real y cada vez más concreta. Que eso sea sólo por señales, sueños, lo vivido o ciertos estados que les anunciarán claramente, cada vez más, que algo inédito está pasado. Nadie podrá ignorar su vivencia y sus señales, ya estén en su interior, en proximidad, o sobre el conjunto de la Tierra.

Es esta ruptura del equilibrio o de la homeostasis, si prefiere, de la consciencia global planetaria, la que será impactada por vuestra actuación, y es vuestra acción la que de alguna manera precipitará o desenmascarará en ustedes, y tanto en los cielos, como en la Tierra, las señales.

En resumen, estamos en la evidencia, en unos días, ante una transformación muy grande, la Revelación y Resurrección, dando un último impulso al proceso. Podéis constatar también, estando situados en el seno de ciertas ilusiones espirituales, que esto tocará también a esos hermanos y hermanas. La Gracia no está reservada a unos pocos, ni a miles, ni a millones, sino que concierne al conjunto del colectivo de la consciencia.

Independientemente de la alegría de la Resurrección, notará en los primeros días, a pesar de todo, incluso sin vivirlo aún, un viento nuevo. Algo nuevo que viene a satisfacerle o a lastimar sus convicciones, quizás aún falsas.

Todo ello, indudablemente participa en el proceso en sí.

A partir de estos días, todos los medios son válidos y empleados por la Luz y su inteligencia para hacerles redescubrir esta verdad absoluta. Basta con situarse no en la alegría si no la vive, porque esta será artificial, sino en la condición de Acogida, para convertirse en el recipiente, en el receptáculo de este incógnito. Y tenga la seguridad, que en cuanto esta postura muy simple sea aplicada, nada podrá permanecer cerrado, oculto o ausente.

Entonces hoy, de forma real y concreta, es definitivamente vuestra capacidad de Acogida, sin condiciones, la que crea directamente la realidad y la veracidad de lo que siempre ha sido. Ya lo hemos dicho: ya no hay velo ninguno.

Es indiscutible que incluso en las circunstancias más ordinarias, si piensan en poner una noción de acogida o en "comer" al otro o de dulzura por delante de lo que está viviendo en su cuerpo, incluso si fuese verdad y ligado a esta circunstancia, usted va a pasar literalmente en ultra temporalidad y reabsorber lo que se ha vivido concretamente, tanto en el instante como en el pasado y en el futuro, que no existen.

Eso quiere decir hoy, por usted mismo, que más allá de la reabsorción o de la degustación de la esencia del Ser, tiene la posibilidad inmediata, si le concierne, de hacer desaparecer toda influencia del pasado, ya sea ese pasado de hace unos instantes o de cualquier momento que sea. Es decir, que vuestra simple presencia y vuestra simple consciencia por este acto de Acogida y de amor, vuelve posible la resolución en el presente de todas las memorias, como de todo por venir.

Esto apoya La Paz, y en este caso, has podido constatar la acción inmediata, sea cual sea el alcance que podamos considerar tanto aquí, como exterior, por la cólera del otro. Tú no has reaccionado, te ha molestado en el plexo solar y has tenido la idea de absorber esa persona (eso se refiere a un testigo no mencionado aquí, de un hermano que se enfadó con otra hermana por no dejarlo pasar, teniendo pocos artículos en una cola de supermercado).

Usted puede absorber en cada circunstancia del pasado no para retornar a él, sino para suprimir en el instante las consecuencias, sean las que sean de cualquiera situación del pasado.

La resolución de las cicatrices y de las heridas también se hace en la Acogida, en el instante presente. Vais a notar, de aquí a algunos días, esta nueva capacidad. Y no es que vayáis a solucionar algunas heridas o algunos elementos de vuestro pasado, sino que vais a aseguraros de que vuestro instante presente no esté nunca más afectado por heridas del pasado o por cualquier evento venidero.

Por lo tanto, vais a anclar, aún más, vuestra eternidad. Pues en ese instante, ya se trate de recuerdos, memorias o miedos del futuro, vais a integrarlos con vuestra Acogida en el mismo instante presente, y allí, más allá del mecanismo de absorción de la Esencia, vais a ver que podéis absorber en vosotros todos los elementos del pasado o todos los elementos venideros, y transformar realmente vuestro instante. Pero también el pasado y el porvenir, porque lo habéis colocado en el mismo tiempo: el de la Gracia, en el eterno presente de la Verdad absoluta, allí donde no hay nadie, ni ninguna historia. Dicho de otra manera: lo habéis colocado en el Fuego del Amor donde el Acogimiento próximo realizará naturalmente esta alquimia.

A partir de ese instante, cuando empiece o hayáis vivido ya esta alegría, vais va a ver que, sin ninguna voluntad y sin ninguna explicación, podéis hacer desaparecer literalmente de vuestros campos de consciencia y de vuestra presencia cualquier elemento de vuestra historia, ya se trate de una anomalía orgánica, funcional, psicológica u otra. Vais a estar más allá de la Resurrección y de la Alegría de la Verdad, siendo capaces de deshaceros de toda herida activa en el presente —sea del tipo que sea—, sin pensarlo y sin entrar en ninguna explicación.

Lo más importante es la Absorción de la Esencia, pero podéis reabsorber de la misma manera cualquier elemento de cualquier historia. Podéis ver los efectos sobre vuestra vivencia del instante, y eso también concierne a los órganos, las cicatrices, las heridas y las memorias. No se trata de comprender las memorias, sino de fundirlas en el momento presente en este Acogimiento, sin pedir nada en particular, pues el pensamiento opera a través de la Consciencia Crística.

La mayor dificultad —que hemos llamado "los hábitos"— está quizás en vuestra consciencia, en no imaginar incluso en este mundo que sois tan sólo una sucesión de eventos que se desarrollan en el espacio tiempo; es decir, que incluso en el seno de esta dimensión, tenéis que realizar, concientizar y obrar desde el eterno instante presente, sobre todo lo que os aparece en la pantalla de vuestra consciencia.

Si sufrís porque os han abandonado; si pensáis que habéis tenido experiencias en actos desgraciados y pensáis que eso os amarra y bloquea, sólo tenéis que coméroslo para constatar los efectos inmediatos, no sólo sobre la Consciencia, la Verdad o la Alegría, sino también sobre los elementos que alguna vez fueron insignificantes o que alguna vez os contaminaron vuestra vida. Ya no tendrán más ninguna incidencia.

Esto os mostrará de manera formal que no está inscrito ni en el tiempo, ni en el espacio de la persona, ni en la historia de este mundo. ¡Hacedlo y lo veréis! Así que, si queréis, podéis directamente a través de vosotros mismos, más allá del mecanismo fundamental de la absorción de esencias humanas, resolver en el presente —gracias a la verdad del instante presente— todos los elementos que os parezcan aún demasiados presentes, incluso si vienen de un pasado lejano, sea cual sea.

Cuando entendáis y utilicéis ese mecanismo sobre todo y nada, os daréis cuenta enseguida de los resultados casi inmediatos o inmediatos que abarcan todos los ámbitos de vuestra vida. El objetivo, por supuesto, no es el de mejorar el instante, sino liberaros real y concretamente de toda influencia de memorias pasadas o futuras, permitiéndoos comprobar entonces que todo se encuentra en el instante del Aquí y Ahora, en el Corazón del corazón.

Es realmente, diría yo, una nueva posibilidad que nunca ha existido, a excepción de algunos casos particulares, de manera también accesible, permanente y en todo. Desde el instante en que ponéis por delante el Amor y la Acogida también, toda problemática personal del tipo que sea no tendrá que esperar mucho tiempo para comprobar su efectividad. Ya no funcionáis de forma estrictamente lineal; tampoco, por supuesto, de forma unidimensional, aunque no hayáis experimentado nada. Aún debe ser aplicado y debéis poder comprobarlo; no es sólo un pensamiento. Vais a experimentar los cambios. Ya no viviréis el mundo, vuestra historia, vuestro personaje como real, porque la única realidad es este Amor.

Podemos "comer" a las personas varias veces, hasta el infinito. Absorbéis la esencia, a sabiendas de que no vais a lastimar la Esencia del otro; es imposible, pues cada vez va a volver a informar a su campo de consciencia en ese acto. Eso es lo que crea la unidad. Eso es lo que se está generado a través de la Acogida femenina y del Fuego del Amor, en todas las circunstancias, y lo que os permite, de una manera cada vez más tangible, evidente y amplia poder vivir la Verdad que sois.

Lo podéis hacer hasta el infinito. Si os encontráis con una Esencia para saborearla que os convenga perfectamente, la podéis reabsorber a cada rato, pero añadiendo más consciencia, por ejemplo. Lo importante es que el proceso de la Acogida con la absorción se dedique a la degustación, que tome todo el tiempo. Es por aritmética, al nivel de una cantidad, porque la información está accesible en todo. Cuanto más vivís esta información, más se actualiza en el conjunto del colectivo de manera instantánea. Y vais a ver, además, que a lo largo de este período de principio de Julio, vamos a tener cada vez más testimonios no sólo de Resurrección o de lo vivido, sino de la realidad de ese Amor Desnudo; de la realidad de la Acogida y de la Alegría.

Y hoy diría que es la única cosa que es capital. Porque esta cosa capital, cuando es vivida, pone fin a toda espera, a toda proyección, a todo miedo. Y sobre todo, reunifica la sola y única Consciencia. ¡Eso es el Evento colectivo! Entonces os hemos propuesto absorber esencias humanas para empezar, pero ya podéis comprobar que se puede hacer para innumerables situaciones, y que también lo podéis hacer para todo lo que os moleste procedente de vuestro pasado.

No es para explicarlo, ni para perdonarlo, sino es realmente para absorberlo, para disolverlo. No necesitáis, en este caso, la menor voluntad, sino sencillamente la intención. Y eso acontece, casi siempre, sin demora. Lo que quiero decir es que todos los pretextos, todas las ocasiones, todo lo vivido —sea lo que sea— desembocará en muy poco tiempo en el mismo resultado: la Alegría, sea lo que sea lo que penséis, incluso si eso hoy os parece fuera de vuestro alcance, tanto para vosotros como para la Tierra. Pero es la estricta verdad.

Esto os lo ha dicho ya el acólito y os lo repito: se va a volver terriblemente simple. Ya lo es para muchos de ustedes. Cuanto más simple, más ligereza; cuanta más ligereza, más Verdad y menos os pueden molestar, de manera alguna, el personaje, la historia o este mundo. Porque este Amor y esta Alegría lo abarcan todo. Y no sólo la Tierra, como ha sido el caso, sino vuestras miradas, vuestros pensamientos, vuestras palabras y vuestras intenciones.

Pero cuidado con vuestra reacción, pues si entráis en reacción respecto a vosotros mismos o respecto a cualquier cosa sin poner el Amor y la Acogida por delante, vais a experimentar el efecto contrario. Los pensamientos os van a invadir, os van a molestar y vuestro humor se va a revertir. Os bastará, en ese momento, pensar en la Alegría, en el Amor y en la Absorción, eso es todo. Os garantizo que muy pronto, sea cual sea su vivencia de hoy y una vez que lo tengáis claro, entendido y vivido, podréis constatar con soltura que lo podéis poner en acción de inmediato. Y cada vez con más facilidad. Os lo repito: no hay nada más fácil.

Hay personas que me han absorbido miles de veces, pues en cuanto amán, ellos "comen", y cuanto más coméis, más notáis los efectos. No hay ninguna razón para privaros de ello. Cuando lo habéis hecho una vez, lo podéis hacer sin parar, pues es ese movimiento, esa decisión que acoge la que produce el Acogimiento y lo amplifica cada vez más, si lo puedo decir así. Os posicionáis de esta forma, aunque no lo viváis y no lo sepáis de momento, en el instante presente y en el Amor.

Inevitablemente, el Amor se revela y la Alegría también. Si es la primera vez, volved a intentarlo, volved manos a la obra y comprobad la veracidad. También podéis cambiar el menú, si no os conviene. Y no olvidéis que cuando realizáis este acto de Amor de acoger la Esencia de los demás, pensáis que sois dos; los dos lo vivís, incluso los que duermen y no sienten nada. Has transmitido la información y está inscrita en todo el ámbito de la vida del individuo, dispuesta a resurgir en cuanto la Inteligencia de la Luz encuentre para ti las circunstancias adecuadas.

Diría que más allá de eso, no tenéis que preocuparse de nada más; en todo caso, en lo que concierne al Espíritu, pues todo será pretexto y oportunidad de vivir la Verdad, estéis donde estéis y en cualquier circunstancia. Todas las oportunidades son buenas, sin excepciones; incluso en las situaciones que os parezcan más oscuras y más difíciles de vivir. Aceptad incluso en la desesperanza más grande, pues a través de la Alegría existe la oportunidad que se os ha dado y ofrecido para vivirlo. No pongáis vuestro mental por delante, ni vuestro cuerpo, ni vuestra edad o las circunstancias de vuestra vida como un obstáculo para vivir esa Alegría, porque no depende de ninguna circunstancia.

Sólo la persona puede pensar que depende de un instante donde tiene que estar en un momento tranquilo, en un momento donde tenga tiempo o cuando no esté ocupado con sus preocupaciones familiares, financieras o de otra índole. Pero eso es un pretexto, es un falsa coartada. Nada puede molestar, aún menos desde el principio de la Resurrección y el desvelamiento de su Verdad. Digáis lo que digáis, todas las circunstancias, incluso el sufrimiento, aunque tengamos que ocuparnos de ello, son pretextos —como os hemos dicho— y no obstáculos, a pesar de las apariencias y a pesar de los que hoy dicen que están lejos, que su persona no puede desaparecer, que ponen por delante el mental o que nunca lo conseguirán.

Nunca habéis estado tan cerca y más cerca que los que están haciendo planes sobre una Nueva Era cualquiera. Daos cuenta de que nunca habéis estado tan cerca, sobre todo si tenéis la sensación de que es al revés. Es más, aquellos que no esperan nada y que proyectan un porvenir —ya sea de algunos días o semanas— es los que se quedan atrasados, pero vosotros no. Es todo un pretexto, ya sea una enfermedad o sea su mental, o el hecho de decir "no tengo tiempo" o "tengo muchas cosas que hacer". Eso es porque lo tenéis que vivir de esa manera, mucho más que los que, deliberadamente, se sitúan en oposición o en contradicción con lo que está ocurriendo porque les da miedo. Pero vosotros que rabiáis de desesperación en la espera, nunca habéis estado tan cerca. Por otra parte, nunca ha habido distancia, ya lo hemos dicho, aunque quede por vivirlo.

Antes de que habláramos de Esencias, algunos ya consiguieron absorber y han absorbido todo el Sistema Solar y planetas enteros. Pero aquí, puesto que absorbemos, más allá de toda historia, a la Chispa Divina o al Espíritu primordial, absorbed cuando lo sintáis. Si sentís que el mental coge el relevo, u os ponéis en el acto de absorber, o lo hacéis en otro momento. Así es como progresaréis, si puedo decirlo así, en la presencia cada vez más permanente de la Alegría y del Amor, incluso si al principio es un vago alivio que dura algunos minutos. ¡Volved a absorber! Os hace falta una cierta perseverancia; no en el instante, necesariamente, pues es distinto para cada uno.

E insistimos los unos y los otros sobre el hecho de que no hay nada más importante que este acto, porque es el que os conduce directamente a la Resurrección, a la Felicidad, al Amor. Y os diría que cuanto más molestos estáis en vuestra relación con un hermano o una hermana, o en vuestra propia cólera, es cuando podéis encontrar aún más posibilidades; muchas más que en los momentos cuando os encontráis en el Amor, cuando estáis en calma o cuando no existe nada.

Después, lo que os pertenece decidir es un asunto de organización práctica o técnica. Y si salís de ese estado porque el mental vuelve, no importa; retomad la cosa una o diez horas más tarde, da igual. Cambiad de meta o retomad la misma meta. Es a cada uno de vosotros a los que os pertenece hacer vuestras propias experiencias, pero siempre con el sentido del Acogimiento, de "comer" y absorber la Esencia, claro está. Aquí es importante por el periodo colectivo, pero como lo decís los unos y los otros, también podéis absorber relaciones del pasado, del futuro... todo y hacerlo vuestro, lo que os proporciona poder vivir absolutamente todo, real y concretamente, más allá de cualquier mundo.

Eso os lleva a salir de las trampas del ego, de las trampas del orgullo espiritual, de las proyecciones, de las fanfarronadas. Sólo podéis estar en la verdad con eso, y poco importa cuál sea la intensidad del simple consuelo o de la alegría total. Persistid, volved a empezar, si es así como son las cosas. Después del número y la proporción, ajustad la dosis correcta, el tiempo... eso es un asunto personal. Cada uno tiene que encontrar su propio ritmo, mientras que tenga tiempo. Siempre es el primer paso el que resulta más complicado, porque tanto al ego como al ser supuestamente espiritual les cuesta aceptar acoger al otro en sí. Pero ese hecho libera.

Os puede parecer extraño, y ya se os ha dicho y repetido: estamos todos los unos en los otros; nada puede estar separado, a pesar de todas las apariencias. Y es a menudo en la persona que consideráis vuestro enemigo, en la persona que os molesta, donde se encuentra la oportunidad más grande, pues pasáis justamente por encima de esas resistencias. Entonces, aunque sea muy agradable y muy eficaz absorberme a mí y absorber a ABBA o a quien os apetezca, no os olvidéis "comer," sobre todo, a desconocidos.

Y como ya se ha dicho, no necesitáis permanecer tumbados; basta con cambiar de mirada en las circunstancias de la vida, sean cuales sean, y probar la benevolencia, probar esta Acogida. Sobre todo si queréis huir, porque ahí es donde hay más oportunidades. Comprobadlo por vosotros mismos y sólo lo podréis vivir. Del mismo modo que os decía en mi encarnación que mis palabras no podían fracasar, hoy os digo que este acto nunca podrá fracasar para quien sea. No hay más nada que hacer, ni meditación, ni rezar, ni expandir la consciencia, ni viajar... nada. Solamente eso. Todo lo demás, incluso lo que llamáis vuestra vida, se va a convertir en un paraíso, incluso en el bullicio. Sois ganadores en todos los sentidos. Debéis verlo y aprovecharlo.

Lo que la Inteligencia de la Luz os pide —y no os lo pide Bidi ni tampoco ABBA— y tal como, por cierto, muchos de entre vosotros habéis captado por algún lado instintivamente, no se trata de rechazar o de eliminar al que os moleste, sino de acogerlo totalmente. Y ahí desmanteláis el principio de acción y reacción. Ya no puede existir, ya no puede manifestarse, pues estáis en acuerdo y en sintonía con la Matriz y con la Consciencia Crística. Sois ABBA, sois el Cristo, sois quién queráis ser... más allá de toda función y de toda imagen, sois el Camino, la Verdad y la Vida. ¿Qué más os hace falta? ¡Nada!

Entonces no os puedo animar a reproducir eso, incluso si en un primer momento no podéis hablar de verdadera Alegría, sino tan sólo un alivio. Pero cada vez que lo repitáis, os daréis cuenta de que este alivio será cada vez más grande, será cada vez más duradero y, sobre todo, será reemplazado por la Alegría. No puede fracasar, es imposible. Pero claro es tan simple que a todos los espirituales eso les parece imposible. Para todos los que estén inscritos en la persona y que estén apegados a ella, a su historia, eso no parece razonable.

¡Pero sí!, es la locura del Amor, la ligereza de la Verdad y el humor también. Es no tomarse en serio; es reírse, ser respetuoso, pero reírse. Si realmente aceptas intelectualmente que no sólo el otro es tú, sino que es, incluso, más importante que tú en lo que se está revelando en este momento, entonces ¡hemos ganado! Hemos ganado totalmente. No puede haber perdedores.

— Ayer noche durante mi alineamiento, lo saboreé a usted. Entonces mi corazón estaba ardiendo y tenía fuertes dolores en brazos y piernas que me impedían vivir realmente la Alegría. Entonces después del alineamiento, me sentí triste, y esa tristeza me siguió acompañando esta mañana. Me fui a la naturaleza y la comunión con los pájaros, los árboles y las flores, le devolvieron la alegría a mi corazón.

¿Sabes lo que ha pasado ahí sencillamente? Pues que has sentido esos dolores en tu cuerpo, que nos son otra cosa que la anestesia de tu cuerpo, como lo teníais cuando os quedabais inmóviles. Tú has interpretado eso, dime si me equivoco, como una derrota. Pero tenías que pasar por ello; todo eso viene de sentir las energías. ¿Estamos de acuerdo? El que no siente las vibraciones y la energía no puede ser molestado por un dolor ligado a la vibración. Te recuerdo que en la absorción, cuando vives las energías, tú puedes sentir toda la estructura vibral ponerse en acción y, efectivamente, endurecer tu cuerpo y provocarte dolores.

Pero en ese momento, tu mental te dice, "oh là, là, me duele, no he digerido"... sobre todo si se trata de mí". Pero como yo no tengo cuerpo, entonces no hay peligro de ser afectado por componentes de mi persona. Así que es tu mental el que te ha dicho "no lo he visto" o "he tenido dolores", pero es falso. Tu consciencia estaba demasiado en la percepción de los mecanismos, más que en la Vivencia Desnuda.

Entonces no os dejéis abrumar por un exceso de vibraciones, de calor o de dolor o, en ciertos casos, de un mareo, sobre todo en lo que concierne a la absorción o a una degustación de un ser desencarnado. Es lógico, sobre todo para aquellos que experimentan las energías. Pero mira cómo el mental es sutil y astuto, pues aunque viva el fuego del Corazón, los dolores te han sumergido en la tristeza. ¿Me equivoco o no? Tú has relacionado esos dolores con la resistencia, mientras que es sólo el proceso de la alquimia entre tu cuerpo de Eternidad y tu cuerpo físico. Te has anclado tú mismo.

Es el escollo que podéis encontraros al principio, cuando tenéis la costumbre de sentir o bien la energía o las vibraciones. Entonces vais a decir "¡oh là, là! Esto me aprieta los tobillos! ¡Oh là, là! Esto me entumece los brazos". ¡Pero atraviesa eso! No te pares en la percepción energética o vibral. La Alegría está justo por detrás. Sin eso, tú fijas tu propia lucidez y tu propia consciencia en el interfaz entre lo eterno y el efímero, y luego claro, te liberas o no. El mental recupera rápidamente el hecho, de manera solapada. Lo ves, ¿verdad? ¿Es así o no? ¿Puedes confirmar que sientes las energías y las vibraciones?

— No siempre.

Pero aquí en este contexto, has concluido algo falso y ha bastado para cambiar el estado de ánimo. Pero cuidado, no soy digerible para todo el mundo. Puede que tengáis la impresión, incluso conmigo desencarnado, de no poder absorber todo, o que hay una cierta pesadez. No os preocupéis; cambiad de objetivo y ya está. Tenéis todas las consciencias a vuestra disposición. Igual que cuando absorbéis físicamente, no os vais a obligar a absorber lo que no os gusta, ¿no? O a lo que sois alérgicos. Antes de poder absorber todo, hay que absorber lo que es más digerible. Sólo probando al absorber, os daréis cuenta.

Y si te parece que te has quedado bloqueado, como dices, ayer noche, entonces cambia de persona. Pero en ningún caso eso puede ser un efecto secundario o un malestar; es simplemente el interfaz entre la energía y el cuerpo que ha creado eso, nada más. Sin embargo, en el instante en el que te parezca que estás viviendo un fracaso o un dolor, desde ese instante, o si estás triste o tu humor se invierte, es porque estás todavía demasiado reactivo y no proactivo; o porque no estás en la Acogida, si prefieres. En cuanto hay algo que te molesta, reaccionas. En este proceso de digestión, incluso si existen algunos síntomas, no vayáis a interpretarlos, no vayáis a concluir algo así, porque si no, estaréis atrapados. ¿Te ha quedado claro ?

— Sí

[Risas en la sala]

En lo que respecta a la Inteligencia de la Luz, sea cual sea vuestro nivel de percepción y vuestra propia inteligencia, sois ignorantes. Todos somos ignorantes frente a la Inteligencia de la Luz; es evidente. Porque es verdad que, en los primeros momentos, es tan apasionante escuchar esos testimonios y vivir los relatos, que la frustración puede llegar muy rápido. El mental es una emboscada, aunque estéis liberados. Porque para él es una cuestión de supervivencia de la persona; está inscrito en los genes, en el cerebro, por todo el cuerpo. Incluso si habéis vivido la liberación de la persona, seguís sometidos a ello mientras el cuerpo esté presente.

Entonces, por favor, no proyectéis nada. Que lo paséis de maravilla o que, en el peor de los casos, tengáis unas náuseas terribles, no es grave. Eso no quiere decir que hayáis fracasado, sino al contrario. Pero es el mental el que se apodera de ello. Y en realidad, cuando aceptáis eso, sólo puede haber una sonrisa, y nada más. Pero te agradezco tu testimonio y tus sonrisas. ¿Quién se quiere reír todavía con nosotros ?

— En realidad, quería justamente precisar que, bueno, he tenido momentos como ese en dos ocasiones, donde experimentas y donde el mental estaba realmente alejado. Y entonces, en ese momento, no hay ninguna dificultad en hacer lo que queremos, puesto que el mental no interviene y parece que se ha ido lejos, muy lejos, a la periferia. Y entonces nos encontramos en un estado alterado de consciencia o no sé muy bien... pero entonces, como me ha pasado raramente ahora, cada vez que hago este truco de esta manera, donde el mental, queda normalmente agitado y agresivo, me da la impresión de que eso va a fracasar porque...

El mental está programado para ello.

— Sí pero, me digo que tendría que ponerme inmediatamente en un estado modificado de consciencia. Como estoy seguro de que en otros sólo hace falta un clic, y en un clic los vemos irse por dos horas.

Pues yo te aconsejo que absorbas a OMA (Omraam Mikhaël Aïvanhov). Te vas a enterar.

— No, pero le explico simplemente porque hay este acogimiento, quizás con impresión de fracaso.

Lo he entendido muy bien.

— Es decir que, a lo mejor, hay que creerse que se está en un estado alterado de consciencia y que el mental está apagado, o bien, que no funcione. Ahora bien, a lo mejor tenemos que hacernos a la idea, quizás, de que el mental está aquí y da igual.

¡Así es! ¡Justo eso!, pues es la reproducción de la experiencia la que pone fin a la preeminencia del mental. No se trata de luchar en contra, ya lo sabes.

— No, pero yo no lucho en contra de él, porque cuando el mental está desconectado —por no sé qué mecanismo que nunca podré entender, porque no veo por qué se desconecta en ciertos momentos y no en otros... es tan particular, que tenemos el recuerdo y ese recuerdo es seguramente el obstáculo...

¿Entonces qué haces en esos casos? Te he dado la solución: ve a absorber tus experiencias pasadas, justamente con el fin de romper esa costumbre que ha cogido tu propio mental o incluso tu consciencia ordinaria. Tienes que absorber ese pasado, no disolverlo ni explicarlo. Pues justamente con esa absorción y ese acogimiento, vas a romper ese círculo vicioso que describes tú mismo, y que aquí no es un problema mental, sino que es un problema de memoria, que te programa tu instante presente. Lo dices tú mismo.

— Sí, exactamente, sí.

Entonces no es un problema del mental; es un problema de experiencias que han sido vividas y que te han dado a entender eso, y que se reproducen en el presente. No es un problema mental, es un problema de memoria actuando en el instante presente que está, además, ligado a este tipo de experiencia. Entonces, en este caso particular, en vez de absorber a OMA o de reabsorberme a mí, absorbe también las circunstancias del pasado; es decir, la influencia que todo esto tiene en tu presente y en tu mecanismo de consciencia, con el fin justamente, en este caso en concreto, de no estar ya sometido a esas dos experiencias. Ni siquiera podemos decir que sean costumbres.

— Pues no.

Pero como es algo que has repetido como si fuera verdadero, evidentemente lo apoyas sobre experiencias pasadas; sin buscar reproducirlo, sino simplemente a la espera de revivir la misma cosa y en ese instante. ¿Qué ocurre? Pues que el mental despega porque ha hecho lo mismo en las dos experiencias precedentes. Entonces, en este caso, el hecho de acoger esas experiencias pasadas para reabsorberlas te va a liberar instantáneamente. ¡Sólo hacía falta pensar en ello!

[Risas en la sala]

Pues bien, evidentemente, nunca has pensado en ello, porque así estamos hechos cuando somos humanos, y normalmente no lo vemos. Entonces cuando el miedo es un trauma preciso, pues claro que pensamos en ello. Sin embargo, cuando es algo agradable y espiritual, nunca vamos a imaginar que es justamente eso lo que nos está bloqueando. No podéis hacer revivir el pasado, ni siguiera apoyaros en él, aunque sean cosas agradables, porque si no, os inscribís en el pasado y os inscribís en un bucle de recuerdos donde el mental tiene el mejor papel. Y después vas a criticar a tu propia mente, cuando ya no es un problema del mental. ¿Ves la diferencia ?

— Sí, sí.

¡Pues ya está! Y para muchos es así. Aquí no se trata del dolor de la herida, pues es algo agradable. Pero es justo esta cosa agradable que está en el pasado, y que necesariamente vas a intentar comparar en el instante y en lo vivido, lo que te va petrificar. No te va a hacer revivir, sino que te va a alejar aún más. Y eso es válido para numerosos hermanos y hermanas humanos encarnados. Todos tenemos la tendencia cuando vivimos un estado particular, incluso si no está presente en el momento... cuando estamos en la espontaneidad, se va a presentar, y eso crea un punto de comparación que provoca dualidad —del mismo modo que una herida o que un evento traumático— y eso puede ser un efecto bloqueador y petrificante aún más fuerte.

Eso es lo que hay que ver, más que apoyarse sobre un éxtasis y sobre una experiencia pasada del tipo que sea. Es decir que el pasado, ya sea positivo o doloroso, condiciona de la misma manera la libertad de tu instante presente. De modo que, sobre todo, cuando absorbas a alguien, si eso se reproduce, piensa en absorber incluso las cosas sobre las que te has apoyado porque han sido vividas y que te bloquean hoy y que te hacen no estar disponible para el instante presente. Pero esto ni siquiera viene del mental, sino de las memorias y de los hábitos; eso es todo.

— Pero acaba de enseñarnos que podemos absorber episodios pasados.

Pues claro, porque estáis en la ultra temporalidad. Yo pensaba que el acólito os había dicho en sus cuidados especiales lo que hacía: que podía tratar en el pasado y en el futuro. Pero puedes hacer lo mismo, aquí, para ti... no para tratar, sino para absorber esa memoria, esa costumbre. Pero el problema es que el mental o la postura te hace creer que es un punto válido de apoyo para vivir el presente. Es todo. Además, cuanto más bella y más intensa haya sido la experiencia, más te va a molestar hoy. También podrás constatar a menudo que te hace pasar por las mismas vibraciones, por las mismas energías y los mismos estados. Y estás feliz porque te has dicho a sí mismo que lo haces hoy; que entonces esto va a ir hasta el final. Pues no, para nada; ocurre precisamente al revés. Sin eso, ¿cómo quieres ser totalmente libre para la Inteligencia de la Luz en tu presente si las experiencias pasadas te sirven de referencia? ¿Lo ves?

Cuando os decimos que esta Resurrección no puede vivirse más que si os abandonáis, si os entregáis, no es para compararlo con algo vivido, ya sea de ayer o de hace diez años. Y diría que, algunas veces, es aún más molesto trascender una experiencia agradable que una memoria desagradable, porque no hay ninguna razón para pensar hacer desaparecer un momento agradable. Y es, sin embargo, ese momento agradable situado en el pasado el que se activa en el presente, el que os impide vivirlo.

El instante presente tiene que estar totalmente libre, incluso de los eventos agradables del pasado. Y, sobre todo, de las experiencias espirituales de ayer. Por eso insistimos también, obviamente, que si vivís todos los circuitos vibrales, no os ocupéis más de ellos. Tanto la Consciencia Desnuda como el Amor Desnudo ya no necesitan de esos requisitos previos; al contrario, pueden convertirse en un peso y son, de hecho, un peso.

No os encontráis en la linealidad; no os encontráis en una progresión de la energía, de la vibración o de la revelación. Esa es también la costumbre más terrible del ser humano: referenciar siempre el instante presente en relación a un pasado, a lo que es desconocido. Lo hacemos todos. Entonces eso es útil para los datos de este mundo, pero no lo es para los datos de la consciencia; es al revés. Es lo que os digo hoy: tenéis una llave enorme. Esto no habría sido posible antes.

— Dicho esto, incluso en el presente festín, el mental de golpe puede volver y darme la impresión, en un cierto nivel, de un fracaso. Al mismo tiempo, hay una especie de incursión de pequeños avances, de micro-alegrías extremadamente intensas —incluso si son fugaces— que me muestran que poco importa.

Exactamente, pero lo que bloquea, te lo repito, no es el mental, ni, en este caso tu persona. Es sólo tu memoria; únicamente eso.

— No, pero no me bloquea hasta ese punto, porque esos pequeños avances son sin embargo....

Lo he entendido perfectamente, pero harás grandes avances si te comes tus memorias.

— Ya estos avances están bien. Estoy contento.

Bueno, pero te puedo animar, no hay problema. ¡O felicitarte!

— Claro, pero ya es muy interesante.

Será más que interesante cuando ya te hayas comido todo tu pasado. No todo tu pasado, sino los eventos que te implican en lo que vives en el instante presente en referencia a lo vivido. Pero acepta que, aquí, no se trata de un problema del mental. Es sólo un problema de memoria. El ser humano está hecho de esta manera, con esas medidas existentes de preservación al nivel del cerebro arcaico, que ocupa todo el tiempo esa función.

Un niño que pone su mano en una hornilla, no la pondrá dos veces; sabe que quema. Entonces, sus reflejos de preservación en cuanto al peligro, pero también en cuanto al amor y a las experiencias vividas, va a contaminar su presente.

— Pues le agradezco.

También, sois cada vez más numerosos los que, de forma espontánea, coméis vuestro pasado y vuestro futuro. Os recuerdo que lo importante hoy, a nivel colectivo, es absorber la Esencia humana. Y lo podéis practicar en vuestra pequeña persona, de forma individual, independientemente de vuestra citas y de otros temas. Haced esto y vais a ver el cambio, porque en cuanto el instante presente se colorea o despierta algo que ya ha pasado —undéjà vu—, entonces el instante presente ya no es libre. ¡Eso es todo!

Y entonces aquí, debido a las actuales circunstancias colectivas, veréis que esto funciona inmediatamente. Como ya se ha mencionado, no podéis luchar en contra de ciertas costumbres, ni de todas, pero podéis vivirlas y verlas, ¿no? Y en este caso, es un momento agradable. Ni siguiera es una cosa desagradable, pero bloquea de igual manera.

Podemos proseguir.

— Escuchando el testimonio de algunos hermanos y hermanas, he escuchado que absorbiéndote, Bidi, algunos han explotado. Entonces, ¿qué es esa explosión?

¡Una explosión!

[Risas]

¿De qué tienes miedo?

— De nada

También puede haber ruido y hasta puede oler a quemado. Es la verdad. También creo que el acólito os ha hablado de los perfumes, aunque, en cuanto a mí, huele a chamuscado porque es un fuego terrible que puede, efectivamente, explotar. Y por eso os he dicho que yo no era digerible para todos, en una primera vez.

Si queréis evitar que haya demasiados fuegos o explosiones desmadradas, pues absorbed mejor algo femenino, como las Estrellas. Cada uno de vosotros debéis ajustar vuestras degustaciones: probando, comprobando, viendo... Así es, dando palos de ciego. Y aunque para cada uno es distinto, el resultado es siempre el mismo. Pero, una vez más, todos no tenéis lo mismo. Y acordaros: sea lo que sea que penséis al respecto, hoy en día el mental no puede ser un obstáculo. Sin embargo, las memorias, el pasado y el futuro, sí.

Podemos proseguir.

— ¿Cuál es la diferencia cuando absorbemos cosas buenas del pasado, del presente y del porvenir o cuando absorbemos cosas malas?

¿Hablas en referencia a qué? ¿En referencia a ti o en referencia al colectivo?

— Ambas cosas.

A nivel colectivo, todo lo que te sea personal no tiene ninguna incidencia y ¡menos mal! Por otro lado, cuando se trata de una absorción de la Esencia de un hermano o de una hermana, encarnada o no, eso sí concierne al colectivo. Pero, una vez más, cuando absorbes lo que te concierne, sea agradable o desagradable, el resultado es el mismo: la libertad del instante presente. Es decir, que tu instante presente no tendrá necesidad de ser comparado, medido o juzgado por ningunos elementos pasados o futuros, proyectados.

Sin embargo, absorber, por ejemplo, un traumatismo mayor vivido en tu infancia, algo de mayor importancia, crea y realiza una psicoterapia instantánea. Ya no necesitas reflexionar en la causalidad del por qué, del cómo o de recordar esto, sino sólo absorberlo. Sólo os toma dos minutos, y no años o meses de psicoterapia. El objetivo aquí no es realmente la alegría, —ya que no absorbes esencias, sino memorias personales— sino liberar el instante para la alegría. En algunos casos es una cosa previa, si lo podemos decir así, para los que no lo consiguen. ¿Satisfecho?

— Sí, gracias

Perfecto, continuemos.

— Me hace pensar que muchos de entre nosotros deberían empezar por absorber su nacimiento, que ha sido, en muchos casos, traumático.

No necesariamente. La mayoría de vosotros atravesáis eso. Entonces no vayáis a despolarizaros para esforzaros. Lo que sobre todo tenéis que absorber es vuestro pasado. No hagáis una regla general. Para muchos de entre vosotros, el hecho de absorber la esencia del otro va a barrer todo el resto. Estaba reservado en el caso de que no lo consiguierais, pero no perdáis tiempo en querer absorber todo vuestro pasado. No sirve de nada. Lo he dicho para los casos específicos en los cuales tenéis la impresión de no conseguirlo. Pero no hagáis de ello un requisito y aún menos una obligación. He hablado para los que tienen el sentimiento o la vivencia de que no viven nada. Pero si vivís la reabsorción de la esencia, no tenéis siquiera que preocuparos de ello.

No hagáis de ello una regla general, ni un hábito. Ved cómo el mental y la persona intentan servirse de los trucos. He hablado en un caso específico y no para todo el mundo. Todas las memorias no son eficaces en el instante presente. He dicho bien que era a menudo. Los eventos agradables son los más molestos y también las heridas del nacimiento, pero para el noventa por ciento de la gente, no están activas hoy. Sobre todo no os pongáis en contra de lo que acabo de decir, como algo que tiene que hacerse sistemáticamente. Eso, desde luego que no, porque si lo hacéis de esa manera de antemano, estáis ya pensando que vuestro nacimiento o algunos eventos os están bloqueando.

Intentad comer, absorber y acoger a través de todo eso, y es así como es, muy a menudo. Os he dicho que son, sobre todo, los eventos o las experiencias agradables las que os pueden bloquear. Y he explicado el porqué. No vale la pena buscar otra cosa.

Podemos proseguir.

— Absorber a alguien que haya fallecido recientemente y que se haya ido en la ira ¿puede ayudar ?

Sí, claro. Pero absorbed bien la esencia de la persona, no lo dudéis; seguid haciéndolo.

— Buenos días Bidi. Ayer mientras que te saboreaba, fue muy, muy agradable. Había mucha alegría y, entonces, antes has dicho que olía a chamuscado y que podía oler a chamuscado cuando te percibíamos. Y eso, desde hace algunos meses, en la noche hay un olor a chamuscado en la casa, sin razón aparente. Es furtivo. Entonces he pensado que quizás podrías haber venido a verme.

Perfectamente

— Gracias Bidi.

Algunos huelen a rosas; yo huelo a chamuscado. Y vais a ser muchos en decirlo; vais a verlo. Pero es un chamuscado ligero; es innegable, es ligero, pero es eso.

— Pero hay chamuscado y chamuscado: está el cochino chamuscado y la madera chamuscada.

Podríamos decir que es casi como el pollo, pero un poco más sutil. El pelo chamuscado, si prefieres.

— De acuerdo, es una pregunta tonta.

Me encantan las preguntas tontas.

— ¿Tiene usted alguna relación con el maestro Yoda?

¿Qué es eso ?

— Una pequeña rana verde [risas] de la película Star Wars. Es el maestro de los Jedis, que es pequeño, verde y simpático [risas].

No, creo que no.

— Pero ayer hablaste de la película de Star Wars y he tenido la misma visión que él.

Sí, porque Star Wars pone en escena, igual que todas las grandes películas que llamáis péplum o sagas, no sé cómo llamarlas. Claro que reencontráis los arquetipos. Yo creo que ABBA os ha hablado con detenimiento sobre ello. No puede ser de otra manera, porque ha sido programado. Ya lo hemos explicado; no vamos a volver sobre ello. Pero todo, absolutamente todo... no sólo las canciones, no sólo las imágenes o las películas, sino la naturaleza, la vida toda entera sólo os habla de vosotros, más allá de vuestro personaje, porque ya no hay velo. Y todo es pretexto para la Verdad. Todo es pretexto para el Amor, sin ninguna excepción. Ah, ¿esa es la película donde están los malos? Pero yo puedo ser también tanto el bueno como el malo. Son juegos de roles. Recordad: no soy el actor, no soy ni siquiera el espectador. No vamos a volver sobre esto.

— Anoche experimenté el absorber la esencia del Papa Francisco. Fue muy indigesto, pero con una buena dosis de bicarbonato ha pasado.

Ten cuidado, porque la digestión se hace en el corazón; y ahí es la digestión. Vais a constatar que es la rapidez o la lentitud de la absorción la que crea la pseudo-indigestión. Cuanto más rápido entra la esencia, más rápido se reabsorbe en vuestro corazón. Y cuanto más lenta se haga la penetración, más posibilidad hay de pequeñas fugas, que llamas indigestión.

Pero ¿qué idea es esa de irte a comer ranitas como esa? [Risas]. Atención, no absorbáis los personajes; absorbed las esencias. Empezad por la más agradable y, en cuanto estéis aclimatados, podéis atacar a los más duros. Cuantas más exquisiteces comáis, más fácil será absorber comida fast food. Pero no empecéis por la fast food; comeos los mejores trozos antes. Ni siquiera el papa Francisco es comida fast food. ¿Qué es entonces? ¿Es alimento caducado? [Risas] Pues eso es lo que es.

De otro modo, eso quiere decir que, aunque esta esencia sea difícil, es humana, aunque que es profundamente pesada. Pero tranquilizaos; después, todo pasa. No corréis ningún riesgo. Pero, por favor empezad con cosas sencillas: por los hermanos, las hermanas, los amigos... No os divirtáis en digerir las esencias aquí, como lo habéis hecho con los personajes. No es la misma cosa ¿eh? Os pedimos que comáis cosas ligeras con el fin de abrir la vía a la Acogida y a la Absorción a nivel colectivo. Es por eso que os he dicho que, incluso por la calle, incluso sin estar alineados, lo podéis hacer con desconocidos, que serán necesariamente más digestivos que el papa Francisco.

— Si hablamos de Esencia, ¿cómo no es, pues, tan sólo Amor?

Pues porque ciertas esencias están afectadas. El impacto de las vidas y la polaridad del alma ha sido tal, que ha alterado... no de manera definitiva, pero, de hecho, sí ha ensombrecido la esencia. Es por esa razón que he hablado de niños y de desconocidos para la Esencia, más que de grandes personajes. Cuando son personajes, podéis comeros a Yaldabaoth o al Papa, si queréis, con la misma facilidad. Pero aquí estamos en la Esencia. Todas las esencias son Una, lo repito, aunque algunas han estado un poco perturbadas. Sobre todo para los personajes conocidos.

Continuad, ¡vale!

— ¿Qué es lo que pasa si tenemos la intención de absorber a alguien, y es un portal orgánico ?

No te comentaré nada sobre ello. El vacío. Y en cuanto os acostumbréis a degustar, como ya se ha dicho, sentiréis en el corazón lo que os llegue a vosotros. Y en el caso del portal orgánico, no pasa nada. No hay nada que pueda pasar, pues no hay esencia. Entonces efecto cero; no hay trastornos digestivos, no hay alegría, no hay sonrisas... nada.

Os aviso que corréis riesgo también —y que no sanáis— cuando reabsorbéis la esencia de algunos hermanos y hermanas que se están yendo al otro lado, pues pasar al otro lado por una enfermedad o de forma espontánea en la alegría no es exactamente lo mismo. El resultado será el mismo, pero si absorbéis a alguien que está pasando al otro lado, lo vais a sentir un poco como a un portal orgánico. Es como si no pasara nada, porque estos seres han iniciado un proceso de desencarnación, y tanto el alma como el espíritu empiezan a retirarse de su cuerpo dos años antes.

Entonces, para una persona que está en vía de partir, podéis

comprobar en ciertos casos que no hay nada, que ya no hay esencia. Y aquí, claro, no pasa nada. Son más o menos los dos casos en los cuales no corréis riesgo de indigestión, y no tendrá en absoluto ningún efecto sobre vosotros. Ni sobre vosotros ni en la otra persona. Recordad también, como se ha mencionado en un testimonio anterior, que cuando sois comidos sin saberlo, también sentís la alegría. Entonces, cuanto más os coméis entre vosotros, incluso sin saberlo, más felices estáis. Eso es también el proceso colectivo.

— Espere, no entiendo este truco. Si nos vamos todos, los 7 mil millones de humanos, antes de dos años, ¿no deberíamos, entonces, tener cada vez menos de nada?

Para nada. Vosotros estáis totalmente presentes, completamente presentes, en totalidad, con vuestros linajes, con todas las dimensiones. Sin eso no puede haber Reabsorción. He dicho que son, simplemente, los que se están yendo por enfermedad, no por la alegría del Amor y de la Luz.

Podéis continuar.

— Tengo sólo una impresión. Tengo la impresión de que buscamos algunas veces complicar las cosas súper simples.

¡Exactamente! Estamos de acuerdo. Pero bueno, ponemos marcadores no para ti, sino para todos los que se hacen preguntas. Y tenemos que aceptar que, en relación con este proceso que es común y colectivo, no tenéis todos la misma presentación. Entonces, para algunos hace falta poner los puntos sobre las íes y volver a explicar las cosas. No estáis aquí en procesos que se puedan superponer perfectamente, por ejemplo, como una Estrella que siempre está aquí o una Puerta, que siempre está aquí. Estáis en la flexibilidad de la consciencia. Y efectivamente está muy bien. Pero la simplicidad que a ti te parece vivir realmente, para otros no lo es en absoluto.

Porque aquí no es lo mismo cuando hablamos de una Estrella, de una Puerta o de una función. Los puntos de referencia anatómicos no son los mismos. Para el Yoga de la Unidad siempre eran las mismas palabras, siempre los mismos retos para todo el mundo. Este proceso de reabsorción en el que hemos desarrollado ampliamente algo, como dices, es súper simple. Pero es para que todo el mundo lo entienda y para que las preguntas estén resueltas ahora, no cuando se produzca el proceso.

Ya lo veis también, incluso a través de la experiencia y de lo vivido ayer por la tarde por una hermana. Creo que la confusión estaba presente, a pesar de una absorción correcta. Si no distinguimos los casos más improbables y más raros, ¿cómo queréis que se corrijan los posibles errores de apreciación? Para el que lo viva de forma natural no existen todas estas preguntas. Es, efectivamente, tremendamente simple, pero tenemos que abarcar todas las posibilidades.

Cuando se trata de la bendición de un Arcángel, los efectos son muy simples; siempre son los mismos. Pero aquí, en el proceso de la Absorción, la finalidad es siempre la misma, aunque las cargas o las experiencias vividas pueden ser extremadamente diferentes. Y estamos obligados a examinar los diferentes casos y, efectivamente, esos casos diferentes pueden ser complejos para algo que es muy simple. No es el proceso lo que es complejo; son las explicaciones personales. Porque aunque la finalidad sea la misma, lo vivido es diferente.

Lo que no era el caso para la energía o la vibración. Para el Yoga de la Unidad, cuando poníamos las manos aquí, había el mismo resultado o no, pero no había diferencia. Sin embargo aquí podéis ver, a través de los testimonios, que cada caso es particular y diferente para algo que fue simple al principio. Entonces, es indispensable que cada uno tenga en una parte de su cabeza los diferentes casos posibles de manifestación o interacción. Sin eso, corremos el riesgo de que dure mucho tiempo. Imaginaos que tenéis a millones de hermanos abiertos, y porque hayáis sentido un pequeño dolor, pensáis que no funciona e invertís su humor. ¿Entonces cómo lo hacemos? Más vale definir todo esto antes. Y lo siento si esto te molesta. Quédate con la parte más simple.

— ¿Y para aquellos que no se hacen preguntas, a los que se les dice "eres un crío"?

No entiendo nada. ¿Qué quiere decir eso? Si tienes en cuenta la mirada del otro, ¿cómo quieres ser libre? Estás definiendo tu posición frente a la mirada del otro. ¿Eso es lo que quieres decir?

— En absoluto. Se observa que soy un verdadero chaval algunas veces, o como un niño.

¿De quién hablamos ?

— De él.

¿Y qué?

— Entonces, no se hace preguntas.

[Risas]

Es una palabra espontánea, la última pregunta.

— Entonces, en definitiva, ¿dejamos de absorber a las personas y nos dedicamos sólo a absorber las Esencias?

Eso es lo que se está repitiendo desde hace tres días o, incluso, cuatro días.

[Risas]

¿Se pasa la película en la cabeza para reafirmártelo, o qué? Vosotros absorbéis elementos de vuestra personalidad o de vuestra historia. Es un apartado que he hecho, y ha sido largo. Pero en el proceso colectivo, tú absorbes las Esencias. Punto final. ¿A dónde quieres llegar?

— A los procesos particulares de una persona; pero solo pedía una confirmación.

¿Y qué es la confirmación? Porque aquí no creo que hayas dicho la buena confirmación. No olvidamos a las personas, tú persona. Si ella te molesta, tú te la comes en las circunstancias, en las memorias, en las heridas... lo que quieras. Pero en la absorción de la Esencia, no hay persona. Son dos cosas diferentes pero que pasan por la misma vía, ¿He sido claro o no?

— ¿Seguimos haciendo las dos cosas, entonces? ¿Según los casos? Podemos hacerlo?

No, no es según los casos. Para ti, es tu persona, pero cuando absorbes a alguien, nos da igual tu persona y la otra persona. No mezcles las dos cosas. No confundáis el proceso colectivo de la Resurrección colectiva y del Evento que vais a desencadenar y lo que se produce en vosotros cuando no lográis vivirlo, porque hay memorias en las que nos hemos quedado un largo tiempo para explicarlo, porque era importante. Pero no mezcléis las dos cosas, porque no hay uno antes del otro. Hay efectivamente ciertos casos personales, como el que ha sido explicado por nuestro hermano aquí a nuestro lado, pero no podemos hacer de ello una regla general.

— Entonces, de acuerdo, ¿guardamos los dos, según los casos?

¡Para nada, para nada! Si tienes alguna molestia, no te ocupes de otras personas. Hazlo solo. ¿Está bien lo que he dicho?

— Hermanos y hermanas: ¡¡¡Sí!!!

Cuando concierne a un hermano, no vas a meterte en su historia, pues así volvéis para atrás y hacéis como lo hacía el acólito hace dos meses; no tenemos vía de escape. Y os consumís y consumís y seguís estando aquí.

— Pero, ¿por qué hacerlo complicado cuando podemos hacerlo simple?

Exacto. Entonces quedaos sólo con lo esencial de todo lo que se ha dicho en estos tres días. Simplemente hemos sobrevolado casos particulares. Pero no hagáis de esos casos particulares una generalidad. Nunca he dicho eso. ¿O sí lo he dicho?

— Hermanos y hermanas: ¡No!

Gracias. Soy responsable de lo que digo, pero no de lo que entendéis aparentemente, ¿eh?

— Has dicho antes, a propósito del Papa Francisco, que ciertas esencias podían estar un poco corrompidas. Eso no lo entiendo muy bien.

No he dicho corrompido.

— Hermana: No, él no ha dicho "corrompido".

— No entiendo por qué, si hablamos de una esencia divina, puede ser....

Entenderlo o no ¿te va a dificultar lo que hay que hacer? ¿Por qué quieres comprender eso si no lo has entendido?

— Una esencia divina debería de ser incorruptible.

Estamos de acuerdo. Pero mirad las circunstancias de vuestras almas. Esto ya lo explicó Ma Ananda Moyi hace unos años. No vamos, aún así, a volver siete años hacia atrás. Ya no necesitáis comprender eso. Son conceptos, es del mental. No he dicho "corrompidas", he dicho ensombrecidas por el peso del alma. No es lo mismo. ¿De qué sirve entender esto? ¿Para hacer el ejercicio que ha sido explicado a lo largo, a lo ancho y a través? ¡Explí-cad-me-lo!

— No se trata de entenderlo para hacerlo. Sólo quisiera una precisión respecto a lo que has dicho.

Pero es preciso. Nunca he hablado de "corrompido". No es esa la palabra que he empleado.

[Risas]

Tengamos siempre mucho cuidado con las palabras, sobre todo ahora. He dicho que había esencias que eran más digeribles que otras. Es la verdad. Si la esencia está cargada con pesos de almas que están opuestas a la Luz, evidentemente claro que la esencia es incorruptible, pero está cargada con algo. Y ahí puede ser difícil de digerir. Es por eso que he dicho: "digerid a los más simples: a los niños, a los hermanos y hermanas que conozcáis".

— Aquí ya está todo más claro.

Pero es lo que he dicho ya antes. Bueno, creo que ya es la hora de que descanséis un poco. Entonces, Bidi os da las gracias.

— Hermanos y hermanas: ¡¡Gracias Bidi!!

Y seguramente, hasta una próxima vez, pero sobretodo, en vosotros. Y os deseo una buena chamuscada. ¡Hasta pronto!

— Hermanos y hermanas: ¡Hasta pronto!


***

A través de Jean Luc Ayoun
Les Transformations


Traducción al español (directa desde audio): Yoma y Naty
Revisión de la traducción española: Laura
Para el mundo, con Amor.
https://sabesquienerestu.blogspot.com/p/bidi-te-saluda-con-la-paz-en-el-corazon.html


Les Transformations, Wordpress -
Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.


Bodas Celestiales - Madre Universal

Soy La Realidad Absoluta del Ser

Soy La Realidad Absoluta del Ser

Madreuniversalblogspotcomco/

Comentarios