O. M. AÏVANHOV. Parte 2. Septiembre 2017. Con audio.



O. M. AÏVANHOV. Parte 2. Septiembre 2017. Con audio.

AUDIO

https://drive.google.com/file/d/0B-L01Sf-lvSyNTFaMGhtb3liekk/view?usp=sharing



Eh bien queridos amigos, vamos a poder seguir con las preguntas, los testimonios, los sueños, todo lo que queréis compartir.


Te escucho.


Pregunta: es un sueño: estábamos sentados en unos bancos, en una habitación circular; no había ningún techo. A mí lado, un chico con un jersey azul, de unos treinta años, tendría los brazos hacia dos pequeñas chicas que se elevaban hacia arriba. Llevaban un vestido rosa. ¿Tiene algo que decir al respecto?


Aquí, puede ser… pueden haber muchas interpretaciones. No tengo bastantes elementos sobre este sueño porque una habitación circular, una asamblea sin techo con niños que suben, había unas pequeñas chicas, creo. Eh, las dos suben con un vestido de algún color, con otra persona que tiende los brazos para no sabemos qué, verdaderamente no tengo ninguna interpretación que dar a este sueño. Es decir que no veo ningún elemento característico para contar una historia. No veo cuál es la explicación, la interpretación o el simbolismo que puede existir en este sueño con respecto a otros. No hay bastantes elementos. Ahí, es más que conciso, pueden ser muy muchas, muchas cosas, así que en lugar de equivocarme o aventurarme, prefiero pasar esta pregunta.


Pregunta: Rudolf Steiner escribió que Ahriman se reencarnaría al final de los tiempos. Si es así, ¿quién es?


Ahriman era el nombre que fue dado por Steiner, efectivamente, que es uno de nuestros Ancianos más ilustres en el seno de los Melquisedec. Creo que en un momento dado, habrá tal vez que pedirle a él o le pediré la respuesta. Pero… ¿la pregunta cuál es con relación a lo que escribió Steiner? Ah, Ahriman. Sí, Ahriman, si queréis, y ya tuve la oportunidad de hablar de ello, Steiner hablaba muy a menudo de Ahriman y de la leyenda del lobo Fenris, que está presente en los países nórdicos. Ahriman, son las fuerzas de fosilización de la materia. Está ligado y está conectado, diría yo, de manera directa, a lo que fue nombrado el anticristo, es decir el que viene con Cristo, antes de Cristo, y que precede pues a la llegada, no del Cristo manifestado sino del Cristo a nivel cardíaco.

Por supuesto, durante este período, estáis de lleno en la manifestación del que fue nombrado, por Steiner, Ahriman, y sabéis muy bien quién es, pero prefiero que no sea evocado en lo que se va a transmitir a la mayoría de la gente, porque hay un riesgo de que choque a mucha gente, y pienso que pertenece a cada uno el descubrirlo de manera íntima, aunque sé que algunas discusiones que habéis tenido, han evocado muy claramente a este personaje que está a la cabeza de un Estado. No diré nada más porque no sirve de nada hacer que reaccionen unos hermanos y unas hermanas con este personaje que está presente, encarnado. Está encarnado, lleva en él la vibración del anticristo y lo que fue nombrado por Steiner las fuerzas de involución, es decir Ahriman. Son si queréis, las fuerzas de precipitación hacia la materialidad. No tiene nada que ver con las fuerzas llamadas luciferinas de las que hemos tenido muchas veces la ocasión de hablar. Ahriman representa el aspecto involutivo de la fosilización.


Hoy en la superficie de esta tierra todo lo que está ligado a Ahriman está llevado por lo que es llamado el transhumanismo, es decir el hombre aumentado si preferís ‒ yo tendería más bien a decir el hombre disminuido, y profundamente disminuido ‒, es decir paliar con la tecnología y la técnica, las deficiencias tanto de los cuerpos como de la conciencia. Es el paso de un cuerpo biológico a un cuerpo sintético que llamáis informática, así pues un mundo binario llevado al extremo. Efectivamente la encarnación de Ahriman se ha realizado y está presente, lo repito, a la cabeza de un país y de hecho lleva diferentes vocablos que os permitirán encontrarlo si lo queréis. Pero en cuanto a nosotros, y en cuanto a mí particularmente, no sirve de nada nombrarlo.


Es un principio, si queréis, llevado por un individuo y, diría yo, sostenido por muchos individuos que están todos comprometidos con la falsificación que calificaría de última de la naturaleza y de la biología, es decir la desaparición de la sexualidad hetero (es decir ligada a un sexo natural), y reemplazada por cualquier tipo de desviaciones. El objetivo último de esas fuerzas es la fosilización de la biología y el encierro de la conciencia en el seno de un mundo de silicio, no unas vibraciones de 5ª dimensión, sino que en vuestros ordenadores y en vuestros circuitos impresos de silicio, simplemente. Pues lo dejaré así sobre este personaje, pero efectivamente, nuestro venerable Steiner hizo, cuando vivía una descripción perfecta, que os invito, si sois curiosos, a leer o releer.


Pero acordaos que en el mundo moderno, independientemente de Ahriman o de la leyenda del lobo Fenris, lo que observáis, es la progresión inexorable durante este final de los tiempos, de la noción de transhumanismo, de hombre aumentado, pero también de perversión de la sexualidad que calificaría de natural y normal. Pero no puedo decir nada más sin violar la libertad de algunos que se adhieren a estos principios sin saber lo que se esconde detrás. Siempre es lo mismo, sólo veis las apariencias; veis, en algunos casos, las ideas y los conceptos, pero lo que está ligado al sistema de control del mental humano, no veis la arquitectura, por así decirlo. Y es preferible así de momento.


Otra pregunta.


No hay más preguntas escritas y antes de las preguntas orales, una hermana desearía evocar su sueño.


Entonces te escucho.


Pregunta: tuve este sueño hace dos semanas. Me encontraba en una especie de metro. No había puertas. Había mucha gente…


Eh, cuando hablas de metro, ¿son los pasillos o el tren, en el metro?


Pregunta: el tren, sin puertas. Había mucha gente pero no distinguía a nadie porque todo estaba en la penumbra. Ninguna luz en las estaciones, ningún color ni ninguna forma. Estaba cerca de una salida…


Y reconociste el metro el olor tal vez… O el ruido.


Pregunta: quería salir cada vez que el metro se paraba y alguien que me acompañaba, que no distinguía, me dice: «No salgas todavía no hemos llegado.» Estaba impaciente por encontrarme con dos personas en el aeropuerto. Llegamos allí. Las personas nos esperaban y no las veía, seguían en la penumbra. Una de ellas me pregunta qué ropa llevo y le digo que tengo una chaqueta y una falda negra con una blusa blanca.» Me giro hacia la otra persona y veo a una mujer con mucha luz, con los cabellos negros, con un magnífico rostro, que llevaba una capa azul claro resplandeciente. Ella me dice: «Vamos a darte otra ropa». En ese momento empiezo a bailar y a tararear: «Voy a ser azafata». Una gran felicidad me invadió y me desperté.


Pues hay muchos simbolismos. Por supuesto los medios de transporte, el tren, y luego el avión, significan simplemente un paso, una travesía, para ir de un lugar a otro, como con todos los medios de transporte. Pero aquí, no es tu coche, no es pues tu vehículo sino lo que nombraría un vehículo colectivo. Tal y como lo expresas perfectamente el tren, el subterráneo, es decir el metro como has dicho, está en la penumbra. Este tren en la penumbra, donde hay unas citas, te permite llegar cerca de un avión, de un aeropuerto. Y entonces tienes pensado cambiar de medio de transporte, pero el avión despega sin ti. La persona de mucha luz que está allí, que es una alegoría o una representación de María, simplemente por la ropa, te propone cambiar de ropa con el fin, como lo has dicho, como lo has contado, de despegar.


Pues es el paso de la oscuridad a la luz. El paso de lo que es subterráneo a lo que es aéreo, es el paso de la tierra al aire, es el paso de lo que es nombrado la 3ª dimensión, al Éter de la 5ª dimensión. Pues asististe a tu propia liberación. Al sobrevenir este sueño durante el período actual y de hecho lo habéis visto, la tonalidad de los sueños que escuchamos desde el principio de este encuentro, ya no tienen a priori nada que ver con los sueños que fueron presentados por ejemplo en Junio. Pues todo esto si queréis, y veréis que hay también, independientemente de los testimonios, cada vez más sueños que van en el mismo sentido, que atestiguan, de una manera u otra, vuestra propia liberación.


Y de hecho estás muy feliz de salir de esa penumbra y de encontrarte con esas personas, de cambiar de ropa para poder despegar. Pues llevas tu vestido de Eternidad, cuando antes en la penumbra llevabas una chaqueta que era negra, como dijiste, y por debajo llevabas algo de color claro, ¿de acuerdo? Pues, la persona está representada por esta chaqueta negra, María te propone una ropa nueva, más clara, que va a permitirte liberarte y en tu caso personal, poder ascender. Es decir, en resumen se te ha enseñado el paso de la oruga a la mariposa, acompañada por María que por su Llamada, por su voz, por su Luz ‒ o una de las Estrellas ‒, por su Presencia, te aligera y te anuncia tu propia, no liberación en este caso, sino tu ascensión. Es lo que puedo decirte al respecto.


Entonces pasemos ya a los hermanos y a las hermanas que quieren expresarse, dar testimonio, o preguntar o cualquier otra cosa. Estoy a vuestra disposición. Aprovechadlo mientras sea posible hacer preguntas.


Pregunta: una mañana, voy a abrir la puerta de entrada de la casa, tiendo el brazo izquierdo y en ese momento me digo que no es mi brazo, ¿de quién es? Y oigo otra voz que me dice: «si, es mi brazo». Me ha ocurrido muchas veces por la mañana en cuanto necesitaba mi brazo izquierdo.


Oh, puede ocurrir. En tu caso es el brazo izquierdo, pero puede ocurrir con cualquier otra parte del cuerpo. Acordaos tenéis el cuerpo físico que está allí y tenéis también el cuerpo de Etreté. Y a veces la conciencia pasa al cuerpo de Etreté como forma y movéis un brazo que no es vuestro brazo habitual, es el otro brazo que se mueve. Pero dudo mucho que este otro brazo haya podido abrir la puerta de momento.


Pero termino, estáis… si preguntáis a vuestro alrededor a los hermanos y a las hermanas, vais a constatar que sois muchísimos. Por ejemplo estáis tumbados en vuestra cama, sentís que vuestras piernas se cruzan, miráis y, vuestras piernas están descruzadas. Igual para los brazos, porque son las partes más periféricas. Está llegando a la cabeza. Y es así cómo se hace la transición del cuerpo efímero al cuerpo de Eternidad en el momento de la liberación final. Pero algunos de vosotros están tan cerca, incluso antes de la Llamada de María y de los 132 días, que tenéis esta capacidad nueva en cuanto vuestra conciencia usa el vehículo de Etreté, de Eternidad, en lugar del vehículo físico.


Pregunta: gracias, he creído que me volvía loca.


No, no, es algo que es extremadamente frecuente, basta con informarte a tu alrededor. Entonces a menudo no es el brazo entero, es un segmento. Tenemos la impresión de que el miembro no está en el sitio donde lo sentimos. Y sentimos algo más que se mueve, efectivamente es raro, como si, en tu caso, tuvieras cuatro brazos. Entonces imagínate cuando vayáis a tener dos cabezas. Es algo que va a pasar en el momento de la Llamada de María y después de la Llamada de María.


Os había explicado que por ejemplo en los Círculos de Fuego, tendréis unos hermanos y unas hermanas que tendrán su cuerpo físico, otros que tendrán el cuerpo físico y el cuerpo de Etreté visibles, y otros que sólo tendrán el cuerpo de Etreté. Pero no hará ninguna diferencia. Es un cambio de banda de frecuencia, si queréis un cambio dimensional, donde la conciencia ya no está en un terreno de juego sino que está en otro terreno de juego. Por supuesto para el ego esto se llama la muerte, pero sabéis muy bien que no es la muerte y que la muerte no quiere decir nada. Habéis tenido bastantes testimonios de experiencias del otro lado de las puertas de la muerte durante estos veinte o treinta últimos años pasados, que es muy difícil para los escépticos ahora el encontrar unos argumentos para contradecir estas experiencias totalmente verídicas y que viven cada vez más hermanos y hermanas, independientemente de toda situación de urgencia o de muerte. Y lo que describes aquí es el paso de la conciencia a tu nuevo vehículo, que es el cuerpo de Etreté.
De hecho si estás atenta, por supuesto, no tiene la misma densidad y tiene más precisión, va a afinarse poco a poco, vas a tener la sorpresa de constatar que este doble, en cierto modo, no es verdaderamente tu doble porque tiene una estructura que le es propia. Y puedes encontrarte, no sé yo, con cuatro dedos, con siete dedos, porque si no eres de origen estelar humano, puedes encontrarte en tu mundo de origen aquí mismo, antes incluso de ir a explorar, después de los 132 días y del asa-planeta final tu mundo de origen. Así que no os preocupéis, podéis efectivamente sentir cuatro brazos, dos cabezas, dos troncos, e incluso podéis sentir unas alas en la espalda ahora, para algunos de vosotros, eh, no todos, depende de dónde vengáis.


Pero puede ser efectivamente muy sorprendente cuando ocurre las primeras veces. Pero estoy sorprendido porque es mucho más fácil vivirlo, sin quererlo, estando tumbado. Pero tal y como tú misma has dicho, fue al despertarte, pues todavía no habías reintegrado totalmente tu conciencia en el cuerpo de carne físico que conoces habitualmente.
Pregunta: ¿cómo hacer la diferencia entre el cuerpo etérico y el cuerpo de Etreté?
Pues el cuerpo etérico no puede desplazarse independientemente del cuerpo físico, es muy, muy raro. Sabes muy bien que cuando hay una salida fuera del cuerpo, es el cuerpo astral el que sale. Es tal vez posible, venga, pero es extremadamente difícil salir en tu cuerpo etérico, porque el cuerpo etérico está directamente anclado, a través de todas las células de tu cuerpo a tu cuerpo físico, lo que no es el caso para el cuerpo astral y sobre todo para el cuerpo de Etreté. Pues no puedes equivocarte. Aunque tengas la costumbre de sentir tu cuerpo etérico, me parece muy difícil mover un miembro etérico, cuando un miembro del cuerpo de Etreté se mueve sin ninguna dificultad.


Además no es en absoluto la misma calidad de energía, de vibración y de percepción. El cuerpo etérico es una vibración extremadamente lenta con relación a la vibración del cuerpo de Etreté. El movimiento de hecho, realizado con el miembro, como en la pregunta anterior, del cuerpo de Etreté, da un sentimiento totalmente inhabitual de ligereza. Si tuvieras la posibilidad o la capacidad de poder mover tu cuerpo etérico sin el cuerpo físico, no hablo de ningún problema, por ejemplo, de desajuste del cuerpo etérico, o del cuerpo etérico no encarnado por ejemplo, aquí hablo verdaderamente de un movimiento independiente del cuerpo etérico con relación al cuerpo físico y no del movimiento de este cuerpo o del aura, si prefieres, eh.


Pues el cuerpo de Etreté os hace percibir no la energía que circula, no una vibración, pero tenéis realmente y concretamente la impresión de que vuestra conciencia está inscrita en otro cuerpo y es la verdad. Lo que no es el caso para el cuerpo etérico. La diferencia de percepción, de sensación y de vivencia, no tiene estrictamente nada que ver. Y de hecho, la hermana que hizo la pregunta anterior puede confirmarlo, si ella también siente su cuerpo etérico, puede decir que lo que se ha movido, no es su etérico, es evidente.
Ella lo confirma.


Eso es. La diferencia de densidad, de vibración si queréis, no tiene nada que ver. Como os lo había explicado y que fue explicado muchas veces antes de las Bodas Celestes, no hay que confundir la energía vital, el Prana, el Qi, como dicen los orientales, con el vibral o la Citta. Habéis tenido numerosas intervenciones que os han permitido hacer la diferencia intelectualmente y a través de vuestras vivencias. Pero por supuesto algunos individuos, no hablo de ti, tienden a mezclar alegremente el vital y el vibral y no tiene nada que ver. No hay que confundir el vibral con la energía que circula, es estrictamente diferente. El plano de Etreté es una estructura de resonancia y no de circulación. Cuando sentís el etérico, sentís (o en un chacra etérico), sentís la energía circular; en el cuerpo de Etreté, es una resonancia, no es una circulación. Esto es muy importante a vivir, la diferencia, no se pueden confundir los dos.


Pregunta: a veces uso mi brazo físico de péndulo.


Es el cuerpo etérico que usas de péndulo.


Pregunta: a veces también no uso mi brazo físico y simplemente observo mi brazo etérico.
Ah sí, entonces dime lo que observas. Vamos a reírnos.


Pregunta: cuando uso mi brazo físico hago como si estuviera muerto y observo sus reacciones, y cuando uso lo que pienso es mi brazo etérico es más o menos igual excepto que mi brazo físico no se mueve.


Pero lo que se mueve es la circulación de la energía en el cuerpo etérico, pero no puedes decirme, por ejemplo, que puedes rascarte la cabeza con tu brazo etérico, no es posible.
Pregunta: no, no lo consigo.


Claro. Porque es matemáticamente por así decirlo, imposible. Puedes efectivamente sentir en la percepción energética, sentir unos picores, unos hormigueos, la circulación de la energía, ahí tu conciencia está en el etérico, pero es imposible desenganchar, por así decirlo, el cuerpo físico del cuerpo etérico mientras estés vivo. Puedes movilizarlo ligeramente. De hecho, hay unas anomalías a nivel de este cuerpo etérico cuando está desajustado en un lado, o en el otro, hacia arriba o hacia abajo. Ahí la gente que siente la energía, los hermanos y las hermanas la sienten.


Aquí lo que describes está típicamente, efectivamente ligado a la percepción de tu cuerpo etérico, pero este cuerpo etérico no tiene estrictamente nada que ver con el vibral. Y sé que adrede, o no adrede, muchos hermanos y muchas hermanas confunden todavía el vital y el vibral. El vital circula, el vibral resuena in situ. Es una onda estática. No tiene nada que ver con la circulación de la energía por los meridianos o por los nadis, que puede darte efectivamente una sensación de entumecimiento del cuerpo físico y de parestesia o de hormigueos que recorren el brazo, pero no es por esto que hay un desplazamiento del cuerpo etérico. Es tu conciencia la que ha pasado al etérico, pero puedes seguir soñando con poder mover tu brazo etérico. No es posible. Si sientes un segundo miembro que se desplaza, que cambia de sitio, ¡eh!, de lugar, ahí, es el cuerpo de Etreté. Y a veces el cuerpo astral, pero eso se acabó.


Pregunta: creía que la conciencia estaba anclada al cuerpo físico.


Ah sí, ¿y los viajes fuera del cuerpo, cómo llamas esto, los viajes en Etreté, la experiencia fuera del cuerpo, la experiencia de muerte inminente? Es justamente a partir del momento en que dejas de estar identificado a tu cuerpo que la conciencia puede relajar la identificación al cuerpo. Es en ese momento que la percepción de la energía, en un primer momento y del vibral, así como de los chakras y los circuitos vibrales de Luz en el interior de las Puertas, de las Estrellas y de los canales vibrales, se manifiestan, pero no antes. Sin embargo, en cuanto tienes acceso a tu cuerpo de Etreté puedes viajar, pero la gran diferencia, con relación a lo que es nombrado el cuerpo astral, cuando sales en el astral, sales de tu cuerpo, da igual si sales por la cabeza, por los pies o por algún chacra, pero sientes que algo sale, estás en otra densidad, y sobre todo no pierdes conciencia del entorno. Ves tu cuerpo, ves la habitación, en el cuerpo astral.


En el cuerpo de Êtreté no hay ningún interés por este mundo dimensional en el cual está inscrita tu conciencia. En cambio da acceso a tu interior como a las demás dimensiones que están también en ti, un estado, un cuerpo que no tiene nada que ver con el cuerpo físico, el cuerpo etérico o el cuerpo astral, ya que os lo recuerdo, independientemente de las especificidades que son tomadas según el multiverso explorado o la dimensión explorada, donde la forma del cuerpo de Êtreté es plástica y se adapta al entorno, el cuerpo astral no puede escapar de la Tierra. Así que todo lo que es visto en el astral es una ilusión. El problema es que muchos espiritualistas, muchos de la nueva-era confunden los dos, y los Arcontes lo alimentan maravillosamente.


Ya tuve la oportunidad de explicarlo, cuando tenéis una experiencia de muerte inminente, y encontráis, para un cristiano a Cristo, para un budista a Buda, para un musulmán a Mahoma, y para un adepto de Krishna a Krishna, todo esto son unas carcasas vacías, son unos hologramas creados por los Arcontes. Incluso el Cristo que aparecería diciéndoos: «Tienes que regresar a tu cuerpo, no has acabado tu misión», son unos mentirosos. Entonces por supuesto que aparece como amable, libre, pero es el astral. El verdadero Etreté, la verdadera Luz, está al otro lado de la luz, es decir al otro lado del Sol. Mientras os quedáis en el astral estáis presos de este mundo.


Pero desgraciadamente y lo sabéis, como hemos disuelto, gracias a vuestra ayuda y a las diferentes radiaciones de la Fuente, del Ultravioleta, del Sol, y de Sirius, se despegó primero el astral del cuerpo etérico físico. Luego el astral empezó a disolverse, y observáis que hay cada vez más hermanos y hermanas que ven y perciben el astral que está en fase de desaparición y lo identifican con la Luz. Pero es mentira, no es la Luz. E incluso cuando veis saliendo de vuestro cuerpo, atravesáis un túnel y vais a encontrar a un hijo que murió, a vuestros padres que murieron, por supuesto siempre más guapos y más jóvenes, o un supuesto un ser de Luz, no es la verdad, son unos mentirosos, son los Arcontes que siguen manipulando estos planos.


Entonces por supuesto os lo dije, hemos hace mucho tiempo, en la época del Día de todos los Santos, no sé si fue… 2010, disculpadme, desde que la Logia negra de los pseudo maestros ascendidos fue liberada, los Arcontes ya no pueden intervenir de manera tan sistemática a nivel de los hologramas que son proyectados cuando salís del cuerpo. Sabéis la diferencia entre el vibral… la Luz está en la forma, en el astral la Luz es reflejada al exterior de la forma. Y esto lo que nombrais “aura” cuando estáis encarnados y que tenéis esta capacidad a ver las auras, sólo veis el astral. El vibral no tiene nada que ver con todo esto. Y es una trampa enorme para aquellos que tienen unas sensibilidades fuertes, el confundir los dos. Y de hecho sois muchísimos, no aquí sino que en algunos movimientos, en algunas organizaciones, en algunas creencias, en engañaros.


No es porque veis a Cristo o a María, incluso con vuestros ojos de carne, que es Cristo o María. Y cuántas apariciones mariales han engañado a niños presentándose como una bella dama, pero que no era María, era un holograma; son unas tecnologías que son usadas por los hermanos oscuros. Veis como es fácil engañar al ser humano, incluso a nivel de los mundos sutiles. La gran diferencia, una vez más, y sobre todo hoy, no necesitáis ahogaros en los detalles de unas vibraciones, de una energía, de unas resonancias o de unas energías que circulan, sino que ¿cómo estáis en vuestro corazón, veáis lo que veáis, pase lo que pase? ¿Estáis en la plenitud, en este instante presente, en esta Felicidad, en este silencio y en esta Paz? O bien estáis en otra cosa, el miedo o la exaltación que no os conduce a ninguna parte, si no es a engañaros.


Acordaos, fue explicado de hecho creo que tú estabas aquí durante todos estos años. Hay una diferencia fundamental entre lo que es la Luz y lo que no es la Luz. En un ser de Luz, la Luz está en el interior de la forma. En los mundos astrales y en los mundos ilusorios, en las proyecciones arcónticas, bien evidentemente ellos no pueden hacer que nazca la Luz en una forma proyectada, así que la Luz, en los mundos sutiles aparece al exterior de la forma. Y de hecho tenéis unas representaciones iconográficas de estos seres, como los maestros ascendidos, que se presentan siempre con unas bellas coronas doradas alrededor de la cabeza. Pero esto amiga mía es mentira. La verdadera Luz está en el interior, no se irradia al exterior, y entonces hay una diferencia de percepción, y de visión, que es extremadamente importante.


Intenté ser rápido y claro. Pero esto fue explicado, creo que fue por, no el Maestro Ram, fue hace muchos años, fue explicado antes de las Bodas Celestes, pues no fue por el Maestro Ram, no fui yo, bueno, pero en todo caso fue ampliamente evocado. De hecho acuérdate de lo que dije, en cuanto vivís una vez la Teofanía de manera completa, o de manera permanente, ya no podéis estar engañados por nada, lo que no es el caso para aquellos que sienten la energía y no pueden hacer la diferencia fundamental entre la energía vital y el vibral. El vital está amputado en este mundo, lo sabéis, lo comentamos acerca de la luz oblicua y del eje de la falsificación a nivel de los ejes bien-mal y de los ejes de la cruz mutable a nivel de las Estrellas, que conectan las Estrellas de dos en dos.


Pero tengo que decir que hoy y tal y como lo he repetido desde el principio de la tarde, todo esto ya no os sirve de nada. Es muy simple: estáis en paz, estáis felices, o no lo estáis, y esto a cada minuto de vuestra vida. Es tan simple como esto. Y como hacéis el yoyó, ya no en la cabeza ahora sino que entre la verdad del corazón y la ilusión de este mundo de manera cada vez más importante, cada uno a vuestro nivel y según vuestras herramientas de percepción, la diferencia es muy fácil de ver. No hace falta conceptualizar o suponer algo. El corazón es el corazón, el vibral está ligado a la Luz auténtica, y esto ocurre aquí. Es un estado perfecto, un estado alineado si quieres, pero no alineado a las fuerzas etéricas, a las fuerzas ahrimanianas o luciferinas, sino a lo que fue nombrada la matriz crística, o si prefieres, el Espíritu del Sol, es la misma cosa.


Otra pregunta. U otro testimonio, porque los testimonios son importantes, no para mí sino para todos los hermanos y las hermanas que los lean o los escuchen. Porque viene directamente de vosotros que estáis encarnados y no de unos viejunos como nosotros.


…Silencio…


No hay ningún testimonio, entonces sigamos con las preguntas.


…Silencio…


¿Os habéis ido todos al Silencio?


Pregunta: He preguntado sobre mi brazo izquierdo y me han hablado dos voces. Una dice: «este no es mi brazo; es el brazo de otro» y la otra que dice: «sí, es mi brazo». Esas voces…
Pero, querida hermana eso se llama el niño interior. Así de simple.


Pregunta: Eran dos voces. ¿Tengo dos niños interiores?


La tuya y la del niño interior, o entonces no he comprendido nada.


Pregunta: ¿La persona y el niño interior, entonces?


Eso es. Eso es todo. Había comprendido que había tres: tú y otras dos y eso se volvía muy complicado. Así lo entiendo mejor. Y, además, todos vosotros habéis experimentado eso, quizá no oyéndolo como voz. Hablo de intuición o empatía, hablo… a veces oís una voz, una frase que se forma, una idea, un pensamiento que os parece, no curioso ni anormal sino diferente. No tenéis por qué oír voces, a menudo se manifiesta en forma de ideas o pensamientos. Y sois muchos los que habéis llegado a captar la diferencia entre la expresión de la persona y la expresión verbal de la Palabra creadora, el niño interior y lo que hemos llamado la co-creación consciente, el Femenino Sagrado. Por supuesto, eso puede plantear problemas al principio, porque te dices: «soy dos dentro de mí» o también: «de dónde viene esa voz», pero es tu voz.


Recuerda que hay superposición, un cara a cara de lo efímero y de lo Eterno. Eso se hace por las percepciones de las Puertas, de las Estrellas, de los chakras, de los circuitos vibrales. También se consigue por la Paz, el Fuego del Corazón, el fuego Ígneo en el corazón o en la Corona radiante del corazón, o también por la Onda de Vida o el Canal Marial, poco importa, pero eso proporciona en un primer momento una sensación de ser dos. Pero afortunadamente, eso no dura. Es simplemente ese proceso; no es únicamente el cuerpo de Etreté sino la voz de tu eternidad.


…Silencio…


Os preciso que durante vuestros silencios mientras encontráis algo que decir, yo lo aprovecho y nosotros lo aprovechamos para dejar que se realice la Teofanía.


…Silencio…


Vamos a lograr que se duerma toda la asamblea o se despierte, a elección.


…Silencio…


Pregunta: ¿Hay una forma especial de elementales, en Córcega?


¡Ah! Córcega es una isla, sí, está en Francia. Ellos no quieren ser franceses, pero está en Francia de todos modos. ¿Cuál es la pregunta?


Pregunta: ¿Hay una forma especial de elementales?


Yo creo que no. ¿Por qué queréis que…? hay especificidades conocidas que dependen de los pueblos de la naturaleza. Por ejemplo, un elfo que vive en un geiser en Islandia o en otra parte. Un hada… lo mismo que nosotros los seres humanos, estamos marcados por nuestra cultura, nuestro entorno, aunque solo sea la ropa o incluso los rasgos, según las diferentes razas presentes en la Tierra. Es lo mismo para los pueblos de la naturaleza. Pero, ¿qué has visto o qué quieres saber en relación con esto? Porque yo digo que no hay diferencia si no es dependiendo del medio ambiente, pero no porque sea una isla de ese país o de otro país.


Desde luego, los pueblos (te corto dos segundos) de los elfos, son mucho más frecuentes en unos entornos que en otros; eso es seguro. Lo mismo que los gnomos y todos los pueblos de la naturaleza. Ahora bien, ¿a qué quieres llegar con esto?


Pregunta: Nosotros conocemos a los elfos, los gnomos, las ondinas, los dragones, los silfos, ¿existe algo más?


Hay algo más en todas partes, no solo en tu isla. Por ejemplo, tenéis cruces entre los elfos y los arcángeles llamados “elfángeles”. Tenéis otros pueblos de la naturaleza que calificaría de mucho más raros, exóticos si preferís, pero no dependen de un territorio especial. Ellos son mucho menos…, mucho menos numerosos, pero no hay especificidades para un país. Hay especificidades según el entorno y el medio ambiente que hay en Córcega, no es único, aunque esa isla pretenda ser única.
…Silencio…


¡Eh! Aquí nos destilan las preguntas a cuenta gotas.


Pero eso está muy bien, porque lo que debe pasar, pasa. Incluso y, sobre todo, en el silencio. Entonces escucho otra pregunta.


Pregunta: Cuando me levanto por la noche en la penumbra, a la altura de los ojos aparecen dos círculos de luz que no me impiden circular pero que cambian mi visión. No sé cómo expresarlo.


Comprendo muy bien lo que quieres decir. Como tú mismo dices, sucede de noche cuando te levantas para hacer algo o ir al baño o algo más. Lo que ocurre entonces -recuerda lo que dije antes en una pregunta anterior-, es que tienes la posibilidad de vivir el cuerpo de Etreté, no únicamente por el aspecto vibral de las Puertas, las Estrellas y los circuitos vibrales sino directamente por la transferencia de la conciencia a una zona de un miembro. Figúrate que ocurre lo mismo al nivel de los órganos sensoriales, es decir que tú ves a la vez a través de tus ojos físicos y al mismo tiempo a través de tu cuerpo de Etreté, pero que no son ojos realmente. Y así da efectivamente la impresión cuando abres los ojos y te desplazas en la penumbra, primero que no es como de costumbre, es como si hubiera una estructura; luego que la oscuridad no está vacía y además da la impresión de ver a través, como dices, de un anillo de luz que está colocado alrededor del ojo. Esto también es típico del cuerpo de Etreté.


Pregunta: ¿Y eso ocurre también de día?


Eso significaría que estás mucho más avanzado de lo que es posible. Recuerda lo que dije hace poco tiempo, que cuando vosotros… después de la Llamada de María vais a ver a hermanos y hermanas que pasean con sus dos cuerpos, el cuerpo físico, todavía presente, y el cuerpo de Etreté. No hay ya necesidad de estructuras intermedias porque, os recuerdo que la Llamada de María pone fin al llamado “cuerpo causal”. El cuerpo causal es el cuerpo de encierro de los Arcontes, e incluso los chicos malos os han dicho siempre que la liberación de este mundo es la quema y destrucción del cuerpo causal, es decir, el alma, como decimos. Pero obviamente, no os permiten vivirlo porque os llevaría a algo más.
Es lo que está sucediendo hoy y lo comprobareis también a través de otros sentidos. Aquí tenéis hermanos y hermanas que sienten olores. No es una capacidad de sentir los olores místicos. Por ejemplo tenéis un olor a flor, un olor a café, un olor a pan caliente, olores que no existen y que son realmente sentidos. Eso no es una capacidad de vuestro olfato, son vuestros sentidos espirituales vinculados a la activación de las doce Estrellas y por tanto los doce potenciales espirituales que permiten vivir eso. También está vinculado al cuerpo de Etreté. Es posible con lo que veis, y no hablo de las rejillas, por ejemplo que veis por la noche encima de vosotros, sino que podéis ver Presencias incluso a pleno día ahora, independientemente de los pueblos de la naturaleza.


No se trata de que vuestros ojos vean el infrarrojo o el ultravioleta. Eso es también, pero como es de día no veis el círculo de luz alrededor del ojo, aunque algunos veis zonas como…, ¿cómo decís? No es un resplandor, sino como una claridad de fondo que se hace en el ojo y se da, con frecuencia, un arco de círculo hacia el exterior. Eso ocurre a pleno día y efectivamente como dices, puede suceder en esos casos. Experimentáis vuestro cuerpo de Etreté y por supuesto, con el cuerpo físico que está todavía presente, por lo que no está totalmente libre. Os recuerdo que algunos de vosotros recibiréis lo que se ha llamado pomposamente “enseñanzas” y también las claves Metatrónicas durante los 132 días, si estáis en los Círculos de Fuego o en otra parte.


Así que todo lo que describís, os anuncia y os confirma en el interior de vosotros que cambiáis de paradigma, sin hablar del fin de los tiempos o del cambio dimensional. Estáis descubriendo otra realidad que de momento os parece intangible, pero que en un momento dado, se volverá mucho más tangible que el mundo material que os parecerá una pesadilla, un mal sueño o algo, un poco como cuando llega la mañana, os despertáis después del sueño y recordáis que habéis soñado. Será lo mismo con el cuerpo de Etreté, y lo que os parece ser un sueño, son las encarnaciones que habéis tenido en este mundo, así como vuestra última vida. Os despertaréis verdaderamente en la Llamada de María que restablece la conexión a la Eternidad, o al final de los 132 días.


Pero ya muchos de vosotros comenzáis a vivir esos procesos de oír una voz -que es tu voz, pero dices “soy dos”-, de sentir el brazo, oír cosas, ver otras cosas, sentir olores y a veces palabras que salen de vosotros y no son las acostumbradas según vuestro modo de expresión, palabras no incongruentes, no desplazadas, sino diferentes a las de vuestro vocabulario. Todos lo habéis constatado y eso aumentará. Es así como salís de la Ilusión. No es un proceso violento. Solo es violento para el que está enganchado a esta dimensión, a la materia; es violento para aquellos que tienen todavía creencias en la mejora de este mundo, pero para la mayoría de vosotros e incluso para los que no han vivido lo que habéis seguido desde hace más de diez o veinte años, lo vivirán también.


Por supuesto que no tienen las respuestas, pero eso no importa, ellos saben que todo marcha bien porque sienten lo que pasa en su pecho y que su conciencia no es la misma. Y ese estado nuevo es reconocido por lo que él es, es decir, la Verdad que viene a desmoronar todas las ilusiones, todas las creencias, todos los comportamientos vinculados a la historia de vuestra vida, de vuestras vidas y de este mundo. Es exactamente lo que estáis viviendo antes incluso de la Llamada de María. Todo eso es la acción del Fuego Ígneo, la Inteligencia de la Luz y la acumulación de las partículas adamantinas ahora, de forma cada vez más rápida y más extensiva por todas partes de la tierra.


Pregunta: En 1982 estaba en una meditación de grupo, sentado con las piernas cruzadas. Yo estaba de frente y en un momento dado sentí que mi cuerpo en el interior estaba girado con un ángulo de 90º.


Bueno, eso es un proceso de descorporación. Muchos hermanos y hermanas que salen en el astral o en el Etreté siguen el mismo proceso, pero en el Etreté hay lo que se llama un basculamiento en el que se tiene la sensación de girar dentro de sí mismo en 90º. Pero ese giro en el interior de sí, de 90º, ya sea a la derecha como a la izquierda es vivido realmente por la persona y solo conduce a mundos de la Tercera dimensión disociada, a lo que llamáis mundos paralelos. No son mundos donde sois libres, son líneas espacio-temporales que exploráis y la característica de eso es sentirse girado a 90º a la derecha o a la izquierda en el interior de sí. Por tanto eso no tiene nada que ver con la percepción de un cuerpo fuera, como se ha descrito al principio, es en el interior de ti donde pasa eso. No es lo mismo.


Pregunta: Un sueño. Estaba sentado en una tumbona de madera en una habitación donde había una intervención de Bidi. En un momento la tumbona se lanzó contra la pared de enfrente…


¿Qué?


Pregunta: La tumbona.


¡Ah!


Pregunta:  Al tener los pies delante estos chocaron contra la pared y retrocedí con la tumbona. Me encontré en medio de la habitación, tranquilo. De repente la tumbona retrocedió y me encontré en el primer sitio. Dentro de mí había como un enorme tifón y fui lanzado a la oscuridad, dentro de mí.


¿Es un sueño? Así que la tumbona se desplaza sola hacia delante, vuelve a su posición inicial contigo siempre encima y después, lanzado, como dices, a la oscuridad. ¿Es así?


Pregunta:


Y tú estás en el interior de una casa o de una habitación, no en el exterior. Si hay una pared es que estás en el interior.


Pregunta: Es como un aula.


Correcto. Por tanto hay primero un movimiento hacia delante, por lo que dices, y la tumbona se mueve, no tú. Ella te mueve, es la tumbona la que se desplaza.


Pregunta: Sí, así es.


Y en un momento dado hay un retorno a la posición inicial; después un movimiento hacia delante y un movimiento hacia atrás.


Pregunta: Un retorno al centro de la habitación.


Al centro, y desde allí lanzado o aspirado, como dices, a la oscuridad.


Pregunta: Si; después de haber vuelto a la posición inicial.


Lo he entendido. Es correcto. Aquí has experimentado… primero observa que estás en posición, como dices, tranquila, sobre una tumbona, por tanto en reposo. El cuerpo está en reposo. Ese cuerpo en reposo se desplaza. Obviamente tú atribuyes el desplazamiento a la tumbona que se mueve, pero ese desplazamiento ha nacido de ti. No se ha originado en la tumbona, o se trata de una tumbona muy especial, pero la habrías descrito con más detalle; ese no es el caso. Enseguida hay un movimiento hacia delante, un movimiento hacia atrás y una parada en medio. Es decir es el momento en que aceptas estar tranquilo, como dices, sean cuales sean los movimientos de tu cuerpo, aunque te parezcan anormales, porque es una tumbona que se desplaza, pero de hecho eres tú el que desplaza la tumbona. Dices que eres lanzado, “lanzado” es tu palabra.


Pregunta: Sí.


A la oscuridad. Es decir que ahí no estás sometido al movimiento y accedes en el sueño, a lo que es la Eternidad. Eso no quiere decir que tenga una traducción en tu vida hoy, o en este momento, sino que te ha sido mostrado lo que has llamado el movimiento de la materia cuando estás tranquilo, es decir, en posición distendida, pero ese movimiento se detiene después de un retorno al equilibrio, se puede decir, en medio. Tú estás en medio de una habitación sin que puedas especificar nada. Eso quiere decir que estás en medio de ti mismo. La casa, una habitación, el coche, es vuestro cuerpo. Y allí, ¿qué es lo que pasa?  Eres lanzado. Es decir, que habiendo encontrado el reposo, la tranquilidad y habiéndose parado el movimiento, puedes entrar fuera del tiempo, es decir el tiempo cero, el Absoluto, la Infinita Presencia. Por supuesto, si es algo que sucedió hace mucho tiempo, porque no recuerdo que hayan hablado del momento en que pasó…


Pregunta: Hace dos meses.


¡Ah!, es reciente de todos modos. Así que coincide. Porque si hubiera sido hace veinte años, evidentemente la calidad de la conciencia actual, colectiva e individualmente, no sería en absoluto la misma, por lo que como ocurrió hace dos meses, en pleno período de verano en que habéis vivido todas esas Teofanías, se puede decir que esta inmovilidad te permite trasladar -sin querer; eso se hace naturalmente-, tu conciencia, pero no describes el fin, simplemente el sentimiento de ser lanzado. Es decir, que estando en posición inmóvil te mueves hacia delante, hacia atrás y al centro y en ese momento pasas a tu eternidad. No hay Luz, no hay referencia, simplemente, como dices, “soy lanzado a la oscuridad”. La tumbona no sabemos qué es, así como la habitación, porque no ves nada en ese momento, ¿no?


Pregunta: Sí.       
              
Es efectivamente eso. En ese sueño se te muestra tu liberación.


Pregunta: Buenos días abuelito.


Buenos días abuelita.


Pregunta: ¿Por qué es tan difícil para mí quedar instalada en mi corazón?


Porque, como dices, “para ti”, el corazón no te concierne, es decir, que la forma en que pronuncias esta frase nos das a entender que quieres controlar tu corazón. Eso estaba bien cuando había subidas vibratorias, la activación de la Onda de Vida, el Canal Marial, las Coronas radiantes y todas las estructuras vibrales que se activaron, pero como os he dicho siempre, en esta época se ha elevado vuestra conciencia para permitir la instalación del cuerpo de Etreté, pero después el cuerpo de Etreté debe abandonar cualquier atisbo de voluntad personal. Como dijo Bidi de muchas formas, no puedes buscar tu corazón, solo puedes abandonarte a él. Así que aquí también debes cambiar de punto de vista. No se trata de que controles, como con la energía vital o para hacer un cheque sobre un talonario; se trata justamente de “no hacer nada”, abandonar toda voluntad, lo que permite que el corazón sea instalado definitivamente.


Desde el momento en que hay voluntad, hay proyección de la conciencia: desde el momento en que hay un propósito ponéis una distancia entre vosotros y la Verdad.
Por eso se os ha hablado de la “acogida”, de la pereza, de dejar actuar a la Inteligencia de la Luz. Porque todos nosotros lo hemos hecho, incluso yo, cuando estaba encarnado; cuando uno vive una experiencia de Luz, como yo viví muy joven frente al Sol, solo se tiene un deseo, volverlo a vivir. Y perseverábamos con la voluntad, con ascetismo espiritual, ayunábamos, no comíamos, utilizábamos cristales, danzábamos para tratar de trascender a la persona. Hoy tenéis que ser perezosos. Ya visteis hace unos años al maestro chino Li Shen que os facilitó la danza del silencio. Hoy ya no necesitáis bailar para estar en silencio. Sobre todo debéis no desear nada, no esperar nada y estar listos para lo inesperado.
Así que no hay nada que pueda ser ejercido por la voluntad, nada que pueda ser ejercido por la persona; se trata de la desaparición de la persona. No es una meditación, es lo que se llamó una alineación y ahora, las Teofanías; eso es todo. Pero tan pronto como ponéis vuestro granito de sal de la voluntad personal es porque habéis vivido la experiencia y la veis de vez en cuando y decís: “bueno, estaría bien que me quedara así”, ya está hecho. Lo principal no es hacer que trabaje la conciencia sino su posicionamiento, es decir: “yo no soy este cuerpo, no soy esta historia, no soy lo que está sucediendo. Soy lo inesperado”. En ese momento abandonaréis sin querer inconscientemente todo proceso para proyectar o exteriorizar la conciencia, y vuestra conciencia recuperará su fuente, es decir, el corazón y no el ego.


Así que, ¿por qué no se vive eso con más frecuencia? Porque detrás de tu pregunta, hay una voluntad, una forma de vivirla, pero ya no es la voluntad la que os libera ahora, es justamente el cese de toda voluntad, el cese de la búsqueda, el cese de los protocolos, ejercicios, salvo que sintáis una necesidad urgente de ello, pero debéis ser liberados incluso de eso. Os he dicho que vivir la Eternidad no es meditación. La meditación, incluso la más perfecta os alejará siempre del corazón. Ella va a dirigiros a los fenómenos de visión, de percepciones, que nada tienen que ver con la Eternidad y es así como durante milenios muchos meditadores han sido engañados por las fuerzas invertidas, es decir, el astral y han tomado vejigas por linternas.


Porque hoy vivir el corazón por la intensidad de la Luz, requiere desaparecer de sí mismo y no querer fijar el propósito de estar en el corazón, de meditar. Todo lo que tenéis, os tiene y todo lo que ponéis como objetivo os aleja de dicho objetivo. Realmente es un mecanismo habitual de la conciencia, pero que hoy debe apareceros más claramente. La Luz es evidencia, es simplicidad, no es ni búsqueda espiritual, ni meditación, ni oración. Es un estado de evidencia. Ese estado de Evidencia aparece a plena luz del día, dadas las circunstancias actuales -no lo habría dicho hace diez años o incluso cinco-, aparece en el momento en el que dejáis ir, es decir, no sois este cuerpo, no sois un karma, no sois esta historia ni esta profesión, no sois vuestra edad, no estáis en la tierra, pero estáis completamente presentes en el Aquí y Ahora. Es decir que os habéis demostrado a vosotros mismos a través del juego de la conciencia, que no dependéis de vuestro cuerpo, de vuestras historias, ni de nada. Es lo Inesperado.


Estad preparados para lo imposible e inesperado, solo eso es cierto, pero mientras creáis dirigir o controlar eso se aleja de vosotros. Aunque hayáis experimentado gracias a las técnicas anteriores, por las subidas vibratorias, por ciertas piedras que activaron el Canal Marial o la Onda de Vida, las experiencias del corazón, hoy insistimos es profundamente diferente. Por eso también el discurso es diferente, porque las condiciones ambientales no tienen nada que ver con lo que era durante las primeras efusiones del Espíritu Santo hace treinta y tres años, lo que se produjo durante las Bodas Celestiales hasta el 2012 o unos años después, y lo que ha existido desde este año especialmente.


Es una conmoción total. Ha cambiado el marco de referencia, el marco de vida, de funcionamiento, el vehículo, la conciencia y el mundo. Solo el ego espiritual cree que la vida se hará muy agradable en este mundo, que los chicos malos serán arrestados, que las guerras van a detenerse y que los extraterrestres los buenos por supuesto, desactivarán las bombas nucleares. Os equivocáis si pensáis eso. No habéis tenido en ningún momento acceso a vuestro corazón si pensáis eso -y no hablo del corazón en la idea o en la cabeza, estoy hablando verdaderamente del Corazón del Corazón, de la Infinita Presencia, de la Morada de la Paz Suprema-, porque desde que lo habéis vivido una vez no podéis seguir todas estas quimeras y todos estos trucos pasajeros. Volved a estar presentes, humildes, en la Infancia de Aquí y Ahora, porque en la espontaneidad y en la inmediatez tiene que vivirse vuestra eternidad.


Hemos llegado al final del tiempo asignado.


¡Ah!, el tiempo que me habéis dado.


Sí.


Correcto. Bueno, de todos modos, como he dicho, volveré al final, siempre para responder a las preguntas y también para decir algunas cosas que no tenía que decir hoy pero que sí podré en unos días. Así que os deseo, qué se yo, un buen almuerzo o cena o lo que queráis. Portaos bien. Todas mis bendiciones os acompañan y no olvidéis ser verdaderos y perezosos.


Hasta pronto, mis hermanos y hermanas.


Texto original en francés con traducciones al español y portugués. Audios, Videos.


Bodas Celestiales - Madre Universal


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Soy La Realidad Absoluta del Ser


Madreuniversalblogspotcomco/